.

.

Translate

Nota: Está prohibida la republicación, copia, difusión y distribución de mi novelas en otras páginas webs.

martes, 23 de agosto de 2011

Capítulo 1: Totalmente Rechazados


Capítulo 1: Totalmente Rechazados

Mi cuerpo ardió en partes secretas cuando la boca de Damien besó de manera comedida y vehemente mis senos desvestidos, mi espalda se arqueó en respuesta, su abdomen desnudo tocaba el mío, su fuerte abdomen vigoroso, deseable y cotizado. Con una última lamida en mis pechos él cambió de posición para besarme en la boca, la suya estaba húmeda, enrojecida, hinchada de tanto besarme, se movió contra la mía febril y cruelmente, su lengua allanó mi boca y mi lengua la suya.
Saboreé el picor que dejaban sus candentes besos en mi garganta mientras sentía la presión de sus caderas apretujando las mías y el ardor que dejaban sus manos en mi cuerpo cuando me tocaban por todas partes. Se deslizaron por mi pecho, por mi espalda, hicieron una tórrida parada dentro de mis pantalones y sus dedos me dieron caricias delicadas en mi vientre, resbalando por la parte baja de mi cadera.
Su gran cuerpo estaba rígido, candente, su pecho aplastaba el mío, su boca me tentaba mordisqueando mi cuello.
Cerré una de mis pequeñas manos en torno a sus fornidos bíceps y con la otra mano busqué mi camiseta a tientas en el suelo de la alfombra de la furgoneta; al encontrarla la apreté contra mi torso desnudo.
–¡Damien! –lo reté en un susurro–. ¡Para! No voy a hacerlo cuando Miranda y mi hermano están durmiendo ahí atrás –le di énfasis a la palabra hermano.
Damien me miró con ojos suplicantes, su cara parecía inocente con la boca curvada de ese modo y el cabello despeinado sobre su frente.
–Por favor –instó, e intentó tentarme besándome incandescentemente en el cuello–. Seremos silenciosos y así no se despertarán.
Empujé sus hombros.
–¡Damien! Mi hermano va a ahorcarme si ve esto –comencé a tratar de vestirme–. ¿Quieres eso, señor Bathory?
Antes de que pudiera colocarme la camiseta, Damien me apretó contra su cuerpo y me subió sobre él.
–Ya sé –sonrió coquetamente y extrajo algunos arrugados billetes de su bolsillo–. Tengo algunos dólares. Hay un hotel a una calle de aquí, podríamos conseguir una habitación.
Me mordí los labios para ocultar una sonrisa.
–¿Traes condones?
–Oh, siempre los traigo –asintió Damien, radiante.
Dudé.
–Olvídalo, ¿qué pasa si se despiertan y descubren que no estamos?
–Se nos ocurrirá algo.
Él era muy grande para acostarse sobre el asiento, por lo tanto sus rodillas estaban dobladas y sus muslos me rodeaban las caderas, apretujándome contra su pelvis, su semblante era ladino, se mordía los labios también, mirándome ávidamente.
Suspiré, y rápidamente volví a ponerme la camisa sin colocarme el sujetador.
Damien trató de detenerme.
–¡No! No me hagas esto. ¿Por qué te vistes? Hace mucho tiempo no lo hacemos. Desde que te llevé a la terraza del Empire State.
Me reí y me recosté sobre su pecho.
–Eso fue hace una semana.
–Exacto –resopló él.
Le di una corta lamida en el pecho, él hizo un sonido ronco.
–No te quejes cuando te secuestre y te lleve a ese hotel –repuso.
–Buenas noches, tonto –me cubrí bajo una sábana–. Tú no te quejes cuando despiertes esposado al volante.
–¿Tú qué podrías hacerme? –se burló él, quitándome el cabello de la cara.
Hice una mueca pícara, alcé una ceja.
–Piénsalo.
La comisura izquierda de sus labios se curvó hacia arriba.
–Peligroso, bastante.

Antes del amanecer fui despertada por un característico olor que me asfixiaba y una melodiosa música de The Beatles en volumen bajo.
El humo del cigarrillo de Miranda me hizo toser.
–¡Oye, apágalo! –protesté al despertar, el sol todavía no salía.
–Shhh –Miranda hizo un gesto para que bajara la voz–, déjame escuchar.
A lo lejos se oían dos masculinas voces jóvenes conversando, Colin y Damien, que se hallaban fuera del vehículo.
–Y no quiero que andes por ahí toqueteando a mi hermana –decía de manera irritada mi hermano a Damien–, las personas ven eso, deducen que ustedes se acuestan y piensan que ella es una pequeña zorra –Damien aún no hablaba–. Y si embarazas a mi hermana, yo te mataré. Nosotros no tenemos a nadie, Ania solo me tiene a mí. Mamá está loca y papá murió. Ella no podría afrontar algo como eso por sí sola.
–Hermano –soltó Damien por lo bajo–. Nunca dejaría que piensen que ella es una zorra, Ania es todo para mí, ¿lo entiendes? –vaciló–. Y... y... nosotros siempre nos cuidamos, la mayoría de las veces.
–¿La mayoría? –escuché que respondía Colin encolerizado.
–Bien, calma, tampoco han sido tantas veces, pero si llegara a pasar, yo me haría cargo, Cole.
–Tengo ganas de golpearte –gruñó Cole.
Damien largó un resoplido.
–De acuerdo, hazlo si quieres hacerlo, prometo no devolvértelo.
–Cállate, cabrón –Colin sonaba más relajado ahora.
Se quedaron callados algunos segundos, tal vez se estaban abrazando, aunque era poco probable, no les gustaba abrazarse en público. Al menos Colin lo odiaba.
–Hazte la dormida –me susurró Miranda, yo obedecí.
Con los ojos entrecerrados los vi volver al vehículo con cervezas en sus manos. Cole fingió una tos intensa para que Miranda apagara su cigarrillo.
–¡Qué asco! –se quejaba.
–No es asqueroso, es de menta –se defendió Mir.
–¿Ah, sí? ¿Qué tal sabe? –escuché que le dijo Damien, Miranda le pasó el cigarrillo.
–¡Damien! –me incorporé y dejé de aparentar estar dormida.
Los chicos se giraron a verme de forma acusatoria, mis mejillas se sonrojaron.
–Suelta ese cigarrillo, Bathory –lo increpé.
–Si te doy un poco, ¿me dejarías darle una aspirada?
Estaba pensando en ello cuando Cole interrumpió el hilo de mis pensamientos, hablando alto, sobresaltándome.
–¿Si tú qué? –Cole le dijo a Damien, que se rió nerviosamente, como un niño.
–Bromeaba –le devolvió el cigarrillo a Miranda, quien lo apagó contra el tablero y lo arrojó por la ventana antes de poner en marcha a la furgoneta.
Cole me miró detenidamente.
–¿No es esa mi camiseta?
Me miré a mí misma.
–Creí que era de Damien.
–Ellos son casi esposos. Damien y Cole –intervino mi amiga–, ninguno de los dos tiene ropa propia, utilizan hasta la misma ropa interior.
Ahora que lo pensaba, era cierto, ninguno de los dos tenía prendas personales, ambos se vestían con camisetas y jeans sin importar a cuál de los ellos pertenecía. Miranda y yo no podíamos hacer cosas como esas, ella era mucho más alta que yo, su talla me sobrepasaba, además su estilo era bastante distinto al mío.
–Estaba pensando –Cole dijo, y bebió un trago de su botella–, las primeras paradas del tour son aquí mismo en New York, quizás podría visitar a mamá antes de salir de aquí, Ania.
–¿Hablas de ir a Somersault?
–Sí, que yo vaya a Somersault, no tú. Sabes lo peligroso que es.
Mi boca se curvó con disgusto.
–Eso no es justo, sabes cuánto quiero ver a mamá.
Damien me rodeó con un brazo, su tacto era abrasador, estremecedor, me hizo sentir protegida, pequeña y temblorosa.
–Yo no quiero que vayas a ese lugar –me susurró él al oído, su aliento contra mi oreja me causó un fiero cosquilleo dentro de mi cuerpo–. Me preocupo por ti.
A pesar de que mi cuerpo se sentía caliente por tenerlo cerca, pude enfurecerme con él.
–Entonces fue tu idea que yo no fuera –lo miré de forma fulminante.
Damien jugueteó con mi pelo, apartándolo de mis hombros para mordisquearme. Le di la espalda.
–No te enojes. Colin me apoyó cuando yo lo sugerí.
–Idiotas. Yo no tengo cinco años, ¿cuántas veces tengo que seguir diciéndolo? Después de todo lo que hemos pasado, ¿todavía creen que soy una pequeña que debe ser protegida?
–Ania –Damien me apretó en sus brazos desde atrás–. Linda, no importa cuántos años tengas, yo siempre querré protegerte. Y Colin es tu hermano mayor sobreprotector, no debe perder su esencia.
Me solté de los brazos de Damien, enfurecida, frunciendo el ceño.
–No seas malcriada, iré a ver a mamá y te diré cómo está, iré con Damien. Tú y Miranda se quedarán –replicó Cole.
–Machistas de mierda –balbuceé–. Déjame adivinar, ¿quieren que lavemos su ropa interior para que no estemos aburridas?
Damien y mi hermano compartieron una mirada en la que parecían estar hablándose, al principio se miraron con seriedad, después de encogieron de hombros y dijeron al unísono:
–Por mí está bien.
Miranda arrojó su almohada en forma de corazón a la cabeza de Damien, él la cogió en el aire.
–Esta cosa es tan masculina –Damien se refería a la almohada de color rosa.
Él trató de hacerme cosquillas seductoras en el cuello.
–No me toques –me alejé hasta el otro extremo del asiento.
–¿Estarás molesta conmigo por esto? –él se aferró de mi cuerpo y subió sus pesadas piernas sobre las mías antes de mordisquear mi oreja coquetamente.
El cosquilleo se extendió por mi cuello, llegó a mi pecho y blandió mi vientre. Lo empujé antes de rendirme a sus encantos.
–Sí, hasta que me dejen ir a ver a mamá.
–Sé fuerte, hombre, no te dejes manipular –le aconsejó mi hermano.
La boca de Damien buscó la mía, cuando sentí el familiar roce de su respiración cosquilleando en mis labios y el calor de su boca entreabierta aproximándose a la mía quise cerrar los ojos y besarlo con urgencia.
Volví mi rostro.
–Fuera –le ordené.
–Está bien. ¿Podemos discutir esto? –empezó a rendirse, una sonrisa casi se escapa de mi boca.
–Débil –le gruñó Cole con enojo.
Crucé mis brazos sobre mi pecho. Miranda no había opinado, ella estaba adelante, hablando por su teléfono celular con alguien.
–Eres malvada y diabólica –rezongó Damien.
–También tú –espeté.
Miranda chilló de emoción después de colgar su teléfono.
–Alguien calle a esa loca –se quejó mi hermano.
–¡Dios! Adivinen. Estoy tan feliz que... que... –Miranda titubeó.
–Estás tan feliz que no necesitas marihuana –añadió Colin burlonamente.
Miranda lo aniquiló con una mirada.
–Estaba hablando con Jerry –comenzó.
–¿Soy el único al que no le agrada ese chico? –interpeló Cole.
–Sí –contestamos Damien y yo al mismo tiempo sin prestarle atención, esperando por el relato de Mir.
–La cosa es que... la vocalista de su banda, Los T.R, ha renunciado, y necesitan un reemplazo –continuó ella–. Canté para Jerry en el Baile de Otoño, él me escuchó y le encantó.
–Es bastante sordo –comentó Cole.
Los tres le devolvimos una sulfurada mirada.
Él se encogió de hombros.
–Dice que quiere que cante para su banda –nos informó Mir–, y como te habrás dado cuenta esos chicos son bastante famosos en la ciudad, todo el mundo conoce a Gerardo Harris. Tendremos varios toques esta semana, en bares, él estaba pensando que tal vez su banda podría seguirnos en nuestro tour fantasma y programar conciertos en las ciudades que visitemos, será maravilloso. ¿Pueden creer esto? –Miranda aparcó frente a un bar, al cual debíamos visitar al anochecer, tan pronto como abrieran–. Ahora, ¿qué quieren hacer? Tenemos hasta el anochecer para jugar al póker.
Miranda mostró un mazo de cartas, cerró las ventanas con papel ahumado, encendió el aire acondicionado y el estéreo con su álbum de Beck, sonaba la canción 'Loser' a volumen alto.
–Hay que enseñarle a Ania –Damien dijo–. ¿Mediana desnudez o ropa interior? –los miré horrorizada, después de una pausa ellos agregaron–. Definitivamente ropa interior.
–Definitivamente no –me cubrí bajo una sábana.
–Ania, todos aquí han visto tu ropa interior, y algunos un poco más que eso –alegó Miranda, las miradas de reojo persiguieron a Damien, un ligero tono rosa cubrió sus mejillas y las mías–. Y todos nosotros nos hemos visto la ropa interior, no sería algo nuevo.
Más tarde, todos se habían quitado prendas, comenzando por calcetines, relojes, brazaletes, collares, anillos, hasta quitarse la camisa. Miranda ya mostraba su sujetador, Damien y Colin sus torsos desnudos y fuertes.
Yo me las había arreglado para hacer mis mejores jugadas y no tener que quitarme la ropa. Pero lamentablemente era mi turno de quitarme una prenda y todas las miradas estaban sobre mí.
Exhalé aire con frustración.
–No me quitaré la camisa, no llevo nada debajo –expliqué.
Un gruñido grave salió de la garganta de Damien y él instaló su mirada acalorada en mi pecho hasta que ambos nos sonrojamos.
–¿Y? –dijeron los tres en mi contra.
–De acuerdo –abrí el botón de mis pantalones y empecé a deslizarlos hacia abajo–. Papá te mataría por esto si estuviera vivo, Elliott Hammond. Y yo lo haré cuando te ponga las manos encima.
Yo pensé en Dimitri Morte, el chico de la academia que tenía una melliza. Él definitivamente hubiese creído con seguridad que yo y mis amigos teníamos sexo grupal.
Cuando anocheció yo no quería saber nada sobre volver a desnudarme alguna vez en la vida.
A menos que Damien quisiera empujarme contra la pared con sus músculos bronceados y me quitara la ropa, y se quitara la suya, y adentrara su lengua en mi boca y sus manos en mi ropa interior hasta que me hiciera gemir y yo a él.
Ok, suficiente.
–Vigila que nadie venga –le dije a Miranda mientras me cambiaba la ropa en la parte trasera de la furgoneta.
–¿Damien cuenta como nadie? –preguntó Miranda.
–Claro que sí.
Pero Damien entró de todas formas y se paró en la entrada.
–Ya están abriendo el bar, vine por las armas.
Miranda le cubrió sus ojos bajo sus manos.
–Yo te las daré, sal de aquí, Ania está vistiéndose.
–Hey, oh –él se rió con satisfacción–. Olvídalo, yo mismo iré por ellas.
Miranda resopló y pateó el suelo con sus pies descalzos.
–Si vas a hacer eso yo me voy –ella agarró su guitarra del suelo, la colgó en sus hombros y salió del vehículo.
Traté de ignorar la fuerte y masculina presencia de Damien, me sentí diminuta y vibrante mientras él se acercaba. Busqué en mi mochila alguna camisa, aunque la belleza de hombre que tenía frente a mí no me dejaba pensar.
Como estábamos en invierno él llevaba una chaqueta de cuero, cosa que no era muy común, él normalmente salía en camisetas de mangas cortas y jeans.
Esa chaqueta de cuero lo hacía ver infernalmente sexy, casi parecía letal y mortífero.
Él tomó asiento a mi lado y me aprisionó contra el espaldar del asiento delantero, yo me senté a horcajadas sobre su regazo con las piernas flexionadas y rodeé con mis manos su cuello.
–Dame un beso –exigió él, sus ojos parecían hambrientos y llenos deseo.
Conduje una de mis manos hacia lo alto de su nuca hasta entrelazarla entre sus rebeldes cabellos castaños, mi otra mano permaneció estacionada en un costado de su cuello; incliné mi rostro hacia adelante y junté mis labios con los suyos, haciendo una suave presión.
Él gruñó desde su garganta, el gruñido se transformó en un gemido de placer y el beso cobró vida rápidamente como una llama que te consume por dentro.
Yo gemí dentro de su boca mientras probaba su lengua. Sentí mi sangre arder, los dedos de él recorriendo mi espalda desnuda, apretando mi cintura. Sentí ese conocido cosquilleo dentro de mi pecho que apretaba mi respiración y me dejaba sin aire, sentí mi vientre flotando, esa increíble sensación de alucinar por estar tan asombrosamente excitada. Mis manos temblorosas se enterraron en su pelo, sus manos en cambio se instalaron encima de los bolsillos traseros de mis ajustados pantalones de cuero y aceraron sus caderas a las mías.
Mientras nos besábamos todo se volvió férvido, me sentí cegada, pero el resto de mis sentidos se agudizaron. El gusto delicioso en mi lengua, el tacto con nuestros roces, el oído, mientras escuchaba nuestros gemidos, y el olfato, cuando respiraba la fragancia provocativa de su piel.
Él se separó de mi boca y los dos jadeamos, teníamos las más poderosas ganas de acostarnos y hacer el amor allí mismo.
Le di una rápida mordida a su labio inferior, luego a su cuello, él lamió el largo de mi garganta lentamente, me estremecí todavía más, como si una fuerte corriente eléctrica me partiera a la mitad.
Él acunó mi cara entre sus manos.
–Te amo –susurró contra mi boca, cerró los ojos de placer cuando lo dijo–. Lo sabes, ¿verdad?
Sentí que mi corazón se comprimía y prácticamente dejé de respirar. Quería gritar de emoción para liberar toda esa energía que había dentro de mí.
Mi respiración estaba evidentemente agitada, asentí con la cabeza.
–Yo también te amo, mucho, muchísimo.
Él besó mi mejilla cariñosamente.
–Vamos, nena, hay que cazar algunos fantasmas esta noche.
Me levanté de su regazo y me coloqué una de mis camisetas cortas sobre mi brasier negro.
–Vaya, me despeinaste –me quejé.
–¿Qué hay de ti? No solo me despeinaste, también arrugaste mi ropa.
Nos empujamos mutuamente con suavidad.
Ambos salimos de la furgoneta tomados de la mano y sofocados, todavía no conseguíamos respirar con normalidad.
–¿Si te digo algo, no te asustas? –le interrogué mientras nos dirigíamos hacia el bar y terminaba de ocultar las dagas de plata en mi ropa.
–A menos que sea que estás embarazada, no –respondió él muy casualmente.
–Bien, porque no, no es eso.
–¿Y qué es? –él presionó más mi mano entre la suya.
–Que no puedo vivir sin ti, Damien Bathory –agaché mi mirada al suelo, algo avergonzada.
Él se detuvo, eso me asustó, me tomó de los hombros y levantó mi barbilla con dos de sus dedos.
–Ania. ¿Por qué creíste que eso iba a asustarme? –me preguntó él con seriedad.
–Bueno, es que... los chicos se asustan cuando una chica les dice ese tipo de cosas. Y tú no eres precisamente el tipo de chico que ama los compromisos.
Él acercó su nariz a la mía, inclinando su alto y grande cuerpo. Soltó una risita traviesa.
–Ania, no seas tonta, yo tampoco puedo vivir sin ti –me besó juguetonamente en la nariz.
Cuando entramos juntos al bar, encontramos a Miranda sentada junto a ese guitarrista rubio del arete en la ceja, ambos se reían juntos mientras entonaban algunas notas y tocaban algunos acordes.
Cole estaba en la barra conversando con el dueño del lugar.
Las personas habían comenzado a llegar y se sentaron en las mesas. Al verme, Jerry corrió hacia mí, apreté mis brazos a los costados de mi cuerpo y cerré mis puños, el muchacho me alzó en sus brazos, mis pies se levantaron del suelo, mi pecho se estrechó contra el suyo.
Me puso de nuevo en el suelo y besó mi boca, estrujando sus labios cerrados contra los míos.
Yo le empujé y me llevé las manos a la boca, estupefacta.
Temeroso, Jerry miró a Damien con ojos de disculpa.
–Sí, ya sé, debí preguntarte si podía besar a tu novia.
–Exacto, es como si yo te preguntara si puedo darte una patada en las bolas –dijo Damien con los dientes apretados–. ¿Puedo?
Jerry dio dos pasos hacia atrás y se cubrió la entrepierna con sus manos, Damien dio un paso hacia adelante.
–¿No podríamos discutirlo? –Jerry dijo.
–No –le contestó Damien antes de golpearlo en la entrepierna con su rodilla.
–Uh –profirió Jerry adolorido, desde el suelo.
El mismo Damien le ayudó a levantarse y después se abrazaron en señal de paz.
–Si fueras otro tipo no estarías con vida –espetó Damien.
Abracé un brazo de Damien mientras caminábamos hacia la barra.
–¿Te molestaste? –le pregunté.
–Oh sí –admitió–, pero es Jerry, él solo anda por ahí besando a todo el mundo. A menos que te haya gustado –hizo una pausa y me miró a los ojos–. Entonces sí me molestaría, contigo.
Sentí la tensión en su cuerpo.
–Solo me gusta cuando tú me besas.
Aunque verdaderamente eso no había estado tan mal. ¿Quién no quería ser besada por el guitarrista de una banda de rock?
–Alrededor de la medianoche ellas aparecen y espantan a toda mi clientela –le estaba diciendo un viejo y regordete hombre a Cole cuando nos sentamos en la barra.
–¿Ellas? –pregunté para investigar.
–La mujer y la niña, ambas murieron aquí hace una semana.
–¿Sabe dónde están los cadáveres? –interrogó Damien.
–Los policías se llevaron el de la mujer, en cambio nunca encontramos al de la niña.
–¿Y cómo dedujeron que está muerta? –sondeé.
–Esa noche ella estaba aquí, habían manchas de sangre en el baño de mujeres con su ADN, y lo más importante, hemos visto su fantasma. Y está matando personas.
–¿Hay posibilidades de que la niña esté viva? –Damien dijo.
–¿Ustedes son caza fantasmas o del FBI?
–Lo siento, siempre quise hacer eso –se burló D.
–Mira esto –Colin me llamó y me mostró una videocámara que me pareció reconocer.
–¿Es esa la vieja cámara de Darren? –pregunté.
Darren era un antiguo amigo del grupo que había muerto durante nuestra estadía en El Hotel Nightmare, aquel hotel embrujado.
–Tuve que formatearla, había mucha pornografía ahí –me explicó Colin antes de presionar el botón de play–. Luces, cámara, acción.
El bar se llenó más rápido de lo que pensaba, el resto de la banda de Jerry ya habían llegado y se encontraban haciendo pruebas de sonido junto con Miranda en el escenario. Ella parecía tan emocionada.
Alguien puso una mano sobre mi hombro.
–Miren quién está aquí –me dijo una voz familiar, masculina.
Me volví y mis ojos captaron la imagen de Adrien.
–¿Qué haces aquí? –le dije con sorpresa.
–Oh, sí, hola para ti también –departió él–. De todas formas, ¿ustedes qué hacen acá? Pensé que estaban de gira.
–Oh, lo estamos, créeme. ¿Dónde está Isabelle? Pensé que pasabas mucho tiempo con ella.
–Eh, sí, bueno, lo hago. Pero también salgo solo, y más si se trata de ir a un bar. Esa chica es una santa. Y no es como si fuera mi novia ni nada.
Me incliné para besar la mejilla de Adrien y le di un abrazo corto, pero cuando quise apartarme él no me soltó.
–Adrien –gruñí.
–Déjame abrazarte –protestó él, apretándome muy fuerte contra su pecho. Me besó en la mejilla y finalmente volvió a dejarme en el suelo.
–Ya vuelvo –le di una suave palmada en el brazo.
–Estaré esperando –él levantó sus cejas en un gesto coqueto.
–Puto perro. Deja de coquetearle a mi novia –dijo Damien empujando a su primo.
Mientras ellos discutían yo caminé por el pasillo de los baños, que parecía solitario y oscuro. La única luz provenía de las velas en el candelabro frente a la puerta del sanitario para mujeres.
La voz de Miranda se oía a lo lejos mientras cantaba sus canciones sobre paz y amor con una voz verdaderamente hermosa.
Las paredes del pasillo estaban desnudas salvo por la suciedad y manchas de humedad que había en ellas, el suelo rechinaba bajo mis pisadas, el silencio me ponía los pelos de punta, era tan familiar que me transportaba a un lugar similar en mi recuerdos. El Hotel Nightmare.
Las llamas de las velas bailaban formando sombras extrañas en las superficies, había algo con respecto a la atmósfera que me ponía nerviosa, quizás era el hecho de que se sentía como si yo no fuera la única en ese lugar.
Había algo oscuro que se percibía en el aire, mi corazón se aceleró. Había estado muchas veces en situaciones parecidas a esta, precisamente por eso sabía lo que me esperaba y el emocionante miedo me invadía de formas desconcertantes.
Al mirar hacia el suelo pude reparar en que había un rastro de algo líquido y oscuro chorreado en la madera, como una línea de agua sucia y pegajosa que conducía hacia la puerta entreabierta del baño.
Ahogué un grito de asombro y pánico cuando noté que un par de piernas largas sobresalían de la abertura de la puerta, tal como si alguien estuviese arrastrando un cuerpo dentro de la habitación.
Lentamente, el cuerpo tumbado en el suelo desapareció cuando lo arrastraron hacia el otro lado de la puerta. Las piernas esbeltas y femeninas con zapatillas de tacón, de una mujer, se deslizaron dentro del baño, dejando un rastro acuoso en el suelo.
Seguí las huellas húmedas dando zancadas sigilosas, sentía miedo cada vez que mis pasos emitían un sonido rechinante sobre la madera.
Desde la rendija de la puerta salía una débil luz que también debía provenir de alguna vela.
Me asomé, tratando de no ser vista, y estudié el lugar.
Sobre la barra de los lavamanos había una vela negra consumiéndose, un cigarrillo encendido humeando con uno de los extremos manchado de labial, una pistola y una botella de cerveza medio vacía. La luz de la luna y de las afueras también se colaba desde una ventana alta.
Había dos mujeres allí, una de ellas tendida en las baldosas sucias, su cabello era rubio y estaba muerta. Y la otra... también muerta. Pero la segunda mujer muerta estaba de pie, descalza, con el cabello oscuro enredado, la piel pálida y grisácea, los ojos completamente blancos. Esta ladeó su cabeza y sus blancos ojos se instalaron en la puerta de entrada.
O en mí.
Oh Dios, pensé, me ha visto.
Di dos pasos hacia atrás, tan rápido que casi me caigo, mi espalda se estrelló contra la pared, el candelabro sobre la misma se cayó al suelo y las velas se volcaron, provocando que la cera caliente se derramara en mi piel y me quemara.
Grité por el dolor.
En menos de un segundo la mujer de los ojos vacíos estaba delante de mí, amenazándome con su postura asesina.
–¡Demonio! Eres un demonio –me gritó ella, su voz se oía escalofriante, rasgada y ronca, como el sonido inquietante de alguien pasando sus uñas sobre la superficie de una pizarra o el gruñido de un papel al ser rasgado–. ¡Me arruinaste la vida, condenada niña! ¡Llevas el mal dentro de ti! ¡Está dentro de ti!
Me apreté contra la pared, sentía el frío congelante que manaba del cuerpo de esta mujer fantasma.
Sus manos, tersas como el hielo, me atraparon del cuello, sus dedos delgados me estrecharon hasta que dejé de respirar al instante, me retorcí, buscando la forma de atrapar algún arma en mi ropa, pero mis impulsos y desesperación por respirar me hacían ir al encuentro de los dedos de la mujer para retirarlos de mi cuello.
Ella me arrastró hacia los baños, esquivó el cuerpo de la mujer rubia, que parecía que acababa de morir, se paró frente al espejo, enderezó mi cabeza, cogiéndome por el cabello con la finalidad de que observara mi reflejo.
El cristal estaba sucio, salpicado y húmedo, el reflejo mostraba una difusa imagen de la mujer sosteniéndome cerca del lavamanos.
Pero no era exactamente mi reflejo lo que se mostraba en el cristal.
Se trataba de la imagen de una niña pequeña, no mayor de diez años, con el cabello oscuro. Usaba un vestido de gala blanco manchado de rojo con sangre, su aspecto era tan fantasmal como el de la mujer fantasma; la piel gris y agrietada y los ojos carentes de pupilas, solo que estos no eran blancos, sino al contrario, completamente negros.
La válvula de agua del lavamos se abrió por sí sola, escupiendo agua oscura y espesa y...
...Hebras gruesas de cabello negro.
El agua se desbordó, se derramó por todo el suelo, mis botas se empaparon y la mujer hundió mi cara en el agua. Solté aire por la boca dejando escapar burbujas, las hebras de cabello negro se enredaron por mi cuello y comenzaron a estrangularme, se sentían como alambres ciñendo mi garganta. Si eran lo suficientemente fuertes podrían decapitarme.
Durante escasos segundos la mujer fantasma retiró mi cara del agua, mis pulmones apenas habían tenido el tiempo suficiente para aspirar un poco de desesperado, bendito aire.
Volvió a intentar ahogarme, el cabello salió a borbotones de todas partes y continuó envolviendo mi garganta con exagerada fuerza. Empecé a perder los sentidos, mi visión se volvió imprecisa, mi cabeza dolió con punzadas ardientes, mis pulmones quemaban por la falta de aire.
Entonces esa mujer horrorosa tiró de mi cabello, me tumbó al suelo y me arrastró a través de las baldosas frías y la madera rancia.
Luché impacientemente para gritar, pero mi garganta ardía y escasamente dejaba entrar aire, mis ojos vislumbraban luz y oscuridad alternativamente, mis oídos escucharon la madera de una puerta crujiendo al abrirse de golpe.
La fantasma me sacó a rastras de ese lugar, quizás utilizando alguna puerta trasera o algo por el estilo, lo único que sé es que después había tierra húmeda y gélida como el hielo contra mi espalda y mis ojos entreabiertos dejaron filtrar la luz del cielo desnudo de la noche.
–Eres el demonio –me reprochó la mujer con odio–. Di a luz a Lucifer.
Jalándome el cabello hizo que me levantara y me empujó contra una superficie rocosa. El impacto provocó que mi frente se rasgara con la sólida piedra, que ahora estaba manchada de mi sangre.
Advertí lo que era aquella superficie rocosa. No era más que la pared circular que recubría un pozo de agua profundo y oscuro. Y esta mujer estaba intentando arrojarme dentro, hacia la solitaria y lúgubre muerte.
–¡Debo destruirte! –vociferó sañudamente.
Casi logra su objetivo de arrojarme al pozo, el cual debía ser tan profundo como para nunca jamás ser encontrada. Lo supe porque el eco de mi respiración junto con la voz de la mujer fantasma era igual de profundo.
Me sujeté bien de las rocas para no caerme al pozo, sentí mis uñas romperse dolorosamente hasta sangrar por la fuerza de mi sujeción, ella me estaba empujando desde la espalda. Pero entonces dejó de hacerlo y me caí hacia atrás, aterrizando sobre el césped y la tierra ligeramente congelada.
Al levantar la vista atisbé a la mujer huyendo nuevamente hacia el interior del bar y desapareciendo al traspasar la compacta puerta trasera.
Emití un chillido ahogado, entrecortado y agudo al tratar de gritar, mi garganta me quemaba y se sentía herida y reseca.
Desde la parte delantera del bar venían corriendo Damien, Cole, Adrien y el dueño del establecimiento.
Damien se tumbó de rodillas a mi lado y me sostuvo en su regazo.
–¿Estás bien? –me preguntó con miedo en la voz, me sujetó contra su pecho.
Traté de hablar, pero todavía no funcionaba, mis cuerdas vocales debían haberse estropeado. Negué con la cabeza y me toqué el cuello, fue entonces cuando me di cuenta de que éste estaba sangrando, tenía largas rasgaduras que rodeaban la piel sobre mi garganta como collares de sangre.
–La mujer mató a su hija –relató el dueño del bar–. La historia que cuentan es que primero intentó ahogarla en los lavamanos del baño, luego la arrojó en el pozo y finalmente ella volvió al bar y se disparó.
Me levanté del suelo y arrastré los pies hasta el pozo. Tenía una fuerte corazonada que me decía que debía mirar dentro. Hice el intento de enrollar la soga que traía de vuelta al cubo de agua a la superficie. Estaba atorada, como si el recipiente del agua estuviese jodidamente pesado, o tal vez mis fuerzas estaban desfalleciendo.
–¿Qué haces? –Damien se sitió detrás de mí, pero no siguió interrogando, me ayudó.
Incluso estaba pesado para Damien, pero después de un arduo esfuerzo logró enrollar la soga por completo.
Pero lo que trajo a la superficie no era una cubeta de agua. Era esa niña que vi con antelación en el reflejo del espejo. Estaba ahorcada con la cuerda bien amarrada alrededor del cuello.
Para ser un cadáver que llevaba días, e incluso semanas de fallecimiento, se veía realmente intacta. Su piel tan sana y carnosa como la de cualquier niña, su cabello largo y oscuro bien abundante y adherido a su cabeza, mojado, lacio, cubriendo la mayor parte de su juvenil rostro.
No tenía ni un solo rasguño en su piel.
Lo único que parecía estar en mal estado era su vestuario. El vestido parecía mohoso y nacido por la humedad, las manchas de sangre seguían adheridas a la blanca tela, sus blancas zapatillas de vestir goteaban el agua que escurría de su cuerpo.
Todos nosotros estábamos observándola patidifusos hasta que...
Ella abrió sus dos enormes y diabólicos ojos completamente negros y brillantes.

32 comentarios:

Anónimo dijo...

steph esta super bueno este capitulo....todos los dias estuve entrandome a la pagina a ver cuando lo publicabas no aguantaba las ganas de seguir leyendo sobre ania...espero que subas el proximo capitulo rapido :)

diana100f dijo...

Estuvo genial steph!!! me encantoo!!
cada rato entraba para ver si ya lo habias subido jajajaja espero ke subas rapido el ke sigue :)


Diana D' Jonas

Ashanti dijo...

WAAAA me encanto el cap lo habia estado esperando mendigo blogger que andaba fallando se pasan! mientras todas aqui con curiosidad jajaja ya hacia mucho tiempo que no pasaba a leer y es que acavo de entrar a la prepa y los maestros desde el primer dia nos dejaron tarea de amonton!!! es un crimen pero ya estare aaqui mas seguido y dejame decirte que he traumado a mis amigas con tu blog les an encantado tus historias! :D y tengo una preguntita preguntosa xD por curiosidad ¿que paso con la editorial,se podran publicar tus libros? espero y si!! por que lo mereces! bueno niña cuidate mucho y sigue escriviendo mucho jeje!!realmente se te extrañaba y a damien tambien-cjs-

Hanny_liz dijo...

OMJ me encantoO ..!!!! (: Es Exageradamente BuenoO Steph ! Ya extrañaba las historias Candentes de Damien & Ania ! Jaja Esqee Sii Tee SoOy Sincera YoO mueroO por Tener un ChicoO así coOmo el aunque Tambieen Mee gustaría un Vampiro , Demonio , Ángel y Cuñado Candente coOmo Joe :P y un Príncipe coOmo Dimitri *-* con CuLqieera Dee ELlos mee coOnfoOrmo :P
Es muy bueenoO el CapituLo poObre Ania los Fantasmas noO la quieren Siempre la Terminan GoLpeandoO y Jerry siempre Taan Entuciasta :P yoO qieroO un amigoO así xD Ok noO ...!! Waa YoO qieeroO a todoOs los que Saleen en Laa noOvelA xD aunque El HermanoO Ya loo tengoO y la Amiga Media Hipie Tambieen xD buenoO en Fiin Mee EncantoO el CAP Al Fiin Med deja. Acceder BlOger mas de 20 minutos IntentantoO pero valioO la Penaa & en verdad aa Mii Mee encantaría Otra Novela de Joe & angelique *-* mee EnamoOre de Ellos :P Cuidate Steph & De New Muy buena noveLaa :D

Aram dijo...

Ey que tal? bueno al fin el blog te dejo subir capitulo es molesto cuando las paginas andan fallando pero en fin muy buen capitulo ya he terminado de leer las demas historias asi que quiero leer mas! jaja pues am saludos y am se me fue lo que iva a decir xD
CHISTE:
- Manolo... ¿Quieres ser testigo de Jehová?
-No hombre, ¡pero si ni el accidente he visto!

El hombre ante Dios pregunta:
Señor ¿Por qué hiciste a la mujer tan divina y tan bella?
“Para que te enamores de ella, hijo mío”, contesto el Creador
Pero querido Padre, ¿y por que la hiciste tan tonta?
Hay hijito… “para que ella se enamore de ti…

Gudi-Pop dijo...

Wiiiiiiiiiiii!!!!!!!!!!!
AME AME el capitulo enserio $: cada vez me enamoro mas de Damien grr es tan ardiente!!" y WOW con la tipa ahogada y su madre la verdad me dio algo de miedo leer eso pero obvio no dejare de leer, la trama es perfecta :DD wow y el principio $: pfffffff que sexy *-*! me encanto y oye O: amo la relacion de Damien y Ania :3 aun que la de miranda y colin jajaja xD es amor apache 8-) aun que terminaran juntos verdad? O: dime dime dime bueno no ^^ espero este libro de mas miedo y sea mas hot que todos :DD aun que todos son geniales y los amo :L y los eh leido 3 o 4 veses cada uno *-*! esque no me canzo :33 escribes realmente bien y sii sigelaaa :33 waaaa comentare todos los cap ! :D y pfff x.x me dejaste intrigada ehcon eso de la niña o.o W o W
me retiro te quiero xao :33 Escritora favorita ^^"

jeselyn24 dijo...

Vaya ese primer capitulo me encanto estuvo brutal. De verdad que amo tus novelas. Comense a leer tambien angeles noctambulos y esta muy buena tambie. Eres buena escritora.

micaela dijo...

nooo..jodeme que me re asuste..
estoi sola en mi cuarto con la luz apagada y sentia que en cualquier momento esa nena iba a tocarme la espalda y me iba a mirar con sus dos enormes y diabólicos ojos completamente negros y brillantes dios casi me agarra un sincope steph...lo ame *.* estubo santo dioss genial!! todo pero todo desde la primera hasta la ultima palabra volviste con todo y super recargada..ah no te das una idea cuanto extrañaba a damien ania colin y mir va ni yo lo sabia hasta que lei dios como amo a damien todo todo el es taan hot..haha x ota parte no me podia dejar de reir a cada rato y eso es lo bueno de esta historia que tiene de todo en un mismo cap me rei me ruborise y sobretodo me asuste pro de verdad haha XD ahora me rio sola hahaha y lo de que damien y cole usan la misma ropa hahahah me mato y tbm cuando jugaron al poker dioos ni en pedo me desnudo asi haahha estubo todo muy gracioso steph fue un gran primer cap para lo que va a ser una gran historia xq sbes tgo esa sensacion de que esta va a ser genial mucho merjor que las otras creo que ania y damien se vienen remixados y recargados y eso me gusta...
ahhi xfa subi pronto no puedo esperar toi que me como las uñass subi pronto besos bye!

KELLY_JONAS dijo...

OMG! Steph inicio esta candente comenzaste con TODO xD esta super amo la parte en que comienza ^^ y cuando damien y colin pelean y creo que si sigo así te cuento la historia jaja bueno la ame toda, pensé que ania moriría O.O ok no! como dice mi mamá la protagonista de la historia nunca muere e.e pero creo que en tus historias todo puede pasar... Aww cada dia me enamoro mas de esos 2 chicos haha son tan lindos *--* Bueno espero que subas pronto muy muy pronto bye cuídate =)

FlooM1 dijo...

De verdad me haz dejado sin habla!
Geniaaaaa; estupendo maravilloso.... Cole Demian Miranda Ania Tantas emociones y no me puedo creer que esto solo haya sido el coemienzo que vendra despues? Ay Steph me has dejado en las nubes.... Al comienzoooooooo *_* Me encantooo La pelea con Colin como lo quiero eeeeees SuperBro (?) Demian a su manera es un dulce... bueno Ania tampoco es la tipica protagonista y eso me encanta
Cuando Jerry la beso –Sí, ya sé, debí preguntarte si podía besar a tu novia.
–Exacto, es como si yo te preguntara si puedo darte una patada en las bolas –dijo Damien con los dientes apretados–. ¿Puedo? Nooooooo como me rei con esooo x'DDDDD
y luego viene el terror yo, no se porque quizas seria una estupidez decir que me asuste con eso pero es que me compenetro tanto con el personaje y con la historia que se me hace demasiado dificil mantnerme ajena a todoas las emociones :B
Fueeeee la historia la niña la madreee :B En el bar Jerry <3 Darren x'D Todo me ha encantado!
Esto la nove todo Sobrepaso mis espectativas y no sabes cuanto! no exagerabas La novela es GENIAL y que si la siguues? ATREVETE A NO SEGUIRA Y NO LA CUENTA U.U OKNO MI INSTINTO ASESINO SALIO A LA LUZ!
Muchaaaaaaaaaaaa Suerteeeeeeeee con los Estudios espero que te este llendo de maravillas Espero y pronto poder tener noticias de ti ♥
Cuidatee :3

Dafne Guadalupe dijo...

Oh Qe madress, digoo para ser el primer capitulo, ME QUEDE ASY DE O.O, wii!!, me encanto, Wii!!, por fin!!, wiii!!, LOO AMEE,
que pasara con la niña ya sube por favor, me encanta lo que escribes eres buena!, solo quisiera hacerte una preguuntaa espeeroo y no te importe claro, aamm bueno
es
¿Que Fue Lo que Te impulso ah escribir Novelas Sobrenaturales?...
ojala y respondas por que encerio es unaa pregunta muyy iimpoortantte ...
ME ENCANTO ESTE COMENTARIO ES DE MICAELA...
nooo..jodeme que me re asuste..
estoi sola en mi cuarto con la luz apagada y sentia que en cualquier momento esa nena iba a tocarme la espalda y me iba a mirar con sus dos enormes y diabólicos ojos completamente negros y brillantes dios casi me agarra un sincope.
JURO QUE YO TAMBIEN hehehehe....
ME ENCAANTAA LA AMOO, LA AMOO, LA AMOO, LA AMOO, LA AMOO, LA AMOO.
SUBEE MAASS!!!

*Lawis Jonas* dijo...

OMG ame el cap el inicio esta de maravilla bienes con todo =) me encantoel cap lo ame mi parte favorita cuando damien le dice teamo a ania a los extrañaba hacen una perfecta pareja es un amor verdader aunque me gustaria que tambien fuera amor verdadero el de colin y miranda =) en fin ojala se logre algo bueno nena te dejo cuidate tqm!!!
sigue como vas


bye

=)

Noelia dijo...

Dios mio!!! menudo comiensoooo!!! sensacional de verdad me ENCANTO!! YA ESTOY ENGANCHADA DESDE EL 1º CAP jajaja tengo muchas ganas de que la sigas .. solo con leer el 1ºcap se nota que va a ser fantanstica!!! espero con ansias el proximo capitulo! un beso!

Anónimo dijo...

waaa! me dio miedo al final v_v
cuanto habia extrañado la historia de ania y damien <3333 muy bueno el capítulo!!!
no sabes que orgullosa me ade sentir cuando se publique tu libro, y pueda decir yo leías sus historias en internet!, eran hermosas!! la sigo desde que escribió más a allá de la atracción!!, enserio me imagino ese momento! ;D

Y Claro síguela tan pronto puedas!!
Saludos
Teevi ;)

MaYa dijo...

owhnfzioverbigszepñvbenlw9herinserlgiglieghgolyeifhleseigferunvrvberbvelitbayibrltllolblbvlnioñasnizcsfawuignxwtvqerdcweracdvthwedbxyjgfcumthlhmtyoblnthpygiocikftbgweuxfwtYVDZRGQWSC<RDVQTEBDFXNRUGFYVRTIMGUOLTHVHIFUAEWG DYFZDTWQVXWTBCFEUG DIGRIHRTM IIWH AAAAAAAAAAHHHHHH!!! DIOS CEMENTERIO PARA TRAMPOSOS SERA LO MAXIMO!! SI ESTE FUE EL PRIMER CAP, NO ME CABE EN LA CABEZA COMO SERAN LOS DEMAS!! DIOS!!! ME ENCANTO!!
Hey una vez pense que pasaria si algunas vez pudieras estar en un grupo asi con tus boys... FUCK!! NI DE LOCOS! SERIA UNA TERRIBLE IDEA :$ MI CABEZA TIENE DOLOR DE CABEZA DE SOLO IMAGINARCELO XD HAHAHAHAHHA (Damien,Damien,Damien,Damien,Damien,Damien,Damien,Damien, QUE SEXO DE HOMBRE, LE DARE 93059485624389 HIJOS o__o XD
FELICITACIONES SIS! :') !!congratulations!! SO PROUD OF YOU <3 :D

Anónimo dijo...

jajaja steph por poco en cuanto empeze a leer la parte del inicio inmediatamente te publicaria mi yeeiii!!! sepxo al fin y en el inicio pero al publicar mi comment' note la ausencia de letras rojaas XDD

Anónimo dijo...

wuuui me mocosiono el inicio de este cap estuvo de pocaaaa :3
especialmente poer las escenaas fogosas de ania y damien....
aunque wtf!!! que chingados fue eso en verdad carajos la chilpayatha es un demonio :$
que meyuuu pobre aniia casi la decapithaa la perra esa de la mamma :D
poer suerte se fue y yeguu el sensual de damien a su rescatee y supervicion wuua me enamoraa

AndyKrats dijo...

OMG! God, cuando subiste?) Porque no sabia?) Pasa tan rápido el tiempo?)  Me siento una mala lectora  Siempre me pasa lo mismo D: Encima mi compu. No anda, hace mucho que no entro hoy anda pero seguro que en cualquier momento se apaga Me paso ya 5 veces  Va a explotar! Igual no se, mi hermano la tiene que arreglar, cambiar el disco que se yo, así que espera hasta el año que viene El es mas vago que yo! En fin..
Akhgsajfd Opa ;) Ya empezamos así? Estos chicos están mas calientes que una pava … Jajajja me encantan ♥ Leer este capitulo me izo acordar lo mucho que los extrañaba juntos! Ayy que emoción, esta espectacular.. Pobre Ania nunca puede estar en paz esa chica?) Jajaja te voy a contar algo Damien me encanta su nombre pero ahora cada vez que lo leo me rio Es que Sean Faris esta muy bueno y un amigo de mi hermana( No se si es Gay o Bi) Dijo que Sean era su “Amor de reprimido” y encima el se llama Damian. Entonces no puedo contener la risa.. Me lo imagino a el viendo fotos de Sean Faris xD Jajaja es muy gracioso para mi. Le perdí la seriedad, siempre de alguna forma le saco la seriedad a las cosas.. :P
No puedo esperar para el otro cap. Extrañaba taaaanto a Ania y Damien con sus ganas constantes de acostarse Jajaja y a la vez son tan dulces, y Colin y Miranda peleando, el siempre renegando, y cuando reta a Damien OMG! I love it, Miranda que deje el Fasooooooooo :P No sabia que fumaba eso:| No me gusta, chicos sanos porfavor, Hahahaha!
Debo confesar que me dio miedo, se me pone la piel de gallina y ya te dije como leo tus novelas, en la oscuridad y de noche Armo todo el ambiente , es como ver una peli! proyecto todo lo que leo en mi cabeza a veces me tildo tanto imaginando las escenas que estoy 3 horas leyendo el capitulo y no exagero, soy así. Tardo en leer, es mas divertido así, que leerlo de corrido. No tiene sentido si no. Cuando nombraste a Darren, sentí una Deja vu, fue horrible odio esas sensaciones y no se que son. Sabes que son los Deja vu?) Lo viví o no lo vive en mi otra vida tal vez?) O lo soñé y entonces sueño cosas del futuro :O Boe no se mis teorías son mas raras. Jjajaja tenia mucho pornografía Aksgkhafsggfhlkaglkj JAJAJAJA! Me mato eso.
INCREIBLEE! Y esas preguntas tontas que haces ( Bue miera quien habla xD), La sigo? Daaah, si obvio girl seguila al menos que quieras suicidios en masa de tus lectoras. Jajajaja
La amoooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo♥
Suerte bss Andy!

Anónimo dijo...

nuevaa lectora!!
me gustha!
pero deverias de poner una forma para leer todas tus noves
me gustaria ke lo isieras

diiana ♥

Anónimo dijo...

Commenten chicos que esto estuvo requeteeee candente & hottie *u*
para tener antes los capiis y orgasmearnos mentalmente con las escenas de damien y annia y sus orgias grupaLes antes de time :B

Rosa Leal dijo...

oh Jesus Christ!!!! Chica te veniste con todo, escenas candentes paraa el inicioo, uff, un suspenso terririfico y atracctivo (WTF)

SUBEE MASS CHICA

desde GDL, México
asta dnde estss

nueva lectora te sigo dsde "Ángeles noctambulos" que por sierto fuee hermosaaaaaa eh estado leiiendo tuss demass novesss y me eh fijado qee tienes otra llamada "Tu yo y el" y pues me gustariaa que si mee pasas el link, pues me e ncantaria leerla, ya qeu se qeu sera genial como esta que esta iniciando









CHICA SUBE MAS DE "CEMENTERIO PARA TRAMPOSOS" QUE ME HAS DEJADO PICADA sin doble sentido CHICA AS DE SABER QUE LAS TAPATIAS TENDEMOS ASER UN POCO tipo doble sentido YA QUE AGREGAMOS ESO AHAHAHAH OK NOT!!.............. ME LARGO YA TE ENFADE DE SEGURO :) BYE
atte.. Rosa Leal
pd: lamento decirte tanto chica, Steph?

Annie_DS dijo...

OMG!!! tenias razon...de todooo desde el primer cap!! lo ame! ha admito qe apenas termine de leer The charlotte's bones! asi qe encuanto la termine me alegro qe ya hubieras subido el primer cap de cementerio para tramposos! es genial!:D
Ame angeles noctambulos y termine en tiempo recod (para mi) el hotel nightmare y the charlotte's bones...asi qe se qe definitivamente voy a amar esta!!
¿qe si la siges??!!! mujer! qe pasa contigo? como preguntas eso??!! claroo qe si!! no nos puedes dejar asi!
es de las mejores novelas qe he leido...
no puedo esperar para el cap 2!:D
Bueno adios!! cuidate y sige escribiendo...:D

Anónimo dijo...

Si sabes algo? no la sigas
-Paulina

Anónimo dijo...

Señora que te pasa?!?!? claro que la debes seguir si no ire a...tu casa e intentare ahorcarte y... mucho hacerte daño... ._.
Bueno jaja claro asi ya te asuste mucho, pero encerio DEBES SEGUIRLA! amo como escribes y me gustan toodas tus novelaS, :3 ya quiero leer el siguiente capitulo, con este volvi a mi vicio de morderme las uñas...
bueno cuidate mucho :D, Adios.
-Paulina

P.D: Ah yo tambien amo Avenged Sevenfold :D

Sthephany Castillo dijo...

aaaaaaaaaaaaah.....es lo unico k puedo desir, perdor porque mis comentarios son cortos pero es que me dejas sin palabras.....Dios siguela me muero por leer el otro capitulo.....me atrevo a desir k eres mi escritora favorita....siguela!!!

Anónimo dijo...

Nios poer que falta tantuu para el cap Q__Q ya muero de ansias mujer me haras enloquecer espero y pronto subas cap nuevo saludos bie!!

Anónimo dijo...

Eh pasado todo el fin de semana leyendome las historias de The violet city y no eh podido parar, hasta que llegue una amiga me recomendo tus libros Me fasinan las historias me haz dejado con la boca abierta de verdad escribes super :3 No puedo esperar a que la sigaas Hotel Nightmare Es la que mas me gusto!!! Siguela prontoooo no me resisto mujer!!
Besoos Any.

AndyKrats dijo...

NO TE ATRASES EN SUBIR EL SEGUNDO CAPITULO EHHHHHHHHHHHHHHH ¬ xD o Revelo tu secreto :O

Hanny_liz dijo...

:o QEEE SECRETOO!! jaja Ok nOo BIEEN MEHCEE YOO !!

STEPH MUERO DE ANCIAS PLEASEE SUVE NOVEE!"!

Anónimo dijo...

chica estass bienn poer que no sabes naada de tu y las orgias grupales :G attu:
Denissa Levou

Feernanda Jonas dijo...

ooow xdios Damien sigue siendo el mismo de antes jaja tan lindo como siempre y tan amm hotxD
aaw lo amo extrañe tanto tanto esta novela:)
es uniqka como todas las que escribes sthep:)
aww noo esa niña tan malaa aww que horror y Ania sigue siendo tan valiente yo hubiera muerto del susto en un momentoo jaja:)
aww Jerry lo amoo es tan guapo y tierno wooow Miranda cantara con los totalmente rechazados? que geniial, qien fuera ella:}
aaw Adriien y Colle y aaw Ania recordo a Dim:)
amo esta novela enceriio.
siguela aqui estare....
te quieroooow mucho

546465645645498747964 dijo...

a片手機看到飽
a片免費看看到飽
做愛a片直播網
a片下載網路電視
日本a片直播線上看
av女優手機看到飽
色情手機看到飽
18成人網站手機看到飽
視訊聊天室手機看到飽
情趣用品手機看到飽
a漫h漫手機看到飽
色情性愛光碟手機看到飽
sex手機看到飽
做愛手機看到飽
成人影城手機看到飽
情色貼圖手機看到飽
情色手機看到飽
色情網站手機看到飽
.
.
.
.
.
.
.
.
.

VISITAS

.

.