.

.

Translate

Nota: Está prohibida la republicación, copia, difusión y distribución de mi novelas en otras páginas webs.

sábado, 28 de mayo de 2011

Capítulo 2: El Guitarrista Asesino


Capítulo 2: El Guitarrista Asesino

–Oh por Dios, Lucas! –exclamó Rebecca casi sin aliento.
Lucas se llevó la manga de su jersey hacia la cara en un intento por limpiarse.
–No te asustes, estoy bien, no es mi sangre –balbuceó él–. Yo estaba... –escupió sangre–. Buscaba a Jane y bajé hacia alguna especie de sótano, estaba muy oscuro ahí, y resbalé en un charco de sangre, me parece que han asesinado a alguien allá abajo.
–Puto club, busquemos a Jane y salgamos de aquí –dijo Becca con mesura.
–Bien, mortales e inmortales, hoy toca nuestra grandiosa banda invitada, Los T.R. Para los que se lo preguntan, significa Totalmente Rechazados –se oyó la voz penetrante de un hombre desde el escenario.
Pero cuando Rebecca alzó la mirada, tragó saliva con fuerza. Ese hombre que se precipitaba desde el escenario poseía algo particular en su cara, algo distintamente aterrador. Desde su boca se asomaban prolongados colmillos tajantes y deslumbrantes igual que dagas, colmillos inhumanos, tenebrosos y patentemente letales.
Ella cerró los ojos creyendo que debía estar en un sueño de esos muy locos que siempre tenía. Lucas apretó su muñeca suavemente para llamar su atención.
–Mira –le llamó él, su dedo apuntaba al escenario.
Becca echó un vistazo y observó muy de cerca a los T.R. La chica que cantaba estaba al frente y el guitarrista por el que Jane deliraba estaba justo al lado. Rebecca volvió a componer su semblante cuando lo vio.
Gerardo Harris, el guitarrista de los T.R, era sexy como el infierno. Usaba un par de anteojos de montura negra y cristales transparentes, era fuerte, rubio, musculoso y bronceado, llevaba visibles tatuajes cubriendo sus brazos, tenía un piercing en una de sus cejas y sonreía de ese modo que hacía desfallecer a las chicas. Rebecca entendió en ese momento la razón de que Jane estuviese obsesionada con él. Entre todos los integrantes de la banda, ése era el único al que ella prestó atención. Su boca se abrió ligeramente, igual que esas chicas que babean, Lucas se sorprendió, él nunca veía a su mejor amiga en ese estado. Nunca creyó verla baboseando por algún chico, pero debía admitir que este hombre tenía mucho sex appeal, incluso los chicos se sentían atraídos por él.
El guitarrista se acomodó con su guitarra en manos y finalmente una perfecta nota inició la canción de rock pesado que a Becca y a Jane tanto gustaba.
Rebecca salió del trance con aturdimiento, y un poco de baba en la barbilla quizás. Los espectadores del público comenzaron a dar saltos al ritmo de la música hasta aplastar a Lucas y a su amiga.
–¿Dónde demonios se metió Jane? –se quejó Rebecca, asustada.
De repente alguien cogió a Becca de la parte trasera de su cuello, ella sintió los dedos fríos de una mano cerrándose en su nuca. Y gritó.
El grito hizo que Lucas se sobresaltara, el resto de la audiencia no la tomó en cuenta, todos ellos gritaban.
–¡Solo soy yo! –chilló Jane desde la espalda de Becca.
Jane se veía extremadamente feliz, atontada como si acabara de despertar de un buen sueño.
–¿Solo tú? Exacto, ¿por qué crees que me asusté? –cantó Becca muy nerviosamente.
–Ni siquiera eso puede arruinar mi felicidad en este momento –aseveró Jane después de sacudir a Rebecca por el brazo–. Oh, Dios, mío, ¿puedes creer que me acabo de besar con Gerardo Harris? –Jane dio saltitos–. Me dijo que le llamara Jerry y me convenció de leer el poema frente a todos, y entonces... solo tomó mi rostro con ambas manos y me besó en la boca. Yo estaba tan aturdida y sorprendida que él tuvo que esperar a que yo respondiera a su beso y fue... !Por los dioses! Juro que besa maravilloso.
Rebecca no creía una sola palabra de esto, aunque fuese todo completamente cierto.
–Oye, ¿y qué pasa con Jimmy? –opinó Lucas.
–¿Quién es Jimmy? –averiguó Jane sin poder borrar su sonrisa de idiota de su cara.
–Ya sabes, tu novio estúpido que escucha hip hop y rap y no te trata bien –replicó Becca.
–¡Oh! Ese Jimmy. Lo entenderá, y él me trata bien, Becca.
–Cállate y salgamos de aquí, pienso que estoy enloqueciendo, creo que han puesto una droga en mi bebida, y eso que ni siquiera he bebido nada –argumentó Becca.
Así mismo, ella se movió entre las personas, buscando la salida, dio varios pasos con la certeza de que sus amigos la seguirían, pero cuando se giró para mirar si iban detrás de ella, ellos habían desaparecido, tragados por la muchedumbre. El corazón de Rebecca se exaltó, su mirada discurrió por todo el club mientras se disponía en vano a localizar a sus amigos misteriosamente desaparecidos.
–¿Chicos? ¿Dónde están? –llamó Rebecca en voz alta.
La canción de los T.R acabó entonces, Becca se volvió hacia las tablas del escenario y vio a Jerry, el guitarrista, lanzar la guitarra al suelo con el semblante de preocupación. Bajó apresuradamente por los rellanos de la escalinata, el resto de los integrantes de la banda se sobresaltaron cuando su guitarrista les dejó y se marchó para mezclarse con el resto de los poetas muertos del público.
Jerry parecía muy preocupado cuando se esfumó súbitamente, nadie esperaba que hiciera aquello, todavía quedaban dos canciones más por tocar y el público parecía muy exigente. Continuó hasta confundirse con el resto de las personas, se detuvo en la barra del bar y se reunió con dos amigos, un chico y una chica a principios de la edad adulta. Después de hablarles durante varios minutos, los tres se levantaron y caminaron con aires de preponderancia a través del club. Tanta supremacía que las personas se apartaban al verlos venir.
Por último, los tres chicos se dispersaron hacia unas escaleras de aspecto misterioso que descendían hacia la oscuridad.
Entre las sombras estaba Becca, siguiéndolos sigilosamente, llena de curiosidad.
La silueta de Jerry y sus dos amigos se vislumbraba a lo lejos, ellos fueron veloces e intrépidos al traspasar las escaleras y los pasillos negros y lóbregos de las bodegas del sótano.
Rebecca estaba preguntándose cómo era que ellos pudieran ver en plena oscuridad y cómo era posible que se desplazaran con tanta gracia mientras que ella estaba batallando para seguirles el paso y alcanzar verlos bajo el hilo de luz que matizaba tenuemente sus cuerpos.
Sintió la superficie del suelo resbalosa bajo sus zapatillas deportivas, al bajar la mirada se dio cuenta de que había largas líneas rojas de sangre a lo largo del corredor, se le fue el aliento y tuvo náuseas. Al alzar de vuelta la mirada se dio cuenta de que había perdido de vista a Jerry y compañía, ahora estaba completamente sola, en plena oscuridad, sin poder contemplar siquiera una sola fina línea de luz en ninguna parte.
Había sangre en el suelo, todo a su alrededor era extraño, comenzando por ese molesto olor a azufre y terminando por la desaparición repentina de sus amigos. Todo lo que podía oír entre el silencio era el eco de la música que venía desde arriba y hacía vibrar el suelo. Se quedó quieta, no sabía a dónde ir ahora que no tenía a nadie a quien seguir ni veía alguna salida o escapatoria.
Escuchó una fuerte respiración a sus espaldas, una respiración clara y agitada que se iba aproximando, ella lo sabía porque el sonido cada vez se hacía más fuerte, cada segundo parecía más cercano a sus oídos.
Cerró los ojos, sobrecogida, esperando a que algo la atrapara y...
–No te muevas –dijo una voz masculina en su oído, ella pudo sentir como rodearon su cuerpo para inmovilizarla, jadeó.
El hombre que la había atrapado agarró sus muñecas y las esposó tras su espalda. Becca soltó un respiro de alivio.
Éste es un vivo, no un muerto, se repitió ella en su mente al darse cuenta de que solo era uno de los hombres de seguridad del club. Él la condujo hacia arriba, hasta un almacén donde se encontró con sus dos amigos, Lucas y Jane, quienes se encontraban irritables teniendo una discusión altanera con varios de estos hombres de negro, todo parecía indicar que estaban en medio de un interrogatorio, a Rebecca la obligaron a sentarse en una silla de metal frío junto a sus amigos.
–Entonces… ¿Por qué demonios han venido aquí sin invitación? ¿Para quién trabajan? –les interrogó un guardia a los tres.
Ellos se miraron las caras los unos a los otros, Jane estaba molesta, Lucas estaba algo aturdido, con su rostro aún salpicado en sangre de color escarlata brillante; y Becca todavía trataba de sacudirse el miedo de las venas.
Los guardias de seguridad hicieron lo mismo que los tres jóvenes, se observaron a las caras, como si hablaran un lenguaje mental que solo ellos entendían.
–Son sólo niños –dijo uno de ellos al tiempo que se aproximaba a Becca.
El sujeto traía guantes de cuero cubriendo sus manos, se deshizo de uno dejando al descubierto una mano más pálida que la sal, levantó dos dedos en dirección hacia Becca, quien se aplastó más contra el espaldar de su silla para evadir el contacto con su piel. Pero eso no era suficiente, y cuando el hombre logró rozar su mejilla ella sintió una corriente eléctrica corriendo por sus músculos, algo tan agudo que la sacó de sí misma. Sintió como si cayese dentro de un agujero negro sin fondo, como si lo único de lo que tuviera conocimiento fuera del nudo en su estómago, la oscuridad y la caída infinita.

Pestañeando, Rebecca recobró su visión, el mundo desertó de disolverse en polvo para tomar la forma de un extraño almacén dentro del club The Mirror. Observó las paredes de color ocre-dorado fulgurando vivamente en sus pupilas e iris de color verde. Había dos sillas vacías a su lado, sillas que por alguna razón debían estar ocupadas, o eso al menos le susurraba su mente desconcertada, había luz proyectándose desde una vela sobre una pequeña mesa de madera envejecida. El fuego de la vela mandaba refulgencias de luminosidad trémula a las paredes y a la superficie de la mesa manchada con cera de vela blanca. Becca sintió una gota de sudor rodando por su cara y apretó los labios para tomar fuerzas y así levantarse.
Al pararse sobre sus dos pies su cabeza mandó pinchazos dolorosos de advertencia, se aferró de su silla con la finalidad no perder el equilibrio, descubrió un par de esposas metálicas lanzadas a sus pies y por último se preguntó cómo diablos había llegado a ese lugar.
–¿Lucas? –masculló esperando que su mejor amigo actuara de hermano mayor y la sacara de ese enredo como solía hacer. Al no obtener respuestas hizo otro intento–. ¿Jane?
Su cabeza dolió mucho más cuando hizo el arduo esfuerzo por recordar lo sucedido aquella noche. Recordó haber salido de la casa de su hermana con sus dos amigos, recordó haber burlado a los guardias de seguridad, haber visto a su amiga recitar un poema frente a todo el mundo, luego los Totalmente Rechazados tocando buena música y por último...
Nada.
Su cabeza dolía, había espacios vacíos en sus recuerdos, espacios en blancos, enormes lagunas mentales.
¿Qué jodida cosa me he bebido? Pensó Becca siguiendo el ritmo del jazz que venía desde la pista de baile del club.
Casi a tientas pudo conseguir la luz guiándose con la música. No le prestó mucha atención a las personas a su alrededor, todos eran simplones chicos y chicas con muy malos disfraces de fantasmas y muertos vivientes. Hasta que vio a un atractivo hombre corriendo con celeridad hacia la salida del club, dos hombres encapuchados en trajes de monjes lo estaban siguiendo de cerca. Los tres se esfumaron como alma que lleva el viento.
Rebecca respiró profundamente solo para darse cuenta de que el aire olía demasiado a alcohol, cosa que antes ni siquiera había notado. Se escuchaba una especie de oración dentro de sus oídos, aunque no era más que el vago resonar de la voz del muchacho que recitaba poesía sentado sobre las tablas del escenario. Estuvo de pie varios minutos, tratando de descifrar cómo pudo haber llegado a ese lugar, cómo se marchaba y a dónde se habían ido sus dos amigos.
Reposó sus ojos en la entrada del club, ideando un plan para irse a casa y telefonear a Lucas una vez estuviese sana y salva. Pero algo le llamó la atención de inmediato.
Dos chicas y dos chicos estaban saliendo del club sosteniendo un cuerpo.
Becca abrió sus ojos ampliamente, aterrada.
¿Había tanto alboroto en el club que nadie se daba cuenta de que llevaban a un chico realmente muerto?
Pero claro, ¿quién iba a notarlo? Todos estaban muertos, seguramente pensaban que era parte del espectáculo de la noche, aunque Rebecca supiera que no era así.
Estudió detalladamente al fallecido, estaba en condiciones deplorables, como si hubiese sido torturado antes de ser asesinado. Su cabello castaño y vestuario estaba cubierto de sangre, sus jeans y camiseta muy rasgados, en su cara una larga cicatriz abierta y numerosos moretones al igual que en sus brazos descubiertos que alguna vez habían sido fuertes pero que ahora colgaban a cada lado de su cuerpo como si fuesen de gelatina. El chico había sido hermoso en vida, pensó Becca.
Y se congeló bruscamente al darse cuenta de que uno de los chicos que sostenía al cadáver era ese rubio guitarrista del que su amiga estaba enamorada.
Oh Dios, susurró Rebecca para sí misma, ¿Gerardo Harris es un asesino?
Era él, lo sabía aunque estuviese de espaldas y bajo poca luz. Podía ver sus tatuajes resplandeciendo de un modo fosforescente, seguramente por efecto de las luces nocturnas del club. Reconocía ese corto cabello dorado en cualquier parte, aunque ahora estuviese mucho más despeinado.
Jane debía saber esto.
Entretanto, Rebecca se movió para seguirlos, salió ágilmente del club, muy sigilosa detrás de ellos.
Un recuerdo hizo que Rebecca se detuviera, un recuerdo que quería sacudirla con fuerza. Por alguna razón su mente mostró imágenes de Lucas ensangrentado y del guitarrista arrojando su instrumento musical al suelo para salir disparado hacia aquellas difusas escaleras que dibujaban sus recuerdos.
¿Eso qué significaba?
No había tiempo para averiguarlo, debía saber lo que este guitarrista asesino planeaba.
Agitada, Rebecca emprendió a correr, pero era demasiado tarde. El guitarrista y sus amigos estaban entrando en un automóvil, uno muy antiguo, según los exiguos conocimientos de Becca acerca de vehículos. Ellos hicieron pasar al cuerpo del fallecido a través de la puerta trasera.
¿Por qué si estaba muerto, no lo encerraban en el maletero?
Los cuatro chicos entraron en el carruaje, encendieron el motor y se pusieron en marcha.
Sin pensarlo, Rebecca hizo a un taxi detenerse.
–¡Siga a ese auto! –dijo, sonando igual a los diálogos de esas películas de acción que tanto odiaba.
El taxista condujo a lo largo del camino esforzándose para no perderlos de vista, Rebecca estaba sumida en un inquieto silencio, moviendo su pie ansiosamente, tamborileando la alfombra del auto, mordisqueándose las uñas y sintiendo una gota de sudor escurriendo por su frente.
Después de recorrer un camino que parecía interminable para Becca, finalmente el anticuado automóvil de los chicos con el cadáver se detuvo frente a... la nada.
Así es, lo único que había en aquella calle era... un amplio terreno vacío con metros y metros de césped y mala hierba larga que se mecía tenebrosamente con el viento bajo la noche y la luz de la luna plateada.
Pagó el taxi, se bajó y se ocultó tras un árbol de la acera del frente.
La brisa estaba congelando los huesos de Becca, pero ella no se movería de allí, debía saber qué era todo eso. Sabía que algo muy extraño que no recordaba había sucedido esa noche en el club, sabía que había espacios en blanco en su memoria, sabía que había mucho que no entendía, sabía que ese chico rubio de los anteojos tenía algo muy raro que debía averiguar.
Distraída, Becca no se dio cuenta de que los cinco chicos habían bajado del vehículo.
¡Espera! ¿Cinco chicos? Se preguntó.
El chico muerto...
Estaba vivo, levantado y rodeando a una chica con su brazo para mantenerse de pie.
Pero... él había estado muy muerto, se veía en condiciones lamentables, de hecho, aún lucía medio muerto. Pálido, a pesar de que su color de piel era bronceado, herido, bañado en sangre, y a penas se sostenía en sus propios pies.
¿Es que acaso era un zombi real?
Deja de pensar tonterías, Rebecca Le Fay, se convenció ella misma, los zombis no existen, ¿o sí?
A mitad de una discusión, tres de los chicos volvieron a entrar al auto, entre ellos aquel guitarrista. Mientras que el chico muerto permaneció fuera junto con una chica que se le hacía muy familiar a Becca.
Rebecca estaba temblando de frío ahora, su cabello estaba volando despeinándose con el viento, sus dedos bien aferrados a la madera del roble cuando pudo distinguir las encandiladoras luces de los faros del vehículo alejándose y cruzando en la esquina. Volvió la vista hacia el joven muerto y se puso todavía más pálida al observar lo que sucedió.
El chico y la chica se dieron la vuelta hacia el terreno y caminaron sin prisas hacia allí.
Hasta que simplemente...
Desaparecieron, se evaporaron, se disiparon. Tal como si hubiesen sido engullidos por un torbellino de aire, como si hubiesen de pronto traspasado una pared, a pesar de que ni siquiera había paredes.
Hacía un segundo estaban los dos allí, solo les bastó caminar dos pasos para convertirse en nada.
Ahora Becca estaba mucho más despavorida, a este punto había sido muy valiente. Había visto tantas cosas extrañas que estaba a punto de sufrir un shock nervioso, se encontraba sudando frío, tiritando y observando a su alrededor con recelo.
Inesperadamente, incluso para ella, comenzó a cruzar la calle mientras oía a los búhos cantando una melodía nocturna y aterradora. Se fue acercando lentamente hacia el terreno en el que vio desaparecer a la pareja, hasta que llegó al punto exacto en el que dejó de verlos. Alzó los brazos delante de ella para seguir avanzando muy cautelosamente, un paso, dos pasos, y...
Ahí estaba, las puntas de sus dedos comenzaban a desaparecer frente a sus propios ojos. Y si continuaba avanzando, su mano completa se borraba.
Ella siguió hasta estar "sumergida" hasta los codos.
Esto es un sueño, ¿no? Se dijo Becca.
No había otra explicación lógica para algo como eso.
Cuando sus brazos casi desaparecían por completo, ella dio otro paso, sintió la atmósfera pesada, densa, espesa. Era difícil moverse ahora, como si caminara en el agua.
Repentinamente, sintió que era absorbida, que algo tiraba de ella, atrayendo su cuerpo.
Y perdió el conocimiento, de nuevo.

Becca despertó sobre una superficie tan cómoda que le costaba desacomodarse. El ambiente a su alrededor era fresco y estaba recostada bajo una gran capa de confortables edredones.
Por un momento creyó estar en casa, salvo que su casa nunca era tan cómoda, ni siquiera cuando se quedaba a dormir en El Sótano tenía una cama tan agradable.
Convencida de que había tenido locos sueños toda la noche, abrió los ojos y parpadeó varias veces hasta que su visión consiguió aclararse y se dio cuenta de que... la pesadilla todavía no acababa.
Lo primero que alcanzó a vislumbrar fue el techo, repleto de bombillas púrpuras y pintado a cuadros de color blanco y negro. Sobresaltada, saltó de la cama y aterrizó sobre la alfombra más afelpada que alguna vez hubiera visto; se detuvo examinando la habitación completamente vacía. Un dormitorio con aterradora iluminación, había muchas sombras tenebrosas y extrañas revoloteando y cerniéndose en cada una de las paredes, pero también había zonas tenuemente iluminadas en diferentes formas y colores que juntos daban un aspecto tétrico pesadillezco.
–¡Maldita sea! ¿Ahora dónde diablos estoy? –protestó Rebecca de forma hastiada y en voz alta, esperando que alguien estuviese oyéndola desde algún rincón.
Una risa muy sombría y maniaca atestó los oídos de Becca.
–¡Vaya niña educada y encantadora! –resonó una voz masculina y teatralmente sensual.
Espantada, Rebecca se giró hacia todas partes, buscando la fuente de la voz.
Un hombre apareció delante de ella, de la nada, de forma fantasmal. Solo se materializó como si se tratase de un fantasma. Pero de carne y hueso.
Él era alto, fuerte, bronceado, castaño y apuesto. Sus ojos tenían un tono verdeazulado que los hacían ver profundos como el mar, su postura era elegante mientras estaba sentado sobre la mesa del tocador, sus labios eran delgados y curvaban en una sonrisa artera y maliciosa, su mirada brillaba como nunca Becca imaginó que podría brillar el reflejo de la luna contra el mar. Podía tener entre veintiuno y veintiséis años, llevaba puesto vaqueros Levi's y un sobretodo de piel de oso polar, además de una bufanda a cuadros y botas de cuero macizo.
Nunca vio a alguien tan extravagante en sus cortos quince años de vida.
Luego de que el corazón de Rebecca se calmara tan solo un poco, y de que contuviera un grito de espanto y fascinación, se permitió hablar.
–¿Quién es usted y qué hace aquí? –estaba sin aliento.
La risotada del hombre la asustó.
–No, no, no –contestó el hombre, su tono desquiciado–. Tú quisiste irrumpir en la academia. Éste es mi hogar, no el tuyo. Yo hago las preguntas, tú respondes. ¿Quién eres tú y por qué santo Tinia estás aquí?
Ella parpadeó, trataba de entender al menos una parte de lo que él dijo.
–¿Cuál academia, cuál hogar? Yo vi a esos chicos desaparecer y...
Durante un instante los ojos del hombre mostraron sorpresa, un ligero asombro que se desvaneció con un parpadeo. Después volvió sonreír de esa forma tan maniática, cualquiera podía jurar que estaba loco.
–Shh, cariño, no digas más. Mi nombre es Eustace Populonio, y tú deberías darte un baño, al final del pasillo, puerta derecha –él arrojó una toalla sobre Becca, que antes de poder reírse del nombre del hombre, se echó un vistazo a sí misma.
Encontró que su vestuario estaba salpicado con sangre aquí y allí y sabía que su cabello estaba convertido en una maraña.

Dimitri se encontraba paseando de aquí para allá dentro de la mansión, buscando a Charity, su hermana melliza, y fanfarroneando con caminar elegante y distinguido. Por alguna razón iba vestido de traje, pues le encantaba parecer tan millonario como era, de modo que estaba usando corbata, blazer negro de diseñador, zapatos relucientes, pantalón negro y camisa fina. El traje lo hacía ver el doble de elegante, a pesar de que el muchacho era elegante por naturaleza, y su cuerpo envuelto tras aquella vestimenta lucía espléndidamente esbelto y atlético. Su cabello era como el oro, su boca preciosa, su porte indiscutiblemente presumido, su mirada verde y su sonrisa la más altanera, sarcástica y hermosa, una sonrisa que parecía nunca abandonar su boca.
Se topó con Eustace mientras caminaba.
–¿Has visto a mi hermana, hombre? –escrutó Dimitri, a pesar de tratar a Eustace como "hombre", el tono despectivo del muchacho revelaba que él lo consideraba un sirviente.
La sonrisa de Eustace se mantenía siniestra y malintencionada.
–Por allá. Final del pasillo, puerta derecha, ella te estaba esperando.
–¿En el cuarto de baño?
Eustace alzó las cejas y volvió a dejarlas caer al mismo ritmo de su encogimiento de hombros.
Dimitri largó un resoplido hastiado antes de dirigirse hacia el final del pasillo y llamar a la puerta de la derecha.
–¿Charity, estás ahí? –nadie le contestó, escuchó el correr del agua de la ducha y esperó–. Hermana, ¿puedo entrar? –volvió a oír silencio–. Voy a entrar.
Tomó el pomo de la puerta, lo giró de manera decidida, empujó la puerta y...
Allí estaba Becca, sacándose la ropa. Ella dejó caer su brasier justo en el momento en que Dimitri abrió la puerta, estaba de espaldas a ésta cuando la oyó abrirse por debajo del sonido del agua de la ducha.

27 comentarios:

ashanti dijo...

pff que bueno que no le paso nada a lucas ya me habia quedado con mucha curiosidad,becca quedara loca que loca demente tantos seres desconocidos y extraños y ella cree que la drogaron xD .mmm jerry! un lindo y sexy guitarrista
eustace lo extrañaba! es uno de mis personaje favoritos si que si
uuu ya quiero leer mass jiji saludoss

ashanti dijo...

Wiii primera en comentar ya me creo xD

Anónimo dijo...

que beuno lo de Lucas la verdad, Damien y Ania... pobre Damien, me acuerdo ese cap y fue re (escalofrios) tetrico, lo unico que quiero es que Becca sea humana y lo siga siendo, porque siempre los protagonistas son de la misma especie, pero si es une enamoramiento de 2 especies distintas es mas interesante, teniendo en cuanta que el tendria 21 años siempre y Becca creceria y seria un p`roblema, pero bueno todo a su tiempo jaja. Segui escribiendo y no demores tanto en subir porfa.

MH

Nce dijo...

Uauuu!! Me encanta, ya tenia ganas de volver a leer tus novelas! Me encanta el enlace entre todas tus novelas, asi no tendré que echar de menos a ningún personaje!
Siguela pronto, cuidatee!
Besoos (L)

Anónimo dijo...

No se como consigues enlazar todas tus noves! me parece imprecionante jaja menos mal q publicas, estaba ansiosa por seguir leyendo. espero q pronto puedas publicar con mas frecuencia,5 dias me parecen eternos jaja Besos!!

A n d r e a dijo...

Hi!
No sabes cuanto me gusto el capitulo, fue hermosamente tenebroso, confuso, escalofriante y emocionante. Me encanta esta combinación de humanos y especies fantásticas, mucho más si estas se relacionan, ya sea amistosa o amorosamente, leo mucho libros de ese tipo, por eso no puedo para de decirte que me encantan tus historias, son exactamente la mezcla de tramas que me gustan. Aventura, suspenso, amor. LAS AMO todas y a cada una. Enserio tienen una imaginación y un talento para narrarlas que admiro mucho.
Y quería decirte algo, yo ingreso a tu blog todos los días, y en todas las veces que entro pongo "La sigo", ademas de mi comentario; yo se que quizás hay mucha gente que no comenta, pero yo soy una de las personas que pone muchos "La sigo" durante el día, discúlpame en ese sentido, aunque también te encuentro razón en que hay muchas gente que no opina y como te dije en mi comentario anterior, un escritor vive por sus lectores.
Gracias por corregir sobre de donde eres, no se me olvidara :)
ADORE el capitulo y quede con ganas de más, me torturas cada vez que termino de leerlos por la espera que implica el que subas un próximo capitulo, pero la espera vale la pena siempre :)
ESPERO CON MUCHAS ANSIAS Y EMOCIÓN el próximo capitulo!
No puedo creer que Dimitri allá visto así a Becca ._. Quiero leer más!
Cuídate!
xoxo!

Andy

Anónimo dijo...

A LAAAAA JODENCIAA! DDD: no inventeees!!!! diooos! AMEEEE el capitulo (como todos los demás) DIOS! si no me equivoco.. los personajes eran; Joseph,Angelique,Jerry,Ania y Damien(el chico muerto)? es cuando torturaron a Damien y Joe y Angelique andaban por ahi,no? uuuuff ese capitulo recuerdo que me hizo sufrir TAANTO por los golpes que le daban a Damien y yo de "aaaw noo >:'(" pero decia "GRR MALDITOS!.. en cualquier momento Damien se soltara y los golpeara, ya veraan >:L" pero no, no paso asi xddddd iguaal GRR! hahaa ves! ahora me molesto por un capitulo pasado! hahahaah quien me entiende?xppp, por cierto, yo solia comntar muuucho en las novelas de "Tentacion-Seduccion" (me parece) y entonces... entre en periodos de examenes y bla bla bla y me comenze a hacer una "lectora fantasma" y digamos que, no me gusta del todo no comentar, es solo que el tiempo, si, lo se, que me cuesta tan solo poner un "Hey! EXCELENTE capitulo, sigue subiendo" pero yo no soy asi :S a mi me ENCANTA escribirme toda una biblia expresando TODOO lo que tenga que decirte acerca de CUAANTO AMOO tus capitulos y de lo HERMOSO Y GENIAL que escribeees! y esque asi es la cosa! si no escribo un comentario completo.. no estoy tranquila! haha, y bueno, creo de realmente lo tenias que saber: yo NUNCA me pierdo nincun capitulo ni novela tuya! y esque me encantan (: y creo que si hicieras una novela con un protagonista chino o moreno... IGUAL LA AMARIA! porque.. haces que nos enamoremos de como es el personaje de éste! y bueeno... la apariencia viene siendo un extra ;) haha pero "equiz" de vdd mil sorrys por no haber comentado antes.. pero esta ves tenia time y no quería parecer mas una "lectora fantasma" (:. por favor sube antes de la semana! o enloqueceré como Eustance! hahahaha (aunque no parece del todo mal eso...) hehe entonceess... me despido y espero con ansias el cap.3 (:

Atte; Melody (:
.

micaela dijo...

ahh dios no puedo crerlo ademas de tener un nombre realmente grasioso de tener dos limusinas purpuras de vertirse como si siempre fuera halloween de tener una novia animal eustace es realmete un vio total porque hiso eso?? ahy dios no paro de reierme ensima la parte en que levanta las sejas hahah dios me encanto el cap estubo genial y yo se quienes eran los "cinco chicos" ahh recuerdo ese cap eran angelique el hermoso joe oviamente jerry que tampoco se queda atras ania y el perfecto damien ahh como se peleavan joe y damien ahhw era muy gracioso XD hayy yo no se como haces para que todo coincida porque ahora se unen dos sino tres historias..cambiando de tema che que onda jane y jerry hahah ahh quiero que publiques a vercomo sigtue el proximo cap tengo muchan ansias de ver como sigue el segundo encuentro...
subi pronto steph besos bye!!♥
pd: gracias por responder la duda ;)

Teevi dijo...

AHHH QUE BUEN CAPITULO, TE JURO QUE CUANDO VOY BAJANDO LA PAGINA Y VEO QUE QUEDA POCO GRITO NOOOOO XD AVECES DESEO QUE LOS CAPITULOS NO TERMINEN XD? VALIO LA ESPERA.
SIII BECCA Y DIMITRI SE VOLVERAN A VER Y DIMITRI SI QUE LA VERA TODA XDXDD

ESPERO EL PROXIMO CAPITULO :D
SALUDOS!! ;)

Anónimo dijo...

wuua chica nos torturass muy friamente xDDD
me Qede super picada con tu final

Anónimo dijo...

hay que nicee qee salieran los personajes pasaddus de tus otras noves wuuua so cutee :3

Anónimo dijo...

buennu que nicee que sigues publicanddu mas de tus increibles niovelas... Qe por sierto ammu :B
hay steph ya deseo continuar leyendo para saver Qee pasara Grrr bueno cuidate y qe te valla bien coen tu unii y el trabajo....
esperoo qe te dejen mas comments para que te animen a publicar los cap antes de la fecha de la actualizacio... se despide de tu:
Denissa Levou♥
ciiiao n.n

KELLY_JONAS dijo...

Waaa! ame el capitulo steph me encanto y mas cuando se ligaron las noves apareció de nuevo joe y angeline *-* es cuando ella esta embarazada y tambien ania y damien aw siguela lo mas pronto posible y como es eso de que Dimitri entra al baño O.O malvado eustace haha,naahh xq la dejaste ahí esta muy buena síguela y jane y lucas? u.u

Anónimo dijo...

Wow me encanto el cap pasado y este, enserio son maravillosos. Solo que se me hizo un poco enredoso Steph creo que no te entendi en algunas partes mm :/ bueno pero creo que la nove si cambio mucho, pero no importa asi me gusta. Tan rapido y ya la vera desnuda jaja es broma Steph :) sube cap rapido porfavor enserio me enanto demaciado sigue asi ! ..

Saludos Steph !

Eva

Anónimo dijo...

AMO TUS NOVELASS JSDJSPOJFFPJFJ PORFAVOR SUBE RAPIDOOO QUE MORIRE ... okno(?)

betty dijo...

Aiii... lo ame!! Estuvo fantastico el cap!! U.U pobre Rebecca, justo en asi la tenia que ver y Eustace como siempre loquito!!
Aii.,.. me encanto, no me canso de escribirtelo!! ♥
Espero con demasiada ansias el próximo cap!!

MaYa dijo...

HERMANA!!! HARÉ PROTESTA!!!! SALDRÉ EN LOS NOTICIEROS Y TODO!!! UNA MARCHA NUDISTA! HAHAHAH MENTIRAS! CON ROPA, TAMPOCO TAN EXTREMISTA! PERO LA HARE EN CONTRA DE CAPÍTULOS TAN OMG! CON UN FINAL TAN WTF! Y QUE TE DEJEN CON LA BOCA ABIERTA Y CON GANAS DE AHORCARTE POR NO SUBIR OTRO PEDASITO!!!! DIMITRINO! CAPUYO QUIERO UN HIJO TUYO!!! PERO YA!! HAHAHAH ESTUVO GENIAL EL CAP! ME GUSTO MUCHO ;) CADA VEZ SE PONE MEJOR! SIGUELA PRONTOOO!! PLZ! <3 (:

Anónimo dijo...

wuuua steph ya muero poer capii new voii a ennoqecer y aun falta mucho bueno no tanto tress dias pero no creo podder aguantar bueno chica cuidate bessus ciiao attu:
Denissa Levou ♥

Fernanda Jonas dijo...

aaaww por dios que interesante, omg Jerry tan sexi y guapo, aah es un amor como pudo Becca oensar que el era el asesino??
aaaaawww Damien y Ania, los extraño, pobre Damien todo golpeado uuff...
aaaawwww Angelique y Joe ellos tambien ayudaron a Annia con Damien, mis 4 personajes preferidos juntos xd...
Eustace Populonio hahah xd...malvado aw ara que Dimitry vea a Becca desnuda aaaaah xd que interesante, sigue ya pofavor...
siguela y suerte con las entradas a tu blog...
te quieroo...
me encanto el cap encerioo..

Anónimo dijo...

Stephh !!
Holaa , vaya capitulo dios mio me encanta la nueva novela es genial no habia caido que Dimitri era el de la academia jajaja
Donde estaran Lucas y Jane?
y Eustace tan malo como siempre jajaja engañando a Dimitri para que entre al baño estoy deseando leer el proximo capitulo asi que no tardes por favorr !!

attentamente:jonatica_joenick

elba montes dijo...

Steph!!!!

que capitulo me encanto aunque tuve que leerlo 2 veces para entenderle jijiji, pero como me dejas con semejante incertidumbre que va a pasar??? me imagino que Becca se va a molestar mucho y lo va a querer golpear o hacer algo, ya quiero leer el siguiente cap.

cuidate muxxo byee

AndyKrats dijo...

Kjfbhkjbhthkjfbkjsikgb Me emocione xP
God Stephnay Owen ¬ Porque lo dejas así? Lograste combinar las 3 novelas (:
Pobre Damon me acorde todo lo que le hicieron en es capitulo :|| y como lo describías ahora, Waa realmente lo dejaron ( No quiero ser guasa) pero lo hicieron mierda JAJAJA. y Joseph♥ OMG Lo amo, Este capitulo me puso feliz Hahaha, Me encanto cuando viene Jane y cuenta que beso a Gerardo Harris, Buenaaa jerry, todas están muertas por el :P Quiero que siga una mini historia entre ellos JA!
Un pregunta , ya me olvide :S … Cualquiera puede entrar a la Academia o entro porque es un
Leive u otra especia?) Si es un Vanthes , me muero. Seria como un amor prohibido, va osea por algo Dimitri estaba en su forma de Leive cuando fue al de Becca. Boe no quiero pensar..
La cosa es que esta increíble tu historia :D Eustace, siempre tan sexy y vivo, es malvado eh ;) Porque iso eso? No puede estar “ Sospechando” algo tan pronto.. bueno me olvido que es Estauce. Te puedes esperar de todo con el.
Me encanta, Me fasina, Adoro, AMO esta novela. Es increíble, fascinante, excelente, grandiosa, maravillosa etc etc no tengo mucho vocabulario xD
Pero quiero dejar en claro que me gusta mucho todo, me gusta el nuevo formato y los personajes. No quiero expandirme mucho porque en cualquier momento llega mi mama y si me ve me mata, estoy castigada :P Pero no me importa :S Por vos me arriesgo! Bue como si fuera mucho JA!
Seguila Setph, y no te tardes en publicar, voy a recomendar a mas amigos para que comenten. Tengo mucho/as que leen tus noves pero nunca veo un comentario de ellos y yo les digo “ Bitche comenten”. Así que ya sabes, leen mas gente de lo que comentan. Todas tus novelas son éxito, no lo dudes.
Bueno me voy (:

Suerte, Te quiero
Andy

Anónimo dijo...

es la pirmera vez que comento y me encanta comoo escribes, eres una de las pocas que de verdad escriben perfectamente bien :D, encerio espero que sigas esta novela aunque yo estoy un poco atrazada jajaja
que estes bien (:

Anónimo dijo...

cuantos años tienes?

Steph dijo...

17 años, mundo...!

Anónimo dijo...

wuua ya solo falta un diaa jujuju con decirte qe de tantas ancias qe tenguu poer leerme cap nuevo no dejo de leer el segundo capitulo... especialmente desde qe becca se inmiscuye o irrumpe en la academia pero ya al fin solo falta un diiitha *¬* wueenu te nejo descanza chica espero poer cap se despide de tuu attu:
Denissa levou

Anónimo dijo...

Ahiiii qe buen capitulo Steph!
Ya mueroo por el proximo hehe.

Oye keria hacerte una pregunta sobro las fotos qe utilizas como portada de tus novelas, con qe programa editas esas imagenes?
es qe te kedan genial, y a mi me gustan mucho ese tipo de programas hehe.

Bueno Steph espero qe tengas un asombroso dia!

xoxo M.

VISITAS

.

.