.

.

Translate

Nota: Está prohibida la republicación, copia, difusión y distribución de mi novelas en otras páginas webs.

sábado, 21 de agosto de 2010

Capitulo 8: Banquete.


Capitulo 8: Banquete.

Cruzamos la oscuridad junto con el vampiro foráneo hasta que nos detuvimos frente a una doble puerta de madera oscura.
Rodeé a Joe con mis brazos, aterrorizada por él.
–Confía en mí, estaremos bien. –susurró Joe en mi oído. Sentí como acarició mi mandíbula con su nariz.
El vampiro abrió pórtico y nos hizo señas para que nos adentráramos al salón cargado hasta los topes de más lobreguez. Los tres ingresamos en el cuarto y el esplendor de las velas parcamente caía sobre nuestros cuerpos dibujando sombras en las paredes y el suelo. El no muerto que venía con nosotros permaneció del lado de afuera y se cercioró de cerrar las puertas luego de que estuvimos dentro. Mientras mis ojos se habituaban a la etérea luminosidad y al calor confortable del contexto, vi la figura de una mujer de pie en el centro del espacio, ella vestía una túnica negra y un velo que recubría su cabello abundante. Sus ojos eran grandes y relucían con un fulgor tétrico. Pero tras ese manto aterrador capturé la mirada apacible y efusiva de una madre.
La madre de Alan.
–Hijo. –dijo la dama saltando de improviso como si justo ahora hubiese notado nuestra presencia. Ella abrazó a Alan, él le devolvió el abrazo gustosamente, con auténtica devoción. El velo de ella resbaló hacia atrás exhibiendo su rostro, y observé el atisbo de miedo en su expresión–. Estaba tan preocupada! Pero ahora estarás bien.
–Cómo dices? –preguntó Alan desasiéndose del abrazo.
–Estarás bien. –suspiró ella–. Alan, han llamado por ustedes. Los Ravenwood, han ordenado que no les hicieran daño, ustedes tienen su protección.
Alan se vio estupefacto y petrificado.
–Cuál de los Ravenwood, madre? –dijo él.
–Jonathan Ravenwood, él ha dicho que los liberen, que ustedes tienen protección. Sabes que tu padre no puede intervenir mientras tengan protección. Y tú ya no perteneces aquí.
Alan asintió y luego nos miró a ambos, a Joe y a mí.
La Sra. Black hizo un movimiento circular con su dedo índice y después nos apuntó a cada uno de nosotros. Nuevamente todo el suelo se movió bajo mis pies, mi panorama se hizo borroso e impreciso, y bamboleándome caí en el frío suelo de mármol golpeando mi cabeza contra un sofá.
Casa.
Alan apareció allí de pie, firme como piedra, Joe sólo se tambaleó un poco sobre sus pies y agitó su cabeza aturdido.
–Oh! Hogar dulce hogar. –exclamó Joe complacido y risueño–. Bien, estoy hambriento, sediento y me duele hasta el último hueso de mi cuerpo.
Algo que se asemejaba a una manada de caballos se auscultó vadeando el pasillo. Nina y Adolph, ellos acudieron galopando hacia nosotros. Puse mis manos en mi cabeza mientras mi vista se ajustaba a la claridad del día que se filtraba desde las ventanas. Joe me levantó del suelo con un movimiento veloz.
Nina corrió a los brazos de Alan ellos se abrazaron durante minutos, ella no llevaba ninguna cabellera postiza ésta vez, tenía su melena rubia desordenada cayéndole en la cara, ni siquiera usaba maquillaje y estaba vestida con un camisón blanco y una sencilla falda de tela. Adolph suntuosamente se mantuvo erguido escudriñándonos con incredulidad y escepticismo en la cara.
–Volvieron, volvieron. –gritó de felicidad Nina al tiempo que besaba las mejillas de Alan, lo mismo hizo con Joe y luego me abrazó con fuerza.
–Volvieron. –La entonación que aplicó Adolph casi era una pregunta–. Cielos! Están bien?
Entonces supe que quizás él había perdido las esperanzas, hasta yo lo había hecho. Pero ahí estábamos, de vuelta y casi íntegramente ilesos.
–Yo estoy bien. –Respondió Alan–. Joe necesita algunas horas para reponerse del todo de las heridas, pero creo que estará bien. Sólo necesitamos una profunda y larga sesión de sueño y un poco de sangre fresca, y creo que hablo por los tres.
Joe y yo asentimos con la cabeza afirmando. Me sentía agotada, sin fuerzas y exhausta.
–Cómo se supone que los dejaron libres? –sondeó Adolph.
Nina corrió a toda marcha hacia la cocina y la vimos desaparecer a la velocidad de un rayo.
–No vas a creer esto. –Soltó Alan–. Jonathan Ravenwood ha llamado a mi padre y le pidió que nos liberaran porque, nosotros, supongo que todos nosotros, tenemos protección. No sé qué tipo de protección, pero aquí estamos. Y esto me parece muy extraño, porque fue el mismo Edmond Ravenwood quien le dijo a mi padre dónde encontrarme.
–Hay algo muy extraño en todo esto. –masculló Adolph.
–Lo sé. –dijo Alan desplomándose en el sofá.
Joe besó mis labios, el sabor de su boca era tan celestial que podía hacer que flaqueara en ese mismo instante. Había estado muchas horas codiciando sus labios, y aunque también estaba hambrienta y cansada lo único que me pasaba por la mente era dormir con él a mi lado y abrazarlo tan fuerte como podía. La sensación de saber que podía perderlo aún estaba doliéndome, en mi pecho, en mi garganta y en mi corazón.
Nina volvió andando, en sus manos sostenía tres de esos termos que disponíamos para almacenar sangre, nos los entregó y yo bebí con urgencia. Sangre, el sabor me hacía recordar a un corazón humano latiendo bajo mi cuerpo, a el sentimiento placentero de mis colmillos hundidos en la suave piel, la sublime sensación de degustar las emociones de la persona mientras engullía su sangre y su pecho dejaba de palpitar entre mis brazos. Eso podía trasladarme a otra dimensión, la sangre era más que un alimento, era como una droga.
Sentí que regresaba a mi cuerpo cuando la sangre se agotó y recipiente quedó vació. Relamí mis labios para catar los residuos de sangre que chorreaban. Los chicos me miraron atónitos ante mi sed descontrolada.
Con una llameante y flagrante sonrisa Joe se acercó y lamió mis labios con un beso sustancioso y jugoso, eso sólo hacía que mi cuerpo se sofocara y se avivara igual que el fuego del infierno.
–A mi parecer, ésta noche debemos celebrar. –apuntó Nina que venía con una bandeja de galletas para nosotros–. Hay que celebrar toda la noche que todos estamos bien y estamos juntos, no?
–No puedo estar más de acuerdo. –expresó Joe poniendo unas tres o cinco galletas en su boca y peleando de forma juguetona con Alan y conmigo para ser el primero en comer.
Él me hizo cosquillas, no pude evitar arrojarme al sofá encogiéndome de risa. Joe robó las últimas galletas y yo no había probado siquiera una. Entonces él se aproximó a mí con una galleta de chispas, la acercó a mi boca y me la dio.
Chocolate, chispas de chocolate. Era delicioso al paladar.
–Hmm… –manifesté–. Están deliciosas.
–También tú. –me dijo Joe.
Me atraganté y me sonrojé, todos rieron.
Cuando Joe se tumbó a mi lado en el sofá saltó poniéndose de pie al instante y siseando de dolor.
–Quítate la camisa, Joe. –le dije como una orden.
–Oh! Linda, quieres abusar de mí?
–Joe! –discutí.
Me puse de pie detrás de él y emprendí a levantar su camiseta desde atrás. Como lo imaginé tenía heridas abiertas aún en su espalda, eso a ciencia cierta tardaría un poco en sanar. Se veía realmente mal. Joe se tensó cuando dejé al descubierto su piel magullada, tostada y marcada.
–Tengo algunas heridas para curar. –dije en voz baja inspeccionando su espalda.
Después de hacer lo posible por la espalda de Joe caí rendida ante el cansancio y me quedé dormida junto a él en el sofá del salón.
Fui despertada horas más tarde por ruidos de voces y autos. Había una grácil luz plateada en mis ojos y un olor a sangre inquietante. Abrí los ojos, las luces estaban encendidas, Joe ya no estaba a mi lado, las puertas estaban abiertas, la noche irrumpiendo por las ventanas.
–Sí, puede poner eso allá atrás junto a la piscina. –le estaba diciendo Nina a un par de hombres que estaban en casa levantando una mesa de pool.
–Y eso déjelo por aquí. –le ordenó Alan a otros dos hombres que alzaban un equipo de sonido de tamaño monumental.
Miré por la ventana, había un camión aparcado en frente. Adolph le estaba entregando dinero al hombre que conducía el vehículo y Joe estaba a su lado.
–Qué es todo esto? –pregunté mientras me incorporaba.
–Eh! Hola! –Dijo Nina sonriendo y meneado su cabellera roja con risos–. Adolph ha decidido gastar un par de dólares para divertirnos ésta noche. Deberías verlo, hay una gran mesa de póker y uno de esos videojuegos para bailar.
Adolph y Joe volvieron y los tipos del camión se marcharon. Nina encendió la música poniéndole todo el volumen. El hip hop vibró en mi pecho e hizo retumbar mis oídos.
Nina comenzó a bailar, ella tenía en sus manos una copa de algún coctel, su vestimenta era igual de sensual que siempre, su cuerpo se contoneaba de manera seductora, ella era en definitiva la reina de la seducción. Tan fuerte y armada de valor que en ese estado parecía que nunca se la vería llorar.
Había vodka, cerveza, whisky, cocteles y billar. Los chicos encendieron el gran televisor pantalla plana en el canal de deportes donde daban un juego de los Yankees, y entonces había palomitas de maíz de mantequilla y nachos con queso.
Me senté en el regazo de Joe sobre el sillón, él llevó su vaso a mi boca y bebí de su trago, de lo que parecía ser alguna mezcla de licores y soda. Me reí al percatarme de que todos estaban un poco ebrios. Eso si era una locura.
Besé a Joe, en sus labios, sus labios pillaron los míos, tenían un refinado sabor a vodka. Él me besó de manera salvaje, su lengua recorrió mi boca de forma ardiente. Me chupó, me mordió y me lamió los labios con arrebato. Su rostro estaba sonriente, sus manos me acariciaron la espalda y los hombros.
Desenfrenada besé su cuello, él gimió entrelazando sus dedos en mi cabello.
–Te amo. –me dijo rebuscando el botón de mis vaqueros.
Enardecida y sin aliento besé sus labios y lo detuve.
–Lo sé, también te amo, pero ahora no, Joseph. No en público. –le comenté.
–Quieres ir a mi habitación? –me preguntó en el oído mostrándome una sonrisa maliciosa y saturada de picardía.
La música estaba silbando en mi cabeza fuertemente, en lugar de responder sonreí, me levanté y bailé para él. Él se puso de pie precipitadamente y se enganchó de mi cintura, empezó a bailar conmigo. Sus manos en la parte baja de mi espalda apretujándome, su cuerpo moviéndose contra el mío, sus labios rozando mi cuello con caricias, sus piernas entrelazadas en las mías, me hacía sudar y entrar en calor. Un ardor tan déspota y férvido que parecía insoportable. Rodeé el cuello de Joe ansiando desnudar su cuerpo, tocarlo, saborearlo.
Me tomó dos segundos desasirme de su abrazo, me alejé para desabrochar los dos primeros botones de mi camisa, estaba acalorada y encendida. Joe dio un paso hacia adelante para acorralarme, lo empujé de forma coqueta.
–Ven aquí, chiquilla atrevida. –él me sonrió al decirlo. Esa sonrisa retorcida con colmillos.
–Atrápame, bebé. –le devolví la sonrisa mientras me separaba de él con movimientos seductores.
Adolph se aproximó hacia mí y rodeó mis hombros con su pesado brazo.
–Mis chicas no deberían estar bailando así cuando hay tres hombres medio borrachos cerca. –dijo Adolph. Él solía tratarme como su pequeña hermanita menor.
–Vamos Yankees! –exclamó Alan con un grito, se encontraba de pie delante de la pantalla gigante y sujetaba un vaso pequeño de cristal con alguna bebida con hielos.
De rondón Nina estaba peleando por el control de la TV, Adolph le subía el volumen a la música y Joe quería atraparme y encerrarme en su habitación. Cosa que no me molestaba para nada, tal vez me agradaba un poco la idea, o tal vez me agrada mucho. Me escurrí más de una vez de sus brazos de forma traviesa. Amaba la sonrisa que tenía esbozada en la comisura labios, amaba su loca mirada endemoniada que me hacía creer que quería comerme, y yo no protestaría si ese fuera el caso.
–Deja de seducirme de esa manera, preciosa. –me dijo él–. Eso es un gran error cuando estoy tan hambriento.
–Qué harás? Me morderás? –espeté fingiendo inocencia.
Joe me tenía rodeada, hice un movimiento para hacerle creer que daría un paso a la izquierda pero salí por su derecha, él giró y sujetó mis caderas lúcidamente.
Maldición, era muy rápido.
–Probablemente. –contestó Joe asintiendo.
Le saqué la lengua. Él tomó mi rostro, lo atrajo de manera veloz hacia el suyo y chupó mi lengua. Hice un gesto de asco, pero en mis adentros se sintió tan picante y ardiente que incluso estaba mareada.
–Eres desagradable. –proclamé ocultando mi timidez.
La gran alerta de mentiras se activó en mi cabeza. Él, desagradable? Sí, claro.
Él bajó la cabeza para besarme y, desdichadamente, llamaron a la puerta, justo cuando sus labios se acercaron a los míos.
–Yo voy! –pidió Joe.
Desagraciadamente se separó de mí para ir andando hacia la puerta.
–Henrie? –dijo Joseph cuando abrió la puerta. En su tono de voz pude advertir su risa.
–Oh! Hola, José. –respondió la voz de Jerry.
Pude sentir como Joe fruncía el ceño.
–Es Joseph, idiota. –Gruñó Joe y posteriormente activó su voz encantadora–. A qué viniste?
–También vine a celebrar.
–Angelique! –Gritó Joe sin girarse y sin apartar su vista del paisaje–. Tu pequeña mascota quiere unirse a nuestra fiesta. Y ha traído a todos sus amigos que respiran.
–Ni lo piensen. –Intervino Adolph–. No quiero hacerme responsable de todos los humanos que mueran ésta noche y no quiero compartir el licor.
La mirada de Adolph tenía una chispa salvaje y bestial oculta tras la apariencia de tipo responsable.
–Yo creo que deberíamos dejarlos pasar. –Expresó Joe desde la puerta–. Hey, hombre, trajo con él una multitud de mujeres ardientes y dotadas.
–Una multitud de qué? –dije. Joe se giró a mirarme sonriendo de manera nerviosa y coqueta. Fruncí el entrecejo.
–Hombres peludos y aterradores. –se corrigió Joseph riendo de manera inquieta.
–Eso creí haber escuchado. –le dije martillándolo con mi mirada.
–Déjales entrar, así podremos darnos un banquete para acompañar la diversión. –era Alan quien había dicho eso y después se llevó un puño de palomitas de maíz a la boca.
Adolph se encogió de hombros. Lo que parecía ser que se estaba dando por vencido.
–Está bien. –Joseph abrió la puerta más ampliamente–. Pero recuerda, todo ser viviente que traigas a ésta casa corre el riesgo de morir. Incluyéndote.
–No hay problema, ellos realmente no son mis amigos. –respondió Jerry de manera simpática.
Vaya! Cuando Joe se apartó de la puerta Jerry atravesó el umbral liderando una multitud de al menos unas cincuenta personas. Y les habían dejado entrar? Ellos no sólo eran comida, ellos podrían haber sido cazadores.
En general eran adolescentes y jóvenes adultos entre los dieciséis y veinte años. Mujeres, hombres, Gays, del tipo roqueros, góticos, nerds, populares, deportistas, mujeres del tipo zorra y más zorra, y si tenías suerte hallarías algunos chicos del tipo “A positivo” para beber. Indiscutiblemente sería un enorme banquete.
Nina se paralizó para ver a Jerry frente a frente y cruzó sus brazos en su pecho, ella dio vueltas alrededor del humano, estudiando todo su cuerpo, merodeándolo y asechándolo mientras sus tacones golpeaban el suelo haciendo un suspendido ruido.
–Tú. –dijo ella de forma teatral con los ojos entrecerrados, alargó la palabra de manera que parecía tener muchas más sílabas. Lo dijo lentamente como una amenaza satírica.
–Tú. –Repitió él casi como una burla–. La próxima vez no permitiré que me hagas correr desnudo.
–Ya lo veremos. –Nina bebió otro sorbo de su trago.
Se formó un turbio clima, los humanos se desbordaron en nuestra casa, las mujeres rodearon a nuestros chicos y los hombres se aglomeraban alrededor de Nina y de mí. Estos chicos y chicas ya estaban borrachos, simplemente bailaron sin censura. Hastiada y asqueada me sumergí en el torrente de personas para llegar hasta Joe. Un grupo de mujeres bailaban alrededor de él, ellas tocaban su pecho mientras se insinuaban y le arrebataban la ropa. Un arranque de furia me asaltó, algo estaba prensando mi pecho.
Celos.
Traté de pensar en esas mujeres como comida, nadie podía sentir celos por la comida de su novio, o sí? Pues esos sacos de sangre realmente querían llevarse a mi hombre a la cama. La ira comprimía garganta.
Joe me dirigió una mirada de disculpa, se encogió de hombros mientras intentaba mantener su ropa en su cuerpo. Caminé de manera presumida, molesta como el infierno. Sin dejar de parecer aterradora aparté a la multitud de fanáticas de Joseph y lo besé malvadamente. Saboreé sus suaves labios con un beso tan escandaloso que un artista porno se habría intimidado.
Oh sí! Él es sólo mío!
Él se apartó de mí, acalorado, agitó el cuello de su camiseta y bebió hasta el fondo lo último que quedaba de su bebida. Por primera vez se veía vigorosamente ruborizado, todo su rostro enrojeció, parecía tener fiebre.
–Hermosa, si vuelves a hacer eso juro que te desnudaré en público. –balbuceó él después de engullir el trago.
Le sonreí con malicia, esa clase de malicia de la te avergüenzas y te sonrojas al recordarlo. Di unos pasos hacia él, él retrocedió para jugar conmigo, esa clase de juegos peligrosos, como jugar con fuego, o peor aún, con vampiros. Lo empujé hacia el sillón, me subí sobre él, besé su cuello, luego sus labios y jugueteé con su cabello entre mis dedos. Eso sí que era divertirse.
Algo de cristal se oyó al hacerse añicos, posiblemente copas o jarrones, pero entonces todo se volvió un tono más oscuro. Aún encima de Joe separé mis labios de su boca y miré el resto de la estancia con perplejidad. No era más que una sórdida fiesta de jóvenes lascivos y atropellados, había bebidas derramadas en el suelo, chicos zambulléndose a la piscina, unos cuantos saqueando el bar, otros chicos por ahí tocándose en la oscuridad, mujeres danzando sobre las mesas, otro grupo de chicos jugaban al póker, de ese en el que apuestas prendas de ropa y te despojas de ellas. Observé algunos otros juegos, como ese de los besos con una botella, y una muchedumbre de personas bailando de manera censurada para televisión.
Alan tenía a una joven sentada sobre sus piernas, él le daba de beber a ella de su vaso y sonreía, era bueno que estuviera divirtiéndose, porque Adolph y Nina no estaban en ningún lugar, lo que indicaba que se habían escabullido para estar solos. La puerta principal estaba abierta, convirtiéndose en una trampa atrapa humanos, más de ellos entraban para unirse a la celebración improvisada y fuera de control.
Haciendo una mueca vi los vidrios rotos esparcidos en el suelo. La lámpara, habían quebrado una de las lámparas que colgaban en el techo. Eso no sólo significaba dinero perdido, también quería decir problemas. De pronto había sangre, Jerry se había cortado por accidente una de sus manos con el cristal roto. A pesar de la sangre él sonreía mientras yo le miraba de manera feroz, sedienta de su sangre. Mi mirada parecía pesarle; él apuesto muchacho rubio con sus jeans rotos y gastados se encontró con mi mirada y por un momento sentí que su aspecto era de pura satisfacción. Mirándome, él alzó su ceja en la que llevaba el piercing. Jamás había notado que un hombre podía verse opulentamente sexy con un piercing en ese lugar y arqueando la ceja de esa forma.
Mis instintos me pedían saltar hacia Jerry e ingerir su sangre, el olor de su sangre era agudo y exquisito, la necesitaba, tenía que beber de él. Abandoné el cuerpo de Joe para abrirme paso entre la muchedumbre, di lentas zancadas hacia el humano, sus tatuajes ocultaban los músculos de sus brazos y sus anteojos escondían el brillo sagaz de sus ojos puramente negros. Mi mandíbula comenzó a doler, mis colmillos se expandieron en mi boca. Sonreí, mis dientes aparecieron a la vista de todos, esa cosa irracional, fiera y salvaje dentro de mí se despertó y salté sobre Jerry. Mis colmillos estaban desnudos preparados para morder. Jerry hizo una mueca, su espalda contra en el frío suelo y su cuerpo debajo del mío, sin embargo, parecía estar divirtiéndose.
Detente, me dijo una voz en mi mente.
En lugar de morderlo tomé su mano ensangrentada y la llevé a mi boca, succioné la sangre desde la abertura en su piel. Él siseó, permitiéndome plenamente beber de su herida. El sabor de la sangre en mi paladar era suculento y majestuoso. No estaba saciada, nunca podría estarlo, una vez más su sangre tenía ese dulce sabor que me hacía sentir más fuerte y poderosa. Mis sentidos se agudizaron pero no conseguía la suficiente concentración para enfocarme en algo, sólo pensaba en sangre mientras la bebía. No obstante, la cortada en su mano no era lo adecuadamente profunda y su organismo empezaba a detener la hemorragia.
Alguien tocó mi hombro, supe que era Joe por la energía que provocó en mí y el calor distintivo de su piel que hacía que me sacudiera en una ola de placer.
Dejé de beber de Jerry, me encontraba sentada en sus caderas y aturdida. Joe me alzó, me sonrió y me besó con delicadeza para probar la sangre de mis labios.
–Tranquila. –Susurró Joseph, su aliento golpeaba mis labios–. Nadie recordará nada mañana, y si lo hacen, creerán que estaban bajo los efectos del alcohol. Hoy puedes beber sangre tanto como quieras.
La voz de Joe se escuchaba más fuerte en mis oídos, su rostro levemente coloreado deslumbraba con cada reflejo de luz. Por un momento era como si él fuera el único en esa habitación, el sonido de su voz parecía más fuerte que la música y el brillo en su sonrisa más radiante que la luz de la luna que penetraba por las ventanas.
Lo que antes era una multitud de cincuenta personas ahora se había convertido en una masa de alrededor de doscientos chicos apretados danzando sobre los muebles y rociando alcohol en nuestra piscina. Un completo caos. Pero era agradable si deseabas beber sangre hasta al amanecer.
Un par de tragos de coctel fue suficiente para comenzar a verlo todo empañado y caliginoso, toda la noche bailé, besé a Joe, bebí sangre, asesiné a algunos cuantos chicos, coqueteé y observé con horror a los adolescentes enloquecidos desmantelando parte de nuestra casa.
Desperté alrededor del medio día, no recordaba nada de lo sucedido la noche anterior, mi cabeza me dolía, me hallaba recostada en la alfombra. Parpadeé para verlo todo con claridad, Joe dormía en el sillón con una botella vacía en su mano derecha que colgaba fuera del sillón, se encontraba sumamente desgreñado y su ropa estaba arrugada, tenía los ojos cerrados, sus hermosas pestañas largas se extendían en sus pómulos, su cara sonrojada era preciosa, dormía como una ángel, o un pequeño diablillo. Ni siquiera se había quitado los zapatos, por mi parte, yo estaba descalza. Alan dormía en el sofá grande, no llevaba camisa, ni zapatos y sus risos desordenados caían en su cara. Y Adolph nunca antes hubiera parecido tan encantador, dormía sentado en el mármol con su cabeza recostada en uno de los cojines del sofá, las manos descansadas torpemente en su pecho asomado a través de su camisa abierta y su porte era un tanto desaliñado y greñudo, él nunca se dejaba ver así.
Si un huracán hubiese atacado nuestra casa probablemente estaría más ordenada de lo que ahora se encontraba. Los muebles estaban manchados, había comida y botellas en el suelo, lámparas rotas, todo estaba de cabeza. Inclusive encontrarías humanos durmiendo por ahí lanzados en el piso y gente semidesnuda con resaca desmayada en los alrededores. Cualquier cosa podría haber pasado anoche, yo sólo sabía que había bebido sangre hasta hartarme de su sabor.
Jerry también seguía allí, durmiendo en el tapete cerca de la chimenea. Qué bueno que a nadie se le había ocurrido encender fuego! El cuello del muchacho tenía marcas recientes de mordeduras, tal vez yo lo había mordido, pero no podía estar segura de eso cuando mis recuerdos eran borrosos y lejanos.
Sintiéndome enferma me quedé allí tumbada, apenas podía moverme y tenía nauseas. Alan se revolvió en el sofá y se acostó sobre uno de sus brazos para quedar de lado.
–Me acosté con ella. –murmuró Alan con la voz ronca. Había despertado pero todavía no era capaz de abrir sus ojos.
–Con quién? –contesté con mucha dificultad.
El silencio que hubo después de mi pregunta fue tan interminable que creí que Alan se había quedado dormido de nuevo.
–No lo sé. –dijo finalmente–. Con una chica, dos o quizás tres. Pero sólo pensaba en ella, sólo pensaba en Nina.
Él continuaba con los ojos cerrados, su voz no sonaba muy bien.
–Oh! –espeté sin ánimos y cubrí mi rostro con los cojines. Justo cuando estaba por preguntarle si estaba bien él se adelantó.
–Sí, estoy mejor que nunca. Salvo por el hecho de que vomité tres veces y no puedo levantarme. –dijo.
–No recuerdo casi nada de anoche. –balbuceé.
–Tampoco yo, y necesito mucho café.
–Lo preparé, todos lo necesitamos. –me ofrecí.
Ponerme de pie fue espantosamente complicado, me sentía mareada y el dolor de cabeza no me dejaba ver. Esquivando algunos cuerpos caminé para aproximarme hacia Joe, quité la botella vacía de su mano y le di un suave beso en los labios. Se despertó, igual de desconcertado que yo, durante segundos parpadeó sin entender nada y luego se enderezó en el sillón.
–Qué hora es? –interrogó Joseph.
No se lo dije, él miró el reloj de su muñeca con los ojos entrecerrados y maldijo en voz baja.
–Diablos! Tengo que ir a trabajar. –se quejó Joe. Alan se rió por lo bajo–. Voy a darme una ducha.
Joe se apresuró hacia el cuarto de baño, lo vi alejarse, caminando de forma sofisticada con un andar sensual que hacía que su espalda y sus hombros anchos se menearan en perfecta armonía con su cuerpo. El me tenía loca.
Nina irrumpió en la habitación, perfectamente maquillada, con su cabello que hoy era de una tonalidad negra y un vestuario especialmente diseñado para que los hombres babearan tras ella. Después de una noche tan movida ella parecía estar lista para salir de fiesta nuevamente.
–Fuera de aquí! –decía Nina taconeando mientras echaba a los últimos humanos que aún se encontraban ebrios por todas partes, en la piscina, en las habitaciones, en el pasillo, en el jardín, en la cocina, en los baños.
Tuve más bien una batalla con la cafetera más tarde y Nina terminó preparando el café, yo me bebí una taza, aunque no solía tomarlo, ahora lo necesitaba.
Adolph parecía realmente arrepentido de haberse divertido tanto, aún más cuando él tendría que cubrir los gastos de los daños ocasionados. Joe entró precipitado en la cocina, bebió de un sorbo su taza de café caliente al tiempo que se colocaba un abrigo para salir. Me besó velozmente y marchó.
Ya tendría tiempo para preguntarle en qué consistía su nuevo empleo.
Jerry, el único humano que quedaba en casa se unió a la mesa con el resto del grupo, ya era un conocido para todos.
–Necesito hablar contigo, Angelique. –masculló Jerry cuando le ofrecí mi taza de café y él se negó a probarlo.
Hablar conmigo? De qué quería hablar conmigo?
El chico mortal con sus anteojos y sus tatuajes no tenía mucho mejor aspecto que nosotros. Mis amigos vampiros no pasaron por alto las palabras de Jerry, cada uno de ellos tuvo su propia reacción, Alan trataba de leer la mente del humano seguramente, Adolph estaba demasiado cansado para estar paranoico, y Nina no dejaba de tener esa astucia en su expresión.
–Suéltalo! –le pedí a Jerry una vez que estuvimos solos.
–Somos amigos, no? –me preguntó él.
Interesante pregunta, me dije. El tono que usó me recordaba a la tonalidad que envolvía mi voz cuando estaba a punto de pedir dinero a mis padres. Era algo como… Me quieres, cierto? Necesito dólares.
Entrecerré los ojos dirigiéndole una escamada mirada.
–Oh! Vamos! Dime qué quieres. –farfullé.
–Cómo supones que quiero pedirte algo? –Él dio trancos pasivamente escudriñando los objetos de valor de nuestra casa–. Podría ser cualquier cosa, podría ser…
–Jerry!
–Bien. –admitió–. Necesito un lugar dónde quedarme, la cosa es que. Quiero estar con ustedes.
Se quería unir a nosotros, eh? Cómo si yo pudiera verdaderamente decidir eso.
–Adolph… –comencé. Él me interrumpió.
–Sí, lo sé. –afirmó él–. Por razones importantes necesito estar bajo la protección de vampiros, si tú estás de acuerdo en que yo me quede con ustedes me gustaría que convencieras a Adolph y al resto de tus amigos para que me tengan aquí. Si no pueden hacerme un vampiro no hay problema, yo podría ser su esclavo, tú sabes, les conseguiría victimas a diario, les dejaría beber de mi sangre, limpiaría la piscina si es necesario. Pero de verdad, necesito quedarme con ustedes si es posible.
–Qué eres? Un fugitivo?
–Um, en parte. Sí. –me contestó.
La parte difícil sería decírselo a Adolph.

–Ni de broma. –Adolph negó luego de habérselo mencionado–. Sabes lo que pienso? Pienso que éste niñito solamente trabaja para la pandilla de vampiros de Deborah y Donovan. Probablemente estará con nosotros y les proporcionará información a esos chicos. Nos pone en peligro, absolutamente no.
El rostro de Jerry se vio pálido. Era eso lo que él quería hacer? Y yo me había dejado engañar?
–No, no es así. –Negó Jerry–. Venga, hombre, tienes más de setenta años, no es así? ya estás lo bastante capacitado para oler si estoy mintiendo. Hazlo! Olfatéame, estoy diciendo la verdad. No trabajo para ellos, al contrario, si tú quieres podría colarme algún tiempo con aquella pandilla y te mantendría informado sobre los movimientos que ellos planean hacer en contra de ustedes. Ellos podrían confiar en mí, aunque hayan intentado matarme.
Adolph se acercó a humano y, como él le pidió, lo olfateó.
–Parece que está siendo sincero. –Dijo Adolph–. Pero aún no confío en ti, algunas personas son muy buenas mentirosas. Alan, tú qué dices? Está mintiendo?
Alan y Nina estaban uno al lado del otro, sin decir una palabra. Él estaba absorto en sus propios asuntos, miraba a Jerry con los ojos entrecerrados, escarmentado y receloso.
–No lo sé. –contestó Alan. Me sorprendí, él frotó su barbilla limpia de barba–. Su mente está hecha un caos, sólo hay imágenes y palabras flotando. Pero creo que dice la verdad.
Adolph suspiró, un suspiro que sonaba como si estuviera dándose por vencido. Tal vez mis encantos terminarían por convencerlo. No era que me importara demasiado el mortal, pero algo de ese chico realmente me agradaba.
–Por favor, me haré responsable. –le rogué a Adolph, tomé las solapas de su abrigo y lo miré suplicante, sin ser demasiado coqueta para no provocar celos en Nina.
Él me miró, con seriedad.
–Esa mirada puede funcionar con Joe, pero no lo hará conmigo. –Informó Adolph. Yo me sonrojé. Rayos!–. Mira, es una tentación tenerlo viviendo con nosotros, si por error bebemos de él nos meteríamos en problemas sin duda. Qué dicen ustedes? –pidió su opinión a Nina y Alan.
Nina asintió lentamente.
–No me molestaría que viva con nosotros, y a ti? –inquirió Nina y miró hacia Alan.
–Si dice que trabajará para nosotros no veo porqué no. –Alan estuvo de mi lado–. Y con respecto a lo de beber sangre, Joe y Angelique son los únicos que tienen problemas para controlar sus instintos. Pienso que si se acostumbran a vivir con él se les facilitará salir en público y controlarse.
Sí, eso era mayoría.
–Tienes suerte de que vivimos en un país democrático y libre. Pon tus cosas en una habitación. –Le habló Adolph a Jerry–. Y podrías comenzar limpiando el desastre de anoche, que por cierto tú causaste.
Algo más peligroso sería ver como lo tomaría Joe. Todo el día estuvimos recuperándonos de la infernal resaca mientras que Jerry limpiaba la casa. Joe no llegó hasta después de la una de la mañana y tuve que explicarle la situación de Jerry cuando él preguntó: “Qué hace éste pelmazo todavía aquí?”. Explicarlo no fue lo más duro, sino su reacción, le aseguré que me haría responsable sobre Jerry y no funcionó demasiado.
–Angelique, él no es una mascota, es un mortal. Una bolsa de sangre. –me dijo en voz alta, claramente sobresaltado y alterado.
Yo sabía cómo suavizarlo, me acerqué a él, besé su cuello con suavidad una y otra vez, su cuerpo se tensaba con cada contacto.
–Joe. –insistí dándole un besito en la barbilla.
–No intentes distraerme.
–No lo hago. –mentí.
De forma seductora acaricié sus fuertes y duros brazos, bajé mis caricias a sus manos, entrelacé mis dedos con los suyos y recorrí su cara con besos dulces. El sabor de Joe era algo asombroso de lo que nunca podría aburrirme, su piel tenía el más sutil y complaciente sabor, sus labios y su boca poseían un gusto suculento y jugoso. Su cuerpo había sido hecho para ser saboreado y para proporcionar placer.
Joe, tenso y caliente sujetó mi cintura de pronto apretando su vientre contra el mío, sentí hormigueos recorriendo mi piel y mi corazón precipitándose.
–Cómo podría enojarme contigo alguna vez? –se quejó él–. Esto es serio, es injusto eso que haces para seducirme cada vez que quiero estar molesto.
Le sonreí y descansé mis manos en su pecho. Lo había extrañado, durante todo el día lo había extrañado, y lo deseaba. Deseaba sus manos en mi cuerpo, su boca en cada parte mi piel, la sensación de sus mordidas rasguñándome, el roce de sus labios en mi cuello.
De verdad estaba desesperada por tenerlo a solas conmigo.
Lo besé con furia en la boca, saboreé su lengua contra la mía, me aferré a su cuerpo, pasé mis dedos por su cabello al tiempo que caminaba conduciéndolo a través del pasillo de las habitaciones. Lo embestí con mi cuerpo y lo aprisioné contra una pared para profundizar el beso.
–A dónde me llevarás, preciosa? –preguntó Joseph entre besos.
–A mi cuarto. –susurré jadeando.

28 comentarios:

fioreline dijo...

omg, siiii, siii, ya es hora de algo de accion... jajajaja omg que sexoso que sonó eso, alguien me mataría si leyera lo que estoy escribiendo, pero es que la pareja que has formado en la nove me encanta, en serio... y jerry, aaah omg ¿quien es el que hace de jerry? porque me parece haberlo visto, pero no estoy segura, en serio, genial el capitulo, tremenda fiesta, que bueno que no son humanos porque sino uufff, tendrian que dar explicacion a los padres, jajajajaja.
bueno hermosa, cdt mucho xfis, yyyy espero super ansiona el siguiente capi, hay mi joseph bello, en serio me encanta como describes cada gesto de mi amor :D

byeees :D

Floppy! dijo...

holaa steph! me encantooo el cap.
1: de nada! me encanta ser la primera que comenta tu fantastica nove! 2: con respecto a tu pregunta.... siii! ya es hora! aajja tipo de q ondaa?? osssea
basta de drama yy mas accion! ajjaj3: te queria hacer una pregunta:¿que opinas de la relacion de ashlee green y joe? a mi no me gusta mucho, ensima se los vio dandose un beso en el cumpleaños de demi! no puede q le pasa a joe?? la verdad q no lo reconozco, no me puse muyy feliz todo esto, pero si a joe le hace bien no podemos hacer nada solamete respetar su dedicion..
espero ansiosamente el siguiente cap! un besitoo.
Floppy!

Anónimo dijo...

si yo tambn ya quiero accion!!!!! q buen capitulooo me encanto lo de que anquelique se pone celosa con la comida de el !!! ja ja
nooo alucinanteeee fantasticooooo y vamoosssss por el proximoo q viene la accion!!!! :)
tattyJb

Cecy dijo...

Acciòòooooon!! yeah jajaja xD me encanto el cap, pero estoy segura que me gustara mas el siguiente cap xP jeje bueno siguela me encanta y pasate por mi nove:

http://soyunachicajonas.blogspot.com

y comenta :D bueno ya me largo

Bye

By: Cecy

Nath Bárcenas dijo...

Steph: Perdón hacia mucho no me pasaba por la nove... Pero creo que he vuelto. He amado este capitulo en especial porque ya empieza la ACCIÓN (OH, YEAH BABY LA ACCIÓN!)Eres una gran escritora y ya varias veces te he dicho que eres mi escritora favorita aunque no eres profesional a mi me da la impresion de que tienes toda una vida de experiencias! ¡CREO QUE ERES GENIAL!
Sigue la nove pronto no nos dejes asi que si no estoy mal el 99% por ciento de las chicas que leemos la nove queremos un poco de acción solo un poco y el 1% restante esta representado por ti!
Tengo un par de preguntas:
1) ¿Qué significa Seducción para ti? (No me refiero a la palabra sino a la nove en sí).
2) Si Stephanie Owen no estuviera escribiendo... ¿Qué estaria haciendo ahorita mismo?
Seria muy importante que las respondiera no te culpo si no lo haces! Pero igual!
Me despido... Paz&Amor
Besos&Cuidate mucho!
Nath

fernanda dijo...

Stephhh en serioo qe
el capitulos es de los mejores me encanto que hicieras una fiesta en serio, ellos si saben como hacerlas..
poner accion? estas loca? es lo que busco en cada capitulo que leo, hahahah no es cierto no te creas no soy tan calenturienta,,, no tanto, espero que puedas pasar por mi nuevo blog,, kisssess

preguntas: (sorry si son muchas)

1- cuanto tiempo te toma escribir los capitulos?

2-que frustacion es para ti cuando estas escribiendo?

3-donde nacio tu deseo por ser escritora?

4-Que necesitas para inspirarte?

son todas por hoy, esas preguntas siempre rondan mi cabeza hahah escribe pronto

Anónimo dijo...

Huele a.. ACCION! :O

Anónimo dijo...

Uhhh se viene la acción O: jaja.
Amo la novela, esta muuuy buena, sos una genia, me encanta como escribis♥

Tengo un par de preguntas
Primero: Donde naciste? y adonde vivis en esta momento?
Segundo: Tenes algun familiar, amigo o conocido que tambien escriba?
Tercero y ultima: Desde cuando conoces a los Jonas Brothers?

Un beso!

.-Melina :)

nadja dijo...

holaa haha creo q todas kieren a aya ACCION me incluyo!! jajaja
waaa amo tus historias!! deverian hacer una pelicula de tus historias
haha yo aria casting para angelique jijiji y me preguntava en q t inspiraste para hacer esta historia??

Janerkis JB dijo...

Steph gracias gracias y mil gracias
por dedicarme este capitulo tan sexy, chistoso y sensual. Juro qe lo ame.
Sabes lo qe mas amo de Angie?
Sus celos jaja sii es qe dice cosas
y hace como tan posesivas. Como cuando le estaban bailando a Joseph
ella fue y lo beso ferozmente juju
Entre tu y yo, yo hubiera hecho lo
mismo juju. Es mas le hecho chocolate o miel y ahi mismo me lo como jaja. OK pesaras qe soy una especie de chica rara pero eso
es solo por Joe jaja

Qe si qiero accion?? Nooooo
qien dijo qe una niña como yo, tan santa y de
mente tan virgen qerria algo asi.
Jajaja esa ni yo misma me la creo.

Mujer eso es una palabra sagrada
ACCION!!! y no accion de peleas
sino accion de la buena entre vampiros ajaja

Me huele qe el proximo capi sera
HOT!!!!!!!

Bueno, a ver Alan me da pena. Nina
me lo ha puesto a sufrir mucho.
Pero Steph mandamelo para mi pais
para yo consolarlo. Dile qe lo
espero con los brazos abiertos. JUJU A Joe qe no lea esto despues
me castiga jaja sueña Jane.

Bueno, el Jerry pos el se anda buscando lo qe no se le ha perdido.
Jum el como qe qiere con Angie.
Y si es eso se jode porqe Joe es mas celoso qe un perro en celo (?
OK eso no va al caso.

Me encanta la nove. Y este capi me
ha encantado gracias otra vez por dedicarmelo. Eres la mejor.

Y gracias por dejarme publicar
Seduccion tambien en el foro.
Me has puesto muy feliz y se qe tambien a mas chicas.

Wii amo a Joe y lo deseo.
El 26 de octubre no ire a su concierto pero si ire a su hotel
y me lo violare juju
y tendra qe casarce conmigo ya qe soy menor. Y asi es la ley jaja
vuelvo y digo, Sueña Jane.

Bueno Steph ya corto aqi porqe luego y te me aburres.
Hoy no te hare preguntas. Te pondre
a descansar de mi. OJO: por hoy no mas.

Ohh gracias por contestar.

Bye cuidate.

Te qiero

PD: Odio a Ashley Green como novia de Joe.
pero si el es feliz, yo lo soy tambien.

Porqe dije eso??
bueno loqeras mias.

Bye.
Nos vemos
digo nos leemos jaja

Diana D' Jonas dijo...

hola Steph me encanto el capitulo!!!!!!!!!!!!!!!!!!. Sobre lo de las preguntas no las pienso volver a repetir solo kiero ke me contestes una ya tienes un libro?!! porke vi la respuesta a saaraah y pues dijiste ke si tu libro se acia pelicula ella estaria en el casting solo keria saber eso bueno


bye



Diana D' Jonas

Anónimo dijo...

Oh DIOS!!
Joe me tienta...haahha

Steph perdon por no haberme pasado antes....no habia tenido chance!!
y todos los caps que me perdi estuvieron increibles =)
y creo que el proximo ba a tener algo de accion no??? ^^ muahahaha

y pues te tengo un pregunta...me recomendaron leer
la saga de Vampire academy y pz nada qeria preguntar si tu ya la leiste y si me la recomendarias tu opinion es important para mi :)

buehh....espero con ansias el prox cap

besotes!!

ay y Janerkis yo estoy contigo tambien odio Ashley Greene, no se no me cae (dsd ants q saliera con Joe) ..hahah buehhh

ciao
*Ella

Lilaa♥ dijo...

el capitulo fue demasiado... WOW! no se como explicarlo... fue... emmm... PERFECTO!
mi madre, A. Caceres, que es profesora de lengua y literatura de polimodal (que es para chicos de mas de 14 años, por si no lo sabias, ya que tú no eres de Argentina), leyó tu novela. yo le dije que me gustaria que diera su opinon, ya que se maneja muy bien con todo eso de los libros, y esto fue lo que me dijo, o mejor dicho, lo que te dice a ti:
"tienes el talento suficiente como para poder dedicarte a esto. tienes un talento natural que no se ve en todos lados, y que solo se encuentra en las librerias. eres tan profunda para escribir, que cada lector, puede experimentar lo que el o la protagonista siente o desea. trata de encontrar una editorial que te apoye, aunque por tu edad, no creo que encuntres tantas oportunidades, pero esto no quiere decir que pierdas las esperanzas. no dejes de escribir, seria una gran perdida para la sociedad. mis colegas dicen que un escritor que empieza de chico, termina de grande, como un gran escritor reconocido. empieza despacio, y paso a paso, podras leer tu novela finalizada, y sentirte orgullosa de que lo hiciste tu sola, y siempre sabras, que detras de cada novela, siempre habra personas (familia, amigos, lectores) que te apoyen simpre, aunque algunas critiquen, lo cual es envidia. la envidia es la cara perversa de la admiracion".
espero que te guste lo que dijo mi madre, me encanta que ella le guste lo que yo leo, y que no sea como esas madres que no se interesan por sus hijos.
Bueno, esto creo que se hizo demasiado largo... opss....! jaja.
si tu deseas Steph, tratare de escribir la opinion de mi mamá cada vez que subas un capitulo,pero solo si es que quieres. mi mamá ya es grande, (tiene mas de 35) asi que ya consegui autorizacion para leer las LETRAS ROJAS. avisame si quieres una opinon de mi querida madre. su nombre es Analia Caceres. bueno, gracias por responder mis preguntas anteriores. besos, de Lila y de Analia :)

AndyKrats dijo...

Ja! Wiiii ... :D Vamos, ahora si aparece la pasion la accion el salvajismo! Me encanto este cap ... Pobre jerry, va terminar siendo el postre Jajaja, Tu tambien me agradas!!!! :D <3 AMO TU NOVEEEE! sabes, me siento identificada con angelique, en realidad, yo por dentro soy haci, mi mente es una perversion total jaja, especialmente con joe, aunque no me mustre haci.. Pero tengo esos pensamientos que me dan verguenza de expresarlo, me encanta la prohibido, tanto que me enamore de el jardinero de mi colegio xD... No se por que te cuento esto, te tomo como psicologa ademas de mi escritora favorita, Soy tu fan numero uno..y si alguien me lo discute yo gano! jajaja =P
Seguila, publica mas rapido ... Por que yo estoy inconciente andando por la vida cada vez que tebgo que esperar a leer tu nove..
Si me lo pongo a pensar me desespero!!!

Suerte Steph :D

Andy

Anónimo dijo...

hola steph!!! me encanto el cap, que va no solo me encanto...lo ame.
por cierto me ofendiste con tu pregunta ¿como que si quiero accion? eso es como preguntarme si amo a joe o si quiero un vaso de agua en pleno verano, en fin answer: yeahhhhhhh!!!

por cierto me gustaria saber cuando te podes conectar, es que tengo unas fotos de joe que te mataran (por asi decirlo) eres una superrecontraultramegaarchigenial escritora...jeje sorry por tanta locura en un solo comment!! pero es la verdad you´re the best!! cuidate bye..casi se me olvida

no odio a ashley grene (o como se escriba) pero joe me rompio el corazon, no se porque pero no me gusta que ella este con el, pero si eso lo hace feliz no tengo mas opcion que seguir llorando y amandolo de lejos y en silencio... eh...como que escribir poemas me esta afectando, mi pregunta es ¿como te sientes con esta nueva relacion de joseph?... yo fatal(T_T)-cara triste- Att:perla(joejonas15)

Diana D' Jonas dijo...

sabes una cosa? este es mi capitulo favorito!!! me encanto!!! mientras lo leia estaba ollendo la cancion de Gaga poker face y valla ke te kedo al cap eh?




Diana D' Jonas

Diana D' Jonas dijo...

se me olvido decirte algo: sabes ke yo te relaciono mucho con Stephani Meyer? cuando leo tu nove me recuerdas a ella y cuando leo sus libros me recuerda a ti!! solo ke tu te me haces mejor porke las tuyas tienen mas accion!!! enrealidad pensaba cuando subiste tu primera nove a JBT dije se mira interesante solo con ver el titulo! y cuando la lei me enamore de ella!! tienes como mucha experiensia vuelvo a leer las de otras escritoras y son aburridas y si son hot son demasiado la tuya tiene el balance perfecto la amo!! sigue escribiendo asi!!!!


bye



Diana D' Jonas

Jsolsi dijo...

Hola Steph! mi nombre es Jhelen Solsire y me encanta tu nove....... este es mi primer comentario .... realmente nose porque recien comento xD ya que he leido toda tu nove Tentacion y he esperado con ansias cada capitulo de esta novela Seduccion ya que lo pones cada 5 dias si no me equivoco :D__ en pocas palabras te sigo desde hace un tiempo :P.... prometo comentar en cada cap ok?
dejame decirte que eres una gran escritora.... no puedo creer que tengas tanta imaginacion :) tus novelas(Tentacion y Seduccion) tiene la combinacion perfecta para atrapar los lectores ya que al tener drama, supenso, ser romantic, hot, algo de comico y el escenario en el que se desarrola cada capitulo, hace unicas a tus novelas :D Es por eso que AMO tus novelas y sobretodo Seduccion que esta buenaza!
Bueno ya estoy ansiosa por leer el proximo capitulo =O
Bye cuidate GENIA
besos

Bea dijo...

Me ha encantado ¿te he dicho ya que AMO ESTA NOVELA? :)
Cada capítulo lo haces más interesante y hot.Espero el siguiente con ansias. Quiero saber que pasa en el cuarto con Angelique y Joe.
Yo tambíen amo a Joe.Mi canción favorita es "Things will never be the same".Que suerte que estuviste al lado de Kevin. Ojalá pueda yo ver en persona a Joe Jonas :o
He leido que te gusta "Cazadores de sombras". A mí me encanta ese libro me he basado en sus personajes. Por eso tengo algunos nombres de los personajes pero no los pongo igual. Dentro de poco pondre el siguiente capitulo en Entre las sombras espero que te guste.
Nos leemos no? :)
Un beso y cuidate!

yeroska dijo...

:O dios como la dejas asi.. esta demasiado bna.. tiens que seguirla amo tu novela es fenomenar.. deberias poner un maratoon ") xfa ponloo (:
MARATOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOON ^^

*Lawis Jonas* dijo...

nena ayer cuando recien leia el cap era el comentario 15
pero ya no pude comentar porque no tenia
tiempo

y la respuesta a tu pregunta es si
si quiero un poco de accion con joe y angeliq ya te habias tardado jijij




bueno nena agradesco de todo corazon que tedediques un tiempo para contestar mis preguntas

solo quiero describir a tu nove con un palabra


PELIGRO



esun peligro una vez que la lees se vuvle tu droag y no puedes parar de leerla



tkm


bye



=)


*tengo tareita*




=)

Gallethiitha Jonas dijo...

OMG !!
cada vez que leo tu novela imagino como seria si lo estuviera viviendo!
Bueno este capitulo fue impresionate algo confuso pero impresionante!
Creo, supongo que el siguiente capitulo estara mejor pero intentare esperar!! jiji
Bueno oye mil gracias por contestar tantas preguntas , lo sinto es que soy muy preguntona.
Una cosa mas...

Soy gran fan de tuya y de tu novela, creo que si pudiera ser coimo alguie seria como Taylor Swift o como tu claro ambas para escribir..
Y aparte de escribir novelas que mas escribes? o solo escribes tu novela?
Atte: Analuisa

Fernanda Jonas dijo...

oola sthep...que padre capitulo y que fiesta tan alocada encerio uff que placer jeje y joe parece un angel no mas bien un demonio un hermoso demonio. nick es mi angel y lo amo...bueno por sierto grasias por tu messenger espero y me aceptes soy nifer_jonas y quiero ser tu amiga porque creo que eres una chava super y creo que tenemos cosas en comun, ok sigue tu novelame encanta soy tu fan y fiel lectora...asi que esperare con ancias el siguiente capitulo, ahh y respecto a tu pregunta si,ya creo que es hora de accion aaaaw me encanta jeje...cuidate nena bye bye bsos tkm.....

GraceNuLop dijo...

me encanta la idea del maratón!! y siiii al fin acciooon!! no puedo esperar el otro capituloo!

elba montes dijo...

Stephhhhhhhhh!!!!! te pido disculpas por no comentar antes, la verdad me siento muuuuuuuuuuuuy mal, ya que casi soy de las ultimas de verdad lo lamento, espero me disculpes.

Con respecto a la nove como siempre me encanto, amo cuando Angelique sinte celos de Joe jijiji, pero me dejaste con 2 dudas
1. donde trabaja Joe???? solo espero que no signifiquen problemas para la pandilla y
2. por que Jerry se quedo a vivir ahi? espero que de verdad no tenga nada que ver con Donovan

Y bueno por fin va a haber accion que bien estoy felizzzzz y con muchas ganas de leer el siguiente cap ya falta menos


Cuidate nena y espero me disculpes,

elianne dijo...

SEGUILAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!! ME ENCANTO EL CAPITULO, SI JOE FUERA UN DULCE ME HARIA DIABETICA JEJEJE SIN OFENDER :D BUENO CUIDAT BESOS

XOXO-productions dijo...

las inconquistables la novela de la que todos estan hablando ¿..te atreves a entrar..? http://xoxo-productions.blogspot.com/

Valen Isabella Jonas dijo...

Lool! Al Fiiin..ALGO DE ACCION! *-* Hahahaha xD Que Pervertiidas Somos xD! ´
OH MI DIOS! Esta Novela es PERFECTA...Estoy Obcesiona con ella..Cada vez que tengo que esperar que bajes el cap me desespero haha xD no puedo dejar de pensar, que PRONTO Va a ver capitulo *-*! Woow! Jerry se une WTF? :S No se pero tengo un mal presentimiento! steph eres una exelente escritora..Te ADMIRO MUCHISIIIIIIIIIIMO! Eres mi escritora favorita! MUCHO EXITO! Y Sabes que voy a estar...o Vamos a estar ahi todas para apoyarte SIEMPRE!
Aqui esta la Pagina casi terminada : http://www.facebook.com/home.php?#!/pages/Fan-Club-Oficial-Stephany-Owen/151380884877827?ref=ts
UNANSE CHICAS! Es el club OFICIAL DE Steph! :D
Valentina..tu gran fan y fiel lectora..

BESOS :D

VISITAS

.

.