.

.

Translate

Nota: Está prohibida la republicación, copia, difusión y distribución de mi novelas en otras páginas webs.

jueves, 5 de abril de 2012

Capítulo 2: La Città Nascosta





Capítulo 2: La Città Nascosta

–¿Te ha gustado? –pregunté a la mujer rubia, que estaba enganchada de mí con ímpetu.
Toda mi satisfacción dependía de la de ella, o de la de cualquier mujer con la que estuviera.
–Me ha encantado, necesito más –me dijo con la voz interrumpida–. Eres un dios, lo eres.
Gruñí de regodeo débilmente, acomodando sus piernas alrededor de mí.
Había chicas entrando a los baños una y otra vez, las cuales corrían horrorizadas cuando me encontraban ahí. Mi espalda se templó al momento en que sentí la energía de alguien poderoso franqueando aquella puerta, alguien inmortal. Miré por encima de mi hombro solo para descubrir a Charity apoyada de un lavabo, avizorándome con chispeante astucia, arqueando una ceja. Inclinó su cabeza a un lado.
–Bonita espalda. Es fuerte –ella disertó–. No sabía que también tuvieras tatuajes allí.
Salí de las piernas de la mujer con la que estaba intimando, subí un poco mis pantalones y cerré mi bragueta.
–¿Sabes qué? Eso fue divertido, nos vemos luego –dije después de depositar un beso en la boca de mi amante.
Me recliné del segundo lavamanos y le eché un vistazo a Charity a través del espejo.
–Hola, ¿qué haces? –jadeé en un tono casual.
–Lo que las chicas hacen en el baño. Duh –contestó con aires jactanciosos–. Sabes que este es el baño de mujeres, ¿no?
–Uh, bueno, creo que acabo de notarlo –la enfrenté, dando un paso más cerca de su cuerpo.
Ella retrocedió, riendo, y empujó con su espalda la puerta de salida.
–Oh, no, no. Aléjate. No te atrevas a poner sobre mí tus cochinas manos que acaban de tocar a una mujerzuela. Además estás sudoroso y mugriento.
Continué dando zancadas hacia ella, la gente del club iba y venía alrededor de nosotros cuando estuvimos fuera de los baños.
–Uf –limpié mi frente con la manga corta de mi camiseta–. Así es el sexo, hermosura: caluroso, sudoroso, salvaje. ¿Lo has probado?
–No soy una niña, sé perfectamente de lo que hablas. No tienes que preocuparte por haberle mostrado pornografía a una menor de edad ni nada –me aseguró, moviéndose con gracia al esquivarme. Por su forma de decirlo, supe que era cierto, ella sabía de lo que estaba hablando, lo cual me dejó un poco impresionado. Ella y su mellizo tan solo tenían diecisiete años. Y a ella le divertía mucho lo que acababa de ver–. Bien, al menos estoy segura de que no eres gay.
Apreté mis labios, silenciando una risa, las comisuras de los mismos querían alzarse.
–Pensé que las princesas eran doncellas hasta casarse o algo así.
–Sí, por supuesto –fingió formalidad satírica–. Eso es lo que le hacen creer las princesas a sus padres.
Sonreí con villanía, abrí mis brazos y la rodeé en un estrecho abrazo.
–¡Ew! –la escuché chillar contra mi pecho–. Suéltame, asqueroso ser repugnante.
Cerré mis brazos con más fuerza, sintiendo su cuerpo contra el mío, y la dejé ir para que pudiera correr a quitarse mis gérmenes.
Puse mis manos en los bolsillos de mis vaqueros y advertí que algo sobresaliente estaba caminando hacia mí. Entre una multitud donde todos eran diferentes, donde todos vestían diferente, este hombre resaltaba, de cualquier forma. Ya fuera por su beldad, atractivo sexual o... su atuendo. Era como la versión masculina de Lady Gaga.
Eustace estaba fumando un cigarrillo tan largo como un cuchillo, uno delgado y extraño. A veces me preguntaba qué clase de drogas tomaba este hombre.
No hay muchas explicaciones para dar. Eustace es solamente un viejo amigo y actual representante de mi banda, Los T.R.
Esta vez él estaba vestido en cuero, con pantalones ajustados, un sobretodo largo que colgaba hasta la mitad de sus piernas, un collar grueso con púas metálicas y unas estupendas botas de plataforma. Llevaba su cabello estupendamente bien, con un ridículo peinado y más largo en la parte de atrás. Mi ídolo.
–Hombre, espera un momento, tus botas son magníficamente ardientes –le di un cumplido al momento en que se acercó–. ¿Son como diez centímetros de plataforma? Eso es históricamente divertido, creo que eres mi modelo a seguir. Pero es inútil, jamás podré igualarte.
–Lo sé –Eustace me respondió, tendiéndome una pila de billetes verdes acopiados–. Aquí está tu pago por tocar esta noche.
Fruncí el ceño al ver los billetes.
Había algo que nunca podría entender de la raza humana. No podría entender cómo es que ellos pagaban cosas con un trozo papel.
¿Cómo es que comunidades enteras viven crisis económicas alrededor del mundo? ¿Es que acaso se acabaron los árboles? Demonios, todavía pueden conseguir papel verde en cualquier parte. ¿Por qué alarmarse? ¿Es que las fábricas de billetes están en una permanente protesta ecológica o algo?
Para mí el dinero no tenía algún valor.
–¿Qué es esto? No necesito dinero, viejo –rechacé su papel.
–Muchacho –Eustace empezó a hablar con ese tono que conocía tan bien, como si estuviera por perder la paciencia–. Más de quinientas personas pagaron de estos billetes para verte hoy. Llenaste el club. Lo que quiere decir que gran parte de estos –agitó los dólares–, son tuyos.
–¿Qué haré con eso?
–Bueno, no pagas renta, no tienes que alimentar a una familia, no aspiras mucho que digamos –él parecía estar meditando el asunto–. No sé, cómprate otra de esas bonitas guitarras o envíaselo a una asociación de caridad. Los billetes incluso sirven de algo cuando tienes hambre.
–Mira, si quieres darme papel, acepto algunas hojas de marihuana o incluso cualquier cigarrillo de droga. Por ahora ven y págame con un besito.
Me incliné hacia el hombre para capturar sus sexis y subversivos labios de dios con los míos y ubiqué una mano sobre la pared para encerrarlo con un brazo.
Mi boca entreabierta estaba a tan solo un par de centímetros distanciada de la suya cuando mi cuerpo se paralizó bruscamente. Estábamos tan cerca que su respiración me hizo cosquillas en los labios y su aliento se mezclaba con el mío.
Era la tercera vez este año que algo como esto sucedía y mi cuerpo terminaba cada vez más hambriento por besar a Eustace. Él nunca se dejaba besar por mí, de modo que utilizaba esos poderes extraños para detenerme. Sin embargo, él no se había movido un solo centímetro, por lo tanto mi boca seguía casi adherida a la suya. A pesar de mis intentos por lanzarme hacia adelante para besarlo impúdicamente, no pude moverme.
Ese pendejo era el tipo que todos ambicionaban y nadie tenía. Si tan solo fuese un poco homosexual, yo habría metido mi lengua en su garganta hasta dejarlo sin respirar. Pero él no lo era, le gustaban mucho las mujeres.
Ahora, mirando directamente sus labios, me sentía deseoso por morderlos. Maldito viejo.
Eustace asentó una mano sobre mi cara y me dio suaves palmadas afectivas para después apartarse de mí.
–Nos vemos luego, muchacho –se despidió y me guiñó un ojo, devolviendo la movilidad de mi cuerpo antes de eclipsarse entre la multitud.
Lógicamente, yo estoy enamorado de Eustace. ¿Quién no?
Fortuitamente escuché a un grupillo de chicas vociferando mi nombre en coro y supe que era el momento correcto para abordar a correr. Aunque lo supe muy tarde, porque las tres adolescentes se colgaron de mí al siguiente segundo y dejaron besos por toda mi cara. Indudablemente les devolví todos los besos que pude, hociqué sus labios con los míos una y otra vez hasta que ellas casi desfallecían en mis brazos.
–Las amo, chiquitas –les dije entre besos cortos, tratando de zafarme de ellas aunque sus uñas me rasgaban la ropa–. Está bien. ¿Quieren mi ropa? –me quité la camiseta para obsequiárselas. Ellas jalonearon mis pantalones–. ¿Pantalones también?
–¡Oh, Jerry, cásate conmigo! –una de ellas gritó en mi oído, pasando sus manos por encima de mi abdomen desnudo.
–Claro que sí, me casaré contigo –otra de ellas besó mi ceja, cerca de mi piercing–. Me casaré con las tres.
Pasaron horas para que mis chicas me permitieran salir del club, a cada paso que daba más de ellas venían tras de mí.
Una sacudida taladró mi espalda debido al aire gélido que tocaba la piel descubierta de mi torso desnudo. Recorrí los callejones para volver a ese lugar temporal que llamaba casa, solamente porque estaba ocupado por un tropel de vampiros de los que estaba enamorado.
Divisé los basureros en las angostas calles de los barrios de clase baja y un recuerdo turbio me asaltó.

–Ven conmigo. Tengo alquilada una habitación en este edificio –le comenté a la pequeña niña delgada que estaba pidiéndome droga.
La niñita pareció estremecerse, pero luego sacudió su cabeza, saltó de la tapa del recipiente de basura y me siguió.
–¿Tendré que acostarme contigo para que me des un cigarro? –ella me consultó mientras yo abría la puerta de mi habitación.
Me detuve para observarla, atónito.
–¿Estás loca? No te daré droga, no te acostarás conmigo. Te daré una cama tibia y un plato de cereal, ¿estás de acuerdo? ¿Por qué iba a querer acostarme con una niña?
Mi pieza era una diminuta estancia con un sofá viejo, una cama horrenda, una pequeña cocina de una hornilla y un baño bastante deteriorado. También había ratas que entraban por la ventana desde el basurero y un gato sucio que no quería salir de mi cesta de ropa sucia.
–Para tu información –la niñita comenzó a corregirme–, no soy una niña, tengo trece años. ¿Y por qué harías algo por mí sin querer algo a cambio? La última vez que un hombre me dio algo de comer me pidió sexo a cambio.
El alma se me cayó a los pies al escuchar eso.
–¿Y... y dijiste que sí? –tartamudeé, patidifuso.
La pequeña levantó sus hombros una vez.
–Tenía hambre.
Encendí la pequeña lámpara que colgaba de la pared, la ciudad parecía especialmente taciturna esa noche, y jodidamente solitaria.
Puse a calentar un poco de arroz chino que había pedido para el almuerzo, sin poder creer lo que esta chiquilla estaba diciéndome. No podía creer que los seres humanos pudieran llegar tan lejos, no podía creer cuán perversos eran.
–¿No vas a comer nada? –la niña dijo al notar que le servía todo lo que quedaba en mi cocina.
Era increíble que ella se preocupara por mí cuando era visiblemente notable que no había comido nada en días. Sus mejillas estaban hundidas, sus ojos tenían sombras debajo, su piel era descolorida, su cuerpecito estaba delgado y huesudo.
–Ya comí –mentí al tiempo que acomodaba las sábanas para que la pequeña durmiera sobre mi cama.
Sentí un profundo alivio al verla comer, pues estaba encarecidamente hambrienta, engullía la comida con copiosa desesperación, devoraba todo con premura voraz.
–Acá está tu cama, para ti sola –le hablé–. Puedes quedarte todo el tiempo que quieras, yo dormiré en el sofá.
Ella se rió socarronamente, removiendo su cabello rubio y pajizo de su cara.
–Anda, dime de una vez qué es lo que quieres a cambio. ¿Me harás trabajar o algo? Porque si es así, no tengo algún problema, estoy muy acostumbrada a eso, pero no me engañes, porque no soy una tonta.

Algunas personas están demasiado acostumbradas a ser lastimadas, otras están demasiado acostumbradas a hacer daño.
Abrí la puerta de la mansión lentamente, ya que todo parecía lóbrego y tácito, lo cual ya era bastante extraño.
Encontré a Joe durmiendo en el suelo, sobre la alfombra, junto al corral de los bebés, quienes también dormían plácidamente como tres diminutos angelitos. Angelique en cambio estaba acurrucada en el sofá, durmiendo profundamente. Su pecho despampanante ascendía y descendía al compás relajado de su respiración, su rostro parecía candoroso, su corto vestido estaba arremolinado en sus piernas, mostrando gran parte de sus desvestidos muslos; su piel era lisa, bronceada, brillante.
Ansié intensamente resbalar mis dedos paulatinamente sobre sus largas piernas femeninas, besarlas con suavidad y lamerlas con sutileza.
Angelique era perfecta, era la mujer más hermosa que yo jamás había conocido. Ella hacía que todos los hombres se rindieran ante su inhumana sensualidad y belleza devastadora. Era atrevida, era valiente, era un poco malvada, era ardiente.
Yo normalmente respetaba a las chicas que tenían novio...
Bien, no, no respetaba nada de eso, solamente seguía mis instintos. Siempre hacía lo que mi cuerpo me pedía.
Caminé silenciosamente hasta el diván en forma de labios rojos que decoraba la sala principal, me afirmé con una rodilla en el suelo para estar a la altura de Angie y acaricié su rostro con excesivo escrúpulo y delicadeza, rozando sus mejillas sonrosadas con las puntas de mis dedos, tanteando sus blandos pómulos, retirando los cabellos desordenados que caían sobre su cara y palpando la tersura de sus labios carnosos y deliciosos.
Sigilosamente, me incliné hacia adelante y besé muy, muy gradualmente sus labios, ahuecando su rostro en una mano.
Diablos, ese contacto se sintió férvido, efervescente, vibrante y burbujeante. Era como beber un trago un poco fuerte, que te mareaba y te estimulaba al instante.
Había hecho esto un centenar de veces, me aprovechaba de ella cada vez que dormía, aprovechaba su sueño para cumplir los míos. En mi mente, imaginaba que ella se daba cuenta cada vez que la besaba y simplemente seguía aparentando estar dormida para disfrutarlo. Pero eso no era posible, porque ella nunca haría nada que pudiese lastimar a Joe.
Me separé de ella de mala gana cuando el llanto de los bebés causó estruendos en la sala.
¡Trío de chismosos!
Sí, bebitos, corran y díganle a su papi que beso a mami mientras duerme.
Me levanté para hacerlos callar, alcé a uno de ellos en mis brazos, aunque no estaba seguro de cuál de los tres era.
–¡Idiota, los has despertado! –refunfuñó Joe, poniéndose de pie en una fracción de segundo luego de despertar.
–Aww –Angelique lloriqueó, despertándose–. ¡Acababan de quedarse dormidos!
–Shh. Lo tengo bajo control –rebatí–. Haz silencio, mocoso –me volví hacia Angie–. ¿Este es Joe o A.J?
A.J significaba Adam Jerry, puesto que a Joseph no le gustaba llamar a su hijo Jerry Adam. Se negaba rotundamente a que el primer nombre de su hijo fuese el mío. Incluso se negaba a que el segundo nombre de su hijo fuese el mío, pero Angelique tenía sus métodos para convencerlo de algunas cosas.
–¡Esa es Joey, la nena! –Angie me aclaró.
–Josephine –proferí–. También lamento que parezcas un chico, pero deja de llorar, tal vez mejores cuando seas grande.
Sentí que Angelique me golpeaba en la espalda, dejándome sin aire.
–Deja de decirle esas cosas a mi niña, ella es hermosa.
–¿Me estás jodiendo? Ni siquiera noto la diferencia entre ella y sus hermanos.
Con cuidado, alcé a la bebita más cerca de mí y besé su diminuta nariz. La pequeña pareció complacida con esto, su llanto se fue sosegando poco a poco hasta que la chiquilla estuvo callada e incluso sonriente.
La dejé acostada en la cuna y alcé a sus hermanos en mis brazos para besarlos también. Entonces los tres se quedaron callados y felices como por arte de magia.
Cielos, cuando no lloraban, eran los pequeños más hermosos del universo. Eran tres criaturas perfectas y tiernas, llenas de inocencia y gracia, tal como tres pequeños querubines.
–¿Qué has hecho? ¿Drogaste a mis hijos? –Joe me preguntó a la defensiva, examinando a sus bebés–. Ellos nunca dejan de llorar tan fácilmente.
–¡Ellos me aman! –clamé, haciendo mi voz afeminada.
Angelique pareció aliviada al ver a sus hijos pacíficamente tranquilos.
–Aman a su tío Jerry –ella dijo, besándome en la mejilla.
Al instante, me dirigí a mi habitación.
Encontré a una indiscutible chica sobre mi cama.
Oh Dios, saben dónde vivo, pensé, imaginando que se trataba de una de mi admiradoras.
Ella estaba ocultando su rostro detrás de uno de mis libros de Anne Rice. Bajó el libro para mirarme con una sonrisa absolutamente maliciosa en su cara. Mis labios se separaron.
–Princesa Charity, ¿qué haces en mi dormitorio? –balbuceé, incrédulo.
–Leyendo –contestó con su habitual tono burlón y mordiente.
–¿Viniste porque quieres acostarte conmigo? –lancé mi hipótesis–. Tengo tres teorías, la primera, que te excitaste mucho cuando viste esa escena del baño. La segunda, que deseas saber lo que se siente estar en el lugar de esa chica, digo, al haberla escuchado gritar así, debe haberte causado cierta curiosidad. Y la tercera, que el hecho de haberme visto casi desnudo, hablándote sobre lo maravilloso que es el sexo, abrió tu apetito sexual y ahora quieres darme un mordisco, probarme.
Charity realmente parecía aburrida con mis teorías.
–No seas payaso –dejó el libro a un lado–. Te seguí desde que saliste del club, y sabía que entrando por la puerta iba a causar que algunos aquí se alteraran, por lo tanto revisé las ventanas, y encontré cosas que desearía no haber visto, hasta que vi este lugar, y supe que sin duda debía ser tu espacio. De modo que entré y me distraje leyendo sobre vampiros que son estrellas de rock. Lestat, ¿no?
–¿Te digo la verdad? –me sorprendí al escucharme decir aquello–. No he leído nunca a Anne Rice, no sé siquiera quien es Lestat. ¿Ves esa pila de historietas? Tampoco sé de qué se tratan. ¿Ves esa colección de revistas Playboy? Esas tampoco... –me detuve–. Ok, sí he hojeado algunas de esas. Pero, ¿ves esos posters de Underworld y Resident Evil? Nunca he visto las películas. ¿Notaste las armas que escondo bajo la almohada y en el cajón? Nunca las he utilizado, ni lo haré.
Charity hizo una mueca de sorpresa, un gesto totalmente fingido.
–Gerardo Harris, ¿eso quiere decir que no eres un raro adolescente obsesionado con la literatura y el cine de los años noventa? ¡Cuán sorprendida estoy! –la princesa se levantó de mi cama–. No hay que ser un genio para darse cuenta de que aparentas ser un fanático de los vampiros para causar menos recelo en tus amigos chupasangre.
De una manera impresionante, me sentí demasiado invadido por primera vez. Ella era muy inteligente. ¿Cómo es que había deducido aquello sin siquiera conocerme? Eso tenía que ser una invasión a la privacidad.
–¿Vamos a tener sexo o qué? –cambié el tema, pensando en la posibilidad de que ella se acostara conmigo.
–No seas estúpido –Charity se cruzó de brazos–. No vine porque quiero acostarme contigo, desde ya deberías saber que Charity Morte no es otra de tus fans. Vine porque quería hablarte a solas, sin la bandada de mujeres que te acosan todo el rato. A propósito, bonita casa, podría pasar todo el verano bronceándome frente a esa piscina.
¿Qué podía querer hablar conmigo esta princesa?
–¿Vamos a tener sexo o qué? –repetí, confuso.
Charity puso sus ojos en blanco.
–Mira, Johnny Bravo, he escuchado cosas sobre ti. Principalmente sé que eres valiente y fuerte. Y comprobé que eras deliciosamente musculoso. La cosa es que quiero dar un viaje, y Eustace me dijo que no me dejaría marchar sola, y tengo que hacerle caso, porque luego podría aparecer en cualquier parte y traerme de vuelta. Ese viejo es muy irritante. Mi hermano piensa que hacer mi viaje es una locura, no me apoya, pero eso es principalmente porque ahora está obsesionado con pasar tiempo con su noviecita. Es una cosa impresionante, cada frase que dice tiene la palabra Becca. Entonces, no conozco mucha gente que me agrade taaaanto como tú. Además sé que tu relación con Eustace es muy cercana. No estoy segura de cada cuánto tiempo lo haces con él, sin embargo creo que cuando diga tu nombre estará satisfecho. Por otra parte, estoy segura de que eres el hombre más independiente que conozco, de modo que quería hacerte una propuesta...
–¿A dónde quieres viajar? –interrumpí sus molestas divagaciones–. ¿Las Bahamas, la Isla de Margarita, Francia, África, Canadá?
Ella me miró fijamente con una ceja alzada.
–Etruria –contestó finalmente.
Sentí mi espalda tensarse y mis músculos contrayéndose.
–Ni de broma. Sal de mi habitación, princesita –tomé toscamente a Charity por un brazo, guiándola hacia la puerta.
–Espera, espera –ella parecía enojada ahora–. No me sujetes de ese modo, nunca más.
–¿O qué? ¿Me echarás a los leones? –me reí con sagacidad–. Esto no es La Ciudad Nascosta, este no es tu reino.
–¡Jerry, suéltame! ¡¿Qué te molesta tanto de mi ciudad?!
Ella fue lo suficientemente vertiginosa para zafarse de mi agarre antes de que la arrastrara hacia el pasillo para que mis amigos vampiros bebieran su sangre.
–Contéstame –me retó, enfrentándome cara a cara.
–Ese lugar apesta, son solo un montón de dioses que se quedaron en el pasado, a mitad de no sé qué jodido siglo. No iría ahí ni siquiera si Angelique me ofreciera acostarse conmigo –me arrepentí de decir eso al instante–. Bueno, tal vez así podría convencerme, pero ella no hará eso, de modo que no te puedo acompañar, princesa Morte.
La niña sujetó mis brazos desnudos con firmeza. Ella era caprichosa, no estaba acostumbrada a que las personas le dijeran que no.
–¡Jerry, por favor! –alzó la voz–. No es como si quisiera ir de vacaciones, esto es importante para mí. Quiero saber sobre mis padres, quiero descubrir por qué me evitan como si me odiaran, quiero reclamar mi reinado. Yo merezco eso. Por favor, guitarrista, acompáñame.
Me quedé callado, sintiendo esa necesidad punzante en mi pecho de decirle que sí.
–Por favor –volvió a rogarme.
Charity Morte no era de las chicas que rogaba, porque las princesas no dicen por favor a sus sirvientes. Y para ella todos eran sus sirvientes. Pero ahora, viéndola de esa forma, con sus ojos azules muy grandes y abiertos, suplicándome, sentía que no podía negarme. Sentí sus dedos presionando mis bíceps con más fuerza.
–Princesa...
–Guitarrista, por favor.
Prensé mis dientes.
–Bien, lo haré. Te acompañaré –le mentí–. Búscame cuando tengas los boletos de avión hacia Roma. Ahora vete de aquí.
Etruria se ubicaba sobre los cielos de Roma, porque al igual que Somersault, era la ciudad subterránea de Roma, a pesar de no tener nada de subterránea. Era comunmente más llamada La Ciudad Oculta o La Ciudad Secreta. La única manera de llegar era trasladándose desde Italia. Cuando abrí la puerta de la habitación, Nina, Adolph y Alan esperaban del otro lado. Los tres me despidieron una mirada amenazante.
–¿Nos trajiste a una deliciosa mortal? –Nina fue la primera en hablar, guiñándome un ojo.
Alan olfateó el aire.
–Es mujer, es joven y su sangre es azul –él dedujo.
¿Cómo es que sabían tantas cosas con solo olfatear algo?
Podían saber si una mujer estaba embarazada, si una pareja acababa de tener sexo, si alguien estaba nervioso o tenía miedo, si una mujer de su especie estaba casada o soltera, entre otras cosas. Me preguntaba qué más podían saber solamente con su súper olfato. Cerré un poco más la puerta, tratando de ocultar a Charity.
–Esta princesa no se come –les dije–. A la boca no –imité la voz que ellos usaban con los trillizos.
–No me jodas, la sangre de esa chica huele estupendo. Muévete –Adolph me ordenó, cerrando el espacio que nos separaba.
–Si te acercas más, te beso –lo amenacé.
Él retrocedió, porque estaba definitivamente seguro de que yo era capaz.
Cerré la puerta y me volví hacia Charity para hacerle un gesto que significaba que saliera por la ventana. Pero no contaba con que ellos ya estuvieran esperando del lado de afuera. Esos tipos eran malditamente rápidos. Volví a abrir la puerta del dormitorio, encontrándome con Angelique y su esposo esta vez.
–Lindura –dije antes de besar a Angelique en la mejilla y tomarla por la cintura para apartarla.
Tiré de la mano de Charity, halándola a través del pasillo a toda velocidad. Ella gritó, siendo atrapada por Joe.
–¡Chicos, no pueden beber de ella! –vociferé–. ¡Es mi amiga! Les traeré a otros deliciosos humanos, incluso les dejaré beber de mí.
–Jerry, ella huele delicioso, déjame morderla –Angelique protestó en un tono casi seductor.
–Suéltala, Joe –le pedí con gravedad, cruzando mis brazos sobre mi pecho.
Joseph se rió y desplegó sus colmillos, aproximándolos hacia el cuello de Charity. Dejé escapar un resoplido y golpeé al vampiro en la cara con un puñetazo. No había querido golpearlo, pero a veces esos vampiros se ponían un poco pesados cuando estaban sedientos. Joe agitó su cabeza, digiriendo el puñetazo, soltó a Charity y se abalanzó sobre mí.
–Argh, bastardo –respingó, devolviéndome el golpe.
–Corre, princesita –le sugerí a la "humana", sin alarmarme.
Charity no se largó a correr hasta patear a Joseph en las costillas para que me dejara libre. Había sido un buen gesto de su parte, pero ella no sabía que realmente Joe no me lastimaría. Para mi sorpresa, Joe sintió una molestia dolorosa después de ser golpeado por Charity, y dejó que su cuerpo se aplastara sobre el mío mientras hacía una mueca de dolor y rabia a la vez.
–Me siento muy cómodo aquí –le dije a Joe en tono malintencionado, haciéndole saber que me aplastaba bajo su peso.
Él se levantó en menos de un segundo.
–Eres un marica –me insultó al tiempo que yo le lanzaba un beso en el aire.
Me apresuré a seguir a la princesa Charity a través de la mansión, orientándola hacia la puerta de salida.
–Por ahí –señalé con en el dedo la entrada.
Abrí la puerta y hallé el resto de los chicos esperándonos en el porche. Adolph y Nina me atraparon, sujetando cada uno de mis brazos. Alan empujó a la princesa hacia el interior de la mansión, donde Joe y Angelique lograron capturarla. Charity Morte se veía tan encolerizada como podía estarlo, con su cara enrojecida y sus cejas unidas en su frente. Estaba algo asqueada por ser tocada por chupasangres plebeyos, o eso me parecía.
–Asquerosos chupasangres plebeyos –ella se quejó, revolviéndose en sus brazos.
Me reí ante la satisfacción de haber adivinado sus pensamientos. Esta niña no era cualquier humana, ella había recibido entrenamiento duro desde pequeña y sabía unas cuantas cosas sobre defenderse. Ella de pronto había desenfundado un par de dagas y estaba sosteniéndolas firmemente muy cerca del cuello de los vampiros.
–¿Van a soltarme o esperarán que mis dagas de plata hagan su trabajo? –ella amenazó con una tonalidad desdeñosa y sardónica.
Entonces tuve un pensamiento dirigido hacia Alan en el que le decía que la princesa era en realidad muy peligrosa para todos.
Alan Black sabía cómo leer mentes debido a que era un vampiro de alto rango. Un Zephyr. De modo que algunas veces me las arreglaba para enviarle señales mentales. Y cuando Alan hablaba, todos escuchaban.
–Chicos –él interrumpió, expeliéndome una mirada de complicidad–, dejen a esa humana, tendremos problemas si la mordemos. Mejor vamos a cazar antes de que amanezca.
Angelique observó el cuello bronceado de Charity con salvajismo feroz en sus ojos.
–No puedo salir, tengo tres bebés –objetó mientras sus colmillos se hacían más grandes.
Si ella mordía el cuello de la princesa, tal vez yo podría ponerme muy cachondo. Si la princesa se ponía salvaje y atacaba, las cosas iban a tomar un giro sangriento e interesante.
Me sacudí con fuerza, liberándome de los brazos de Adolph, me volví hacia Nina y besé sus labios fugazmente. Ella estaba tan desconcertada que me dejó libre. Rodeé la cintura de Charity, tiré de ella y la arrojé sobre uno de mis hombros para escapar.
–Adiós, bonitos –me despedí de mis vampiros favoritos y me eché a correr hacia las calles.
Conocía suficientes atajos como para perderme y desaparecer en un segundo, por lo tanto ningún vampiro se iba a molestar en seguirme o captar mi olor. Ellos me conocían, ellos sabían cuán a menudo yo me esfumaba sin dejar rastros.
Jadeé, poniendo a Charity en el suelo después de haber corrido durante algún tiempo.
–¿Estás bien? –le consulté, explorándola con mis ojos.
Ella se acomodó el vestido, lo deslizó hacia abajo para cubrir sus muslos y arregló su escote. Se peinó el cabello, arrastrando su mano hacia atrás sobre su cabeza en un movimiento innatamente sensual.
–Eso fue divertido –dijo en un jadeo–, pero si alguna de esas sanguijuelas vuelve a tocarme, no vivirá para contarlo –alojó sus ojos azules en mí–. ¿Vamos a Italia? Hay un portal en mi habitación esperando por ti.
–¿Por qué no dices "hay una cama en mi habitación esperando por ti"? –cuestioné–. Te juro que si ese fuera el caso, ya estuviera desnudo sobre tus sábanas.
La chica hizo rodar sus ojos y situó sus manos en sus caderas, en jarras.
–Tú solamente piensas en sexo.
–Es porque es lo más sagrado que han inventado los dioses.
–Guitarrista, ¿vamos a Italia? –insistió.
Suspiré, buscando la mejor forma de decirle que jamás volvería a Etruria.
–Princesita, dame unos días, ¿sí? Necesito tiempo para despedirme de mis amigos y resolver algunos asuntos –sujeté su rostro con mis manos, mirando directamente la profundidad de sus ojos.
Con el paso de los años, cada día se volvía más fácil mentirles a las personas mirando sus ojos. En realidad necesitaba un par de días para desaparecerme. Charity dejó escapar una sonrisa bonita y picaresca antes de darse la vuelta y marcharse satisfecha, igual que una niña caprichosa consiguiendo lo que quiere.

32 comentarios:

A. dijo...

Muy buen cap no habia podido comentar y ahora me apresuran jum asi que rapido buen cap!! me trauma a esta novela le queda su nombre!!

Anónimo dijo...

AAAAH! como te amo♥ y a tus novelas :3 me casaria contigo y con Eustace si fuera posible, Jerry dice totalmente la verdad cuando lo describe, el y su encanto sexual... santo cielo.
(Por cualquier cosa soy mujer y no soy lesbiana n.n.)

"Algunas personas están demasiado acostumbradas a ser lastimadas, otras están demasiado acostumbradas a hacer daño." LO AME! y es la pura verdad

DE: Jessica, y vivo en el Guggenheim, ok no...Adios Porcia

Noelia dijo...

Vale, eso con Eustace me chocó xD! y tambien me gusto mucho la frase "Algunas personas están demasiado acostumbradas a ser lastimadas, otras están demasiado acostumbradas a hacer daño." muy filosófica, muy real.
bueno me parece de poca inteligencia mental y emocional el dejar de leerte porque no escribe sobre los Jonas, a ver, a mi tambien me encantaban, pero e que tambien he amado cada personaje que has escrito. Cada historia es mejor que la anterior, se nota tu progreso. Personalmente me he descargado cada historia para guardarlas y poderlas leer cuando quiera y tener conmigo lo mejor que he leido hasta ahora.
Bueno, finalizando, el capitulo como siempre FANTÁSTICO!!

Anónimo dijo...

me encanta! es fantastica esta nove! la adoro ...
me da mucha risa jerry x) y adore la frase "Algunas personas están demasiado acostumbradas a ser lastimadas, otras están demasiado acostumbradas a hacer daño." es muy real eso, bueno cuidate =)

A. dijo...

Firme primero muajaja ok ya
pude leer tranquilamente y al fin comentar y lap no me deja asi que me secuestre otra jaja me encanta jerry *.* lo amo y quien no? una demente nadamas quiero saber que pasara en Etruria :D y angie y joe tuvieron tres bebes o.O son muchos bien golosos haha me pregunto ¿Que aria jerry con un bebe? nisiquiera puede cuidarse a si mismo pero bueno saludos y hasta la prox.

Danie dijo...

Me ha gustado tanto.. *-* I love Jerry and Huter Parrish! xDDD Tantas cosas pueden pasar de aquí en adelante y Charity me causa curiosidad....

PREGUNTAS:

¿Stephieeee lanzaras pronto algún libro? ¿Que ha pasado con las Editoriales? C:

Anónimo dijo...

Cápitulo genial. Siguela gurl<3 kisses

Scarlett dijo...

¡Steph!
Realmente me alegré cuando vi el reply, hahaha. Hace días había estado pensando, en uno de mis momentos 'Albert Einstein': Tal vez cuando Steph sea famosa, lleve sus noves a la gran pantalla, me recuerde y me presente a Joe Jonas, Kevin Zegers, Hunter Parrish o a Sean Faris, o a todos, con lo que ella elija, estaré completamente de acuerdo (Que interesada te resulté, xD).

Aww, ¿Te parezco divertida? ¡Thankz so much! Es que, siempre he sentido esas locas ganas de hacer reír, o al menos sacarles una sonrisa, a las personas con lo que digo.

Cambiando de tema, cuando leí que tus amigos te dicen "Tephy" y eso te hace sentir pequeña, me acordé de Ania, ¡Oh, God! I miss 'em so much.

Aah, ¡Que volada soy! Casi me olvido de nuevo, en el comentario anterior hablé tanto que, se me olvidó mencionarte algo que ocupa mi mente desde la escena adicional de Cole y Mir, y es que, no dejaré ir esa novela hasta aclarar algo: Cole es inmortal, Mir es mortal, Cole va a tener eternos 21's, Mir... Bueno, Mir envejecerá. Eso me tortura. Hasta ahora he pensado en tres soluciones:
1. Que cuando decidan tener un bebé, el bebé sea un Leive (las probabilidades son pocas, pero, uno nunca sabe), el bebé convierta a Mir, pero, eso suena muy al estilo Twilight.
2. Que Eustace comparta sus almas como lo hizo con Dimitri y Becca.
3. Bueno, esta idea es, en realidad, la promesa de Mir, que buscaría a Cole en sus otras vidas. Es buena idea, solo que eso significa que Mir envejezca y muera y que Cole lo vea.
Solo quiero que me digas algo que me suavice.

Sobre el capítulo de hoy, Jerry debe tener mucho espacio en ese corazón, ¡God, está enamorado de todo el mundo, xD!, en serio pensé que besaría a Eustace. Mi corazón quería salirse. Con esa escena, Charity ya no estaría tan segura de que Jerry no sea gay. Yo no creo que Jerry sea gay o bisexual. No quiero creerlo. Él nos hace dudar tanto. Pero, Jerry, con todo y tus cambios hormonales y todos tus trastornos de playboy, TE AMO. Y OMG ¿Jerry no puede ser más cachondo?... ¿Aprovechar el sueño de Angie para cumplir los suyos? I mean, ¿Seriously? Creo que Jerry está disputándose con Damien el puesto de 'El Mejor Corrupto Ever', xD. Aunque, este capítulo me hizo conocer otra faceta de Jerry, la dulce, tiene un gran corazón: Muchos se hubiesen aprovechado de esa niña que ya está acostumbrada a ser explotada. Eso fue realmente sweet.

Gracias por la bienvenida. Ten por seguro que verás mi comentario siempre.
Hey! ¿Podría este comentario valer por 25?
¡Just kiddin', haha!
¡Sigueeeee!
Hasta la próxima..
Love ya, Steph! ♥

k-ren_Tp's dijo...

hlaaaa!!!!! perdon por no comentar el capitulo pasado, he estado muy ocupada con las tareas de la escuela, con los entrenamientos de basquet y los partido, a aparte nos tambien estamos decidiendo la campera de la promocion! ya que el año que viene es mi ultimo año en la secu!!! ¿Es muy dificil la uni?? yo quiero seguir Medicina. ya te debo haber aburrido con todo eso!! encerio mil perdones por no comentar antes!!. ah y tengo Twitter no te lo habia dicho antes es @Jonas_karen
estuvo muy bnoo aparecer n tu noveee, me encanto el primer capitulo, y este tambien esta genial.!!! AMO A Eustace diosss ese hombreee!!! y ni hablar de jerry!!!!
no puedo para de leer tus novelas, eres genial ya se que te los digo siempre pero... es que eres genial!!!! leo una y otra vez desde Tu, Yo y El hasta Cementerio para tramposos y obvio Obsesion!!!!
espero que te encuentres muy bien!

Gudi-Pop dijo...

Ok mira yo comenze a leerte :3 con el libro de El Hotel Nightmare *----* y realmente me super encanto la forma en la que escribias, por eso me aventure a leer Tentacion y Seducion :3 realmente no te miento pero ni sabia que escribias de Joe de los jonas brothers xD me entere hasta despues y bueno realmente es triste saber que hay personas de mentes tan cerradas que solo leen /: por eso...por quien los interpreta cuando la verdad yo lei esos libros por que joder! escribes genial chica y esa saga me atrapo apenas en las primeras paginas del primer libro! *-* Admito que la historia de Dimitri y Becca me encanto por que fue romantica, aun que claro extrañe a los personajes de Joe y Angie, incluso a Damien Collin y Ania siempre tienes que provar algo nuevo y no me arrepiento de haber leido esos libros (: me enamore tambien de esos personajes de dimitri en especial y de charlity *---* joder esa chica es mi idola XD! bueno realmente los dos 8-) son bien sensuales Grr jaja y mira no te precupes por esas lectoras y lectores que dejaron de leerte por ya no escribir de Joe realmente no ..no leian por ti si no por ellos /: es triste pero bueno ^^ YO me considero una FAN de ti de tus novelas y de la manera en la escribes, incluso podrias escribir un personaje interpretandolo con un actor que no me guste y me encantara por la manera en que tu lo adaptas y lo usas para crear magia con tus novelas (: AMO a todos los personajes de TODAS tus novelas siempre es algo nuevo y tienes razon, todas las sagas estan como entrelazadas entre si! incluso tuve que leer de nuevo algunas partes para comprobar eso! Y me parece simplemente magnifico la manera en la que lo haces, la paciencia y todo para entrelazarlas entre si ^^ me encanta y para serte sincera es la primera vez que veo esto...entrelasar las sagas, es genial pro que aun que lees una novela te enteras de lo que pasa en la otra y asi :3 realmente vale mucho la pena aun que resulta un poco confuso es genial ^^! Te adoro Steph :3 ah y por cierto AMe el cap

Nce dijo...

Me encantaaaa *__*
Ya echaba de menos a los vampiritos jajaja
Sigue prontoo, un besoo ^^!

A n d r e a dijo...

Después de leer tu respuesta, quiero aclararte que no me has aburrido ;) Yo quería saberlo y me agrada mucho que las personas digan todo lo que piensan o sienten. Siento que de verdad me toman en cuenta y me tienen confianza.

Te entiendo bastante. Si que debe ser un poco vergonzoso saber que tus amigos leen lo que escribes, y mucho más si saben que son de tipo sexual. Pero ya que... creo que deben adorar como escribes, y es genial que te apoyen. DEBEN HACERLO. Ya que sería un delito no aprobar lo bello que creas y haces.

Sobre los chicos de One Direction. Si son unos bombones. Y tienes mucha razón, las bandas son diferentes, los músicos son diferentes, estilos diferentes, por eso hay que aprender a separar. Puede gustarte miles de bandas pero solo una puede causar tal revuelo en ti.

Debo admitir que partí leyendo tus historias por el hecho de ver a los Jonas en ellas. No mentiré. Pero también te aseguro que cuando empezaste a escribir con otros personajes "no conocidos" me enamore de lo que hacías. Creo que esa cambio fue muy bueno para ti. Te hizo crecer más como escritora. A mi parecer esa cambio fue lo esencial para demostrarle a muchos el talento que tienes. Definitivamente.

OH MI DIOS. Me ha encantado el capítulo. Me encanta la historia. Me encanta Jerry. Juro que tienes un don para hacer que cada personaje, cada hombre que sale en estas historias, me vuelvan loca.

Como me hubiera gustado ser devorada por esos hermosos vampiros :$ xdd Me entrego completamente.
Me has dejado muy intrigada en algo... ¿Por que Jerry se ha tensado tanto con ir a Etruria? ¿De verdad es por la actitud que tienen los Dioses en ese lugar? O ¿Tiene alguna relación con la pequeña que recuerda? XDD Suposiciones mías.

No se por que, pero también se me general teorías... ¿Sera que en esta historia Jerry se enamorara? PERO ENAMORAMIENTO DE VERDAD XDDD Ya que el se enamoro de todos :B

Sube pronto, y solo espero que lleguemos luego a los 25 comentarios D:

xoxo! :)

Susy dijo...

Vaya no se porque pero siento que la princesa y jerry hacen linda pareja. Bueno el trio es lindo pobre jerry. Ok me pregunto porque el no quedra regresar al pais quizas y esta la niña que lo recuerda que creo que si la vuelve a ver ya no estara tan pequeña. Esta novela me esta encantando. La verdad tienes razon para entender tus sagas se nesecitan leer ambas. Ya que ha medida que iba leyendo me di cuenta que todas estan complementadas y que ninguna existiria si no existiria la otra. La verdad escribes excelente.

S T E P H A N Y A' dijo...

¡Steph!
HOOLA!:D bueno, me alegre mucho cuando vi el reply y me diste el consejo de leer todas tus historias (y valla que lo voy a hacer) pero primero esta.
Bueno ¿que puedo decir sobre Jerry? que es un imbecil chico extremadamente sexy & que definitivamente me encanta como es él. Me enternecio tanto lo que hizo con la chica que llevó a la habitación, a él solo le interesaba ayudarla y nadamás; además LO QUE HIZO CON LOS BEBÉS ¡dios mío casi muero con eso, fue realmente tierno! Jerry realmente tiene un buen corazón & es que.. ¡él ama a todo el mundo! x)

Desde que supe sobre la exitencia de Jerry en tus historias siempre supe que era extraño y es que ese chico tiene tantos secretos.. & volviendo al capítulo ¡God, pense que besaria a Eustace! estaba realmente de infarto en ese momento, hubiera sido demaciado hermoso eso haha pero Eustace es demaciado hombre como para besar a un chico, almenos que sea Damien*-* creo que ante el, podria reconsiderarlo, pero Damien es demaciado masculino para besar a Eustace por más que éste sea un Dios ¡pero que Dios!

Eh.. algo que me dejó con duda es la reacción que tuvo Jerry cuando Charity mencionó sobre Etruria.. pero solo me queda leer el resto de la historia para saberlo x)
¿Que hubiera pasado si los vampiros hubieran podido morder a Charity? ¿Si Angie hubiera mordido a "la princesita".. Jerry permitiria que Charity atacara a Angie? ¡AMO A LOS TRES HERMOSOS BEBÉS DE JOE & ANGIE! & me rei demaciado cuando Angie queria que todos tubieran la palabra Joseph como nombre ¡¿JOSEPHINA?! haha

Eww! con respecto a tu comentario.. es realmente bajo que muchos lectores dejen de leer solo por que ya no escribes sobre los Jonas♥ (yo los amo).. & realmente me emocionaria DEMACIADO si todas tus novelas fueran de ellos, pero tu tienes que crecer como escritora y para eso, debes de probar todo.. es decir tienes que cambiar personajes y situaciones en cada historia ¡& eso es fantastico! ya que gracias a eso conoci un Damien, Cole,¡EUSTACE!, Adrien & por supuesto ¡JERRY!*-*

Cambiando de tema.. quisiera preguntarte ¿Que ah pasado con respecto a poner todas estas hermosas historias en un libro? ¡Yo compraria tus libros! seria genial. & tambien seria un gran crecimiento para ti como escritora.

Bueno, sin más que decir.. me voy; espero leer pronto el proximo capitulo.
Love ya'♥

Valen Biggestsmile dijo...

STEEEPPHHHHH! jknsafjknsd el beso de jerryyy y eustaceee. fjnsdfjksdj sexy sexy sexy diria Nicky... ME ENCANTO ESTE CAPITULO, la sexy personalidad de jerry, todo de el es muy jsfnjs quisiera tener a alguien cercano como el, MI ESPOSO i dont know, jerry es perfecto ♥ Esto se esta convirtiendo adictivo igual que todas tus obras.. Una cuidad como somersault en italia, etruria, que perfecto otra cuidad soñada, mis lugares perfectos, si lo se soy medio freek.. Y JOE COMO PADREE SDNFGK.. Extrañaba a los vampiros favoritos de jerry.. GOD, los extraño a todos a damien ania mir coliiin.. dfnkdf bueno en fin, estuvo increible este capitulo siempre con un mensaje que te queda para la vida cotidiana.. BEAUTIFUL
Nos leemos steph <33 Love u

Anónimo dijo...

En el nombre de Eustace!!
Noooo! una eternidad para el proximo capitulo ¬¬







.-Jessica, si si si la del Guggenheim n.n

Anónimo dijo...

No comentan u.u







.-Jess

Anónimo dijo...

wow, me encantó el capítulo, cada día son mejores los capítulos, están muy padres.
Pobre Charity casi se la comen jajaja, por favor y mira que yo también como Charity nunca digo por favor, sube capítulo, ya veras que si cumpliremos con los dos comentarios más por capítulo, solo no dejes de subir.

Oh por cierto antes de que se me olvide, tengo esta duda desde que supe que Angelique estaba embrazada ¿cómo es que alimenta a sus hijos? digo de verdad ¿les da siempre sangre? porque si es así wow esos bebés son jodidamente geniales

By: ITZEL

Anónimo dijo...

hola!! soy brenda, amiga de una lectora tuya, se llama itzel y tengo que decirte que no le crei mucho cuando me dijo qe tus novelas eran geniales, peor DIOOOS SE QUEDO CORTA estan mas que geniales estan estan...WOOOOOW con eso las describo, esque tienen de todo, no como las otras tipicas novelas qe solo tratan de una cosa y asi nos marean con lo mismo durante toda la historia, pero las tuyas NO son asi, son unicas, son geniales, son WOW.

Bueno estare aqui firmando cada que pueda hacerlo, asi que cuenta con mis comentarios y dios ese JERRY es genial ahora entiendo porque mi amiga tiene sus espectativas de novios tan altas jajaj tal vez por eso no lo encuentra, porque si son como los describes creo que se tendra que casar con un vampiro o un Levi o ya deplano se quedara sola ahjajaa

Bueno eso era todo, tus novelas son geniales sube en cuanto puedas, estare revisando el blog a cada rato para ver el si ya hay nuevo capitulo.

Anónimo dijo...

Algunas personas están demasiado acostumbradas a ser lastimadas, otras están demasiado acostumbradas a hacer daño. wow eso de verdad me llegó, pienso que es muy verdadero, hola me llamo kathia y soy amiga de itzel que es una lectora tuya desde tus primeros que comensaste de violet city, me dijo que escribias muy genial y jajja no se equivocó de verdad que eres muy buena, me encantaros las novelas, desde que me las recomendo mi amiga las comence a leer y me quede atrapada de verdad son geniales.

bueno esos es todo lo que se me ocurre decir o mas bien escribir, pero ten por seguro de que leere todos y cada uno de los capitulos que subas, considerame una lectora fiel :D

Anónimo dijo...

es lo mejor tu novelaaa :D YA QUIERO LEER EL CAPITULOO 3

Anónimo dijo...

auhsdauisfhjdkg amo a jerry es tan hot *_* jajaja por favor stehp el 3 capitulooo

Anónimo dijo...

sos tan talentosaa te juroo! tus sagas parece esos libros que escriben esos escritorios internacionaless *_*

Anónimo dijo...

hjkasdhlajkdkl angie y joeeee *_*

Anónimo dijo...

el tercer capitulooooooo porfavor :)

Alli dijo...

Holaa Steph mil disculpas por no poder comentar! :/ estuve a full con el trabajo y pila de tareas de la univ para entregar Paff! Pero bueno ahora liberada un poco de todo tengo tiempo para ponerme al dia con tu novela.
Gracias por hacerme parte de tu novela mencionandome jaja buenisimo xD
Tuve que volver a leer algunas partes de las otras novelas de la saga para masomenos orientarme jaja.
me encanto el personaje de jerry es tan genial!.
Porfa subi capitulo pronto de esta novela q bien lleva su nombre jaja..

Saludos xD
Alli

Anónimo dijo...

Me río bastante con Jerry, con sus tendencias gays y todo eso. ¿Es bixesual? A que sí xD.
Sin embargo, me encanta *o*.
Me encantó eso de "Algunas personas están demasiado acostumbradas a ser lastimadas, otras están demasiado acostumbradas a hacer daño", en serio u-u.
Escribes genial, sigue así ^^.
Besos :*.

Anónimo dijo...

super me encanto el cap....amo a jerry ♥ xfa subi el cap xfa ke muero!!!
hahahahaxd sos la mejor ;D

Dome Gonzalez :) dijo...

HOLA Steph! de ley no te acuerdas de mi lo se es razonable ya que no aparezco en este blog desde el capitulo 12 de angeles noctambulos..y es que son taaaanta las cosas qu he vivido sabes soy un vampiro! solo que no tpmo sangre..y..bno ya sabes no soy jodidamente perfecta PERO si soy INMORTAL! aso es lo soy ya lo comprobe 2 veces...bueno...YA ME PUSE AL DIA! y ahi casi dejo de ser inmortal porque cuando vi que hiciste una nueva parte de la saga Tentacion casi me da algo y mas aun que vi que mi joe ya es padre y se trata de Jerry muero por saber mas de ese sexy rubio..y el es tan jodidamente sexy.. porque todos tus personajes lo son ah? estoy enamorada de todos! me encanta la personalidad de jerry amo como habla y la verdad...yo tambien quisiera besas a Eustace bueno quiero besar a todos tus pesonjes..sabes me imagine a Jerry con la princecita Charity Morte serian tanm wow! pero no me emociono porque Jerry solo hace lo que su cuerpo pide y...bueno mucho de lo que su cuerpo pide es sexo jhafjhgfsd pero aww es tantierno lo de la niñita..es verdad los humanos podemos llegar a ser tan mierdas...el caso es que..me encanto oh y ya menciono que me enamore de Cementerio Para Tramposos todas tus historias me enamoran como quisiera verla en pantalla esos seria tan perfecto ese dia si muero! y dejare de ser inmortal..jajaj bueno ya! el caso es que neceito de URGENCIA QUE CONTINUES CON EL TERCER CAPITULO!Muero por saber porque Jerry no quoere ir a Etruria y que se inventa para no acompañar a Charity eh..y para acabar Dim no puede terminar ni una frase sin mencionar a becca...son todo amor!!! LOA ASMO! bueno ya me voy..Adios!!

Anónimo dijo...

jejejeje estoy super emocionada este cap estuvo de un bueno super lo ame :D
xfa el 3 capitulo subilo pronto que estoy ansiosa aaaahy
Angie y Joe me encantan ♥
Jerry el mejor :D
tu eres unica xfa subi el capitulo...lo espero chaus :*

Anónimo dijo...

GOSHHHH ME ENCANTOOO ESTA GENIAL.
ENSERIO ESTA SUPER GENIAL, COMO HACES? CUAL ES TU SECRETO? JAJAA
Bueno no pude comentar el primer capitulo :{ pero aqui estoy en el segundo.
De verdad no sé me va a dar, tal vez un infarto o algo, Joe y Angelique <3 OMG TRES HIJOS HAHAHA Ya quiero leer el lado paterno de Joe :3
Me encanta como lo narra Jerry, tengo un amigo que es un tanto parecido a Él además de ser rubio aunque el tiene lo ojos verdes. Después de eso es igual. {Ya te imaginaras}

Awwww Dimitri y Becca<3
Créeme tengo muchas emociones juntas. Sobre la niña, ya quiero saber quien es y que tiene que ver con la historia.
Que pasara con Jerry y Charity hmmm.. haha :}
Siguela pronto muchos besos y abrazos.

Terelú xx.

Anónimo dijo...

Hello girl...! cm estas espero me recuerdes chica sorry x no comentar en los ultimos capitulos ke subistes de verdad ero estuve desconectada del mundo cibernauta de veras,pero en fin volvi y eso es lo importante!
bueno comenzando chica fascinate la escena hot de Cole&Miranda me encanto creeme;D
eñ final alternativo me dejo O.O de pana pana ke si me encanto todo eso de Pandora y la frase de Eustace ke me encanto ^^
Dios todavia estoy queriendo ke haya mas sobre la saga the violet city de verdad me dejo pidiendo mas ke tristeza :'( pero supistes cm dejarme loca cn el ultimo libro B)
ok vamos cn Obssion...
Primero es grandiosa esta forma tuya de narrar cm Jerry me encanta el es muy hot estoy loca x el sabelo aaaaah
el primer capitulo me dejo loca O.o como haces eso no lo se pero te felicito creeme ♥♥ Osea cuando escribistes no uno sino TRES bebes se me salieron los ojos delas orbitas eso es increible y yo ke pense ke iba a ser solo uno, me decepcione cuando fue niña pero me maraville cuando dijo ke serian TRES! TRES! TRES! me encanta ese numero (.O_O.)
Este capitulo me fascino hasta el tuetano del hueso dios...apoyo totalmente a Jerry en cuanto a Eustace el es super sexy y hot y loco y extrabagante Dios que existe xfavor quien no se enamora de Eustace quien no???
Dios ke bueno saber de Charity y todo eso pienso ke al final Jerry ira a Etruria no lo se x eso sube el capitulo 3 rapido pliiiiiis
Señor Jerry solo piensa en sexo ke hot el es un sexy rubio con tatuajes y piercing me vuelvo loca♥♥♥
En otras cosas chica espero ke te mejores al 110% ;D
Sabes ke no te voy a dejar eres mi idolo chica eres la mejor y lo sabes te segui despues de Seduccion y te voy a seguir apoyando lo sabes soy una gran fan y solo deseo lo mejor para ti y ke sigas adelante y kiero ser parte de eso lo sabes, un beso :*
chica xfa sube el capitulo pronto ke me retuerzo de la emociion aaaaah >_<
Hablamos cuidate besis :* PEACE \/



Isabelle*-*

VISITAS

.

.