.

.

Translate

Nota: Está prohibida la republicación, copia, difusión y distribución de mi novelas en otras páginas webs.

jueves, 16 de febrero de 2012

Capítulo 18: Pagar Pecados con Sangre




Capítulo 18: Pagar Pecados con Sangre

Desperté por el deseo constante de vomitar que abrumaba mi sueño, el dolor de cabeza estaba matándome, el suelo parecía moverse cada vez que intentaba dar un paso en dirección al cuarto de baño. Gateé hacia el retrete.
El sudor frío recorría mi espalda, mis manos temblaban mientras vomitaba y lloraba al mismo tiempo. La sensación era horrible.
Sentí que alguien ponía una mano sobre mi hombro y sujetaba mi cabello. Era Damien. Limpié mi boca con el dorso de mi brazo.
–¿Qué haces aquí? No quiero que me veas vomitar –lloré por una razón incomprensible.
Era horrible, me sentía terriblemente mal, no podía parar de vomitar, y Damien estaba viéndome. ¿Podía ser peor?
–Está bien, Ania. No me importa mirarte vomitar. Vine porque supuse que estarías así, no estás acostumbraba a beber.
Rodeó mi estómago con un brazo, sosteniéndome delicadamente contra él.
–Aw, siento que moriré.
–Más te vale que no. ¿Quieres que te traiga café?
–No... –largué un gemido–. No, no lo sé...
–Acuéstate, preciosa, déjame cuidarte –él me besó en el cabello–. Ya vuelvo.
Cepillé mis dientes más o menos cinco veces, me di un baño intenso y me puse un pijama limpio, planeaba dormir todo el día, considerando que mi padre fantasma me había castigado.
Nuevamente llamaron a mi puerta.
–Pasa, Damien, no tienes que tocar –balbuceé, acurrucándome bajo mi edredón.
–Hija –oí la voz de Charlotte y casi salté de la cama–. Me sorprende que dejes que ese muchacho entre a tu habitación cuando quiera.
–Mamá, ¿qué quieres?
–Tu padre quiere hablarles, a ti y a tu hermano. Les está esperando abajo.
Mi madre abandonó la habitación, dejando la puerta cerrada. Ni siquiera quería imaginarme qué me diría mi padre. En mi camino hacia la "reunión familiar" me topé con un montón de chicos y chicas que jamás había visto en mi vida. Al parecer eran nuevos estudiantes, de los cuales estaba enterándome justo ahora.
Sí, fue mala idea salir en pijama. Todas las miradas estaban sobre mí, intimidándome mientras cruzaba los pasillos.
En el vestíbulo principal escuché a mi hermano gritando coléricamente. Oh Dios, todo esto estaba sucediendo a mitad del salón principal, donde todos entraban y salían, seguramente preguntándose qué clase de pelea familiar tan vergonzosa era esta.
–¡Sí, sé que no soy su padre, pero puedo cuidar a mi hermana mejor de lo que cualquiera de ustedes lo ha hecho alguna vez! –gritaba Colin con enfado–. ¡Ustedes no saben nada de ella! Yo en cambio paso día y noche cuidándola, siempre lo he hecho. ¡Por supuesto que me importa, papá!
Sí, ellos hablaban de mí.
–¡¿Te importa?! No haces más que darle un mal ejemplo, la dejas emborracharse, revolcarse con ese muchacho, apuesto a que están en drogas. Quién sabe qué otra clase de cosas están haciendo, no tienes idea de las cosas que escuché de ustedes desde que llegué aquí.
Cole se encogió de hombros.
–No me importa lo que diga la gente. Ni siquiera lo que tú digas.
–Elliott, estás siendo grosero con tu padre –mi madre le reclamó.
–Mamá, siempre trato así a papá. La cosa es que tú no lo sabes, no me viste crecer.
Asustada, corrí de nuevo al ascensor, ni de broma me iba a entrometer en ese lío. Volví a mi cuarto y encontré a Damien allí, poniendo una taza de café sobre mi mesa de luz junto con un par de aspirinas y un plato de waffles bañados en sirope de maple.
–Vaya, sí que sabes tratar las resacas –comenté, esbozando una sonrisa amplia hacia él.
–Tengo experiencia, nena –me respondió, tumbándose en mi cama con sus manos detrás de su cabeza.
Gateé en la cama, trepando encima de su masculino cuerpo dotado. Él tenía un suculento aroma a canela y manzanas, por los waffles, por supuesto. De todos modos, tenía ganas de darle una mordida.
–No sabes el drama que hay abajo. Creo que papá matará a mi hermano, todo por mi culpa.
–No es tu culpa –Damien bebió un sorbo de mi taza de café–. Los padres son así, supongo. Ellos quieren lo mejor para ti –cogió un waffle y lo puso delante de mi boca–. Vamos, hermosa, abre la boca, no me moveré hasta que te hayas comido todo eso.
–Está bien, papá –dije en tono tedioso. Le guiñé un ojo luego–. ¿O debería decir papacito?
La comisura izquierda de su labio se curvó hacia arriba en una sonrisa de lado, sus mirada era traviesa.
Le di unas cuantas mordidas al waffle, hasta que me llené. Comer de la mano de Damien era algo sexy, tentador.
–Dale otra mordida, Ania. Una sola.
–No quiero más –gemí, instalando mis manos sobre mi abdomen–. Estoy muy llena, voy a engordar.
–No, vas a enfermar si continúas con el hábito de comer tan poco.
Dejó el plato sobre la mesita de noche antes de rodear mis caderas con sus brazos y buscar mi boca con la suya. Nuestros labios se tocaron con suavidad, casi salté al sentir sus dientes mordiéndome, casi grité cuando su lengua tocó la mía. El beso se hizo profundo, era lento y romántico, sentí sus manos rodeando mi cintura, rozando mi piel.
Él dejó de besarme para hablar, su respiración se mezclaba con la mía.
–Ania, quiero tenerte –sus labios se movieron sobre los míos, temblé mientras mi corazón se encogía.
Acarició mi rostro con el dorso de una de sus manos, su dedo índice recorrió mi labio inferior lentamente. Sujeté su mano para detenerla mientras su dedo dibujaba un trazo invisible en mi rostro. Cerré mis ojos y me llevé ese dedo a la boca para saborearlo. Tenía un sabor dulce, como la miel y el café. Saqué su dedo de mi boca, dándole una última lamida en la punta, cubrí su mano con la mía y la arrastré hacia uno de mis pechos, por debajo de mi camiseta.
Un sonido que variaba entre un gruñido y un gemido se escapó de la garganta de Damien. Sus dedos acariciaron mi seno, su otra mano reposaba en la parte baja de mi espalda. Me separé de su torso para tratar de quitarme la camiseta, pasándola por encima de mi cabeza. Antes de que pudiera consumar el acto, las luces parpadearon. Grité, Damien me hizo rodar con él hasta que ambos caíamos de la cama y la lámpara del techo colisionó contra mis sábanas.
El fantasma de mi padre flotó sobre nosotros, su rostro era aterrador, se veía como un cadáver. Dos segundos más tarde mi madre entró de prisa por la puerta.
–Charlotte, llama a la policía, este muchacho va a pudrirse en la cárcel –decía mi padre al tiempo que Damien me ayudaba a ponerme de pie–. ¿Sabes que es ilegal tener relaciones sexuales con una menor de edad, Bathory?
–Sí, lo sé –Damien dijo en un suspiro.
–¿Qué más le has estado haciendo a mi hija? La has drogado, ¿verdad? ¿O es que la emborrachas para aprovecharte de ella?
Papá lo atacó nuevamente, la lámpara de la mesa de noche se estrelló contra la pared luego de que Damien consiguiera esquivarla.
–¡Papá, ya basta! –grité, poniéndome delante de mi novio y rodeando su brazo con mis manos–. Si alguna vez lastimas a mi novio, nunca te lo perdonaré. ¿Me oyes? Jamás.
Mi padre me observó, su piel era grisácea, sus ojos se veían vacíos, aunque no lo estaban.
–Hija, me preocupo por ti. No quiero que termines muerta, tendida en la calle por una sobredosis de droga –elevé la vista para observar el rostro de Damien, quien se había estremecido ante eso–, no quiero que te embaraces a los dieciséis años, no quiero que alguien se aproveche de ti por estar sola y borracha en clubes de adultos. Mi niña, te amo. No quiero que nada, nada te pase nunca. Eres mi pequeña princesa.
Mis ojos terminaron empapados.
–No terminaré así, padre. Tú no me conoces, no confías en mí, ni tampoco en mi hermano. Él me protege como ningún hermano lo haría, y también Damien lo hace. Sé que no me crees, pero no me importa. Y si le haces daño, me lastimarás a mí.
–Ania, déjalo. Yo me encargo –Damien dijo con seriedad–. Escuche, señor Hammond, usted no tiene una idea de cuánto yo lo entiendo. Desde que conozco a su hija me he pasado todos los días de mi vida tratando de cuidarla, tratando de hacerla tan feliz como merece ser. Aunque no lo crea, yo también quiero lo mejor para ella. Si yo tuviera una hija, tampoco le dejaría salir conmigo, quiero decir, si hubiera otro tipo como yo. Sé que no soy el mejor de los tipos, no tengo dinero, ni empleo, ni planeo un futuro, ni siquiera soy lo suficientemente bueno para ella, estoy consciente de ello. Pero amo a Ania y le prometo que nadie jamás va a tocarle un cabello mientras yo esté protegiéndola. Daría mi propia vida por ella –el humor de Damien se aligeró–. No puedo mentirle, no tengo nada para ofrecerle a su hija, solamente puedo asegurarle que haré hasta lo imposible para verla sonreír. Y tengo que ser sincero, si ella me deja, mi vida no tendría algún sentido, probablemente me encontrarían a los días borracho sobre un basurero con ratas, o me uniría a una pandilla de matones, no lo sé –el rostro de Damien volvió a parecer riguroso–. Además, nunca le pediría a Ania que hiciera algo que no quiera hacer. Tal vez ahora usted me odie más que antes, pero todo lo que he dicho es verdad. Lo único que pretendo es hacerla feliz.
Por primera vez mi padre había escuchado en silencio. No obstante, su rostro estaba rojo de furia.
–No vuelvas a tocar a mi pequeña, ¿me has escuchado, Bathory?
Damien apenas tuvo tiempo para dar un asentimiento con la cabeza. La imagen de mi padre se disolvió en el aire.
–Por los dioses, Evangeline. ¿Al menos están cuidándose? –mi madre me preguntó.
La mayoría de la veces...
No, Ania, espera. "La mayoría de las veces" no era la respuesta que los padres esperaban.
–Sí, mamá, nos cuidamos –balbuceé apáticamente.
–Te lo advierto, muchacho –mi madre amenazó a Damien–. No quiero que mi niña derrame una sola lágrima por ti.

Los siguientes días fueron insoportablemente aburridos, mis padres me vigilaban, aparecían en todas partes, interrumpiendo cada beso que lograba robarme Damien, haciendo incómodos nuestros encuentros.
Damien no quería que mis padres lo odiaran más, por eso me daba inocentes besos en las mejillas o en la frente, y se marchaba, pero eso se estaba volviendo una tortura. Cada noche soñaba con Damien, con el contacto de su piel en la oscuridad, con sus gemidos, con sus dedos tocándome. Y despertaba sudando.
Las clases de Eustace se habían vuelto fastidiosas. En el pasado eran clases exclusivas, personales, ahora había más chicos extraños con los cuales debía compartir a mi profesor loco. Aún no lograba acostumbrarme a los chicos nuevos, ellos eran todos apuestos, ricachones y presuntuosos.
Caminé hacia el salón de clases para estudiar a solas, todavía faltaba media hora para la clase, pero quería prepararme para el examen oral antes de que el resto de los alumnos invadieran mi espacio.
No podía concentrarme en ninguna jodida cosa que estuviera relacionada con dioses y leyes etruscas. Pensaba en Damien, en que él aparecería aquí por alguna extraña razón y me demostraría cuánto me amaba. Suspiré en voz alta, eso no sucedería.
Oí un ruido extraño en la cercanía, algo que sonaba como azotes constantes del otro lado de la pared. Me levanté del escritorio para seguir el sonido, que parecía ser generado en la habitación de al lado, puesto que los estruendos aumentaban su volumen a medida que me acercaba. Quise cerciorarme de lo que ocurría antes de entrar aquella sala, por lo tanto me puse de rodillas y miré a través del agujero de la cerradura de la puerta.
Éste era un salón vacío con paredes desnudas de madera y el suelo cubierto de trozos punzantes de cristal roto. En medio había hombre que yacía de rodillas, sin camisa y descalzo, con la cabeza agachada y el cabello castaño oscuro cubierto de sudor.
Él estaba empuñando una fusta, sosteniendo con fuerza ese trozo de cuero y azotándose con éste en su propia espalda, la sangre brotaba desde las heridas abiertas hechas por cada latigazo. No sabía de quién se trataba, pero cada segundo me costaba más seguir mirando. Eso era enfermizo, doloroso. ¿Por qué alguien se daría a sí mismo latigazos en la espalda mientras se ponía de rodillas sobre cristal quebrado?
Por increíble que parezca, no logré reconocerlo hasta que me percaté de aquella cicatriz casi invisible sobre su hombro, una cicatriz hecha con magia. Sentí que mi corazón se paralizaba hasta doler.
Abrí la puerta, me arrojé de rodillas sobre los cristales y sujeté a Eustace, que parecía desmoronarse en mis brazos. Su peso me aplastaba mientras yo le sostenía con todas mis fuerzas, abrazando sus hombros. Su piel estaba húmeda de sangre y sudor, su cuerpo entero temblaba de debilidad, por un momento creí que se desmayaría sobre mí.
–Eustace, Eustace –le susurré–. ¿Qué es lo que estás haciendo?
–Sacrificio... de... sangre –consiguió balbucear–. Necesito... pagar con sangre... todos mis pecados.
–¿De qué pecados hablas, hombre? –puse mis manos sobre sus mejillas, intentando mirar sus ojos, que ahora parecían casi trasparentes, porque el color en ellos casi se había esfumado, al igual que el tono bronceado de su piel.
–La dejé... morir. Dejé morir a mi esposa.
Sentí que mi corazón se hacía pedazos cuando advertí que la parte blanca de sus ojos enrojecía y se llenaba de lágrimas. Mis propios ojos se humedecieron.
–No es... verdad –dije en un hilo de voz rasgada.
–Dasha siempre... siempre pagaba por mis errores... y ahora está muerta debido a mis pecados... debido a mí. Soy culpable... necesito... pagar mi condena.
Sus dedos se cerraron con más fuerza alrededor de la empuñadura del látigo. Detuve su mano antes de que se hiciera más daño.
–No te lo permitiré, Eustace –mi voz también vibró–. ¿Desde cuándo estás haciéndote esto? Ya es suficiente –besé suavemente su mejilla–. Vamos a limpiarte y a curarte. Mi clase está por empezar, te necesito, el resto te necesita también –con ese argumento dejó de quejarse y se obligó a ponerse de pie–. Si vuelves a hacer algo así, le contaré esto a todos. Les diré que en realidad si te importan los demás, y les diré que te amarren para que no puedas hacerte daño jamás.
Éste era el hombre que andaba por ahí diciendo que nadie le importaba, el mismo hombre que ahora estaba llorando por su esposa, el mismo que deja todo para ayudar a las personas que lo necesitan sin importarle si recibe siquiera un agradecimiento. Al contrario de lo que él decía, este hombre era el más noble que yo había conocido jamás.
Coloqué un brazo de Eustace sobre mi hombro y le ayudé a salir de los vidrios quebrados. Me desconcerté y me mareé cuando Eustace nos transportó mentalmente directo a la enfermería. Mis ojos tardaron en adaptarse a la nueva iluminación de la estancia.
–Siéntate –puse a Eustace sobre la camilla y busqué la caja de primeros auxilios.
–Evangeline, está bien. Mis heridas sanarán en un momento y ni siquiera habrá cicatrices.
–Bien, no me importa, déjame limpiarte.
Primero vacié una botella de agua en su espalda y limpié la sangre con una toalla. Solamente ver las heridas me causaba escalofríos. Después le puse alcohol y él saltó de la camilla.
–Maldita sea, ¿qué me estás haciendo, niña del demonio?
–Eustace, es sólo alcohol, para desinfectar –repliqué entre risitas–. ¿Puedes flagelarte a ti mismo durante horas y no puedes soportar un poco de alcohol en una herida?
–¿Estás loca? Nadie nunca me ha puesto alcohol en una herida, el alcohol es para beber, no para desperdiciar.
Me arrebató la botella de las manos, luego yo a él.
–¡No, grandote, no puedes beber eso!
Él me despidió una mirada displicente mientras caminaba hacia un armario de madera blanca.
Sacó una camisa de ahí, una de color blanco amarillento que lucía demasiado antigua. Metió un brazo en una manga, corrí para ayudarlo con la otra.
–Sé vestirme, niña –Eustace gruñó.
Ignoré su comentario y le abroché sus botones.
–Todavía no había terminado de desinfectar las heridas.
–Te dije que eso no importa –rodó sus ojos.
–Ponte este, apuesto a que te verás encantador –saqué un sobretodo de rayas rojas y negras del armario para ponérselo a Eustace.
–¿Crees que puedes aconsejarme sobre moda, pequeña? –su tono fue altanero y orgulloso–. No sabes nada de moda, nadie sabe de moda tanto como yo.
Luché para reprimir una risa.
–Lo sé, es por eso que nadie viste como tú.
Sorpresivamente, él levantó sus brazos para permitirme ponerle el abrigo. Algo en él me decía que le encantaba ser atendido.
–Ve al salón de clases, Evangeline, o llegarás tarde a la clase. Y si lo haces, no te dejaré entrar. Estaré ahí en un segundo.
Me empujó a través de la puerta de salida.
–Eustace –dije antes de irme.
–¿Sí? –alzó una ceja y frunció sus labios.
–Sí hay gente que se preocupa por ti.
Eustace desapareció, escapando de responder a eso.
Cuando subí al salón de clases Eustace ya estaba ahí, sentado sobre el escritorio con sus piernas cruzadas.
–Señorita Hammond, tanto tiempo sin verla –Eustace dijo–. Llegas justo a tiempo, siéntate.
El escritorio donde siempre solía sentarme estaba vacío, éste se hallaba en la primera fila, justo delante de Eustace.
–No es justo –una chica protestó–. La última vez que llegué con un minuto de retraso me dejaste fuera de la clase. Esa chica llegó tres minutos tarde.
Sí, ella hablaba de mí.
–¿Tú qué sabes lo que es justo? –Eustace pronunció calmadamente, estrechando sus ojos al mirarla.
Sonreí discreta y malvadamente ante eso.

Necesitaba ver a Damien, al menos para hablar, para contarle el asunto de Eustace y abrazarnos un rato. Después de mi clase me escabullí sigilosamente hacia su habitación, que estaba desordenada como de costumbre, había ropa lanzada por ahí, revistas en el suelo, juegos de PlayStation 3 en todas partes. Típico de él. Y no me importaba en absoluto.
Algo se movió bajo sus sábanas.
Era una persona, pero era demasiado pequeña para tratarse de Damien. Tiré de las sábanas solamente para darme cuenta de que allí estaba una ramera en ropa interior con el cabello teñido en tonos púrpuras.
Ella se mostró sorprendida, se cubrió con una sábana, cogió su par de zapatos y los cigarrillos de marihuana que había dejado en la mesita junto a la cama.
–Ya me iba –masculló nerviosamente.
–Eh, ¿a dónde vas? –la tomé del cabello, tirando de éste para acercarla a mí–. ¿No piensas contarme que haces aquí, amiga?
–Escucha, no es lo que piensas –comenzó a decir–. Mira, Damien te ama, me lo dijo, pero no cree poder seguir contigo por tus padres. Él no quiere tener problemas, y tiene necesidades como hombre. Necesita sexo.
Una punzada dolorosa atravesó mi pecho.
–¿Y por eso se acostó contigo anoche?
Ella asintió con la cabeza, lanzando chillidos de dolor cuando yo apretaba mi puño en su cabello. Mis labios estaban apretados, mi mandíbula prensada. Me percaté de que la puerta del cuarto de baño estaba abierta, sin embargo, no había algún rastro de Damien.
–No vas a engañarme otra vez, perra –la dejé caer al piso–. No me dejaré engañar, eres patética.
Tumbada en la alfombra, ella se rió al tiempo que peinaba su cabello con sus dedos.
–Tienes razón, tienes razón. No puedo mentirte –se levantó–. He intentado decirlo del modo amable, porque no quiero que me odies. Pero ni modo. Te contaré lo que él me dijo –abrió la boca para tomar aire–. Él dijo: "Grace, te necesito. La paso bien con Ania, pero ella es una niña, no sabe lo que hace" –mi cara enrojeció–. Dijo que no le interesaba tener unos suegros a los cuales tuviera que darles explicaciones y que no quería ir a prisión. Dijo que yo he sido la mejor amante que ha tenido... Oh, y dijo que tú no podías darle todo lo que yo le doy. No puedes imaginarte cómo me tocó, me hizo el amor como si fuera el último día de su vida. Sabes lo que se siente cuando él atrapa tu cabello con su mano y susurra cosas a tu oído –inevitablemente, mis ojos se llenaron de lágrimas–. Ya sabes, es espléndido en la cama cuando pasa su lengua sobre tu cuello, y cuando te sostiene contra su pecho como si tuviera miedo de perderte –mis manos estaban temblando–. Me hizo gritar tanto...
Iracunda, me abalancé sobre ella, jalándole el cabello. Me senté encima de ella, golpeé su cabeza contra el piso una y otra vez, sentí sus afiladas uñas clavándose en mi piel.
–¡No te creo nada, hija de perra! –mi cara estaba repleta de lágrimas de rabia–. ¡Confío en Damien! No creeré una sola de tus malditas mentiras, malnacida.
Arrojé puñetazos a todas partes, sin importarme en qué parte de su cuerpo aterrizaban. Ella rodó sobre mí y lanzó un arañazo hacia mi mejilla.
Le pateé el pecho, despidiéndola lejos. Chilló al estrellarse contra la cómoda.
–¡Maldita niña! Si no me crees, ¿por qué lloras como una mocosa? ¡Sabes que todo lo que dije es cierto! –ella gritó.
Volví a arremeter contra ella, le di un puñetazo que rompió su nariz, estaba cegada por la cólera. ¡Que Dios me diera fuerza de voluntad para no arrojarla por la ventana!
Alguien me rodeó la cintura con sus fuertes brazos poderosos.
Damien.
–¿Qué diablos...? –exclamó–. ¿Qué demonios está haciendo esta chica aquí?
Respiré pesadamente, todavía arrojando patadas hacia Grace. ¡Santo cielo, quería estrangularla!
–Woah, mi hermana le pateó el trasero a la hija de un dios –mi hermano decía desde alguna parte de la habitación–. Bueno, algo así, más bien le partió la nariz. Sólo no puedo imaginar por qué la chica está en ropa interior.
Salí de los brazos de Damien, enfrentándolo.
–Woah. ¿Por qué lloras, mi ángel? –me preguntó, limpiándome la cara con los dedos.
–¡Dijo que no podías seguir conmigo por mis padres! ¡Que tenías necesidades, que dormiste anoche con ella y... –Damien me acunó en sus brazos, yo me apreté contra su pecho–. Pero no le creí, no le creí nada. Confío en ti.
Alcé la vista para mirar sus ojos. Él me besó en la frente, ligeramente. Sentí cosquillas en mi estómago.
–Eso es raro –Colin intervino–. ¿Cómo es que pasaste la noche con mi amigo, Grace? Fui yo quien pasó la noche con él –mis ojos se encontraron con los de mi hermano vertiginosamente–. No me malinterpretes, hermana, no es como si hubiéramos tenido sexo toda la noche o algo así. Eustace nos hizo entrenar toda la madrugada en el gimnasio. Él cree que no estoy a la altura de Damien, pero sé que puedo patear su trasero.
–Grace –Damien la enfrentó–. No me gusta lastimar a las mujeres, pero te lamentarás toda tu vida si vuelvo a encontrar a mi chica llorando a causa de ti.
Grace se envolvió en una sábana y se marchó.
–¡Oye, saca tu droga de aquí! –Colin gritó, pateando los cigarrillos que encontró cerca de la puerta.
El silencio se extendió durante algunos segundos al tiempo que los tres compartíamos miradas.
–¿Qué te parece? –Damien le dijo a mi hermano, alardeando–. Tengo mis propias acosadoras locas.
–Y será mejor que las mantengas lejos de ti, porque si engañas a mi hermana, no vivirás para contarlo.
Me limpié la cara con las manos.
–Yo misma me encargaré de cortarlo en pedazos si me engaña –rezongué, tratando de quitarme la rabia.
–Ya la oíste –Cole siguió.
–Bien, ya entendí, no tienen que ponerse en mi contra de esa manera. No es mi culpa que las chicas quieran perseguirme a donde quiera que vaya.
–Uhm, no las culpo, a veces eres irresistible –mi hermano aseguró.
Damien sonreía maliciosamente.
–Sí, sí, eso ya lo sé.
–¡Deja de tratar de robarme a mi novio! –empujé a mi hermano
–Ania, tengo algo que confesarte –admitió D, haciendo un gesto de gravedad–. No me gustan las chicas.
Lo miré fulminantemente.
–¿Ahora me dirás que te enamoraste de mi hermanito?
–Un poco –sus labios se torcieron al tratar de reprimir una sonrisa, los hoyuelos sexys aparecieron en sus mejillas–. Bueno, no. No me gustan las chicas, porque me gusta una sola chica.
Él cogió mi mano y tiró de mí para darme un beso corto en los labios.
–Ya dejen de ponerse cursis, no puedo soportarlo –protestó Colin.
–Hey, no soy yo el que está casado, bro –Damien le dijo, sabiendo que mi hermano se ruborizaba por completo cada vez que alguien le recordaba a su esposa.
–Hermanito –me mordí un labio antes de hablar–. ¿Puedo quedarme a solas con Damien? Te prometo que será solo un momento, quiero hablarle de algo.
–Ni hablar, hermanita. Papá casi me mata por tu culpa, no pienso dejarte sola con este tipo, y mucho menos en su habitación. Además, ¿por qué no puedo escuchar lo que le dirás?
Cuando Colin hablaba de Damien como mi novio se refería a él como "ese tipo", era como si en ese instante dejara de ser su mejor amigo para convertirse en el tipo que sale con su hermana menor.
Damien se inclinó hacia mi oído para susurrarme algo.
–Estaré entrenando en el gimnasio en una hora, te veo allí.
Sonreí, haciéndole saber a mi hermano que había ganado. Besé a Damien en la mejilla, luego a Colin, y dejé el dormitorio.
Una hora más tarde, empujé las puertas dobles del gimnasio y encontré a mi chico sin camiseta, utilizando guantes y golpeando una saco de arena que colgaba del techo. Parecía concentrado, admiré su fuerte y larga espalda cubierta de sudor, sus macizos brazos tensándose con cada puñetazo, sus ojos azules entornados, fijos en su objetivo. Ni siquiera me miró cuando entré.
Me senté en las gradas de madera pulida que se encontraban detrás de él, seguí contemplando su cuerpo fuerte y sudoroso. Era tan hermoso. Era esbelto, atlético. Su cintura era delgada, sus abdominales estaban todos marcados, sus hombros eran anchos, sus brazos lo suficientemente musculosos para hacerme sentir protegida entre ellos. Estaba esculpido a la perfección, esculpido por las manos de un dios. Su piel siempre tenía ese tono bronceado delicioso, como si hubiese ido a la playa el día anterior, sus labios eran apetitosos, incluso cuando estaba apretándolos con fuerza, sus mejillas habían tomado un tono sonrosado precioso, la expresión en su rostro era absorta, su ceño fruncido y su mirada perdida en cada golpe. Pero lo que más me hacía enardecer en todo esto eran los gemidos que soltaba cada vez que golpeaba y el sonido de su respiración entrecortada.
Él se detuvo, respirando entre jadeos, se inclinó para apoyar sus manos sobre sus rodillas, tomándose un momento para descansar sus músculos. Se quitó los guantes con sus dientes y los arrojó al suelo.
–Hola –jadeó, con una sonrisa repleta de picardía y malicia, una sonrisa endemoniadamente pérfida que provocó que mis piernas flaquearan.
–No te detengas –le devolví la sonrisa.
–¿Por qué? –inquirió.
–Porque me excita.
Me mordí el labio inferior insinuantemente.
Él se rió, una risa sin sonido, pero coqueta.
–Sí, suelo causar ese efecto –fanfarroneó.
Me puse de pie y caminé sensualmente hacia él.
–Oh sí, soy el chico Playboy, todas quieren verme desnudo, incluso yo me pongo duro cuando me veo en el espejo –imité su voz de modo jocoso.
Damien separó sus labios y alzó una ceja, incrédulo.
–Uh, eso fue un golpe bajo. Será mejor que cierres tu linda boquita, nena, y te alejes de mí, porque no quiero tener que desnudarte ahora mismo.
Me acerqué peligrosamente a su cuerpo.
–Uhmm... qué miedo tengo, mis piernas tiemblan.
Hizo un mohín al mismo tiempo que levantaba sus hombros para luego dejarlos caer.
–También causo ese efecto, pero creo que ya te diste cuenta de eso –contraatacó presuntuosamente.
Esta vez fue mi boca la que se abrió al tiempo que mis ojos se entrecerraban.
–Entonces quieres jugar rudo, Bathory.
Di otro paso hacia adelante, hasta sentir mis pechos aplastados contra sus costillas y el calor que exudaba de su cuerpo, sofocándome.
–No rudo, más bien quiero jugar sucio, Hammond –su mirada estaba desnudándome, sus ojos tenían esa diabólica malevolencia, su sonrisa torcida era perversa.
–¿Así de sucio? –pregunté, inclinándome hacia adelante para morder su labio seductoramente.
–Un poco más –su voz empezó a sonar tensa debido a la rigidez que había adquirido su garganta.
Sentí su mano caliente instalada en la parte más baja de mi espalda, adentrándose hacia mis pantalones de jean. La perturbación en mi cuerpo empezó a hacerse evidente, mi pecho se expandía y se contraía con agitación, mi corazón se precipitaba bajo mis costillas. Ahora mis rodillas sí estaban temblando.
Nuestros labios entreabiertos se acercaron hasta casi tocarse, mi aliento cálido se mezclaba con el suyo. Su lengua arremetió contra mi boca, saboreando mi paladar, moviéndose de manera apasionada y vehemente. Creí que me derretiría en sus brazos, los cuales me rodeaban estrechamente, presionándome contra sus abdominales duros y su pecho.
Me volvía loca sentir sus dedos deslizándose a través de mi espalda, aferrándose a mi piel como si nunca quisiera dejar de tocarme, exactamente como si tuviera miedo de perderme. Una de sus manos se elevó hacia mi nuca y acercó mi rostro al suyo para hacer el beso aún más profundo.
Después de un extenso beso, Damien comenzó a separarse de mí, concluyendo con delicadas mordidas y suaves besitos repetitivos. Él continuó abrazándome, su cuerpo entero trepidaba. Su cara estaba hundida en mi cuello, sus brazos desnudos cada vez me apretaban más, sus ojos estaban cerrados, su boca todavía entreabierta para recuperar el aire que había perdido.
–¿Damien?
A regañadientes, se separó algunos centímetros de mí para poner un mechón de mi cabello detrás de mi oreja con ternura y extrema delicadeza, como si pensara que podría quebrarme igual que una figura de cristal.
–Ya basta de juegos sucios, le prometí a tu padre que no volvería a tocarte jamás.
Exhalé aire en un suspiro, levanté mi rostro para mirar sus ojos y sostuve su rostro entre mis manos.
–De eso quería hablarte.


29 comentarios:

Anónimo dijo...

Genial es capitulo, enserio me imagino el hecho de que su padre es un fantasma, ahahaha, WAO!, yo no resistiría.
Enserio no quiero que termine :c ya no sabré más de su historia, no sé si tendrán hijos o si se casan, bueno depende de ti^^. En lo más profundo me siento enamorada de Eustace, yo sé que todas se enamoraron Él:3 pero es que tiene algo especial, algo especialmente raro (?), JAJAJA bueno me gusta Angels de Robbie Williams :)

Síguela pronto besos ;)

Terelú xx.

Susy dijo...

No puedo creerlo cada vez falta menos. Aun no puedo creer que Colin ya aparesca normalmente. Lo amor ese es mi amor. Creo que lo estrañare mas a el que a Damien. Ok me retracto Damien tambien lo estrañare. Vaya el capitulo me gusto esos padres de Ania son realmente molestosos. Que los dejen ser feliz. Grace vaya esa chica si que no se cansa lo bueno es que Ania al fin confia plenamente en Damien. Colin, colin es perfecto. Me gusto el capitulo pobre de eustace yo sabia que el sufria la muerte de su esposa Dasha. Aunque iso mal en pegarle los cuernos con miles de mujeres. Lo estrañare. Bueno pues ya quiero saber como terminara esta historia. Si terminara con boda y hijos o terminara de una forma inesperada. Cuidate bye

Anónimo dijo...

Tu diciendo forever alone! odio esas palabritas las detetesto detestadamente jumm pero si joe,sean y kevin iran a tu casa ya estaras bien contenta-cjs-en fin el capitulo de hoy GRANDIOSO!!! esa grace es una desquiciada no tiene nada que hacer es una hija de papi bueno ni tanto por que eustace no la quiere muajjaja me alegra tener de vuelta a colin mi hermanote mayor imaginario que si podria serlo ya que tengo la misma edad que ania , Colin adoptame!! ok no Damien tan lindo como siempre aunque aveces sea un patan aqui todas lo amamos amadamente! y mi vido pobresito eustace en realidad es un hombre con sentimientos tambien lo amo!
Cuidate Steph

Anónimo dijo...

Tu diciendo forever alone! odio esas palabritas las detetesto detestadamente jumm pero si joe,sean y kevin iran a tu casa ya estaras bien contenta-cjs-en fin el capitulo de hoy GRANDIOSO!!! esa grace es una desquiciada no tiene nada que hacer es una hija de papi bueno ni tanto por que eustace no la quiere muajjaja me alegra tener de vuelta a colin mi hermanote mayor imaginario que si podria serlo ya que tengo la misma edad que ania , Colin adoptame!! ok no Damien tan lindo como siempre aunque aveces sea un patan aqui todas lo amamos amadamente! y mi vido pobresito eustace en realidad es un hombre con sentimientos tambien lo amo!
Cuidate Steph

Anónimo dijo...

Tu diciendo forever alone! odio esas palabritas las detetesto detestadamente jumm pero si joe,sean y kevin iran a tu casa ya estaras bien contenta-cjs-en fin el capitulo de hoy GRANDIOSO!!! esa grace es una desquiciada no tiene nada que hacer es una hija de papi bueno ni tanto por que eustace no la quiere muajjaja me alegra tener de vuelta a colin mi hermanote mayor imaginario que si podria serlo ya que tengo la misma edad que ania , Colin adoptame!! ok no Damien tan lindo como siempre aunque aveces sea un patan aqui todas lo amamos amadamente! y mi vido pobresito eustace en realidad es un hombre con sentimientos tambien lo amo!
Cuidate Steph
Atte:Asha M.

Nce dijo...

Madre mia.. como has podido dejarlo asii!!! sigue prontoo pliiis!! Como siempre, me ha encantado.
Bss cuidatee ^^

Noelia dijo...

"¿De eso queria hablarte?" pero como lo dejas ahii?! que es eso que quiere hablar!!! y ya me esta artando la petarda, trepadora y liante de Grace ehh!! jajajaja [Fin a mi momento de histeria].
Bueno, que como siempre me encanto el capitulo y me da pena que se vaya acabando esto =(

FlooM1 dijo...

No sabeeeees el miedo que me entro cuando lei el Titulo -.-
Casi muero de risa con la Resaca de Ania & de ternura con Damien, no te imaginas el tiempo que paso pensando en esta saga, de verdad es como si se hubiera vuelto parte de mi vida diaria, es kdsjkd No puedo evitar sentir tristeza por ya no leer mas suss nombres a menudo, No puedo evitar sentir cierta melancolia & añoranza, pero todo lo bueno termina no? El final de esta hermosa novela será hermosa Será como un salir por la puerta grande & confio en ti para que sea asi linda <3
Cuaaaaaaando vi todo lo que decia el padre de Ania a Cole ah no viejo chiflaaaado asi no lo tratas Es el mejor hermano del mundoooooo ¿Que carajo sabe el? jfekdsjhfekfj MATAAAAAAAARLO (? okno. pero es raro es como que no tiene vela en ese entierro después de todo el no estuvo en los peores moentos y no sabe nada, pero bue padre es un padre no?
Cuando lei que ese 'quiero tenerte' no me resisti y baje el cursos para observar si habian letras rojas y adivina que? kdhsxnam no las habiaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!
& todo gracias a mi padre fantasma. Viejo chifladooooooooo
Prefieor a Eustace u_u Damien es lo mas tierno que pisa la tierra Hoy temprano me acordaba de los viejos tiempos... cuando Damien era visto como un rufian sexopata rebelde borracho & luego tan dulce cuando le contaba las historias a Ania las misma que les contaba su madre que no resultaron mas que una euforica realidad... La vida normsal no está hecha para estos chicos.
Se me paralizo el mundo cuando vi lo que hacia Eustace, Dios viejo chifaldoooo nunca deja a mi corazón bombear en paz! tambien me dio mucha ternura, y ese yo tenia razon si tiene sentimientos''
No sabes la colera que e m agarro cuando vi a la perra zorra trola pu*a ramera de Grace jeshdnmkad hija de su madreeeeeeeee! & luego hasta me rei kwjsw no se como le haceeeees pero lloro rio sufro tengo miedo todo eso en un solo parrafo... Eres increible.
Sabeeeeeeeeeees lo que lograsteeeeee poniendo esas esenas de Daien entrenando todo sudado golpeando ctttttttttm eres cruel! bue en realidad lo disfrute no te haces una idea de cuanto fue kdsfhdsnjcx *-* & luego todo condenadamente lindo jugueton y algo hot, sigo esperando las letras rojaaaaaas (?

No tengo palabras para describirte lo que significó esta saga para mi... me abrio las puertas a un mundo desconocido eh bendito una y mil veces la charla con una amiga en la que no se de que maneraaa salio el tema de las novelas & ella me dijo nue las tuyas eran sus favoritas Cuando las descargue kjsdxns Recuerdo que no tenia internet en la laptop y conectar el modem de la de escritorio era todo u sacrificio, descargue todas las noves que me llamaron la atencion y me dormia a las 3 de la mañana cuando los ojos se me cerraban solos ( bue recuerdo? ni que hubieran pasado siglos x'D) Pero si fue un año jfdjdf, comencé a leer en el Blog The Charlotte' Bones & ahi conoci la desesperacion por leer el siguiente capitulo, antes solo había visto la ansiedad ya que tenia la historia ahi completa....

FlooM1 dijo...

Me enamoré perdidamente de cada uno de tus personajes, aún extraño a Joeseph Blade y la bandada de vampiros, extraño a Joseph Jonas Mas allá de la atraccion pese a no se runa saga no, se me enamore de esa novela de una forma increible, con ella crei en la reencarnacion, en el amor eterno y tantas otras cosas pieso en ella y me acuerdo de mis pensamientos de Joe practicando esgrima hahaha, aún extraño a ese Rubio mimado que todas juzgamos mal en un principio y que luego terminó por enamoarnos con su ternura, cn su romance tan "rosa'' creo que habia sido como lo habias definido... en fin aún no logro despenderme de ellos Como lo voy a hacer de Damien & Cole? incluso de Ania & Mir me habrán robado a mis chicos per admiro su personalidad, su fuerza, su valentia... ya me puse melancolica al extremo djfcdnb pero aaaaaaaaaaaaaaay Le pido a la vida que puedas lograr todo lo que te propones Sería muy injutso de otro modo.
ya, nosotras nos seguiremos leyendo, por que las historias siguen & con respeto a estos chicos que puedo decirte? Los llevaré siempre en mi corazón, a ti & a ellos les debo las ganas de vivir, de no dejarme vencer, les debo el haber vencido el miedo a las tormentas, los vathes son mucho peor xD & bueno a ustede stambien les debo el esperar un angel que aún no siendo un principe de cuento con miles de defectos haga de mi mundo un lugar perfecto & si Steph Todo no podia ser bueno, seguramente ahora me quedaré solterona de por vida okno ¿A quien le importa? Yo estoy enamorada de la vida & mientras la tenga a ella voy a ser feliz <3

Te quierooooooooooooooooooooo muchisimo Steph Graciaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaas Graaaaaaaaaaaaacias Graaaaaaaaaaaaaaaacias Por todo porque consientemente o inconciente me diste alas para creer, me diste fuerza para luchar, me diste una bofeteada diciendome '' hey, la vida es dificil, pero tienes que pelear, incluso cuando todo sea negro siempre habrá un rayito de luz'' Gracias de todo corazón ♡

Mora dijo...

Genial :D
Yo quiero un Damien... Donde lo podre conseguir? xD

Oye extrañe a Miranda en este capitulo :/ y... Cuando sera la escena Hot entre Colin y Miranda? xD
Faltan las letricas Rojas; Somos unas PERVERTIDAS Todas xD
Y .. No abra otro concursillo xD ?

Para cuando quedo el Twitcam? O.o

Todas las canciones que colocas al principio de cada capitulo son Geniales :D , Siempre las Escucho y asta eh conocido bandas Realmente Buenas.
Gracias :)

Te Quiero :P

micaela dijo...

OMG ese hombre te calienta hasta los huesos,y es por eso que desearia ser ania..ha ok, ame el cap ahw ania con resaca XD y el lindo de damien llevandole cafe y waffles mmm seep debe haber olido re-rico,damien tendria que tener una fragancia con olor exitante y seductor,pero sin duda lo mejor del perfume seria la propaganda de el sin camisa y to' sexy haha XD sip,como abras notado tus escenas me dejan hot..nah,ame al sobreprotector colin de siempre ahh es tan lindo tenerlo de vuelta protegiendo a ania y seduciendo a damien,esas son las escenas que mas amo por que me muero de risa con ese dos lokos, y che tener un papa fantasma debe ser muy perturbador mas si empiesa a sobreprotegerte ahm odie que se ponga en contra de damien pobresito el discurso que le dio y todo no sirvio de nada..pero eso si te juro que se me umedecieron los jos cuando vi a eustace asi ahh lo amo tanto steph yo creo que todas lo amamos y no quiero que sufra :( ...
che yo no participe del concurso porq tengo muy mala memoria haha,tendria que comer mas pescado +.+ ..ah sabes que como estoy de vacaciones estoy leyendo mucho y ahora empez la saga cazadores de sombras ¿la leiste? a mi me gusta mucho :) y como una vez lei el repile tengo ganas de empezar la saga los vampiros de morganville ya que lo unico que escucho de ella son maravillas :D ...ok subi pronto bsos bye! ^,..,^

k-ren_Tp's dijo...

Esta genial el capitulo!!!! Pobre Ania con la resaca,q tierno que Damian!!! como odio al padre Dios q molesto!!!
Odio a Grace, no puede ser tan bich!!!! ¬¬
Para cuando la escena de Colin con Miranda?? jajaja.....Wooooo... gane!!! te juro q n me lo esperaba tnia un lio de canciones en mi cabeza que puse las que se me vinieron en el momento!!! y por el nombre que aparezca en la novela Karen!
Se que ya te lo he dicho.. pero eres G-E-N-I-A-L esribiendo!!!!
yo tambien la pase con mis amigos en san valentin... no tengo nadie especial hasta ahora!!! jajaja

k-ren_Tp's dijo...

Se me olvido dcirte.. la cancion es estupenda!!! amo esa cancion!!!!

Anónimo dijo...

OMG que horror ke tu padre sea un fantasma y ke uno no pueda hacer nada siempre todo vigilado....steph estubo super bueno el capitulo TE QUIERO UN MONTON :)Y CUANDO VAS A PONER LAS LETRAS ROJAS :/

Anónimo dijo...

Me pareció buenísimo el capítulo, y por dios que lindo por parte de Damien cuidar a la pobre Ania con resaca hahahha.
Que le sucede a Grace, que acaso no puede entender ni entrarle en su cabezota que Damien solo tiene ojos para Ania, rayos que es lo que le sucede a esa mujer!!
En fin u.u no puedo creer que ya este por acabarse la novela, eso me entristece, pero lo que me hace sentir mejor es que ya sabre en que termina la relación de Damien y Ania, o por lo menos esa creo yo.

PD: sigue así Steph, eres una muy buena escritora, te juro que cada día me paso por el blog con la esperanza de "ya habrá subido un nuevo capítulo?" jajaja creo que me obsesioné con la manera en la que escribes :D. Como sea, en fin sigue escribiendo como lo haces.

Marie Cranberry dijo...

El capítulo estuvo genial, como siempre. Grace es una perra. Sé que los papas de Colin y Ania los aman pero están siendo extremadamente sobreprotectores y eso puede ocacionar problemas. Amo al Colin casado, es tan divertido verlo en esa situación. Hey, por cierto, ¿Y Miranda? Sus momentos de Big Sister hicieron falta, no me digas que ahora la mataras a ella. Cambiando de personaje, Eustace es un maldito ¿como pudo engañar a Dasha? Pero bueno es un hombre y necesita sexo. Aunque no le quita lo cachondo. Pero siento que exagero al practicar la autoflagelación. Amé la resaca de Ania (Okey, eso es raro) Y la atención de Damien. Ambos son unos cachondos. Fue genial, necesitamos mas, girl. Entre otras cosas, quería hacerte ciertas preguntas, la primera es un poco morbo/sexo/metido pero la curiosidad me mata: ¿De casualidad tu sabras si Ania y Damien han practicado el sexo oral? Es probable que te rías mucho al leerla pero, whatever, da igual. Son preguntas despues de todo. La otra duda era, ¿Que sucedió con Isabelle? ¿recuerdas? El intento de cuadre que tuvo Adrien casi al final de The Charlotte's Bones. Bueno es obvio que lo recuerdas, tu la escribiste, duh. Anyway, ella más nunca hizo aparición ¿Se convirtió en santa, finalmente? Sería divertido que Gerardo Harris la corrumpiera en Obsesión hahaha okay not:| Bueno, el capítulo estuvo de fabula, creo que ya lo mencione. Anyway, we need more girl. Muerte a los lectores fantasmas (okay not, yo era de ese grupoxd pero ya no lo soy:D) Deberías poner a Charum en la entrada del blog, así el que no comente, palo por las rodillas hahaha. Bueno, ya no se que más escribir. Oh, por cierto estoy un poquín obsesionada con Dolor y Pasión ¡CARAMELOS ROCKS! Fue el soundtrack del capítulo pasado. btw, lamento no haber comentado el cap anterior, lo lei del teléfono y no se porque no pude comentar. Aparato loco. Whatever, ten feliz semana.
Besos:*
Eres lo máximo.
Marie♥

Anónimo dijo...

Sube capitulos please me encanta la nove es fantastica !

Anónimo dijo...

steph cual numero va a hacer el ultimo capituloo?? de este libro ....OMG nunca kiero ke se acabae pero kiero tambn que llegues a obsesion

Alli dijo...

Hola Steph, un paso mas cerca del final jaja ya me habia acostumbrado a leer sobre estos personajes, ahora saber que se termina te deja con muchas ansias pero a la vez tristeza =).
El capitulo estubo genial como siempre. Pensé que iban a haber letras rojas pero no jajaj siguen sin aparecer. HI gual esta bueno porque la novela se esta arreglando para llegar al final :(...
Jaja me arriesgue y viste que por lo menos logre el 2do lugar :D por lo menos es algo, gracias xD, igual estaba bastante complicado jaja. Con lo del nombre que aparezca en la novela Allison!.

Como siempre, espero que subas capitulo pronto.
saludos :D
Alli.

Sherl dijo...

lo siento... lo siento.. lo siento..
no habia podido comentarte por que ya no tengo casi tiempo... :/ lo siento...

en mi trabajo me aumentaron el tiempo y me pagan una mierda asy que mi cambio de look tendra que esperar ¬¬'

me lei el cap :) en estos momentos mi frustracion esta regresandoo... con padres asii creo qe estoy bien con los mios :). ..

Eustace Populonio
Maldito hijo de tu madre...
tienes que hacer eso para hacer saber que te importan los demas si que eres un idiota un muuuuy grandee inbecil,,, pero asi te amo :)
ahi muchos que te quieren pendejo eehh incluyendome aaahh sufres lo se por la muerte de Dasha pero cariño la vda sigue ahi que sonreirle si no la vida se nos viene abajo :) aasi que sonrie guapeton que asii eres mas muucho mas sexy X-X i gonna sex with you Eustace :)

solo hubo una cosa que NO ME GUSTO que terminara yo queria saber de que quiere hablar Ania con Damien.. por que De Eustace creo que se le olvido en ese fuego de pacion de increible beso :) asta Yo

LLORARE!! okno lo superare... estoy bien estoy bien estoy bien WaaaWaaa...

bueno chicas ganadoras del concurso aaauu felicidades me alegro por ustedes
:/ sean realmente felices y tu k-ren_Tp's puta hija de mierda :) qu e envidia ahora te tengo .. lo digo con cariño eeh no te enojes te ganaste una escena hot con Jeerry y te respeto por tu memoria yo olvide conmpletamente las canciones y creeme tenia una en la punta de la lengua pero no recordaba los nombres Airplanes no la deje de escuchar desde que lei el capitulo pero no sabia si era aki donde la habia esc uchado desde el principio por qe gracias a esa cancion descubri a paramore por que no sabia de ellos :) bueno pues felicidades k-ren_Tp's muchas felicidades :)...

;( gosh...i die... Steph... sria un sueño echo realidad :) ojala :)
el tiempo lo decidira por eso TE AMO :) hhaha espero que si en verdad Sherline en verdad me parece de puta pero me alegra que te guste me hace feliz:) me hubiera gustado llamarme Sophia Rúbby con el acento, lo se no suena pero me gusta mucho :) pero me gusta mas mi segundo nombre :) hahah no tengo segundo nombre ¬¬'


madre mia chiiss se acaba falta poco maldicion girl you hate me hahha okno
i can't wait for #Obsesión

pero no quiero que acaba Cementerio para tramposos estoy maal

ahahhahahah ya me largo no agobiare mas con mi presencia so, bye

By: Sherl

PD: soy una hija de perra lo se espero y me disculpes :)
PD2: no soy una hija de perra.. eeh:) bye

Sherl dijo...

sabes FlooM1 tus comentarios suben el animo a cualquiera :) en verdad me gusta con la intensidad que escribes tus comentarios, yo no tengo cabeza para poder hacer un comentario asyy.. ya q tengo un completo camentario pero a la ora de escribirlo se me olvida :)
... como me gustaria tener fanseses asy como tu...

Steph yo solo puedo decir una cosa comparada con todo aquello qe escribio FlooM1 ...

estoy verdaderamente orgullosa de ti por que siges adelante con tus sueños sin importarte qe o quienes se interpongan tus lectoras estamos orgullosas de ti... incluyendo a esta Reader perver X-X

se te quiere Steph

*Lawis Jonas* dijo...

wow sthep me dejate con la boca abierta en realida con muchas emociones no se si estar feliz porque porin ania y damien estaran juntos para siempre o estar triste porque jamas volvere a saber de ellos =( en relidad quisiera saber un poco mas de su historia pero eso lo dejo en tus manos.
Primer reclao del dia y Mir a donde la dejaste hoy??? verdaderamente extrañe alguna de sus locas ocurrencias. A por cierto me encnato esa mescla de realidad y fantacia que le diste a este cap pienso que los padres aveces suelen llegar a ser bastante molestos y pienso que son la causa del 99% de los rompimientos amorosos jiji no crees??. En fin sthep espero que no nadamas nos dejes con esta historia quisiera saber mas de estos personajes se que el fibnal esta cerca y eso no me gusta para nada =( en fin espero tengas un buen dia te recomiendo dormir mas para darnos mas historias imprecionantes te quiero mucho =)

bye

=)

Anónimo dijo...

Madre mia.. como has podido dejarlo asii!
wow me dejate con la boca abierta en realida muy agh no se como explicar como me siento ahora :DD
OMG nunca kiero ke se acabae pero kiero tambn que llegues a obsesion.
Sube capitulos please me encanta la nove es increible.

sigue asi steph escribes increible

by: itzel :DD

Sherl dijo...

EEEYY PERRAS COMENTEEN NO SEAN PUTAS hahahahaha oknoo lo siento pero gosshh yo quiero cap y ustds putas hijas de mierda qe no comentan
-disculpen mi vocabulario- yo casi muero siin comentar por tres dias que es lo que me tarde y pido discuulpas por que sinceramente si no comento siento que como si no hubiera leido el cap...
asy que las que loo lean COMENTEN PERRAS

:) By: Sherl

PD: lo siento lo digo con cariño :) espero y nadie se moleste :)

Anónimo dijo...

IN-CRE-I-BLE.Cuándo vas a subir otro capitulo? No puedo estar mucho tiempo sin leer tus novelas,soy adicta,lei todas y cada una de ellas varias veces cada una y en ´demasiado poco tiempo,me las devoro soy adicta :$ subi el proximo rapido!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! :D Bianca.

Valen Biggestsmile dijo...

Primero, no puedo creer que en 2 FUCKINGS CAPITULOS acabara la saga, que le puso magia fantasia y amor a mi vida, aquella que siempre me tenia en las nubes..Esa asombrosa historia llena de drama que no nos dejaba dormir y nos tenia pensando, nos tenia enamorada(nos tiene)Si ya llore con este cap, con solo pensar que esta por termin....NO NO NO QUIEROOOOOOOOOOO! Hahaha okya! El capitulo estuvo asombroso, como siempre. Grace es una bicha dios.. Pero de resto haha estuvo M U Y wow shsaajkbfjkjh el capitulo! Ya quiero saber que sigue, pero si no llegamos a los 30 caps :l AASFF... O steph una preguna, que piensas sobre The hunger games, como te has dado cuenta es una nueva obsecion que anda por ahi xd haha AAAH Y Otra cosa, compre HUSH HUSH, los leiste? que te parecieron? okya basta de preguntas! GRACIAS POR LOS CAPITULOS enserio mi vida seria toda aburrida sin esto.. Bueeee
Steph rockeas siempre lo digo... LOVE U girl!
Valen

Anónimo dijo...

SIGUELA STEPH , POR FAVOR NO PUEDO AGUANTAR LAS GANAS DE SEGUIR LEYENDO ESTOY SUPER INTRIGADAA !
SUBE CAPITULO PRONTOO*!

Anónimo dijo...

COÑO SIGUELA YA

Anónimo dijo...

SIGUELA Y TE AMARE more

VISITAS

.

.