.

.

Translate

Nota: Está prohibida la republicación, copia, difusión y distribución de mi novelas en otras páginas webs.

martes, 21 de septiembre de 2010

Capitulo 14: Magia Negra.




Capitulo 14: Magia Negra.

Qué? –Declamó Joe y separó el arma del pecho de Jerry–. ¿Qué estás buscando? ¿Quieres a Angelique, verdad?
Efímeramente Jerry se volteó hacia mí y me lanzó una bonita sonrisa amplia, Joe con destemplanza lo hizo mirarlo apoyando la daga en una de sus mejillas.
–No, hombre. –Negó Jerry–. Angelique fue mi excusa para acercarme a ustedes, o a ti, Joseph.
De un salto Joe se apartó de Jerry.
–Lo sabía. –Rezongó Joseph–. Eres desagradable. A mí no me gustan los hombres.
Abrí los ojos de par en par.
Es que acaso Jerry quería robarme a mi chico? Si así era entonces no me agradaría tanto ese niñito. Automáticamente fruncí el ceño oprimiendo mis rasgos, Joe estaba rígido como una vara.
La carcajada de Jerry fue estrepitosa y puramente divertida, ni siquiera podía parar de reír, inclusive perdió aire y necesitó varios minutos para apaciguarse.
–Sí, amigo. –Se burló Jerry entre risitas–. Seguramente debes pensar que eres tan jodidamente sexy que nadie puede resistir tu cuerpo de dios y tu encantadora personalidad.
Los ojos de Joe se estrecharon radicalmente, su cara había enrojecido.
–¿Entonces qué es lo que quieres de mí, humano? –refunfuñó.
Jerry seguía pareciendo amenizado.
–Definitivamente no es acostarme contigo, vampiro. –le respondió–. El asunto, mi querido vampiro, es que yo estuve ahí cuando despertaste de la muerte y he visto a quien te despertó. También estuve siguiéndote los últimos días y…
–Cállate! –sonó la voz de Joe en advertencia.
Le eché una ojeada a Joe con reparo y aprensión. ¿Qué era todo eso que me ocultaba? ¿Por qué no dejaba continuar a Jerry?
–Sí, yo esperaba que habláramos a solas sobre esto, pero no me diste elección. –Largó Jerry–. Mira, esto es muy importante para mí. Solía tener una hermana pequeña, ella falleció hace un año, y quiero traerla de vuelta. También sé que has estado teniendo encuentros con el tipo que te ayudó a vivir y que…
–Dije que dejaras de hablar! ¿Me oyes? Cállate! –Joe apuntó el arma nuevamente al pecho de Jerry–. No puedo ayudarte con lo quieres, la gente no regresa del infierno, entendido? Sólo yo lo he hecho y no creo que nadie más quiera estar en mi lugar. Lo único que puedo sugerirte es que si realmente quieres a tu hermanita de vuelta busca a un demonio y has un cambio. Ofrécele tu alma a cambio de la de ella.
Aturdido el joven humano asintió.
–¿Es ese el tipo para el que trabajas, verdad? –me apresuré a interrogar mientras reflexionaba. Joe se giró hacia mí–. Estás trabajando para alguien que te trajo de la muerte, cierto? Eso es lo que no querías decirme. Ahora que sé lo suficiente podrías terminar de contarme. Dime, ¿quién es ese tipo? ¿Qué te hace hacer?
El suspiro de Joe se oyó cortando el aire como un filoso cuchillo.
–No, Angelique. –la voz de Joe fue casi suplicante–. Deja de hacer especulaciones, te quiero fuera de esto y de mi vida privada.
Me sentí atrozmente ofendida, pensé miles de insultos y palabrotas para decirle.
–Bueno, lo siento, pero no soy estúpida, me doy cuenta de las cosas. –Di un paso hacia Joe–. Responde a mis preguntas.
Distraídamente Jerry nos escuchaba discutir mientras él alisaba su camisa con sus manos y se recomponía de su palidez. Joe me asesinó con una mirada estoica.
–Mira, nena. –Joe guardó su daga–. No sé mucho más que tú sobre el tipo que me trajo a la vida, así que no puedo darte muchas respuestas. Lo único que sé es que es un demonio, como él me dio vida me ha hecho trabajar para su persona. Hago encargos y él me paga, eso es todo.
No podía ser tan simple, debía de haber algo más oculto.
–¿Qué clase de encargos? –interpelé.
Joseph se acercó hacia nuestras dos motocicletas que estaban aparcadas una al lado de la otra, la de Joe no había estado allí anteriormente, lo que significaba que él había llegado después de que Jerry y yo lo hicimos.
–Deja de acosarme con tus preguntas. –murmuró Joe al tiempo que se subía a la motocicleta y me hacía señas para que subiera a su regazo.
Jerry había venido conmigo, así que Jerry se iría conmigo. No me subiría con Joe en ese vehículo.
No seas tonta, Joe no se pondrá celoso si vas con Jerry. Sonó mi voz en mi cabeza.
No pretendía darle celos! Me quejé para mis adentros.
Sí, claro. Me contradijo esa vocecita burlona.
Al final me rendí ante la parte de mí que me suplicaba que fuera con Joe, pero no permitiría que esa parte de mí me dominara por completo.
–Debería ir en la otra motocicleta con Jerry. –sugerí, sólo para saber la reacción de Joe.
Se encogió de hombros.
–Podrías intentarlo, pero no voy a dejarte. –su voz era tranquila, suave, confiada y asquerosamente presumida.
–Sólo fue una sugerencia, no tenías que amenazarme. –Discutí, indignada e incrédula–. A ver, dime. ¿Qué harás sino quiero subirme contigo al vehículo?
Jerry y Joe resoplaron al mismo tiempo, como si de pronto se hubieran puesto de acuerdo. Jerry se subió a la moto adyacente, yo me paré en medio de los dos vehículos entre Jerry y Joe. Sabía que era estúpido que yo estuviera tratando de hacer enfadar a Joseph con algo como eso, puesto que él pensaba que mi “mascota humana” era gay.
–Te obligaría. –soltó Joe en un gruñido.
–Angie, compórtate. Ve con tu novio Drácula. –intervino Jerry.
Sentí que me estaba rindiendo ante algo y no se sentía bien ser derrotada, me sentí irascible e impotente, pero al final me acomodé entre las piernas de Joseph, tratando de ignorar la paralizante sensación de su pecho contra mi espalda, de sus duras y musculosas piernas rodeando mis caderas y mis muslos, de su respiración cerca de mi cuello.
Me puse tensa de pies a cabeza y maldije en mi mente.
–¿Vendrás conmigo porque tu amiguito te lo pidió? –preguntó Joe en mi oído antes de poner en marcha la moto.
Un escalofrío recorrió mi piel con el aliento de Joe en haciendo cosquillas en mi oreja.
–¿Quieres que vaya contigo o no? –le dije irritablemente.
Ahí estaba, entre sus piernas y siendo rodeada por sus musculosos brazos, y él continuaba poniéndole leña al fuego y avivando mi furia.
Ya cállate, vampiro sexy y diabólico! Quise decirle.
Joe no dijo nada, puso a andar el motor y aceleró. A mí me pareció que sonreía detrás de mí, pero era demasiado cobarde para volverme a verlo sobre mi hombro y comprobar que sonreía, porque esa malditamente encantadora sonrisa me hacia arder.
Mientras avanzábamos bajo el sol yo estaba chamuscándome y sofocándome, y lo peor de todo era que ni siquiera sabía cuál era la razón. Por un lado, el sol me caía en la piel directamente, y por otro, el hombre que tenía detrás de mí estaba provocándome una inquietud demasiado desgarradora. A diferencia de Jerry, éste vampiro me sujetaba de manera protectora, rodeando mi cintura con un brazo mientras su mano descasaba sobre mi abdomen plano. Yo había perdido el aire, sentía que desmayaría, incliné mi cabeza hacia atrás, adormeciéndome en el hombro de mi vampiro.
Minutos más tarde nos detuvimos frente a casa, respiré de manera entrecortada y salté de la motocicleta. Advertí a Jerry mirándome con horror, di un traspié hacia adelante sintiendo como si todo daba vueltas alrededor de mí.
–¿Estás bien? –oí a Joe preguntarme con pesadumbre.
–El sol. –balbuceé–. Creo que estoy achicharrándome!
Una capa fina de sudor envolvía mi cuerpo.
–Estás roja. –dijo Jerry.
–Maldición, entremos a casa rápido. –Vociferó Joe conduciéndome por la entrada hasta que llegamos hasta nuestro recibidor principal–. Recuéstate. –me pidió Joseph acomodando los cojines del sofá para mí.
Sonreí apenas.
–Eres tan exagerado, estoy bien. Nadie se muere de calor.
Con escepticismo Jerry me miró de arriba abajo, sus ojos ensanchados como platos.
–No pareces estar tan bien, tus mejillas están rojas como la sangre. –Me aseguró el humano–. Te ves sofocada.
–Lo estoy.
Me senté en el sofá cuando Joseph me alcanzó una lata de Coca Cola fría.
–Estás segura de que no vas a morirte o a desmayarte? –murmuró Joe poniendo su mano en mi frente.
Me reí.
–Sí, de hecho creo que deberían preparar mi tumba o algo así. –me burlé–. Estás delirando, Joseph? Sólo enciende el maldito aire acondicionado.
Él tomó el control a distancia del artefacto mencionado y lo encendió.
–¿Segura de que…? –continuó Joe.
–Sí, estoy segura.
–Lo digo porque necesito salir y quiero asegurarme de que estás bien.
Pensándolo bien…
–De hecho creo que estoy mareada. Deberías quedarte y vigilarme, quizás pierda el conocimiento o algo.
Atendí a la risa que Jerry trataba de reprimir, él estaba de pie a unos pasos más lejos con los brazos cruzados en el pecho y su bonita y delgada boca curvada en una sonrisa. Joe tomó mi barbilla entre su dedo pulgar y el índice.
–Linda y manipuladora, cómo me gustas! –me dijo–. Les pediré a los chicos que te cuiden de todos modos.
Él acercó sus labios a los míos, creí que me besaría, abrí ligeramente mis labios para recibirlo, pero cuando estuvo tan cerca como para sofocarme nuevamente, se retiró, se despidió con la mano y salió por la puerta de entrada. Al momento en que la puerta se cerró detrás de él lancé un grito de frustración, maldiciendo mil veces por lo furiosa que estaba. Odiaba que Joe se alejara de mí, había odiado cada palabra que me había dicho, cuando me dijo que me odiaba, cuando me dijo que su amor se había desvanecido, cuando me hacía el amor y me decía que nunca debió haber sido mío. El sentimiento de ira en mi pecho estaba asfixiándome. Maldije el nombre de Joe con cada poro de mi cuerpo y cada centímetro de piel.
–Nunca había visto a alguien más testarudo que ustedes dos. –oí la voz de Nina agujerear el salón. Ella tomó asiento al lado de Jerry en uno de los sillones.
–Qué suerte que tienes de no haber pasado el día entero con ellos! –suspiró el mortal.
–Uh! –Nina fingió una cara de terror–. En qué momento se te ocurrió meterte en semejante pesadilla?
Fulminé a ambos con la mirada, ellos se rieron.
–Bueno, mi querida Nina. –Dijo Jerry–. Por favor dile a Adolph que he traído a la pequeña Angie sana y salva. Quiero conservar mis pelotas.
Nina salió de allí dirigiéndole una astuta sonrisita a Jerry. Miré al muchacho, acusatoriamente y con reproche, él conocía el significado de esa mirada tan bien como si hubieran sido palabras rezumando de mis ojos. Al momento en que Nina desapareció Jerry suspiró a modo de disculpa.
–¿Vas a contarles sobre mi traición y sobre Somersault? –me preguntó él a susurros.
–No.
–Y… ¿Por qué?
–Porque confío en ti y espero que eso no vuelva a suceder. No lo de llevarme a ese sitio, sino lo de la traición. –le respondí–. Y porque quiero que me cuentes todo lo que has visto cuando estuviste siguiendo a Joe.
–Ya me parecía. –Dijo un poco decepcionado–. Te diré todo lo que sé, que es realmente poco. Estuve ahí cuando Joe despertó de su muerte, fue un hombre quien lo hizo despertar, pero llegué muy tarde, porque no pude ver todo el ritual. Sólo sé que de un momento a otro tu vampiro estaba vivo, y ese hombre desapareció. –Agitó su cabello rubio con gracia–. La noche que saliste a conocer a mi banda y fuiste atacada por Donovan, Joe estaba tan… digamos que furioso, y en cuanto te quedaste dormida salió, yo lo seguí y estuve allí cuando mató a tu ex-novio, te mentí sobre haber escuchado rumores, yo lo vi. Después de eso lo vi reunirse con el mismo hombre demonio del que te habló, el tipo le dio armas y dinero. Eso es todo, ahora sí puedo jurarte que no sé nada más. Y sobre mi hermana, todo era cierto, la única y verdadera razón para la que vine aquí fue para averiguar sobre el regreso de tu novio, porque quiero de vuelta a mi hermana. La idea de venir aquí y engañarte para darle información a la pandilla enemiga fue sólo otra excusa, igual que estar cerca de ti para que Joe pudiera acercarse a mí. –Jerry bebió de mi lata de Coca Cola antes de continuar–. Ese tipo no iba a dejar que yo quisiera ser su amigo ni nada por el estilo. –se arrimó más hacia mi lado en el sofá, donde su brazo podía tocar el mío–. Ahora debes saber porqué quiero ser inmortal como ustedes, si mi hermanita hubiese sido un vampiro quizás jamás habría muerto.
Era un golpe bajo saber eso, me sentí repugnantemente usada y traicionada, no podría confiar más en ese chico, tal vez vivía con el enemigo. Él me había hecho creer en lo que decía, y siempre había estado mintiéndome, la posibilidad de que todavía estuviera engañándome era casi contundente.
–Bueno. –espeté–. Ahora háblame sobre eso de que tienes sangre de hechicero…
–Debes creer que soy peligroso. –Me detuvo Jerry–. La verdad es que no hago nada sobrenatural ni mucho menos, sólo sé que la anciana que me criaba cuando era niño me dijo que yo era un mesclado, un mestizo. Me contó que yo tenía sangre mesclada ya que provenía de la unión de una hechicera y un humano. Pero nunca he poseído algo parecido a la magia, siempre he estado esperando a que desarrollen mis poderes o algo, ni siquiera sé qué edad tengo o si soy lo suficiente mayor para desarrollar alguna “habilidad especial” –enmarcó haciendo comillas en el aire con los dedos”–. Lo único que sé es que tengo libre acceso a los portales de inframundo, ultramundo, dimensiones abstractas y esas cosas; y que mi sangre no se infecta con la de los vampiros. También practico la magia negra, pero eso podría hacerlo cualquiera aunque no lo creas.
El mundo estaba lleno de cosas tan extraordinariamente sorprendentes…
–Una última cosa…
–¿Qué? –me dijo jugando con las esquinas de hilos deshilachados de los cojines.
–Tú… –me sonrojé, sabiendo que la siguiente pregunta haría saltar los nervios de cualquiera–. Tú eres… ¿Cómo decirlo…? Te gustan… quiero decir, tus preferencias… Oh! Al diablo. ¿Eres gay?
Los ojos de Jerry se abrieron con estupor al mirarme directamente, su apariencia incrédula ante mi pregunta.
–¿Perdón?
Sus mejillas estaban ruborizadas en un tono escarlata fuerte, y las mías también. Me encogí de hombros ansiosa por su respuesta.
–¿Acaso lo parezco? –consultó después.
–Bueno, yo creo que no, porque yo nunca lo noté, pero Joe dijo…
Para hacerme callar él se inclinó hacia mí y me besó, apasionadamente. Sus labios forzaron a abrir los míos, su lengua penetró en mi boca y yo estaba patidifusa, petrificada y atónita sin reaccionar. Hasta que mis sentidos se volvieron contra su cuerpo, oía cada latido de su corazón apresurado, su respiración saliendo de manera atropellada de sus pulmones, sus venas palpitando. Olía su cuerpo, con un dulce aroma a vainilla, pero sobre todo olía su sangre, mientras la sed me atacaba despiadadamente. Mi mandíbula comenzó a dolerme cuando mis colmillos afilados se mostraron y surcaron los labios del chico. Paladeé la sangre en mi lengua y me obligué a retirar a Jerry de un empujón. Sorpresivamente él voló lejos hasta estrellarse contra la pared más cercana.
Sin aliento se levantó, sonriendo, sangrando, satisfecho.
–¿Eso responde a tu pregunta? –inquirió dando zancadas avecinándose paulatinamente hasta mi sitio en el sofá.
Dios sabía que cualquier cosa que le hubiese preguntado ya se me había olvidado. Sólo pensaba en la sangre, que chorreaba despacio de sus labios. Como en cámara lenta observé el rosado labio de Jerry sangrar, una gota cayó de su barbilla, escuché el sonido que hizo al golpear el suelo al mismo tiempo que mi corazón daba un doloroso y estridente latido en mi pecho.
Mis sentidos se volvieron silvestres, mi garganta gruñó con una sensación de sed histérica reprimida.
Jerry sabía lo peligrosa que yo era en ese estado, y aún así se aproximaba más a mí.
Bueno, si quería ser mi víctima, lo sería. No había compromiso alguno, no se convertiría en vampiro, y si moría… Al diablo, al fin y al cabo no era más que otro humano, con la sangre más deseable, apetitosa y deliciosa que jamás había probado.
–Pequeño y dulce mortal, te deseo, ahora mismo. –mi voz era tan caprichosa, demandante y despiadada como lo había sido cuando yo era la princesita humana que se paseaba por los pasillos de mi escuela secundaria en busca de víctimas. En otras circunstancias eso podría haberme sorprendido, pero mi cuerpo actuaba tan descomedida y primitivamente que nada me importaba.
La sonrisa de gusto en el rostro del humano se mantuvo.
–Entonces tómame.
Tómame, bébeme. Sonaba igual para mí, quería hundir mis angulosos dientes caninos en su garganta.
Sujetando su camisa lo arrojé al sofá, no había tiempo para tomarse molestias y buscar una toalla, ni para cuidar que su ropa no se manchara ni mucho menos. En consecuencia rasgué su camisa y la desgarré, me subí a horcajadas en sus caderas y le mordí otra vez directo en el cuello.
Había empezado a sentirme vigorosamente dotada, espléndida, poderosa, fuerte, saciada y satisfecha cuando perdí la conciencia, de un momento al siguiente todo se hizo distante, prieto y sombrío. Hacía frío en ese lugar lejano, como si estuviera a punto de morir.
–Angie. –Me llamaba la voz de Jerry–. ¡Hey, Angie, muñeca, despierta!
Desperté desesperada por respirar, necesitada de aire.
–Qué pasó? –chillé. Sin aire apenas podía hablar.
–Shh. –dijo Jerry. Su bonito rostro apareció frente al mío, con sus anteojos en los ojos, su arete en la ceja y su humor–. Adolph no se puede enterar de esto.
Gemí, sintiéndome nauseabunda y adormecida, mi boca se estaba llenando de saliva como si estuviera a punto de vomitar.
Escuché pisadas acercarse, abrí los ojos completamente mientras estos se amoldaban a la luz y las sombras.
–¿Te sientes bien? –me habló la voz de Nina.
Es seguida distinguí su cabello de color plata brillante, me erguí para quedar sentada, estaba encima de una cama, la habitación que me asediaba era íntegramente desconocida para mí, las paredes eran extensas, sin afiches ni posters, pero cubiertas de un tapiz de terciopelo gamuzado de cabello largo en colores fucsias resplandecientes, amarillos chillones, verdes fosforescentes. Las sábanas en la cama eran aparentemente de piel de cebra, abrigadoras y frescas, el habiente era frío y luminoso, todo centellaba en colores cegadores como en un club nocturno.
–¿Tu habitación? –fue lo que dije, preguntándoselo a Nina.
Ella me sonrió y asintió.
A eso se le llamaba estilo Nina, nada era igual a eso, nada se comparaba con esa personalidad tan alocada y temible.
–¿De qué no se debe enterar Adolph? –lancé mi segunda pregunta.
–De que me has mordido de nuevo y de que luego te has desmayado. –Confesó Jerry–. Él creerá que te hice daño a propósito. Aún no quiero comentarle que soy un hechicero mestizo. Debí advertirte los efectos secundarios de beber demasiada de mi sangre.
Me quejé con un gemido.
–¿Como cuáles?
–Como desmayarte. –contestó Nina.
–¿No notaste que mi sangre es excepcionalmente más apetecible que la del resto de los humanos? –Explicó Jerry–. Primero deseas beberla, luego te haces adicta, al beberla te sientes más fuerte y más poderosa, y cuando pasa el efecto, te sientes enferma, y cuando te excedes bebiendo, te desmayas. Esas son las consecuencias de morder a un chico que es mitad mago.
Consternada pensé en todo lo que Jerry acababa de decirme, recapitulando cada palabra. Sí, todo eso me había pasado, era como drogarse o algo parecido.
–¿Y por qué Nina sí puede saberlo? –inquirí. Considerando que ella tenía una relación con Adolph era probable que pudiera decirle en cualquier momento.
–Porque ella también bebe de mí.
Algo de sospecha me invadió.
–¿No estarás intentando matarnos o algo así, verdad? –Le hablé a Jerry–. Sí, es eso, seguramente tu sangre nos envenena y quieres matarnos muy lentamente.
El chico se rió, Nina no.
–Tienes tanta imaginación, dulzura. –me contestó Jerry como hablándole a una pequeña niña–. ¿Si quisiera envenenarte te diría los efectos que causa mi sangre? Muchos vampiros han bebido de mí, los efectos son pasajeros, te lo aseguro.
–Vaya! –Suspiré y le hablé a Nina–. Bebes su sangre, eh? Eso explica muchas cosas.
El humano-hechicero se encaminó hacia la puerta.
–Bellezas, tengo que marcharme. –dijo él–. Sus novios estarán escupiéndome pestes muy pronto.
Él salió de la habitación, Nina me miró ansiosa y yo me levanté de su cama. Seguidamente busqué un espejo en alguna parte hasta encontré aquel frente a su tocador, que era una mesa rosada repleta de maquillaje y pelucas.
La imagen que hallé reflejada frente a mí era encarecidamente diferente a mi figura humana, me frustré al pensar en la frecuencia con la que extrañaba mi vida humana. Ésta imagen en el espejo era aterradoramente más fría de lo que antes había sido, mis ojos eran más salvajes, profundos y oscurecidos, mis rasgos eran más angulosos y distinguidos. Incluso parecía mucho más bonita, en mi antigua vida hubiese tenido que ponerme mucho maquillaje para parecer tan temiblemente sensual e indómita; en la actualidad siempre olvidaba arreglarme, pero siempre parecía estar hermosa, esa era una ventaja de ser un vampiro.
Retiré la vista súbitamente de mi maligno reflejo, Nina se había tumbado en su cama y observaba su mano atentamente, consecutivamente noté que no era su mano lo que ella miraba, sino el anillo dorado que ceñía uno de sus dedos. Di pasos hacia su cama.
–¿Es tu anillo de bodas? –solté.
Nina se sobresaltó y me lanzó una confusa mirada.
–¿Anillo de bodas? –repitió ella y se sentó encima de las sábanas de piel.
–Sí, de cuando te casaste con Adolph, cierto?
Ella ensanchó los ojos.
–Quién te dijo eso?
–Todos saben que ustedes están juntos, bueno, Adolph confesó que te amaba en frente de todos. –desvié la pregunta.
–Sí, pero cómo sabes que estamos casados?
Vacilé, mordí mis labios con culpabilidad.
–Alan me lo dijo. –admití.
–Oh! –exclamó, y luego más suavemente–. Oh, debí imaginar que él ya lo sabía. Bien, sí, es mi anillo de bodas. Y qué hay del tuyo? Dónde está? Cuando piensas sacar la banderita blanca?
–De qué estás hablando? –resoplé nerviosamente.
–Oh, vamos! No te hagas la inocente conmigo. –sus intensos ojos verdes me fulminaron–. Yo fui con Joe a comprar tu anillo, y tú lo rechazaste, niña malcriada.
Dudé unos segundos antes de continuar.
–No me reprendas por eso, cuando él me propuso matrimonio me sentí muy nerviosa, estaba aterrada. –me justifiqué–. No es que no lo ame, ni tuviera miedo al compromiso. Pero no quería que él dejara de amarme si se lo ponía tan fácil, pensé en todas las relaciones destruidas después del matrimonio, incluso pensé en ustedes, tú y Adolph, que estuvieron todos esos años casados y apartados uno del otro. Y de cualquier modo ya es tarde para aceptar su propuesta, no creo que esté dispuesto a hacérmela nuevamente, me odia y rompió conmigo. Todo se acabó.
–Te odia? –Casi dio un grito–. Estás muy mal, no has visto como te mira? Nunca he visto a un hombre más enamorado, nunca antes había visto a algún tipo que mire a una mujer de la manera que él te mira. Para él tu eres la mujer más hermosa de éste planeta, cuando dice tu nombre te ama y te desea con locura. Debes estar muy ciega para no notarlo.
Esa chica vampiro con cabello plateado se escuchaba furiosa, como si yo hubiera dicho una insensatez terrible.
–Eso no fue lo que él me dijo. –dije para mi defensa.
–A la mierda con lo que él dijo, si uno de ustedes no agacha la cabeza nada va a terminar bien. –Me riñó con ira y por último dejó escapar un suspiro–. Mira, Angie. –genial! Ahora todos querían llamarme Angie–. Hazme caso, quiero mucho a Joe y también a ti, sé por experiencia propia que si ambos se declaran la guerra todo terminará hecho pedazos. No quiero ver sufriendo a ninguno de ustedes, por tu bien y el suyo, sigue mi consejo.
No era tan fácil.
–No es tan fácil. –Repetí en voz alta mis pensamientos–. Ojalá consistiera en rendirse y ya, esto es mucho más complicado, no lo entenderías, Nina.
Ella alzó una ceja.
–Estás segura? –objetó.
–Sí. –hablé en voz alta y con firmeza.
Con inexplicable rabia salí de su habitación y di un portazo.
Oh sí! Claro, Joe esto, Joe lo otro, baja la guardia, lánzate a sus brazos, perdónalo. Todos estaban de su lado. Qué querían todos que yo hiciera? Que corriera y me echara a llorar a sus pies? Eso de ninguna manera sucedería, y aunque funcionara, nunca podría. Esto no era lo mismo, no podía compararse con la relación de Nina, porque Adolph no había regresado de la muerte siendo otra persona de vez en cuando.
Mis pasos furiosos se escuchaban pesadamente en el pasillo mientras me dirigía hacia la sala principal.
–Oye, creo que le has hecho un hoyo al suelo. –habló casualmente Jerry cuando aparecí en la estancia.
Su tono de voz fue tan natural que tuve el reflejo de mirar hacia el piso para asegurarme de que no lo había roto y él tuvo el reflejo de reírse de mí. Se hallaba sentado en el sillón reclinable con los ojos puestos en su consola portátil de PSP, y naturalmente estaba jugando Resident Evil.
Oí el rugido de una motocicleta estacionarse afuera, luego de unos instantes Joe estaba allí, atravesando la puerta y haciendo su rutina de colgar sus llaves, su abrigo y empezar a quitarse la ropa.
Desapercibidamente Jerry desapareció de la habitación al ver a Joseph, que se encontraba portentosamente hermoso, agraciado, estupendo, pero parecía estar ignorándome.
Háblale! Me ordenó una voz en mi cabeza.
No lo haré, le contradije a mi otro yo irracional.
–Hola. –me saludó Joe.
Mi corazón dio un respingo al oír su voz que naturalmente era sensual y espontánea, pensé que me pondría a tartamudear cuando respondiera.
–Hola. –conseguí decir.
Nadie dijo nada más mientras él se desprendía de su ropa como solía hacerlo.
–Jerry no es gay. –rompí el silencio.
Joseph se detuvo en el acto de desabrochar los botones de su camisa, mantuvo su silencio durante agónicos segundos que parecían ser eternos, se mantuvo apartado unos metros, se aclaró la garganta y se giró para mirarme a los ojos desde la distancia.
–Te acostaste con él? –preguntó en respuesta.
Asombrada ante su comentario negué categóricamente.
–No. –vociferé–. Oh! Por supuesto que no! Él me besó, de nuevo, me dio un apasionado beso cuando le pregunté si era homosexual.
Después de otro silencio él agregó:
–Y por qué estás diciéndome esto?
Porque creí que te importaría al menos un poco, dije en mi mente.
Suspiré abatida.
–No fue agradable besar a otro hombre diferente a ti. –Pensé que las palabras saldrían más rebeldemente, pero éstas se escaparon de mis labios a borbotones–. Si te hace sentir mejor, me hubiera gustado que estuvieras allí para sacármelo de encima de un golpe.
–Es bueno saber eso. –dijo después de otra pausa.
Lo miré con deseo cuando él continuó quitándose la camisa, yo esperaba ansiosa sin apartar la mirada, pude ver el inicio de su pecho desnudo y la camiseta de color negro que traía debajo. Casi inconscientemente mis pies se movieron hacia él. Quería decirle algo como: “yo puedo ayudarte con eso,” pero me contuve.
Un recuerdo me sacudió violentamente, con tanta rudeza que tuve que decirlo.
–Recuerdo cuando te vi por primera vez. –Susurré para Joe, él me miró otra vez, sus ojos grises habían recuperado su picardía–. Era la noche de máscaras, –le narré–, me saludaste, con tu profunda voz sensual, estabas sonriéndome con maldad, creo que ese fue el momento en me enamoré de ti, traías un bonito traje y un antifaz, y comenzaste a perseguirme, pero en lo más profundo de mi ser yo deseaba que me atraparas, y cuando lo hiciste… recuerdo tu peso aplastándome, tu aroma, tus labios tocando mi cuello, tus dientes hundiéndose en mi garganta y tu lengua saciándose de mi sangre. –Tenso como una roca Joe me correspondió acortando la distancia entre nosotros lo suficiente como para sentir su respiración sobre mi cara–. Nunca había visto a nadie con tanta seguridad y malicia, además de mí. Por eso estaba aterrada, pero ahora sé que en realidad me enloquecías.
–Estás haciendo muy mal al hablarme sobre eso. –me dijo, sonaba jovial e incluso nervioso–. Porque yo recuerdo esa noche de otra manera. Puedo verte a ti, hermosa y sexy en un sensual vestido de gala, no podía evitar odiarme a mí mismo porque sabía lo que te iba a hacer, pero te quería fuera como fuera y rompí todas las reglas para tenerte. Recuerdo tu hermoso cuerpo cuando corrías descalza entre las calles, no sabes el placer que me causó tropezarme con tus zapatos esa noche cuando los dejaste caer en el asfalto, recuerdo desear tus labios y todo tu cuerpo cuando te atrapé debajo de mí, y tus pequeñas y delicadas manos empujando mi pecho inútilmente, tu aroma y el de tu sangre, tus pechos contra el mío y tus latidos fuertes y exaltados. Todavía siento tu respiración entrecortada rozando mi cuello, provocándome tensión en cada músculo de mi cuerpo. –Y eso era porque mi fanática respiración entrecortada golpeaba en su cuello mientras yo imaginaba y revivía cada segundo de mi primer encuentro con ese vampiro–. No podía esperar para saborearte, me pusiste tan caliente con tus pequeños gritos de terror y los insultos que me lanzabas. Tu piel suave se abrió al contacto con mis colmillos, jamás me olvidaría del sabor que tenía tu piel en contacto con mi lengua. –cada palabra que él citaba me ponía más caliente y tensa. Toqué su brazo desnudo con una caricia y él palpó la columna de mi garganta con un dedo–. Cuando quedaste inconsciente yo te besé en los labios. De ésta manera. –Se aproximó y presionó suavemente sus labios contra los míos, todo mi cuerpo estaba envuelto en cosquilleos–. Tú nunca lo supiste, pero lo hice, te besé, acaricié tu precioso cabello suelto como de costumbre, te tomé en brazos y te llevé a la guarida.
–Y a ti te gusta mi cabello suelto? –le pregunte poniendo una mano en su rasposa mejilla.
–Odiaría si lo llevaras de otra manera, me gusta suelto porque te hace ver más salvaje. –él sonreía–. Y cuando estamos en la cama amo que tu cabello me haga cosquillas en el pecho.
Perdí el aliento abruptamente como si él me lo hubiera robado, aquellas confesiones eran demasiado para mí. Juré que haría que Joe me deseara con urgencia y con cada parte de su ser y de su alma. Pecaminosamente acaricié su pecho trazando su musculatura con mis dedos y le hice rodearme la cintura con sus brazos.
–Sabes lo que a mí me complace? –le susurré al oído en voz baja y sensual.
–Muero por escucharlo si estás dispuesta a decírmelo.
–Adoro cuando acaricias mi espalda desnuda con tus manos, que beses mi vientre, que hables cerca de mi oído. –le incité a meter sus manos dentro de mi blusa.
Él tocó mi espalda por debajo de la tela y la acarició con sus cálidas, abrazadoras y fuertes manos.
–Creí que te gustaba que mordisqueara tus hombros. –él mordisqueó mis hombros apartando de su camino los tirantes de mi camisa. Me conocía a la perfección–. Y tus labios.
Me puse de puntillas para recibir su beso, él agachó la cabeza y besó mis labios dándome afables mordisquitos, toqué sus colmillos puntiagudos con mi lengua.
–Eso me gusta. –seguí–. Y me gusta sentir tu áspera y diminuta barba raspando mi cara.
Con una mano lo sujeté del rostro, froté mi cara contra la de él para sentir la fricción y lo rodeé con mis brazos apretadamente atrayéndolo contra mi pecho sólo para sentir su calor abrasándome. Él acunó mi cabeza contra su pecho.
Mis colmillos empezaron a dolerme demasiado en cuanto mi olfato se inundó del cálido aroma que manaba el cuerpo de Joe, su fragancia masculina a perfume, jabón y cuero.
–Te quiero, Joseph. –le susurré–. Déjame beber un poco de ti.
Adosé mis labios en su cuello, aferré mis manos en su camisa, abrí mi boca deseosa por morderlo. Y él me apartó con tosquedad y crueldad, mis colmillos palpitantes me dolieron con más fuerza, respiré de manera agitada por lo alto.
–No! –Exclamó en voz alta y firme–. No puedes beber mi sangre, no debes.

25 comentarios:

*Lawis Jonas* dijo...

hola nena espero ser la primer
me encanto el cap lo ame
esta genial pero que joe aya aventado a angi no me agrado nada
espero deseosa el proximo cap
ay nena me gustaria saber cual es le blog donde vas a publicar Another JB Story en verad creo que seara de las mejores historias en el planeta

bueno nena sin mas que decirbueno si pero estoy mal tengo migraña nisiquiera soporto ver la pantalla pero devi hacer un ezfuerzo mi dolor no pudo con mi nesedad de leer tan perfecta historia

cuidate
nos vemos

bye


=)

Anónimo dijo...

HAAY STEHP COMO QUE JERRY ES GAY ?
ESO PARECE IMPOSIBLE O.o
BUENO NO EH TERMINADO DE LEERLO PERO QUERIA COMENTAR DESPUES LO TERMINO Y TE COMENTO OTRA VEZ : )

Ilsevzla =)

Anónimo dijo...

AMO tu novela, tendrias que escribir un libro.
Soy tu fan!

Besos! ♥

Cecy dijo...

Steph me encanto el cap enserio ya quiero leer el proximo ya me mareo joseph con tantos misterio aahh pobre de angie enserio que si jaja pero wow me encantan tus novelas una pregunta:

Ya tienes el link de donde vas a publicar Another JB story?? si lo tienes plis ponlo para darnos cuenta el primer dia cuando publiques algo :D bueno mm creo que es todo te felicito tienes un gran talento para escribir grcias a ti me dan ganas de leer porque cuando la primera vez que vi el blog me dio flogera leerlo pero despues me lo propuse y wow enserio me clave con la historia y cada vez que veo en libro de entradas tu blog me emociono y aveces suelto un gritillo y hasta mi mamà me llama loca pero jaja me clave y bueno no quiero aburrirte mas con mi pequea historia pero tenia que desaogarme xP sigue haci y de aqui directo al estrellato xD bueno ya me voy Bye

By: Cecy


PDT: por sierto claro no podia faltar.. soy tu fan :)

HaNnY dijo...

Nooo Manches que cap. Dios mio amoo tu nove me encanta definitivo la mejor de las mejores que confeciones dios mio jaja kreo k ya aburri a mis amigas pero eske me parese magnifica tu nove tambien ya se la saben de memoria xD siguela plis plis !!! creemelo vivo de mal humor sin tu nove jajaja cuidate y espero andes de lo mejor byee !! aaahhh oiies una preguntota como `puedes poner los archivos a ki eske me lo encargaron de tarea ¬¬ y no lo e podido hacer pfff espero me contestes y siguela plis !!!

yess d jonas dijo...

ahhh!!!!!
noooo me encnato es capitulo fue lindo recordar como empezo este loko romance!!

pero ya joe me tinen tan confundida?¿
ya nose k pasara yo se k se aman y muxo pero joe esta escondiendo muxas cosas y cda vez me estoy volviendo paranoica !!!
esperare el otro capi!

cuidate ya agrege tu correo !!

Saaraah dijo...

Holaaa
hermoso capituloo
peeroo una preguntaaa.....
¿cual es tu otro blog?
esqe no se cual es hehe
aii me lo dass pleasee
de vdd qiero leer tu otras dos historiaas

biie

xd

Janerkis JB dijo...

Jajaja como es qe logras qe cada
vez qe lea tu nove me qede con la
boca abierta, o una sonrisa, o enojada, o feliz o triste como lo
haces Steph??

Esta nove es mi droga (despues de Joe) ahaaha

Dios me di cuenta que Jerry no es Gay haha y mas a Angie le qedo
clarisimo como el agua.

Es qe es lo qe tiene el Joseph??
porqe no puede beber de su sangre
Angie?
No no muero.
Es qe como puedes ser tan buena escribiendo?

Dios no sabes como me prendi cuando
Joe y Angie comenzaron a decirse
las cosas esas de qe les gustaba
jaja pero al final no tuve qe
echarme agua helada con lo qe
dijo Joe me basto jaja

Tienes qe seguirla pero ya.
Es mas hasta si qieres te mando
mi Lapto a Venezuela para qe escribas capi.

Es qe puedo vivir sin pc pero no
sin esta nove.
Necesito cada 4 o 3 dias mi dosis
de lectura LOL.

Steph plizz haz todo lo posible para qe la arreglen y puedas
seguir escribiendo.

Dios Jerry me hace desconfiar
todavia. Tiene algo como decirlo??
Extraño y misterioso. No se si
estoy siendo paranoid 8)

Siguela Steph

Eres la mejor nena.

Ya vas a entrar a la universidad no?
Creo qe nos dijiste qe era en octubre??

Si no es asi no soy muy buena
recordando cosas qe me dicen.

Bueno me nos bla bla bla
y ya me despido

Bye cuidate
Te qiero

Y Viva Tu!!!

ashanti dijo...

waa me perdi muchos capitulos todo por culpa de mi tonta computadora pffffffff genial el cap si k si como siempre me quede con mucha curiosidad jijiji t cuidas

Floppy! dijo...

aiii me encantoo el cap.!al final jerry no es gay, q bueno, joe mintio! ajaaj
te amo steph y amo lo q haces!
te felicito y le agradesco a mis padre x traerme a este mundo para poder leer tus novelas, te adoro!
Floppy!

Floppy! dijo...

aiii me encantoo el cap.!al final jerry no es gay, q bueno, joe mintio! ajaaj
te amo steph y amo lo q haces!
te felicito y le agradesco a mis padre x traerme a este mundo para poder leer tus novelas, te adoro!
Floppy!

Nina Beckhim dijo...

Eh quedado como "OMG OMG OMG" encerio tus escritos son realmente buenôs ^^ No eh comentado por falta de tiempo pero sigo tu novela desde que empezaste Tentación, me la ha recomendado una amiga & eh quedado facinada (: mi nombre es Daniela pero me dicen Nina, agregare tu msn, porque realmente me interesa tu opinion acerca de una novela que estoy escribiendo. Mi msn es PeaceLoveJonas@live.com.mx

Atte: Nina(:

Anónimo dijo...

D: jsxhnsjfhf enserio adoro tu nove:) jaja Jerry no es gay xD alfin supe como comentar:B jaja:P tljuro que estoy wtf!:P jaja cuidate amo tu nove tublog& todo!:)



~Valeria:)

IsabellaBreakingDawn dijo...

Oh Mi Diiiioooooooooos! Gritee como loca cuando Jerry Beso a Angelique! Woow! CASI ME MUERO xD Hahahaa! Y Joe y Angelique Que Recuerdos..Me Dio Ganas de llorar pensar que todo eso paso, Que Tanto Tiempo tengo leyendo esta Novela..Gracias mi hermanita Andy..Por recomendarmela! POR QUE ESTOY OBCESIONADA Con Esta Novela! Haha :D Y De Nada Steph! Espero Te Guste El Fan Club!
Muero por Leer Another JB story! espero pronto bajes el Link :)
Te Adoro <3
El capitulo anterior LA AME..Lo Eh Leido ya 5 VECES :D
Muchooo EXITO! Eres mi Idola!
y si muero por coonocer a los lectores hombres...

viko310 dijo...

Magnifico el capitulo!!
:)
waaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!! deseariaa que no terminaraaa *_*
Unaa Fan!

Anónimo dijo...

steph!! wao el cap estuvo, wao es que fue genial, ame cuando angie y joe empezaron a recordar su primer encuentro, te juro que senti que mi habitacion iba a cojer candela!! eres supermegaultrarecontraarchiduple excelentisima escritora!! soy tu fan!! oajala que tu compu se arregle pronto!!!

PD: espero recuerdes la dedicatoria del cap 15 :) seria un honor para mi!! otra cosita...ahi santo cielo el video de la cancion me dio escalosfrios!! muy sangrientamente triste romantico!!

Anónimo dijo...

estoy tan loca que no puse mi nombre!!! este es mi comment!!
steph!! wao el cap estuvo, wao es que fue genial, ame cuando angie y joe empezaron a recordar su primer encuentro, te juro que senti que mi habitacion iba a cojer candela!! eres supermegaultrarecontraarchiduple excelentisima escritora!! soy tu fan!! oajala que tu compu se arregle pronto!!!

PD: espero recuerdes la dedicatoria del cap 15 :) seria un honor para mi!! otra cosita...ahi santo cielo el video de la cancion me dio escalosfrios!! muy sangrientamente triste romantico!!
att:perla(joejonas15)

Anónimo dijo...

Bueno asi que Jerry no es gay ?
La verdad no tiene pinta de gay pero si miente tambien como besa pues no se si creerlo !
Y Maldita sea que le pasa a ese Vampiro taaaaan sexy ?
Y por que no me deja Beber de su sangree ?
Steph continua la nove !! =) ME ENCANTAAAAA

Anónimo dijo...

wauauuuu me encanto el encuentro de angie y joe... me parecio muy pero muy romantico-..... me encanttooooooo...
se me aclarearon varias dudas... wauu con ese beso entendi a la perfeccion q Jerry No es gay... y joe cuando volvio de la muerte.. algo debe tener en la ssangre.. q angie nO PUEDE MORDERLOO... me muerroroooo seguilaaaaaaaaaaa

tattyJb

AndyKrats dijo...

Hermoso Capitulo ! =) Menos mal que jerry no es gay. soy feliz xD y ame cuando joe y angelique recordaron su primer encuentro... me encantan esas cosas, que se note que el verdadero amor esta y que nunca se fue, y todas esas pabadas que dice joe que hacen hervir mi sangre!
Ya me estaba preocupando, ultimamente tardes en subir.. pero entiendo. estas perdonada jajaja es en broma. no importa cuantos tardes la cosa es que subas :D
Hoy no tewngo muchas palabras la verdad =/. pero solo puede decirte que gracias a este cap me puse de buen humor , estaba para la chacota pero por surte lo leei y wiii :D todo genial.

AMOO LA NOVELA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! ES LA MEJOR MEJOR MEJOR MEJOR MEJOR MEJOR DEL MUNDO.:)

Gallethiitha Jonas dijo...

Casi lloro , como que Angelique no puede morder a Joe , que le passa esta loco, es extraño pero igual que Angie lo amo ,lo deseo y si pudiera estr cerca de el , lo amria hasta morir , creo que es lo que hago n este momento, amarlo hasta morir. Tu nove me encatan y quiero que sepas que eres mi escritora favorita, ok?. Bueno espero con ansias el siguiente capitulo ya no puedo esperar, y cuidate mucho ok bye bye

Anónimo dijo...

DianaYazielJonas:

steph......... xq nos dejas asi
jajaja ntk muii bn capitulo
enseriio ame como
angie jejeje i jooe recordaban
el priimer dia en qe se conocieron
la foorma en qe lo expliica
diciendose qe les gusta jaja
muii exiitante enseriio
zoii una pervertiida
pro zolo cuuando se trata de un jonas obviioo jeje
enseriio miira aoriita es bn
tarde para la escuuela
pro no me qeriia iir sin antes
leer tu noove jajaja
enseriio es muii bna oiie
xfa diime la pagiina Another JB story xfa jejeje bno ii
oiie xq aqii en tu pagiina
no poodes un reproductor de
canciiones qe atii te guusten
cm en la pagiina de MAS HALLA DE LA ATRACCION jejejej sii lo poones
no olviides poner Las de la intuicion de shakiira esta roola
esta geneal bno
regresando a la novela enseriio amo tu cap jeerry no es
gay jaja no sabes qe
alivio un xavo tan guuapo
no podiia ser gaay jajaja bno
diisculpa x mi coomentariio jajaja pro enseriio teniia qe deciirte esto oiie ¿no te molesta qe te deje capitulos largos? bnoo
sii puedes
aii me respondes zale me voii cdtm

amoo tu noveela enseriio te
amamos steph jeje biie!

Anónimo dijo...

WOOOOOW ! es lo unico que puedo decir .. ESTE CAPITULO ME ENCANTO MAS EN LA PARTE DONDE JEERY BESA A ANGI Y CUANDO ANGI Y JOE SE DICEN LO QUE LES GUSTA DE UNO O.o ! xd
ESPERO QUE SUBAS PRONTO AH Y PUES! HABER COMO LO DIGO MM .. esque en la novela de mas alla de la atraccion en el epilogo ya se que no prometistes nada pero me gustaria que hicieras el capitulo narrado ahora por Joe(L)! ME ENCANTARIA ESO .. bueno espero que puedas : )
!!Besos !!

Ilsevzla =)

BenjaminSama dijo...

sta buena la nove soy chico y la he seguido desde tentación ya que me gusta lo sobrenatural XD.

Tambien eh visto mas alla de la atraccion y ami tambien me gustaria que subieras el capitulo narrado por Joe mientras esperare el proximo capi de seduccion XP que le gana a la de crepusculo jajajajaaja

Fernanda Jonas dijo...

olaaa wooooowww que capitulo tan mas lindo encerio me encanto, espero searregle pronto para que asi puedas subir capitulos mas rapido esqe muero de desesperacion cuando no subes y ahora mas con esta intriga que dejas jejeje creo que sera un cap de mis favoritos tan romantico aww espero que algun dia alguien se enamore asi de mi encerio hermoso te pasas me haces imaginar tantas cosas bellas pero grasias por esos momentos de imaginacion jejeje.

ahh oye que crees estoy leyendo nuevamente MAS ALLA DE LA ATRACCION esque como tengo algo de tiempo libre busco novelas para leer pero nunca encuentro una buena y por eso me decidi a leerla nuevamente esque realmente es muy bonita aunque a mi me gusta mas TENTACION osea SEDUCCION pero aun asi creo que es muy bella e imaginativa.
aah y sobre tus proximas noves creo que seran muy bonitas tambien y ten por seguro que las leere aunque voy a extrañar mucho a joe esuqe es tan lindo y nick y kevin aaaaw.
pero espero que no sea la ultima que escribes sobre ellos ehh...
aah x sierto que bueno que aya lectores hombres es muy interesante eso y nuevo jeje...
bueno sthep me despido cuidate mucho y has lo imposible por subir capitulos mas seguido x fa bueno cuidate muchoo nena bye...tkm

VISITAS

.

.