.

.

Translate

Nota: Está prohibida la republicación, copia, difusión y distribución de mi novelas en otras páginas webs.

lunes, 10 de enero de 2011

Capítulo 3: Dulce o Truco


Capítulo 3: Dulce o Truco

Un grito ahogado se fugó de mi garganta.
–¿Quién eres y qué haces aquí? –me dijo el chico que sostenía un arma cerca de mi cara. Estornudé, a lo que respondió–. Salud.
Por un impulso casi estuve a punto de decir gracias y sentí un cosquilleo en mi cuello.
Insectos.
Me estremecí, asqueada.
–¿Que quién soy yo? ¿Quiénes son ustedes? –escruté.
El filo del arma rozó mi cuello.
–Soy yo quien hace las preguntas –me amenazó él–. No intentes engañarme. ¿Por qué estás aquí?
Vacilé.
–¿Porque caí por un agujero?
La voz femenina que estaba más alejada rió con suavidad.
–Quiere ser graciosa. No dejes que te hable así, Dimitri –ordenó ella.
Eran únicamente dos, un chico y una chica. Dimitri se rió para sí mismo.
–Qué graciosa, niña. Dime, ¿por qué estás aquí en la academia? ¿Cuál es tu nombre? –dijo.
–Soy Ania –jadeé–. ¿Pueden quitar los insectos de mi cara? Creo que voy a vomitar.
–¿Ania qué? –el chico alzó la voz, sin prestar atención a mi sugerencia.
–Hammond, Ania Hammond.
La chica se aproximó para examinarme.
–Ah, ella es la chica nueva, Charity –le dijo él a ella.
–Pensé que se llamaba Evangeline, no Ania –replicó Charity.
–Sí, Evangeline, ése es mi nombre, mi primer nombre –farfullé luego de estornudar por enésima vez.
Alguien encendió una cerrilla y finalmente pude observar dos rostros iluminados tenuemente por la pequeña llama flotante en la oscuridad.
Dimitri era un mozo de cabello perfecto, ligeramente largo, cayendo en su cuello en la parte trasera y contorneando su rostro.
Charity poseía una cabellera abundante sutilmente ondulada, que colgaba hasta un poco más abajo de sus hombros. El cabello de ambos era de un matiz castaño muy claro, o rubio oscuro, los dos parecían bastante jóvenes y tenían un parecido innegable, podía jurar que eran parientes. Él tenía ojos dorados felinos, los de ella en cambio eran verdaderamente azules, hermosos y grandes.
–Hola, soy Charity Morte, él es mi mellizo, Dimitri. Lamento el recibimiento, pensábamos que eras algo peligroso.
Resoplé.
–¿Algo peligroso? Ustedes son peligrosos, desátenme –respingué.
–Tú pensabas que era peligrosa, Charity. Yo pensaba que era un delicioso aperitivo –comentó Dimitri mientras me desataba.
–Entonces, Ania, ¿de dónde viene tu apellido? –interrogó la chica sentándose cerca de mí–. Nosotros tenemos importantes antepasados, nuestra familia proviene de Cortona, de la antigua Etruria. ¿La tuya?
Cuando Dimitri liberó mis manos y pies pude sacudirme docenas de arañas que caminaban encima de mí, me incorporé, aturdida y extrañada.
–No lo sé, Los Ángeles – California, supongo –respondí en voz ronca–. No somos tan importantes, creo. Oh, no, ahora que recuerdo, cuando hice un informe sobre mis antepasados descubrí que mi abuela apareció una vez en una caja de cereal, era patinadora artística, si mal no recuerdo –la verdad estaba bromeando, solo que no sonaba como si lo hiciera.
Los dos me miraron parpadeando.
–¿Nada de conquistadores romanos o reyes? –Charity se escuchaba incrédula.
–No que yo sepa.
–Ella es muy rara, hermana –habló el chico.
De un hoyo en la pared surgió Eustace, andando con paso elegante y pausado.
–No intimiden a la niña –prorrumpió Eustace, quien sostenía un par de enciclopedias enormes de al menos quince centímetros de grosor–. Evangeline, quiero que empieces estudiando esto –me observó desde arriba–. Extiende los brazos, querida –lo hice, las enciclopedias cayeron pesadamente en mis brazos, por poco el peso me envió al suelo–. Debes empezar estudiando eso, más te vale que cuides muy bien los libros. Después de que los cristianos destruyeran todos los textos de nuestra historia pasé muchas horas en los templos de Tinia rescribiéndolos con mis propios recuerdos. Alrededor del año 195 A.C tuve que traspasar los textos de las tablillas de cera al papiro, del papiro al pergamino de pieles animales, mucho después a libros, con plumas y tinta, la edad media fue muy aburrida, tuve tiempo para hacer muchas cosas, y cuando se inventaron las máquinas de escribir y ordenadores hice varias copias traducidas al inglés. Estos son para ti, aprécialos, sé que la lengua etrusca aún no es bien comprendida.
–Dios mío –proferí, no solamente por todo lo que tenía que leer–. ¿Cuántos años tienes, Eustace?
Él pareció pensarlo, frotó su barbilla.
–La verdad hace tiempo he dejado de contarlos, pero sé que nací en Populonia – Tyrrhenia el año 3522 A.C –hizo cuentas con los dedos–. ¿Qué te parece? Cinco mil quinientos treinta y dos años. Pero trato de conservarme.
Eustace me hizo pasar por el agujero de la pared.
–Adiós, Evangeline –dijeron al unísono los mellizos con tonalidad perversa.
Entramos en una habitación que destilaba brillos rosados.
–Tu nuevo dormitorio –declaró Eustace.
Observé las relucientes paredes rosas, en el centro del lugar había una cama individual con sábanas y edredones gruesos fucsias, la alfombra que recubría el suelo era lila, había un sofá de espaldas a una pared, también rosa, había una cómoda, un gran televisor, un teléfono en la mesita de luz y exagerada decoración en todas las gamas de rosado.
–No quería que fuera tan rosa, pero Dasha insistió en que eras una chica, que te gustaría más así. Puse el sofá para tu amiga, pero dudo que te acompañe demasiado –Eustace caminó por la habitación con un masculino ceño fruncido–. ¿Y? ¿Te gusta?
–Es totalmente… mi estilo –mentí, casi entre risas.
–Te envié a tu correo un práctico manual para ser un Guardián de la Luna, te sacará de dudas, será mejor que estudies.
Eustace empezó a marcharse por la puerta regular.
–Hey, ¿qué pasa con física, biología, química o lengua? –averigüé.
–Ah, sí, puedes estudiar eso también si quieres, también lenguas, sería conveniente aprender la antigua lengua etrusca, griego, latín, italiano. Pero creo que tienes conocimientos básicos sobre eso, ¿no? Te haré mañana una prueba escrita.
Ensanché mis ojos.
–¿Qué? ¿Tengo solamente una noche para estudiar todo esto?
–Exacto, linda –dijo sonriendo y salió como un fantasma del cuarto.
Lo primero que hice fue revisar mi correo electrónico, hice clic en un mail con un evidente asunto, “Manual práctico de los Guardianes de Losna” de Eustace Populonio. Me reí en voz alta de su nombre y descargué el archivo adjunto.
Más que un manual era un reglamento con recomendaciones. Leí entre líneas.
Los Vanthes son tus enemigos, los Vanthes pueden reproducirse intercambiando sangre con el individuo que desean convertir. Blah, blah, blah… Por nada del mundo dejes que un Vanthe intercambie sangre contigo, los Leives también pueden ser convertidos, sin embargo, los Vanthes no suelen intercambiar sangre con Leives, porque al hacerlo, mueren (los Vanthes). Están prohibidas las relaciones de largo plazo con mortales, u otras especies.
Y había una prolongada explicación que dilucidaba el porqué.
Si un Leive se casa con un mortal, y tienen hijos, la genética dice que hay un 70% de probabilidades de que el niño sea humano, dejando solamente un 30% de probabilidades de que nazca como Leive, razón por la cual la raza está disminuyendo.
La regla había sido impuesta hacía cien años, cuando los números de pobladores Leives decaían, cada vez había menos guardianes, además de que la mayoría eran asesinados en batalla. También, es favorable no relacionarse con humanos en nuestro entorno mágico, para mantener nuestra identidad a salvo, nunca debíamos revelar nuestra condición a mortales u otros seres.
Era curioso, pero cuando leía, no me sentía parte de ello, me sentía mejor en la categoría de “los mortales”.
Encontré que mi deber es cuidar a la humanidad, y una vez fuese un guardián formado para la batalla tendría que asesinar a cualquier Vanthe que viviera o respirara en su forma de bestia. Estaba prohibido asesinar a Vanthes en su forma humana.
Los Leives pueden vivir perfectamente como humanos normales, a menos que una bestia se les aproxime, de lo contrario, podemos ser casi completamente humanos, el único indicio que puede demostrar que no somos simples mortales es que nuestra sangre posee cristales de mistela de Veive, que evitan la mayoría de las infecciones sanguíneas de los humanos, así como tampoco podemos transformarnos en vampiros. Me reí al leer “es recomendable evitar los exámenes de sangre”.
Había una definición específica de los xerrys.
Xerry: Droga placentera y adictiva creada por Vanth para mantener fuera del juego a los Leives, nocivas para los mortales y Leives jóvenes que no han pasado por la primera metempsicosis, o metamorfosis, en otras palabras. Dañina para cualquiera si se toma a largo plazo. Efectos secundarios: pérdida de la conciencia, alucinaciones, dolor muscular, confusión metal, ausencia de pensamientos y otros.
Incluso había una descripción física de los mismos, contraindicaciones y consecuencias.
Cualquier Leive que consuma xerrys será privado de luchar y de pertenecer a academias y sedes refugio, a menos que deje de consumirlos o se someta a rehabilitación.
También había una sección de conocer al enemigo, como decía, debes conocer al enemigo para saber sus debilidades y atacar correctamente.
Los Vanthes son estériles, no pueden tener hijos, a diferencia de los Leives, que sólo pueden reproducirse por el método común. Los Vanthes también son humanos normales a menos que la luna llena esté sobre ellos, en su condición humana también son ciegos, pero saben fingir muy bien que pueden ver, tienen un sexto sentido que les hace estar ubicados en cualquier parte y sobrevivir sin problemas sin necesitar del sentido de la vista. Suelen matar de diferentes maneras, aunque se caracterizan por vaciar los ojos de sus víctimas.
Ambas razas, Vanthes y Leives, son inmortales, en forma diferente, pero inmortales. Los Vanthes se paralizan en el tiempo en la edad en la que son convertidos, los Leives crecen hasta su vigesimoprimer cumpleaños, para después permanecer en juventud eterna.
Aquel manual parecía más un reglamento de algún grupo ficticio o de esos juegos de foros de la web en los que cada miembro usa el nombre de un personaje de fantasía. Era demasiado loco que estuviese leyendo tal cosa.
Luego estaban aquellos voluminosos libros, cuyos títulos eran Corpus Speculorum Etruscorum y Lexicon Iconographicum Mythologiae Classicae. Eran textos de historia, guías básicas sobre dioses y leyendas.
Me quedé dormida en poco tiempo, leyendo. Al amanecer Miranda me golpeó con almohadones para despertarme, gruñí, enfadada y somnolienta.
–¡Feliz Halloween! –vociferó ella mientras las plumas del almohadón flotaban en el aire–. ¿Conociste a los Morte? Son mellizos, Charity consiguió dos disfraces para nosotras. Vas a verte como una diosa en tu traje.
La miré, con mi ceño fruncido y mis ojos nublados aún.
–No dormiste aquí, ¿o sí? –le dije.
Sonrió sagazmente.
–Por supuesto que no.
Me senté en la cama, los libros cayeron al suelo.
–¡Es injusto que tú si puedas pasar la noche con Colin y no me dejen pasar ni un momento a solas con Damien!
–Hay una gran diferencia, Ania –alegó ella–. Yo soy mayor de edad, mis padres no están aquí para vigilarme, tampoco tengo un hermano celoso, y bueno, vivimos en una sociedad machista, Colin siempre podrá hacer lo que quiere mientras tú serás dejada de lado porque las chicas santitas no hacen cosas amorales y malas.
Me quedé callada y enfurecida varios segundos.
–Tengo curiosidad… ¿qué pasa concretamente entre tú y Cole? –curioseé.
Noté que ella se sonrojaba.
–No mucho, nos acostamos, la pasamos bien, ya casi hemos parado de pelear, y… yo… –dudó–. Bueno, yo lo amo, siempre he estado enamorada como idiota de él, aunque él no me ame.
Hubo silencio.
–Él… él te quiere, Miranda, estoy segura de eso.
–¿Bromeas? Quiere dormir conmigo, eso es todo, él me lo dijo.
–No le creas, Mir. Conozco a mi hermano, él es… se parece un poco a mí, le cuesta admitir cuando quiere a alguien.
Miranda me lanzó una mirada desaprobatoria y alguien tocó a la puerta.
–Sí, ya puedes pasar, está todo en orden –gritó Miranda.
Damien llegó con una sonrisa de galán.
–Hey, nenas –él guiñó un ojo y se tumbó en el sofá rosa–. Me gusta su cuarto, es muy… masculino, y todo huele como a rosas. Podría mudarme aquí, y dormiría en la cama de Ania.
–¿Dónde dormiría yo? –protesté.
Su sonrisa se amplió.
–Muy apretada conmigo, ¿no? Y si no quieres también está el sofá, ya que Miranda no piensa pasar muchas noches aquí… –Miranda le arrojó un cojín a Damien para que se callara, él se levantó esquivando al objeto volador y me miró con esa mirada malditamente traviesa que me hacía calentarme–. Te traje un regalo.
–¿Un regalo? –repetí alzando una ceja.
Él extrajo una alargada cajita de terciopelo negro de sus bolsillos y me la entregó; la abrí cuidadosamente.
–¿Un cuchillo? –exclamé al verlo.
Era una pequeña pieza metálica, reluciente y afilada. La empuñadura era plateada, la hoja se retraía, parecía ser una navaja cualquiera, común y delgada, y tenía una gran cantidad de símbolos grabados en ella.
Él se encogió de hombros.
–Es un regalo de parte de Eustace, tu propio cuchillo titánico. Eustace le grabó tu nombre en etrusco, dice Evangeline. Debo decir que se tomó muchas molestias contigo, el mío ni siquiera tenía un estuche –dijo él mientras yo tocaba la hoja poco filosa del cuchillo, sería difícil protegerse con un arma como esa–. Ten cuidado –advirtió de pronto–. Ania, un cuchillo titán mata a casi cualquier cosa con la que te enfrentes, sin importar dónde lo entierres, sin importar cuánto cortes, los cuchillos titán matan si los usas, como sea que los uses. A cada Leive se le concede uno, pero hay algo muy importante, debes decidir muy bien con quien usarlo, porque una vez has matado a alguien no funciona de nuevo, sólo puedes matar a una persona, después que lo haces pierde sus poderes y difícilmente serviría para cortar patatas fritas. Únicamente recibes uno en toda tu vida. La leyenda dice que cada vez que nace un Leive los dioses otorgan el cuchillo como su regalo de nacimiento, pero no sólo es un cuchillo, el verdadero regalo es poder enviar al infierno a cualquier ser que quieras. Yo solía tener uno, lo desperdicié igual que casi todo el mundo, lo utilicé en una batalla con un Vanthe. Podría haberlo matado yo mismo, pero era más joven y entré en pánico. Era un idiota.

Más tarde tuve una reunión privada con Eustace en una habitación en la que sí había polvo y telarañas, también había un escritorio, un pupitre y una pizarra verde con manchas blancas de tiza. ¿Si eso era una academia por qué lo único que parecía en desuso era el salón de clases?
Eustace me dio una charla acerca de los cuchillos titánicos, sobre saber a quién a matar y en qué momento, sobre no entrar en pánico en los momentos de peligro, sobre cómo el cuchillo desaparecía una vez que el dueño del mismo moría, y sobre cómo perdía sus poderes luego de haber matado a alguien. También tuve una lección de lenguas olvidadas y muertas. Y finalmente una prueba escrita con “simples preguntas de selección múltiple”. Probablemente reprobé, una noche no era suficiente tiempo para estudiar, ésa fue mi excusa, a lo que Eustace respondió con una reprimenda sobre cómo se hacían las cosas en sus tiempos.
A penas había visto a los chicos en todo el día, hasta que Eustace me dejó ir al anochecer. Corrí a mi habitación, lancé la mochila en la cama, me sobresalté cuando oí ruidos en el cuarto de baño y repentinamente Miranda salió del tocador utilizando un traje de Catwoman. Completamente cuero ajustado que a ella le sentaba estupendamente bien.
–Miau –ronroneó ella–. Estoy disfrazada de Dasha, ese animal está empezando a agradarme. Mira lo que conseguí para ti, pequeña diablilla.
Miranda alzó un disfraz de diabla ALARMANTEMENTE PROVOCADOR, había cuernillos negros con un lazo rojo atado en uno de ellos, una cola roja y larga que iba adherida a la falda tipo tutú de tul negro, un corsé negro con rojo con broches de aspecto complicado y encajes, medias de maya y un par de zapatillas altas.
Dejé caer mi mandíbula abriendo ampliamente mi boca, más aterrada y horrorizada que emocionada.
–¿Por qué diablos no dejaste que yo usara el traje de Gatúbela? No voy a usar eso de ninguna manera.
Miranda resopló poniendo sus ojos en blanco.
–Éste era de mi talla, además, ¿qué pierdes? Con tu cuerpo serás la envidia de todas las chicas.
–O seré humillada hasta la muerte.
–¡Vamos! Las personas tienen que ver ese lado perverso tuyo.
Increíblemente me convenció de entrar en ese disfraz, me sentí irrefutablemente ridícula, descubierta e intimidada, como una niña en un traje grande.
–¡Oh por Dios! –dijo Miranda al verme.
Puse una mueca.
–Lo sé, me veo ridícula.
–No, todo lo contrario, te ves ardiente y sensual. Damien va a morirse cuando te vea –cantó.
Ella se aproximó hasta mí sosteniendo un lápiz labial que apuntaba a mi cara.
–¿Qué es eso? ¿No pensarás convertirme en payaso, o sí? No, absolutamente le diré no al lápiz labial –me quejé, dando pasos hacia atrás.
–¿Qué clase de chica eres? Oye, yo también pienso que las chicas deben ser naturales, pero cada mujer debe tener su noche con lápiz labial rojo –insistió ella. Apenas cerré los ojos dos segundos y ella me había puesto maquillaje en toda la cara. Agitó mi cabello con sus dedos–. Listo, cabello salvaje para el glamour.
De súbito Damien y Colin atravesaron la puerta en busca de… nosotras.
Posé mis ojos en Damien, él llevaba bigotes pintados sobre su boca, el cabello con fijador peinado hacia atrás y uno de los exuberantes trajes de Eustace, quien siempre iba disfrazado a todas partes. Esbocé una sonrisa al verlo, sentí una punzada de increíble fascinación y ternura, no nada más se veía endemoniadamente ardiente, también estaba encantador y adorable como un príncipe de otra época, como mi precioso príncipe azul. Él era uno de esos chicos que no le temía a nada, podía usar bigotes pintados con lápiz para ojos y un grotesco traje anticuado sin sentirse o verse ridículo.
Colin, por su parte, hacía una broma sarcástica con una camiseta con la palabra DISFRAZ escrita en ella.
Los dos me recorrieron con la mirada de arriba abajo, no fui capaz de leer la expresión de Damien, hasta que se mordió el labio inferior en una mueca.
–¿Vas a dejar salir así a tu hermanita? –dijo Damien a Cole.
–¿Ahora tú vas a ponerte sobreprotector? –contestó mi hermano.
–Los hombres estarán mirándola y tendré que golpear a muchos a tipos –refunfuñó Damien.
–Ésas son las consecuencias de salir con mi hermana, hombre –Colin se aproximó a Miranda mientras su mirada viajaba con lujuria por su cuerpo, él le ofreció su brazo para que ella lo tomara–. Grrr –hizo un sonido sexy de un gruñido felino, al cual Miranda respondió maullando coquetamente.
Me sentí mejor cuando Damien me dedicó un guiño, se inclinó con una rodilla en el suelo pidiendo mi mano, cuando se la di la tomó y la besó con suavidad. Luego de levantarse me rodeó la cintura con un brazo y seguimos a Miranda y a Colin de camino a la salida, al mismo tiempo que Damien susurraba cosas a mi oído.
–Te ves enloquecedoramente sensual, pequeña diablilla –él me besó en la oreja, dándome escalofríos calientes–. Siempre supe que eras una chica mala –siseó aflojando la corbata arcaica de su cuello desesperadamente–. Haces que me dé calor. Oh, por cierto, te quiero.
Le devolví un beso en el cuello, ya que no alcanzaba tan fácilmente a su oreja.
–También te quiero, no, mejor que eso, te amo, príncipe –le rodeé con mis brazos, sintiéndome repentinamente deseable y sexy–. Y esos bigotes se ven malditamente sensuales.
Los dos compartimos risitas, él sujetó mi mano poniéndola sobre su pecho, donde sentí su corazón latiendo bajo mis dedos.
–Siente –presionó mis dedos más contra sus pectorales formados, su voz fue seductora–. Cuando me dices que me amas mi corazón late muy fuerte.
Él mío latió ferozmente cuando lo escuché decir eso, y mucho más cuando sentí que verdaderamente su corazón precioso estaba acelerado. Dejamos que Miranda y Colin se adelantaran un poco para tomarnos nuestro tiempo a solas.
–Te amo, te amo, te amo –le susurré repetidamente, encendiéndome por dentro cada vez que sentía que su corazón estaba en mis manos, en todos los sentidos.
–Eres hermosa –me robó un beso fugaz.
–Tú más.
–¿Soy hermosa? Creí que estaba disfrazado de un marqués del siglo XVI, no de chica.
–Tonto –le golpeé–. Me refiero a que…
Él volvió a robarme un beso rápido de esos que me dejaban necesitada por más.
–Lo sé, tonta. Soy hermoso.
Al bajar a la gran sala de estar encontramos a Eustace vestido con clásicos jeans azules, camiseta, cabello revuelto y Converse negros. Incluso así se veía definitivamente apuesto y más joven y masculino, al tiempo que acariciaba el pelaje negro de su pantera que se hallaba sentada a su lado en el mismo enorme sillón. Paradójicamente la pantera llevaba un sombrero rosa en punta y unas pequeñas alas de hada en su lomo.
–¿Nuevo look? –preguntó mi hermano a Eustace, quien no nos miró al responder.
–Si Damien quiere robar mi estilo debería vestirme como él, ¿no?
Los cuatro soltamos una risita y nos marchamos, salimos por la puerta principal de la academia de vuelta a la ciudad, caminando en ella, la furgoneta de Miranda aún no llegaba, Eustace se negó a prestarnos alguno de sus carruajes mágicos y no cabríamos todos en la vieja motocicleta de Damien.
Las calles estaban atestadas de personas y había una copiosa multitud que llevaba disfraces e iban por todas partes gritando dulce o truco. Miranda sostenía en sus manos un recipiente de calabaza y chillaba para detenerse en cada puerta y pedir dulces, eso estaba atrasándonos, pero hacía más dulce el camino, ya que los cuatro estábamos sosteniendo coloridas paletas enormes de caramelo con espirales en ellas. No sabía hacia dónde nos dirigíamos, pero no me importaba mientras estuviese con Damien y mis amigos.
–Noche de brujas es el mejor día, ¿no? –empezó Damien–. Mira a toda esa gente, ni siquiera sabes quiénes son verdaderos vampiros, o quiénes son verdaderas brujas, o cuántos zombies son realmente reales –Damien lamió un lado de su paleta, observé cómo su lengua se movía contra el caramelo y deseé que estuviera saboreando mi cuerpo. El deseo secó mi garganta. Damien me miró, yo contemplé sus labios manchados con el colorante del dulce. Yo podría lamer su dulce boca para quitar ese color–. Hemos decidido… tú hermano y yo, que ya estás en edad para visitar un club nocturno. Ésta noche iremos a “The Mirror”, el mejor lugar de toda la ciudad.
Lo miré con astucia.
–Mentiroso. Me trajeron porque sabían que no iba a permitir que me dejaran sola en la academia en noche de brujas, y como tampoco querían perderse de la diversión acordaron decirme esto para que yo me hiciera una tonta ilusión de que han empezado a tratarme como adulta.
Damien alzó una ceja, sin palabras, y le echó una mirada de soslayo a Colin.
–Te dije que era más inteligente que eso.
–¡No inventes! Ania, fue idea de él decirte eso –protestó Colin, lanzándome su mirada de “esta vez sí soy inocente”.
Conocía perfectamente esa mirada, Colin casi nunca mentía, y su indignación era muy grande cuando alguien no le creía si estaba diciendo la verdad, sus ojos manaban una mezcla de desesperación e insistencia. Sonaba a algo que Colin haría, pero le creía porque conocía en demasía su actitud alterada cuando lo culpaban por algo que no hizo. Y Damien contenía una risita.
Había más gente acumulada alrededor del club “The Mirror”, también toda clase de chicos, a veces era difícil saber quién estaba disfrazado y quién no. Divisé un grupo de motorizados sentados sobre sus monstruosas motocicletas negras y plateadas, no sabía si tal vez ellos eran así o si quizás estaban disfrazados de motoristas. Lo cierto es que todos se giraron a miraros en cuanto atravesamos la multitud.
–Eh, preciosa –sonó una voz sureña, me volví hacia la misma, era uno de esos tipos vestido de mucho cuero, igual que Adrien, él hizo contacto visual conmigo antes de continuar–. ¿Quieres dar un paseo conmigo?
Me apreté al costado de Damien, quien instintivamente me abrazó más.
–Ni lo sueñes, bastardo –me defendió él, despidiendo una sanguinaria mirada al hombre.
De repente me percaté de que por lo menos la mitad de los que hacían fila para entrar al pintoresco club eran de mi edad.
–¿Es esto un club para menores? –interrogué exaltada.
–Te dije que se daría cuenta –gruñó Damien a Colin.
Mi hermano pareció hastiado.
–No es un club para menores, es un club en el que también admiten menores. Realmente admiten a cualquier clase de especie, desde humanos hasta monstruos peludos, es territorio neutral, no se nos permite cazar ni matar a nadie ahí –aseguró mi hermano.
–Escuché que Hercle es el mismísimo dueño de este sitio –agregó Miranda con una fingida voz aguda.
Recordé lo que había estado estudiando toda la noche.
–¿Hercle? ¿Hablas del héroe hijo de Uni y Tinia, los dioses de la trinidad principal etrusca? –demandé.
–El mismo –confirmó Colin–. Parece que la escuela sirve de algo, ¿no?
Sí, claro. ¿Qué tan tonta creían que era?
El club, desde afuera, era solamente una edificación de típicos ladrillos rojos oscuros, con un pórtico que iluminaba varias calles a la redonda. Parecía ser un portal del tiempo con luces alrededor, un umbral encandiladoramente fluorescente, brillante y colorido, había reflectores en la calle cuya luz pintaba el cielo con un gran círculo semejante a la luna; y en lugar de una puerta había una cortina roja como un telón de teatro.
Los hombres de la puerta nos detuvieron cuando llegó nuestro turno de entrar.
–¿De qué clase son? –preguntó el gran hombre afroamericano.
–Da igual, es Halloween, todos somos monstruos –se quejó Damien con un tono de frustración.
–Somos Leives –contestó Colin de forma más madura.
El detector de metales de la entrada sonó por mi cuchillo titánico, que no pude dejar de guardar entre mi disfraz, de todos modos nos dejaron entrar armados.
–El detector de metales realmente hace que los humanos no puedan ver a los seres extraños en su verdadera forma ni cualquier otra cosa inusual o sobrenatural –me explicó Miranda con susurros–. Las primeras veces que vine aquí nunca podía ver nada fuera de lo común.
La verdad yo tampoco veía nada fuera de los común, solamente un montón de brujas, muertos vivientes, momias, rockeros, góticos, vampiros, hadas, calabazas, esqueletos, más hippies, algunos tipos famosos como Ozzy Osbourne, Elvis Presley, Drácula, Frankenstein, Van Helsing y hasta Shrek. Había disfraces excelentes, como el de la chica a la cual su cuerpo verde le brillaba y sus alas soltaban luz, y otros trajes realmente malos, como el del tipo que tenía el cerebro fuera de su cabeza. Todos bailaban y bebían tragos de colores extraños y demasiado brillantes.
Antes de dirigirnos a una mesa Damien cogió un trago colocando dos pajillas en él, me indicó que lo compartiríamos.
Como las mesas estaban ocupadas nos dirigimos a la barra.
–¿Qué haces? ¿Pretendes emborrachar a mi hermanita? –dijo Cole entre dientes. Estaba empezando a odiar que me llamara su hermanita, siempre que lo hacía era para prohibirme algo.
–¡Vamos! Está bien, lo compartirá conmigo, es sólo un coctel –presionó Damien.
Miranda y yo le miramos con ojos suplicantes.
–Está bien –cedió, no demasiado convencido.
Rápidamente Miranda y Colin desaparecieron en la pista y bailaron, Damien se quedó conmigo sentado, su bigote falso estaba corriéndose por toda su cara, cuando aproximé lo suficiente mi rostro para limpiarle con mis dedos el lamió la punta de mi nariz juguetonamente en un movimiento fugaz. Limpié la saliva de mi cara con gestos de desagrado.
–¡Ew! –solté.
–Hmm… –gimió él sonriendo–. Dulce y picante como me gustas. ¿Quieres bailar conmigo, diabólica mujer?
Damien se levantó para bailar y comenzó a hacerlo solo, exactamente frente a mí, haciendo gestos con sus manos para que me aproximara. Varios hombres se sentaron en torno a mí justo al instante de que Damien se alejara un metro. Me deleité mirándolo bailar, lo admiraba embelesada con los movimientos masculinos de su cuerpo, enfebrecida por su sex appeal, deseosa por tocarlo, por mirarlo con mucha menos ropa, por saborear su piel, ser abrazada por su brazos, tener su cuerpo contra el mío. Me puse tan caliente que un par de personas mencionaron lo sonrojada que estaba, estaba envuelta en una maraña de pensamientos lascivos. Damien aún mantenía su pícara mirada y su maliciosa sonrisa dirigida hacia mí. Pero al momento en que las chicas comenzaron a rodear a mi hombre los celos atacaron en mí de forma inesperada y brutal. Él, como era un caballero, no permitió que ellas danzaran solas.
Podía jurar que el diablillo malvado sobre mi hombro izquierdo me estaba susurrando que me aproximara e hiciera cosas muy malas, mientras que los susurros del angelito bueno parado en mi hombro derecho parecían lejanos e inentendibles.
Me levanté y caminé decidida abriéndome paso entre la multitud, Damien también atravesó la masa de personas y me rodeó con sus brazos situando sus manos en mi espalda baja. Los dos bailamos juntos, si antes estaba caliente ahora era mucho peor, mi temperatura había aumentado considerablemente, los movimientos del cuerpo de Damien contra el mío me incitaban y estimulaban. Me hacía delirar la sensación de sus manos apretando mi pelvis contra la suya, de mis pechos frotando su cuerpo, de saber que su cuerpo también estaba acalorado rozando el mío al ritmo de la música.
Todo era perfecto estando con él, nada me importaba si él estaba a mi lado, abrazado a mi cuerpo. Sabía que era enfermizo y que ahora tenía a alguien más que me hiciera vulnerable y dependiente. Dependía de él, él se había convertido en mi debilidad más grande, porque me había hecho creer que era posible volver a amar.
Apoyé mi cara contra su pecho, repitiendo en mi mente las dos más simples palabras “es mío”. No creí haberlas dicho en voz alta. Pero él me susurró al oído:
–Y tú eres mía –pasando sus manos por mi espalda.
No nos sentamos hasta dentro de varias horas, la madrugada se alargaba y ahora Damien se había quitado la mayoría de las prendas de su disfraz, llevaba la camisa blanca arremangada hasta los codos y su cabello volvía a estar desordenado y rebelde. El coctel que habíamos pedido para los dos estaba realmente bueno, así que nos habíamos tomado algunos otros entre cada baile, no era como la cerveza, éste sabía a frutas, a sustancias dulces y picantes en mi garganta. Y mi cuerpo se empezaba a sentir más caliente y somnoliento por el alcohol. Miranda y Colin todavía no regresaban, al principio habíamos hecho bromas sobre ello, pero luego empezó a ser preocupante.
–Linda, no te muevas de aquí, echaré un vistazo para saber si Colin y Miranda están bien. Si alguien te molesta dímelo y lo mataré, ¿sí? –me avisó Damien. Él me besó con rapidez y se fue, siendo consumido y tragado entre la muchedumbre.
Odiaba que me dejara con ganas de más.
–Hey, tú, traviesa diabla –me llamó una juvenil voz. Al alzar mi mirada descubrí a un chico muy apuesto y joven de cabellos largos teñidos de naranja llamativo que sonreía pérfidamente hacia mí–. ¿Me llevarías al infierno contigo?
Capturé su mirada, sus ojos lanzaron destellos naranjas mandando señales a mi cuerpo para que me moviera.
Carente de fuerza de voluntad me moví hacia él, mi cuerpo recorrió la pista por sí mismo hasta estar de pie frente al chico, que no parecía tener más edad que yo.
–Ven –me dijo, ofreciéndome su mano.
Traté de escapar de ese atroz poder de control mental que ejercía su mirada en mí, me sentía hipnotizada, dormida entre un sueño del que parecía imposible despertar, mi mente viajaba en una dimensión paralela. Tuve visiones de mis recuerdos, pensamientos fugaces, como si él estuviese dentro de mi cabeza revolviéndola, y estaba poco consciente de que le di mi mano y él me condujo entre la masa de personas hacia un solitario despacho que se encontraba detrás de la barra.
Me arrinconó contra una pared, apretó su cuerpo al mío con fuerza, salí de la hipnosis para encontrarme ligeramente mareada y grité, le golpeé con mis puños en el pecho y él cubrió mi boca con una mano.
–Shh, no voy a hacerte daño, cálmate y mírame a los ojos –me susurró. Su voz sonaba suave y melodiosa, inclusive afable.
De cualquier forma me negué a mirar de nuevo sus ojos, sacudí mi cabeza de un lado a otro furiosamente al tiempo que balbuceaba palabras incomprensibles contra la palma de su mano.
Él me besó en la garganta, recorriendo mi cuello con suavidad, presionándome con su cuerpo.
–Eres muy bonita, lo sabes, ¿no? –siguió. Sostuvo mi cara con una mano, obligándome a mirarlo y oprimiendo fuertemente mi mandíbula hasta que me dolió demasiado–. Mírame de una vez a los ojos, zorra. Y dime, ¿qué prefieres? ¿Dulce o Truco?

24 comentarios:

Nicolita Jonatika Cullen dijo...

Waaaaa Priimera nO lO creO.....

Nicolita Jonatika Cullen dijo...

Me encantO steph debes contiinuarla
es Uno de lOs mejores nO te depriimas qke esta Muii Buena, ademas sabes qke al PriinciipiiO siiempre es asii despues le cojen carii;O BUenO es todo de mii partee, suerte con esO..!

Anónimo dijo...

waaaaaaa Steph me encanta enseriio eres iincreiible, la forma qke escriibes es tann waoooo debes contiinuarlaaa att> Perla Cuevas

noeliah-c dijo...

Enserio no te preocupes por eso ... veras que pronto veras mas comentarios .. incluso seguro que les encanta y la leen pero no se molestan en comentar ... como siempre tu nove del 10!! buenisima siguela pronto!!! Besos.

Anónimo dijo...

OMG!!!!!!!! QUE BUEN CAP COMO SIEMPRE! CHE SOLO PORQUE LAS VISITAS DISMINUYEN O LO QUE SEA NO DEJES DE ESCRIBIR, NI TE PREOCUPES, SABES VOS TIENES QUE ESCRIBIR LO QUE A VOS TE GUSTA Y TE HACE BIEN, NO LO QUE LA GENTE QUIERE LEER, Y CREEME QUE HAY MUCHAS PERSONAS QUE AMAN LO QUE ESCRIBES.
PARECE QUE DAMIEN SE ESMERA EN DEJAR SOLA A ANIA EN LOS MOMENTOS MENOS OPORTUNOS JAJA POSTA SIEMPRE QUE LA DEJA SOLA PASA ALGO QUE NO HUBIERA SUCEDIDO SI EL HUBIERA ESTADO CON ELLA.
VOY A ESPERAR ANSIOSAMENTE EL PROXIMO CAPITULO!! ♥

NUNCA DEJES DE ESCRIBIR LO QUE A VOS TE GUSTA, POR MAS QUE DISMINUYAN LAS VISITAS O NO COMENTEN TANTO O TE HAGAN CRITICAS QUE NO SEAN CONSTRUCTIVAS.

¿NO TE DOLIO EN EL ALMA CUANDO PARAMORE DIJO QUE SE LOS HERMANOS FARRO SE IBAN? YO JURO QUE CASI ME MORI, TE JURO TODAVIA NO ME RESIGNO! :(

MH

María dijo...

Estas loca niña??!! Como que -No se si seguirla- Yo me muero si me haces eso T_T
Esta muy buena la nove, es la mejor que he leido (es vedad y no miento) La amo♥
Besos y nunca dejes la nove xD (:

Anónimo dijo...

Heeey, mi nombre es Vicky y nononono estas loca si piensas en dejarla, todas confiamos en ti, no es presion en que la sigas, es la confianza que te tenemos, porque sabemos que es lo que te gusta hacer, te alientamos, lo haces verdaderamente bien :)

La verdad me desespera tener que esperar tantos dias sin capitulo, pero te digo algo, la espera vale sin lugar a dudas la pena, me encanta como escribes :)

Paula dijo...

No te deprimas... JAMAS HE VISTO UNA NOVELA TAN ADICTIVA COMO LA TUYA! Como lo haces?! hahahaha y dejaste este capitulo en la parte más intrigante! xD Bueeno.. en fin AMO ESTA NOVELA!!!! y bueno tengo algunas dudas.. sobre el padre de Ania y Cole, es qe me gusta imaginarme bien a los personajes y todo eso... :B ¿en quién te basaste para hacer al padre de Ania? desde hace unos días he tenido esa duda ._. y ¿Cómo lo haces para escribir? ¿Escuchas alguna música? es que haces historias muy interesantes! y no se si tienes algun 'ritual' hahahaha xD

Espero qe puedas responder mis preguntas. Y QUIERO MAS CAPITULOS!!

Saludos!

Anónimo dijo...

WoOooaah!
Me ha encantado! jajaja me hico mucha gracia esta parte :
Hemos decidido… tú hermano y yo, que ya estás en edad para visitar un club nocturno. Ésta noche iremos a “The Mirror”, el mejor lugar de toda la ciudad.
Lo miré con astucia.
–Mentiroso. Me trajeron porque sabían que no iba a permitir que me dejaran sola en la academia en noche de brujas, y como tampoco querían perderse de la diversión acordaron decirme esto para que yo me hiciera una tonta ilusión de que han empezado a tratarme como adulta.
Damien alzó una ceja, sin palabras, y le echó una mirada de soslayo a Colin.
–Te dije que era más inteligente que eso.
–¡No inventes! Ania, fue idea de él decirte eso –protestó Colin, lanzándome su mirada de “esta vez sí soy inocente”.
jajaja pero que se creen que soy tonta ? xD
Siguela Steph ! =)
Attentamente: jonatica_joe&nick

Hanny_liz dijo...

Hola Stephany :D ...................Quiero comenzar dicinedo !! Me encantoo tuu novela!! la ame ! ya quiero saber quien es , espero y sea alguien de Tentacion-Seduccion .. Qe por cierto aun sigo teniendo largas platicas con mis amigas sobre tus novelas jaja es que odian leer y cuando les digo que yo leo tus novelas y se las platico quedan como asi O.o jaja , en verdad a todo mundo le gustan tus noves !!

Hanny_liz dijo...

Waaa me duele saber que ya no sere la primera en comentar por culpa de la maldita escuela ¬¬ tienes suerte de entrar hasta febrero , entrar en enero es una .......... muy desesperada situacion xD ........

Entrando al tema de este capitulo en verdad que me agrado ya me imagino a Damien disfrazado de esa manera xD jaja y ahora que lo recuerdo Damien me gusta al chico que me gusta y en verdad espero que asi cmo se paresen fisicamente se parescan en todos los aspectos jajaja bueno bueno ..... Amee tuu capitulo !! en verdad me gusto mucho ....


Siguela!!

Hanny_liz dijo...

Ah ssiii Sorry ,-.... La vdd es que yo navego bastante en pagina de los Jonas y en foros y todo eso y en verdad si tu gustas yo te podria ayudar con el Plagio de tus novelas ... Claro si tu gustas vdd solo dime y yo con gusto te ayudo :D Espero y tengas muy bonito dia cuidate !!

nce dijo...

A sido buenisimoo!! Me encantaa, y no te preocupes que es fantástica, y no creo qe algo que tú escribas no nos guste!!
Siguela pronto pliis.
Bss teeq :D

*Lawis Jonas* dijo...

o por dios encerio que a la que dejastecon ganas de mas e ami pero con gans de leer mas jijij =)
hay nena en cuanto vi que habias usbido cap wow me quede sorprendida y de inmeiato corri a leerlo valio la pena haber dejado a mi amigo solo unos momento jiji me encanto el cap facinante de verdad jijij oie tengo una maigo que lee tu nove desde mi blog y me dijo que te preguntara como es que decides el nombre para tus historias?? dice que son facinantes que deverdad son nombres que a nadie se le hubieran ocurrido para alguna historia como las que tu haces en fin decea de todo corazon que respondas su pregunta
tqm!!!

bye



=)

ashanti dijo...

hola steph!! wiii tanto tiempo sin comentar pero e vuelto eaeaea fiesta fiesta ok no exelente el cap de hoy que se cre eustace que la gente tiene memoria fotografica o que? haha ñaña me gustaron los disfrases de los chicos seria genial que todos ellos existieran en realidad al igual que todo eso de los leives jijiji bueno prosigo que se cree ese tipo al controlar a ania pero yo se llevara damien y le dara una paliza al tipo muajaja creo que me hizo mal el chocolate que comi xD vale este te cuidas

Anónimo dijo...

Awwww!
El capitulo estuvo REEE buenoo!
Me encantoo todo!
Colin esta perdiendo sus poderes de hermano sobreprotector xD
Me dejo con muxa curiosidad donde lo dejaste como siempre -.-'
He descargado todas tus historias aunk ya las haya leido pero siempre es placentero leer Buenas historias ^^
Grax por responder mi pregunta ya hexa xD
Siguelaaaa!

Att:AnyJB

Anónimo dijo...

ALEJANDRA TREJO:
HOLAAAAA STEPH ME ENCANTO EL CAPITULO CREO QUE A ESE TONTO QUE ACOSA A ANIA LE VAN A DAR SU PALIZA HAHAHAHA ADORE ESTE CAPITULO YA QUE HALLOWEEN ES MI DIA FAVORITO EN TODO EL AÑO HASTA MAS QUE NAVIDAD :p NO TE PREOCUPES POR LOS COMENTARIOS O VISITAS ASI PASA BAJAN SUBEN RECUERDA QUE SIEMPRE HABREMOS LECTORAS FIELES PORQE SOMOS TANNNNNN ADICTAS A TUS NOVES :) Y ME ENCANTO LA PARTE DONDE DAMIEN SE DISFRAZO DE EUSTACE Y EL DE DAMIEN HAHAHAHA CADA VEZ ME ENCANTA MAS TUS NOVELAS NO SE COMO PERO ES INCREIBLE QUE LOCAMENTE ADICTIBAS SON ES QUE LA VERDADD LO SACAN DE ESTE MUNDO A UNO Y ME PERMITE SOÑAR SALIR UN MOMENTO DE LA REALIDAD SIGUELA STEPH TUS HISTORIAS SIGNIFICAN MUCHO PARA TUS LECTORAS PORQE ES LO QUE YO PIENSO BUENO HASTA LUEGO Y NO SE TE OCURRA DEJAR DE ESCRIBIR PORQE ESTARIAS HECHANDO A LA NADA TODOS TUS LOGROS Y ESFUERZOS DEBES SEGUIR PORQE SE QUE ERES UNA CHICA VALIENTE FUERTE Y MUYYYYY TALENTOSA DE ESO ESTOY 100% SEGURA SIGUE ADELANTE!!!!! BYE XOXO TKMM

Anónimo dijo...

WOOOOOOOOOOOOW ! ENSERIO :| SUPER COOL ES CAP =) , DULCE O TRUCO , YA QUIERO QUE SEA HALLOWEEN SI NO 8-) , OJALA QUE LLEGE DAMIEN A TIEMPO Y DETENGA ESO :O , YA VISTES SLEEPOVER? CUANDO HISISTES ESTA NOVE OSEA THE CHARLOTT'S BONES , ME ENAMORE DE SEAN FARIS TLJ , ES SUUUUUUPER GUAPO Y ARDIENTE , ENTONCES BUSQUE MAS A FONDO SOBRE FARIS Y PUES ES ACTOR Y SOLO POR EL VI ESA PELI Y LA DE ROMPIENDO LAS TEGLAS WOW , ENSERIO ME MORI LA PARTE EN QUE DAMIEN SE QUEDA DESNUDO EN SLEEPOVER :| WOOW ! JAJAJA ! PASARA ALGO ASI , JAJA , SIIIIIIIGUELA STEPH , Y PUES TUS GUSTOS DE LOS LIBROS A LOS MIOS SON MUY DIFERENTES , MUUUUUUUUUUUUUUY DIFERENTES , TE GUSTA SOLO LEER DE VAMPIROS O COSAS ASI ? PORQUE YO LEEO ROMANTICOS JAJA , : P.D TEAMO Y EL DIARIO DE UNA PASION Y ESTO SONARA RARO PERO PAPA ME COMPRA LIBROS DE PRINCIPES , PRINCESAS , CASTILLOS ETC :s JAJAJA :$ , ME ESTOY ALUCINANDO ALGO ASI COMO : EL CABALLERO DE LA ARMADURA OXIDADA O LA PRINCESA QUE CREIA EN CUENTOS DE HADAS JAJAJA SON LARGOS Y SIN DUBUJOS PORSUPUESTO JAJA :$
VI LO DE TU NOVE QUE LA COPIARON , EN UN BLGO DE VENEZUELA WOW , ES TAN BUENA QUE LA COPIAN JA , STB ;)
SIGUUUUUUUUELA STEPH ME ENCANTO EL CAP.

CUIDATE (YN)

Ilse:)

Anónimo dijo...

ME ENCANTO!!! FUE FABULOSO COMO SIEMPRE!! =D
PERDON POR NO COMENTAR EN LOS CAPS ANTERIRORES, PERO ESK ME FUI DE PASEO xD...EN FIN YA ME PUSE DE NUEVO A CORRIENTE CON LA HISTORIA....EL FINAL EL HOTEL NIGHTMARE FUE UNICA E INIGUALABLE, ME ENCATO....Y THE CHARLLOTE'S BONNES ESTA GENIAL, LA HISTORIA ME TIENE LLENA DE INTRIGA, DE MISTERIO, ES SUPER ENTRETENIDA, ME ENCANTA!
OYE STEHP KISIERA SABER CUANTOS AÑOS TIENES. dICES K TU MAMA ES ITALIANA, LO CUAL ES GENIAL, Y TU DE DONDE ERES O DONDE VIVES....K PENA CONTIGO, PERO ME DA CURIOSIDAD xD.....
ERES TAN BUENA ESCRITORA, TE ADMIRO MUCHISISIMO, Y ES HERMOSO Y FABULOSO COMO ESCRIBES Y DESCRIBES EN TUS HISTORIAS, CREEME K ME HE SENTIDO EN OTRO MUNDO CUANDO LEO.
ESPERO EL PROXIMO CAP =)
XOXOXO
ATT: CAMI

Dome Gonzalez :) dijo...

DIOS!!!! de lo q me he perdido me gusto,ME ENCANTO....eres demasiado buena...em esto de escribir jeje...ME mato el cap...me imagine a sean con la camisa remangada..y no hay dios!!...me muero por leer el proximo capitulo...y jamas vuelvas a dudar en si seguirla o no...cuidate bye...

AndyKrats dijo...

Steph, Vamos! :) NUNCA Dejes de escribir,si es que te importa tus lestoras.. yo me muero y nose tendria alguna tipo de caticardia extrema si no leeo una novela tuya! Yo siempre leeo tus noves aunque no deje comentarios tenes asegurado de que lo hago, porque desde mi cel no puedo dejar comentarios pero tengo que convernse a mi mama para venir aun ciber a cometar! Tus historias son un exitoso, tendrias que sentirte ogrgullosa tengas mas o menos comenatios, tu logro es impresionante.. tus novelas para mi es como una dulce e dondenable tentacion. Porque me estreso cuando no tego la oportunidad de venir y comentar y ller, o ya sabras , Esperar.. me descontrolamente esperar.. mi impaciencia es una de lo mas grandes de mis defesctos JAJA !
En fin, sos unica y tu imaginacion tambien.
Tiene TELENTO, Tiene el don, el arte de escribir.. y eso nadie puede discutir, lo tienes guste o no :D!
Amoo esta novela, siempre penso que la ultima que leei era mi fav, pero vienes con una nueva y la amo mas que la ateior, es dificil ahora elegir cual es mi favorita pero podria decir que mas alla de la araccion, Sii siempre hacido una de la primeras :D
Pero esta es distinta, los personajes son distintos... y el cambio es bueno, aunque volvemos a lo sobrenatural, es definitivo es parte de ti, lo sobrenatural. Me encantaa..!
Personalmente AME ESTE CAP!. Jajaja claro llevas escribiendo 3 recien , pero bueno xD!
Ayy dios me tienes adictaa steph.
Paresco madre diciendo lo orgullosa que estoyde tuslogres JHAJAJAJA!
AHH Una pregunta cuando sigues Another JB Story ???
Insiparte de una vez! Esa si a siedo una de las esperas mas agonisantes que tuve, bueno depues de esperar una vez a mi ex bajo la lluvia ¬ JAJAJA!
Se notaque le tengo rencor eh? Xd Mev oy de tema..
Seguila steph, todos aman tus historias... tus lectoras te aopoyamos, siempre estamos! y estaremo :D! Deverdad no te preocuoes de eso!
Besooos
Teequieroo:)
Aandy.

elianne dijo...

OHH POR DIOS ESTUVO BUENISIMO, INCREIBLE ESTE CAPITULO MAS T VALE Q SEA EL PROXIMO IGUAL DE BUENO AUNQUE SIEMPRE ESCRIBIS ESPECTACULAR.YO SIEMPRE VOY A LEER TU NOVELAS, ME ENCANTA SON SUPER DIFERENTES A LAS DEMAS ESO ES LO Q MAS ME ENCANTO SON UNICAS, ASI Q NO T PREOCUPES SIMPRE TUS NOVELAS VAN A SER INCREIBLES BUENO ADIOS Y FELICIDADES!!! CUIDAT Y BESOS

Hanny_liz dijo...

aaaaaahhhhh
muero de ganas de leeer el cap. pero lo mas probable esque este en la escuela cuando suvas pero de todos modos SIGUELA PLEASE!!!! :D

micaela dijo...

aaahii dios me encantoo bueno salvo por lo ultimo de ese chico lo unico que falta es que aparesca damien y se enojee...
esta novela es geniaall me encatan steph! no veo la hora de leer el proximo capitulo que seguro es gelial como tooodos subi pronto besos

VISITAS

.

.