.

.

Translate

Nota: Está prohibida la republicación, copia, difusión y distribución de mi novelas en otras páginas webs.

lunes, 18 de junio de 2012

Capítulo 12: Tres Vías para Llegar a una Princesa




Capítulo 12: Tres Vías para Llegar a una Princesa

La princesa se abrazó a sí misma, cubriendo sus pechos bajo sus brazos. Creí estar quemándome en el fuego del infierno al verla tocando sus propios pechos. Charity no tenía una idea de lo que me hacía. Ella dio un asentimiento con la cabeza.
–Sí –musitó–, tengo miedo. ¿Podemos... parar?
–¿Tienes miedo de mí?
–No, no es eso, yo... –masculló–, yo sé que eres un dulce, que nunca me lastimarías. Pero... yo solamente he estado con un solo hombre... y... tú y yo...
La hice callar con un húmedo beso en los labios mientras sacaba despacio mi mano de su ropa interior.
–Está bien, nena –le dije, ahuecando mis manos en su rostro.
Se quedó callada, tan solo admirando mis ojos.
–¿No estás molesto?
–No soy esa clase de tipos –le aseguré–, no te obligaré a hacer algo que no quieres hacer.
A pesar de que estaba dolorosamente excitado y que solamente pensaba en estar dentro de ella.
–Lo siento –la princesa farfulló, escondiéndose debajo de su vestido.
–No puedes estar disculpándote por eso –me reí–, estoy bien, hermosura.
En realidad, estaba febril y era casi físicamente imposible que me retirara de encima de Charity. Por lo tanto me quedé ahí, apisonándola bajo mi peso, sin moverme. La necesitaba cerca de mí. Eso, o una ducha de agua fría.
–¿No te importa que me quite el saco? –interpelé.
Charity me sonrió indulgentemente.
–No me importa –desapaciblemente, me puse en pie, me despojé de la chaqueta y caminé en círculos–. ¿Qué haces?
–Joder, trato de quitarme de la cabeza las imágenes que tengo de ti gimiendo debajo de mí, estoy enfebrecido, no puedo dejar de imaginar cosas sucias, no puedo sacarte de mi mente.
Agité mi cabeza.
–Ven aquí –ella me llamó desde su lecho de flores–. Piensa en flores –arrancó una flor de color rojo desde su tallo y me la ofreció.
Me arrodillé sobre el césped a su lado, cogí la flor entre mis dedos, sacudí mi cabeza nuevamente.
–Eso no funciona. Solo logro pensar en cuánto podría hacerte con una flor en mis manos y… en todas esas metáforas de poetas comparando una mujer con una flor. Sobre todo no funciona cuando estoy al tanto de que esta especie de flor solamente existe en Etruria y es llamada la flor de la tentación, porque es capaz de emanar una sustancia llamada Tentación.
Sus pétalos escarlatas formaban una especie de forma de manzana, curvándose peregrinamente.
Quien toque sus pétalos, será desterrado del paraíso –cité–. ¿Quieres tocarlos? –la invité nuevamente a tocar el capullo, Charity negó vertiginosamente con su cabeza–. Yo los he tocado mil veces, creo que fui desterrado hace mucho –dejé la flor a un lado para coger otra, una parecida a una rosa, pero más grande. Púrpura–. Esta es llamada la flor de la seducción, que también exuda un veneno llamado Seducción. Quien la toque, es capaz de hechizar a cualquiera bajo un sensual encantamiento.
Acaricié el rostro de la princesa con los delicados pétalos de esta flor. Ella estornudó. Resbalé la flor desde su nariz hasta sus labios, luego la retiré.
–¿Ves? Ahora yo quiero besarte de forma irremediable –me incliné hacia ella y lamí sus labios de manera dulce.
Me percaté de que la princesa refrenaba un gemido, sentí como si el suelo estuviera dando vueltas, me fundí con el sabor de su boca.
Jadeando, la princesa empujó ligeramente mis hombros. Cuando me separé de su boca, sus labios seguían entreabiertos y sus ojos cerrados. Me tomó de las manos, haciendo que la flor resbalara de mis dedos, trazó figuras en la palma de mi mano, entrelazó nuestros dedos juntos, besó la parte interna de mi mano y por último la condujo hasta su mejilla para que tocara su rostro.
¿Por qué tenía que tentarme de esa manera?
Nerviosamente, cogí otra flor del suelo.
–Esta es la flor de la obsesión –le susurré en el oído.
–¿Emana una sustancia llamada Obsesión? –Char me preguntó, todavía sin abrir sus ojos.
–Sí. Te hace depender de otra persona, tal como si esta fuese una droga, hasta que el efecto haya acabado.
Acaricié su vientre bajo con los pétalos de esta flor. Ella dejó escapar un grito ahogado.
–El efecto aún no ha acabado –musitó entrecortadamente.
Condujo mi mano, que descansaba en su cara, hasta su cintura, pasando primero por su pecho y luego estacionándose en sus caderas, donde comenzaba su ropa interior.
–Desnúdame, Jerry, por favor –su voz sonó demandante, no como una súplica, no como esa voz de mi cabeza que le rogaba que me dejara desnudarla.
Emprendí a desvestirla por completo al mismo tiempo que dejaba caricias con los pétalos de la flor sobre cada parte de piel desnuda que descubría por primera vez. Rocé la parte interna de sus muslos, primero tiernamente, con la parte suave de la flor, luego con las puntas de mis dedos, después con mis labios, muy delicadamente, y concluí con mi lengua, experta y pasionalmente.
No había una sola prenda de ropa que me impidiera admirar su hermosa desnudez ahora. Todo lo que quería hacerle a ese lujurioso cuerpo, era otra historia.
La apretujé en mis brazos con fuerza, ella envolvió sus piernas alrededor de mi cuerpo. Diablos, si tan solo pudiera estar más cerca, si pudiera sentir esa suculenta piel desnuda contra la mía, si mi ropa no me mantuviera tan lejos de su cuerpo. En mi interior, sufría por ella.
Sus temblorosos dedos desabrocharon impacientemente algunos de los botones de mi camisa mientras yo empezaba a quitarme los pantalones.
–Ya estamos desnudos, los dos –ella murmuró una vez que nada nos separaba.
Toda su piel incineraba mi cuerpo.
–¿Estás segura de esto? –volví a preguntarle.
Charity dio un asentimiento con la cabeza.
La besé en la boca antes de hacerla mía con ternura y extremo cuidado. Mis sentidos se llenaron de gloria al oírla largar un ruido de satisfacción. Los dos nos reímos de felicidad y compartimos una mirada cómplice. Di un empuje contra su cuerpo al tiempo que su boca me besaba en el cuello, provocándome espasmos.
Dios, estaba en el cielo. Charity era tan... apretada, tan caliente. Ella elevó sus caderas, arqueó su espalda y su cuello, pidiéndome más. Mordisqueé su femenina garganta, puse mis manos en sus caderas y di envites constantes hacia ella, primero más suaves, más delicados, luego más desenfrenados y profundos.
Estar con ella era alucinógeno. Largué gruñidos incesantes de placer, sentí sus pechos contra mí, su corazón palpitando salvajemente, sus dedos enterrados en mi piel, el sudor que comenzaba a humedecer nuestros cuerpos. La princesa gemía en mis oídos, respiraba de forma interrumpida.
Le di una lamida en la oreja al tiempo que cambiábamos de una posición a otra, sin separarnos. Ella mordió bruscamente sus labios.
–¿Te gustó eso? –le pregunté, dedicándole una sonrisa.
Charity acarició mi espalda desnuda hasta reposar sus manos al final de mi dorso.
–Me gusta... –hizo una mueca de delectación–, cada cosa que sabes hacer.
Amaba cada gesto de arrebato de su fastuoso rostro, amaba su mirada penetrante. Necesitaba mirarla cuando se entregara al éxtasis. De un momento a otro, sus ojos se tiñeron en un tono más oscuro, su cuerpo se volvió más débil, su agarre sobre mi espalda más fuerte, los empujes de nuestros cuerpos eran más intensos, rápidos.
Busqué su rostro con el mío, nuestras miradas se encontraron bajo el esplendor plateado de las estrellas, su cuerpo entero trepidó con fuertes sacudidas, su boca entrecerrada me invitaba a saborear su interior con mi lengua, y lo hice. La besé, observé sus ojos azules oscuros y húmedos justo en ese instante en que largó un genuino grito de goce, dejando que su cuerpo se rindiera.
–Eso es, preciosa –articulé.
–Je... Jerry –jadeó, sin aliento.
–¿Estás bien? –interrogué preocupadamente al reparar en sus cristalinos ojos.
Se abrazó más fuerte de mí.
–Eso… creo, wow… ¿Cómo…?
Volví embestir contra ella, enredé una mano en su cabello y nos besamos de manera furiosa e impetuosa. Mi pecho estaba latiendo fuertemente, avivadamente. Finalmente mi cuerpo se liberó, volviéndose vulnerable. Temblé enteramente.
Mi pecho subió y bajó de forma pesada e interrumpida.
–Princesita, eres tan... ardiente.
Le sonreí, me devolvió la sonrisa y apartó los cabellos de mi frente. Salió de abajo de mí, ambos rodamos uno sobre el otro, aplastando las flores.
–Podría hacer esto todo el día, toda la noche –admitió, ruborizándose–. Eres… mágico. Juro, por los dioses, que lo que acabas de hacer fue magia. Yo estaba tan… arriba, como si volara, lo sentí de verdad, estaba en la cima, muy alto en la cima.
La acomodé sobre mi pecho y besé su nariz con algo de torpeza. Yo me volvía más torpe a su lado, porque toda su gracia me hacía un inútil. Charity era perfecta.
–Lo haremos las veces que quieras. Yo, por ejemplo, ya quiero repetirlo.
Acaricié sus piernas con suavidad, sus caderas, su delgada cintura. La princesa se deslizó más abajo sobre mi cuerpo para besarme en todo el pecho y seguir con su lengua las líneas que bordeaban mis tatuajes.
–Lo descubrí –clamó, riéndose–. También tienes tatuajes en las piernas –me lanzó una mirada de pies a cabeza–. Tus marcas te hacen incluso algo más hermoso de lo que eres. Eres como una obra de arte, una misteriosa.
Nunca ninguna chica me había dicho alguna cosa parecida. Ninguna mujer. Al mirarla, con sus risos artificiales deshechos sobre su rostro sonrojado, con su delgado cuerpo desnudo, era como si ella fuese una luz en medio de la oscuridad, un poco de lluvia en medio del desierto, como si su alma tuviera luz propia, me daba vida.
En una copa sirvió más vino para los dos, durante lo que restaba de la velada le seguí haciendo el amor en todas las maneras que pude, hasta que se quedó dormida. Yo me quedé despierto, porque no quería perderme un solo segundo de verla, de sentir su respiración tibia en mi pecho, su piel frotando la mía, sus manos sujetándome fuerte. Lo único que la cubría era mi abrigo, el cual le había puesto encima cuando la vi tiritar de frío.
Repentinamente, en medio del crepúsculo, escuché el llamado de alguien, alguien diciendo mi nombre con una voz profunda y seductora. Miré hacia los lados, abracé a Charity protectoramente contra mi costado.
Y Morgana apareció delante de mí, luciendo feroz, sensual.
Dejó caer su ropa al suelo al quitársela con un solo movimiento.
Oh por Dios.
Una vez había sido condenado por mi lujuria. ¿Por qué el destino se empeñaba en ofrecerme tales tentaciones?
La gitana se arrodilló junto a mí y empezó a tocarme de manera vehemente, sus manos se pasearon por cada parte de mi cuerpo, su boca me mordió en el cuello, fuerte.
–Espera, gitana –jadeé–, Charity...
Pero la princesa se había despertado y estaba besándome también, mordisqueando los huesos de mis caderas, lamiendo mis abdominales.
¿Qué demonios...?

Desperté.
Me dolía la cabeza ligeramente por el alcohol, Morgana no estaba. Sin embargo, no todo había sido un sueño, la princesa estaba durmiendo sobre mí, envuelta en mi chaqueta. Todo su aroma estaba adherido a mi cuerpo.
La gitana me había lanzado una maldición una vez. Yo sería su esclavo hasta que la amara exclusivamente, de modo que su imagen me perseguía hasta en mis sueños. Cuando la amara únicamente a ella, sería liberado de su prisión con la muerte.
¿Por qué las mujeres tenían que ser tan posesivas?
Hubiese dado cualquier cosa por realmente estar en un trío con esas dos chicas que amaba de manera enfermiza.
–¿Guitarrista? –Char balbuceó al despertar.
Mi rostro se sonrojó, me sentí avergonzado por involucrarla en mis sicalípticas fantasías. Le di un apresurado beso en la frente.
–Tengo que decirte algo importante, mi princesita –murmuré, cambiando mi semblante.
–¿Qué cosa, guitarrista?
–Sé quién es tu verdadera madre, no es Marissa.
Luego de unos segundos de perplejidad, fue capaz de decir algo.
–¿Qué?
Le comenté todo lo que la señora Marissa me había confesado la noche anterior, cada detalle.
–Mi sangre es completamente azul... –fue lo que dijo primero, en un murmullo–. El trono debe ser mío... ahora más que nunca.
–No lo creo –alguien rebatió desde la distancia, una voz femenina. La reina.
Esta mujer estaba acompañada por cuatro hombres, tres soldados, vestidos con armaduras de hierro, y un hombre más joven, rubio, vestido airosamente. Era François, el prometido de Charity.
La princesa y yo nos levantamos raudamente, ella cubrió su desnudez con mi saco y yo comencé a ponerme los pantalones. La abracé, pasando un brazo por encima de sus hombros, estrujándola contra mis costillas.
–Estuvimos buscándote toda la noche, descarada niña. Y tú estabas aquí, revolcándote con plebeyos –la reina la acusó, severa.
François, por su parte, parecía furibundo, humillado.
–¡No voy a casarme con una puta! –rezongó, irascible.
Me abalancé sobre él, lo alcé desde su costoso traje y lo arrojé contra una pared de cristal, que se hizo trizas.
–¡La princesa Charity no es ninguna puta, malnacido! –grité antes de lanzar otro golpe a su cara–. ¡¿Me entendiste, infeliz?!
Lo solté, dejándolo caer al césped, lo pateé una y otra vez, hasta que los guardias arremetieron contra mí.
–¡Suéltenlo! –la reina ordenó autoritariamente–. ¡Llévense a la princesa y enciérrenla!
Una mujer así de perversa no podría ser la madre de mi princesa, eso era algo evidente. Corrí para impedir que se la llevaran, pero algo me golpeó, enviándome al suelo. Una de las puntiagudas armas de esos tipos había asestado mi hombro profundamente, hiriéndome.
Volví a ponerme de pie, repleto de ira. Empujé a François a un lado cuando quiso bloquear mi camino, seguí a los guardias, alguien más me interceptó, estuve a punto de golpearlo, hasta que me di cuenta de era la reina. No podía golpear a una mujer.
–No te muevas, caballero furibundo –disertó la mujer, extendiendo una mano encima de mi pecho. Se volvió a ver al prometido de Charity–. François, sal de aquí.
El joven asintió con enojo y se retiró.
Escuché a Charity chillando maldiciones.
–¡Te buscaré, princesa! –vociferé.
Puse mi mano sobre mi brazo sangrante, siseé.
–Déjeme pasar, señora.
–Te interesa Charity, ¿verdad? –di un asentimiento–. Entonces siéntate y escucha.
La mujer me empujó, logrando moverme levemente. Me senté sobre la base de mármol de una estatua.
–Dime, ¿qué tanto quieres a Charity Morte, niño?
–La adoro –confesé sin dudarlo.
–¿Qué estarías dispuesto a hacer para complacerla?
–Cualquier cosa.
Matar y morir.
–¿Tienes idea de qué es lo que ella más quiere?
Sacudí la cabeza, luego se me ocurrió algo.
–¿Quiere... ser reina?
La reina sonrió.
–Eres tan inteligente. Pero, ¿sabes que ella tiene que casarse con un hombre distinguido para ser una reina? –asentí–. Ningún hombre querrá casarse con ella, ninguno querrá a una mujer desprestigiada. Los hombres de clase alta quieren a verdaderas damas, virginales damas.
–Charity es preciosa, cualquier hombre se casaría con ella. Yo lo haría.
–Exacto. Tú lo harías, solo tú lo harías. Pero no eres un aristócrata, ¿o sí? –negué–. Y si fueses uno, ¿no estarías dispuesto a casarte con ella para hacerla reina? –asentí con la cabeza–. ¡Qué lástima! Si hubiera una manera de hacer que fueses importante, poderoso... pero no la hay, ¿verdad?
Enredé mis manos en mi cabello, confuso.
–¿A dónde quiere llegar?
La reina soltó un resoplido, hastiada.
–Muchacho, no sé si te has dado cuenta, pero si te ponen buena ropa, llegas a parecer un hombre de la realeza. Eres material de calidad, eres apuesto, tienes clase –la mujer trazó uno de los tatuajes de mi pecho con su uña–. Yo podría hacer que todos crean que eres un poderoso y noble hombre adinerado que viene de tierras lejanas y que está dispuesto a pedir la mano de mi hija.
–No es su hija.
–Bueno, de esa niña –desenmarañó mi cabello con sus dedos–. Tendrás que ocultarte durante algún tiempo, mientras te convierto en un príncipe, tendrás que mantenerte lejos de Charity, no puede repetirse un episodio como el de hoy, o la imagen de mi hija caería más bajo, también la tuya. Nada de besitos a escondidas, nada de revolcarse en el suelo. Cuando la veas, y ella te salude, tendrás que tratarla con indiferencia. Saludar y hacer una reverencia, como cualquier caballero saluda a una doncella. Sin abrazos, sin toqueteos. Como si ni siquiera supieras quién es. Tendremos que alejarte un poco de la sociedad, no quiero que nadie emita especulaciones acerca de ti antes de que te presente como el futuro esposo de Charity Morte. Pero valdrá la pena cuando ambos estén casados y mi hija sea una reina, ¿no? ¿Estarás dispuesto al sacrificio?
Pensé durante tres segundos.
–Tengo que decirle a Charity, tiene que saber que no podremos vernos durante...
–Querido –me interrumpió–, dije que si estabas dispuesto a tomar el sacrificio. Quiero decir, dejar de ver a mi hija, a partir de ahora. Si aceptas, prometo hacer de ti un príncipe, el príncipe que Charity se merece. Pero debes entender que debemos despistar al pueblo, ellos no pueden saber que eres ese joven que trabajó durante dos semanas con los esclavos, ni ese que se acostó con la princesa en su fiesta de compromiso.

–Y es por eso que no puedo ver a Charity –discurrí mientras daba lamidas en cada parte desnuda del cuerpo de Morgana, quien se había colado desde la ventana de mi nueva habitación aquella noche.
Tenía que ser una hechicera para siempre encontrarme.
Gimió, retorciéndose.
–¿Esa reina perra... –jadeó y arqueó la espalda–, te convertirá en un estirado?
Resbalé mis manos hacia sus voluptuosos pechos. Morgana era todo un pecado, y una pecadora.
–Será rápido –besé sus senos con sutileza–, sé actuar.
Sé mentir.
Al menos una semana había transcurrido desde esa noche que le había hecho el amor a la princesa. Y no podía parar de recordar sus expresiones, sus sonidos, el aroma de su piel. Tampoco podía parar de imaginar escenas picantes que involucraban a Morgana y a Charity, juntas, conmigo, al mismo tiempo. Incluso a veces fantaseaba que se besaban entre sí. ¿Acaso no todos los hombres tienen ese tipo de fantasías?
–Te amo tanto, Morgana –la besé en la boca.
Ella rió.
–Ojalá fuera cierto.
–Lo es –repliqué apesadumbrado.
–Todavía no me amas solamente a mí.
–No puedo hacer eso, sería egoísta.
–Jerry –suspiró mi nombre–, yo, la gitana invencible, estoy tan enamorada de ti que jamás sería capaz de mirar a otro hombre. Ni siquiera si bajara un dios, podría opacarte. Yo te amo de verdad. ¿Y sabes? La verdad sufro cuando me hablas de esa niña con tal devoción, cuando tus ojos brillan al mencionar su nombre, cuando estás dispuesto a sacrificar tu libertad, y todo lo que eres, únicamente para satisfacer su caprichito adolescente de ser princesa. Cada vez que hacemos el amor, y luego me dices un montón de cosas sobre cómo Charity es de linda y sobre sus bonitos gestos, y sobre lo tierna que es haciéndote el amor, yo salgo antes del amanecer para llorar, porque nunca podré ser como ella.
Sentí que me faltaba el aire. Maldita sea.
¿Todo este tiempo había estado lastimándola de esa manera?
–Soy un maldito –me recriminé a mí mismo–. Ana...
Ahuequé su rostro con una mano.
–No me llames de ese modo, ya no soy Ana, ¿lo entiendes?
–Lo siento, gitana. Perdóname –le rogué con voz temblorosa–. No quise hacerte daño, no sabía...
–Cállate, Jerry.
Morgana se puso de pie, se vistió y salió por la ventana de un salto.
Suspiré.
Fui capaz de verme reflejado en el cristal de la ventana, casi no pude reconocerme con el cabello teñido en color negro. La reina hablaba en serio cuando decía que nadie debía reconocerme. Ni siquiera yo mismo lo hacía.
Alguien llamó a la puerta, la abrí. Del otro lado estaba de pie otra de las criadas del castillo.
–Hola –la saludé.
–La reina quiere que baje a cenar.
–¿Eh? No es posible, ella no quiere que nadie me vea.
–No esta noche, quiere que baje.
Yo me encontraba encerrado en lo más alto de una de las torres del castillo, casi como un prisionero, con guardias tras mi puerta durante el día, y la noche.
–Estaré abajo en un minuto.
Cerré la puerta, me bañé, me vestí con esos selectísimos trajes masculinos de época que la reina me había obsequiado y fui escaleras abajo, acompañado de un par de soldados que vigilaban que no me escapase.
–No pongan esa cara de estreñidos –iba yo murmurando a los decorosos hombres–, en diez años serán unos tipos bien arrugados. No como yo, que me conservo realmente bien a pesar de todos mis años. Yo uso algunas cremas, ¿no has considerado ponerte alrededor de los ojos?
Me reí de la expresión de horror de los hombres.
–¿Qué? ¿Van a decirme que discriminan a los metrosexuales también? A algunos hombres no nos gusta tener pelos en el pecho.
Volví a reírme y seguí parloteando hasta llegar al comedor principal, que era una sala enorme, increíblemente barroca, con una larguísima mesa en medio de más de veinte puestos.
Un montón de personas estaban sentadas alrededor, la familia Morte completamente, la reina en uno de los extremos; Sabatina, la verdadera madre de Charity, las hermanas Sherline, que me habían abducido anteriormente, algunas primas y primos de la princesa, y otros tipos petimetres que no conocía.
Únicamente había dos puestos vacíos, uno junto a la reina, y otro en el extremo opuesto al de la reina, ese último era normalmente reservado para el rey, si acaso hubiera uno. No me atreví a sentarme hasta que la reina me dio la orden ante todos sus invitados.
Empecé a moverme cuando escuché llamar mi nombre.
–¡Jerry! –alguien cuchicheó con entusiasmo.
La princesa Charity había llegado, envuelta en otro de esos vestidos elegantes y amplios. Ella caminó rápidamente para darme un abrazo, miré de un lado a otro, percatándome de que estábamos rodeados de personas, observé a la reina a los ojos, que eran felinos y amenazantes. Y por último, retrocedí un paso.
Charity se detuvo ante mi acción evasiva, asentí con la cabeza para saludarla y me incliné para darle una reverencia. Su rostro se transformó en una mezcla de ira y dolor, me devolvió la reverencia con malcriada renuencia y tomó asiento junto a su ficticia madre.
La mesa estaba atestada de comida y artefactos de valor, cubiertos de oro, vajilla de plata, frutas, vino y carne hasta los topes.
Durante toda la velada me comporté como había aprendido, estaba callado, comía sin apresuramiento, no bebía de más, no hacía chistes, ni siquiera dije nada ante los coqueteos de ninguna de las hermanas Sherline, o los comentarios sarcásticos de Charity, dirigidos con antipatía hacia mí.
–Es tan apuesto ese muchacho –había dicho la Sherline del medio, mirándome como si tratara de averiguar si me había visto en otra parte.
–No es tan apuesto –la princesa había objetado con énfasis–. Digo, es porque prefiero a los rubios, como François.
–Es tan educado –me había adulado la Sherline mayor.
–No sé, parece que tuviera un lado oscuro y salvaje, parece de esos que pierden los modales durante la noche –masculló Charity punzantemente entre malintencionadas risas–. Pero, ¿cómo puedo saberlo? No nos conocemos en absoluto, ¿o sí, Mr. Harrison?
La reina me había presentado como Gerardo Harrison, con el argumento de que los apellidos más largos son más importantes.
–Ya basta, hija, haz silencio –la mujer reprendió a la princesa.
–¿Puedo retirarme, madre? –hizo un énfasis satírico en la última palabra–. No me siento bien.
Amaba de Charity ese modo terrible con el que decía todo lo que pensaba, nunca se guardaba nada ante nadie.
"La madre de Charity" hizo un gesto a dos soldados.
–Llévenla a su habitación.
Pude esperar tan solo diez minutos antes de levantarme de la mesa.
–Lo siento, necesito un poco de aire –espeté con voz grave.
Corrí hacia las afueras del castillo, un par de guardias me seguían de cerca, logré que me perdieran de vista y fui hacia el jardín, donde podía ver la ventana de Charity.
Escalé hasta su balcón.
–Princesa... –la llamé en voz baja, golpeando el cristal del ventanal.
Ella retiró las cortinas para encontrarme ahí, fruncía el ceño.
–Lárgate.
–Déjame explicarte.
–Vete.
–Déjame entrar.
–¡Fuera!
–Perdóname.
Cerró las cortinas.
–¡Pero calla! ¿Qué resplandor se abre paso a través de aquella ventana? ¡Es el Oriente, y Charity, el sol! –cité a Shakespeare.
Después de copiosos minutos las cortinas volvieron a abrirse.
–¿No se supone que no lees a Shakespeare?
Charity se mostró con sus brazos cruzados, utilizando nada más que el camisón de su pijama y su largo cabello en una trenza de oro.
–Lo aprendí para recitarte poesía, y conquistarte, princesa mía.
Apretó sus labios para reprimir una risa.
–Apenas le conozco, caballero Harrison, es un atrevimiento de su parte venir hasta mi ventana a recitarme poesía. ¿Quién eres tú, que así, envuelto en la noche, sorprendes de tal modo mis secretos? –concluyó con una cita de Julieta.
Puse mi mano sobre la suya a través del cristal de su ventana.
¡Oh! ¡Habla otra vez ángel resplandeciente!… Porque esta noche apareces tan esplendorosa sobre mi cabeza como un alado mensajero celeste ante los ojos extáticos y maravillados de los mortales, que se inclinan hacia atrás para verle.
Y dime, ¿cómo has llegado hasta aquí y para qué? Las tapias del jardín son altas y difíciles de escalar, y el sitio, de muerte, considerando quién eres, si alguno de mis parientes te descubriera.
Le sonreí coquetamente, satisfecho.
Con ligeras alas de amor franqueé estos muros, pues no hay cerca de piedra capaz de atajar el amor. Por tanto, tus parientes no me importan.
¡Te asesinarán si te encuentran! –exclamó, tal como la misma Julieta, reposando dramáticamente el dorso de su mano sobre su frente.
Sus palabras, sin embargo, no eran una mentira.
¡Más peligro hallo en tus ojos que en veinte espadas de ellos! –aquello tampoco era una mentira–. ¡Surge, esplendente sol, y mata a la envidiosa luna, que está lánguida y pálida de dolor, porque tú, su doncella, eres más hermosa que ella!
Charity abrió las puertecillas de las ventanas.
–Solo ahora empiezo a entender qué es lo que Julieta veía en Romeo, Mr. Harrison –su tonalidad fue corrosiva al mencionar mi falso apellido–. Debí presumir que mentías sobre no entender a Shakespeare, porque al parecer podrías citar la obra completa sin esfuerzo alguno.
–¡Quién fuera pijama para rozar ese delicioso cuerpazo! –traté de esconder mi risa.
La princesa separó sus labios y me golpeó en el brazo con fuerza.
–Eres el Romeo más vulgar que existe.
–¿Qué? ¿No era esa la línea? –me hice el inocente.
–Será mejor que dejes la poesía y te largues de aquí.
–Princesa mía. ¡Oh, sexy princesa mía, ¿me perdonas?!
Tomé sus dos manos entre las mías.
–¿Para que vuelvas a tratarme como a una extraña? Jódete.
–Es... es por tu madre. Ella no quiere que te vea, o hable contigo.
Se liberó del agarre de mis manos.
–¿Desde cuándo le tienes miedo a esa perra que dice ser mi madre?
–No es que le tenga miedo, en realidad... lo hice por ti.
–Vete –giró su rostro para no mirarme.
Busqué su mirada, aproximé peligrosamente mi rostro hacia el suyo.
–Pero mira qué fea te pones cuando te enfadas –mentí e instalé mis ojos en sus provocativos labios–, vas a arrugarte con ese ceño fruncido.
–Cállate.
–Bueno, lo admito, eres aún más sexy cuando estás molesta. Podría pasar todo el día haciéndote enojar para que me hagas esa carita de caprichosa.
Sus labios temblaron, ella trataba de evitar sonreír. Sus ojos reprochadores me taladraron. Salté para sentarme sobre el alfeizar de la ventana, acorralé sus labios para tenerlos más cerca, mi nariz rozaba la suya.
–Prometo no volver a repetir algo como lo de esta noche, lo juro –susurré a centímetros de sus labios–. Quiero que me perdones, porque sabes que moriría sin ti, linda princesa.
Puse sus risos detrás de su oreja.
Ella hizo rodar sus ojos e instaló sus manos a cada lado de mi cara.
–¡Ah, ¿por qué debes decir esas frases conquistadoras?! Lo haces a propósito para que nadie sea capaz de negarte una maldita cosa. Te aprovechas de todo lo que te quiero y te haces el dolido, estúpido guitarrista.
Me moví dos centímetros y le robé un pequeño beso en la boca. Ella me devolvió otro beso corto, atrapó mis labios con sus dientes mientras yo me colaba dentro de su cuarto.
–Haz silencio, ellos están detrás de mi puerta –musitó contra mi boca.
Sonreí, dichoso. Los dos caminamos hacia su cama con dosel al tiempo que nos besábamos cálida y dulcemente. Mi cuerpo rozaba sus femeninas curvas, sus pechos estaban contra mis costillas bajas, deseé con desesperación tocarla por completo.
Nos recostamos poco a poco en su colchón, ella estaba prendida de mi cuello, se reía contra mi boca. Mordisqueé su cuello, provocándole sacudidas. Charity rodó para ponerse encima de mi cuerpo, la contemplé bajo la tenue luminiscencia de la noche, vislumbré la desnudez de sus pechos bajo la trasparencia de su camisón del pijama, desabroché el botón más cercano a su cuello sin apresuramiento.
–Quédate a dormir esta noche –conversó en voz baja.
–¿A dormir? –susurré, pensando en si se refería al sentido literal de la palabra.
Uno de los bordes de su boca se elevó ligeramente, su mirada tenía cierta cantidad de astucia.
–Sí, a dormir.
–No podría dormir si te tengo tan cerca –acaricié con mi dedo pulgar el hueso de su clavícula desnuda, mi pecho latía con premura.
–Entonces hablemos, cuéntame cosas de ti, tus secretos más ocultos.
Hice una mueca.
–Eh, sabes que soy tímido, no soy bueno para las conversaciones.
–¿Tímido? –se burló–. No lo creo, haces muchas cosas con la boca que demuestran lo contrario.
Se tumbó junto a mí y me abrazó.
–Bien, hablemos tanto como quieras –desabroché otro botón de su indumentaria y toqué sus suaves, redondos y perfectos senos.
Luego de rato de conversaciones sin sentido, ambos estábamos carcajeándonos de risa, mirando hacia el techo y narrando nuestros más locos sueños. Ella me había abierto la camisa entre una frase y otra, los dos nos tocábamos discretamente mientras charlábamos, sus manos ahora estaban sobre mi abdomen y las mías encima de sus glúteos.
–No lo sé, estaba muy borracho, o drogado, no puedo recordarlo.
La princesa se puso más seria.
–¿Es así como puedes ser feliz a pesar de todo lo que te atormenta?
–¿Estando borracho?
Desaté la trenza de su cabello para enredar mis dedos en él.
–No, ignorando lo que te hace daño, concentrándote solo en lo que te hace feliz. Es como si únicamente pudieras ver las cosas buenas de la vida.
–¿Cómo sabes que hay algo que me atormenta?
–Está en tus ojos... son tan oscuros.
Miré sus ojos, azules eléctricos, pícaros, pero a la vez inocentes.
De pronto, ella miró por encima de mi hombro, llena de pánico, saltó de la cama dando un alarido y retrocedió hasta tropezar con la pared.
–¿Qué pasa, mi princesa?
Me encaminé hacia ella.
–Ella no es tu princesa –alguien me corrigió.
Seguí la voz, que provenía desde alguna parte detrás de mí. Al girarme me encontré cara a cara con un hombre de piel traslúcida que flotaba a centímetros del suelo, cuyo pecho estaba ensangrentado con una fatal herida justo en donde su corazón debería estar. Su piel era tan blanca como la sal, su cabello oscuro sobre su rostro, sus ojos negros, incluso la parte que debería ser blanca.
–Chris, te juro que él solo es mi amigo –Charity balbuceó con la voz trémula.


41 comentarios:

Anónimo dijo...

Te juro que se me han empañado los ojos! Dios Santo!
El mejor capitulo de la VIDAAA!
Lo améééé! sin duda fue mi favorito!♥

Lo de las flores fue tan HERMOSO! me encanto como lo hiciste! Tentación, Seducción & Obsesión, eres GRANDE!
La forma tan tierna&pasionada en que estuvieron Char&Jerry, fue perfecta!
Arrgg pero Jerry volvio a acostarse con la estupida de Morganaaa! La DETESTO! y Jerry es tan debil con esa zorra! -.-
Luego lo de la estupida reina, como se atreve a quitarle el perfecto cabello rubio al guitarrista *-*, hay que llevarla a la horcaaa!

Y para rematarrrr se le APARECE CHRIS??????
NO JUEGUEZ ASÍ CON MI ESTADO NERVIOSO! me dejaste los de los de puntaaa!


PD: No tienes idea de la inmensa alegría que me consume cuando leo que seguirás escribiendo!♥ En verdad mis mejores deseos para Ti! Y te aseguro que se una de las primeras en comprar tus libros cuando una IMPORTANTE editora te contrate!

Att: AnyJB (@OneDJobros)

Noelia dijo...

NO ME JODAS!!! Chris!!!!?? O_O pero que momento para aparecer por dioss!!!!!!

Anónimo dijo...

Estoy otra vez en shock. Cris?? A ese quien lo invito. Este capitulo tuvo de todo. Estoy completamente sin palabras. Lo de las flores quedo estupendo vaya forma de hablar de tentación, seducción y obsesión. Char y jerry hacen linda pareja aquí la que sobra es morganá que tiene una parte de jerry y si no la tuviera probablemente jerry amaría a char. Me alegro que sepa la verdad.

Att: wilmy

Anónimo dijo...

que onda que hace chris ahi?? si el supuestamenrte murio bien muerto, osea no deberia aparecer Dx
bueno chau cuidate

Anónimo dijo...

SHAKERPEARE!!!♥.♥ Y LUEGO REMATAR CON
¡Quién fuera pijama para rozar ese delicioso cuerpazo! jajajajajajjajajjaaj Jerry es tan sensualon!

FlooM1 dijo...

jxhdjhfudjghfjdkchvdgh NO TENGOOOOOOOOOOOOOOOOOO PALABRAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAS, INCREIBLEMENE SIEMPRE TE LAS INGENIAS PARA ARREBATÁRMELAS (? Que capitulo, fue todooooooooo, fueron las letras rojas, fueron las Flores, fue la ternura de Jerry, el deseo de Char, la dulzura de lo narrado, fue un momento único, especial, condenadamente perfecto. jdhfjdvhdjvh LAS FANTASIAAAAS DE MI RUBIOOOOOOOOOOO CON LA GITANA Y LA RUBIA NONONONONONONOOOOOOOOOOOOOOOOOOO ASI ES COMO ME SIENTO YO TODO EL TIEMPO MIENTRAS ME DIVIERTO CON DAMIEN Y COLE SIEMPRE ME FALTA O JOE O JERRY, ES TRISTE, YO TE ENTIENDO MI GUERO <3 ES TRISTE (? OKYA.
Luego vino todo, toda esta situación con la reina realmente extraña se hará principe? vivirán ahi? No cctttttm, Es verdad y ambos tienen el ego batsante alto pero mierda, ese no es su lugar, ok en realidad creo que su lugar está donde esté el otro, pero los quiero en la ciudad LUEGO VINO SHAKESPEARE Y OOOOMMMMMMMMFFFFFJJJJJJ FUE COMO JDHFJDBCGJDBVFGJVBGJDXBVCKJDVGDJ PORQUE ES NO PODIA SER UN RUBIO HUECO SIN CORAZÓN? Ya está, me enamoré otra vez. Sabes que e slo extraño de todo esto? que estoy enamorada de 16 hombres y ninguno de ellos se puede decir que sea real o al menos disponible :L pero ya habrá tiempo mientras continuaré buscando y me divertiré desnudando a todos los hombres condenadamente irresistibles que hayan sobre la faz de la tierra, porque en realidad esto de ser soltero tiene sus ventajas.
Steph. sabes que amo de ti? bueno muchas cosas, además de como escribes y todo... tienes ese efecto en mi y bueno... ahora e sla parte dond edigo que estoy enamorada (? pero noooo respiraaa girl. Quería agradeceeeeeeeeerte porque conciente o inconcientemente me transmites, me enseñas, me demuestras muchas cosas, cosas que a veces las comparto contigo, otras no pero me hacen darme cuenta de lo que en verdad creo, Creo que estamos conectadaaaaaaaaaaas jdhfjd el otro día con la canción, si I' Love Rock N Roll- fue muy extraño en verdaaaaaaad. & ayer justo estaba girando sobre mi silla, pensando en que creía en realidad, si en el destino, en las casualidades o en la fuerza de cada uno para forjar su camino, no se porque nunca se me ocurrió pensar que podría ser algo de todo, supongo que creí que todo debía de ser blanco o negro.
y me dejaste pensando... Realmente lo que nosotros llamamos normal es lo normal? el mundo esta tan loco que ya hasta de eso duro, pero creo que tienes razón, yo por mi parte creo en la magia, la veo en todas partes pero no la clase de magia que se hace con varitas, con pociones y con brujas, es otro tipo que pasa por delante nuestro todo el tiempo y pocas veces nos animamos a descubrirla, Te quiero muchisimoooooooo, grandioso capituloooooooooooo, cada día eres un poquito mejor aunque parezca imposible, el capitulo 13 será un poco mejor que este y asi sucederá con el 14 y sucesivamente será así y creeme que parece imposible porque definitivamente este es unos de los mejores capitulos que eh leido en mi vida pero siempe me sorprendes, así que espero cualquier cosa peroooooooooo a quien no me esperaba era a Chris! mierdaaaaaaaaaaaaaa que hace aquí? como? porqueeeeeeeeeeeeee? ya me voy volando a leer el 13 :3
por cierto, no odio a Morgana, es un personaje que ha sufrido mucho y el unico amor que encontró fue en Jerry, y no se siente nada bien cuándo lo unico que deseas con todas tus fuerzas que sea tuyo te sea arrebatado, me hizo sentir triste cuándo le habló a Jerry porque se merece ser feliz sin embargo, amor no es solo atraccion fisica.

Anónimo dijo...

No temáis a la grandeza; algunos nacen grandes, algunos logran grandeza, a algunos la grandeza les es impuesta y a otros la grandeza les queda grande.


cariño!! Estoy confundida..!!

Muuy pero que muuuy confundida!! la estupida de mi, lei los capitulos alreves! :/ y me quede confundidisima... hahaha


y demonios Chris!? encerio.. aaaahh!! pobre Charity encerio crei que era yo la qe odiaba a charity pero tu.. Dandole orribles noticias.. y luego Chris golpeandola encerio??
Uou...
estoy confundida!.. Y Sherls las amo!! hahahah

demonios! me iso llorar el capitulo 13!..


Love story!? really!? me encanta como luce Taylor en el video.. una verdadera Julieta, y ademas se lucio con el modelo *-* Yumi.. esta delicioso. un perfecto Romeo.

la muerte de Morgana... la supuesta boda de Jerry con la Perra de la reyna...
hoestamente Shockeada.. mucho que digerir

Honey! y tu que dices que no dejas con la intriga permiteme decirte lo mucho que te equivocas.. ahora mismo me estoy mordiendo las uñas por saber que mas va a suceder..

pero porque Aita se las esta apañando con la bebe ella que le izo..
es solo una vampiresa bebe! Josephine es solo una bebe.. asi que Aita maldito bastardo hijo de puta - siento el lenguaje.. neeh no lo siento- pobre de ti si le ases algo a la hija de mis vampiros amados
:)

My Goodness
beautiful Chapthers..

sacndo de lado mi torpesa y mi estupides y todo mio!!
i wanna say someting..
thank you.. tu que me as apoyado en momentos raros y dificiles en mi vida,, as sabido escucharme.. y eso lo aprecio sigo diciendo que eres mas adulta que yo en realidad.
haha.
no se qe decir para expresarme, y ya lo eh dicho antes mis comentarios no son inspiradores ni nada asi lose. pero almenos quiero hacerte saber que tu talento es la ambrosia de nosotros, nuestro alimento de Dioses. :) Dios te otorgo un don, al que tu as pulido para hacerlo brillar y vaya que lo as echo brillar.
eres como el sol de apremiador despues de una tormenta.


so. Perfume!? haha ayer la vi, bueno la mitad, no ni la mitad, hahah me qede dormida apenas en la parte que se queda en una cueva o algo asi.
haha
Cheque me tiene demaciado ocupada despues del trabajo *-* ahahahah okno en Diciembre cumplo los 20 Dios 20 ya soy vieja hahah esta bien no estoy en mi plena Juvetud
bueno decia...
estoy pensando en buscar mi propio lugar ya dejar de ser una carga para mis padres y nose aun no lo tengo todo pensado..

yaps bueno Honey i'm have to go now.. tengo mucho sueño y de seguro ya te aburri..
:) Love you Girl thank you for everything ;) your great
BY: Sherl

itzel :3 dijo...

oh por dios oh por dioooos, ATAQUE DE SHOCK en 3....2....1...piiiiiii (sonido de muerte)

Moriiiii te juro que mori con este capítulo, para empezar con la escena de Jerry y Charity juntos, por fiiin estuvieron juntos, he de decir que sinceramente esperaba mucho a que eso pasara. La parte de las flores fue WOW fue muy muy muy dulce; después, la parte en la que Jerry le dice a Char lo de su verdadera madre. Cuando los encontró la reina, creí que iba mandar matar a Jerry o algo por el estilo, pero tratar de convertirlo en alguien así como de la realeza, sinceramente eso no me lo esperé, que dulce Jerry al aceptar eso por cierto, hacer eso por Char para poder casarse con ella, eso también fue muy dulce *-* cada vez amo más a este hombre (pero sigo diciéndolo amo más a Damien no se porque xD).

Nunca creí que Morgana fuera a sentir eso por Jerry enserio que me sorprendió eso.

Me sentí realmente mal por Char en la escena de la cena, y es que pobre, ya la imagino a ella toda emocionada por ver a Jerry y el no pudo hacer otra cosa más que hacer una reverencia, odie a la reina por eso ¬¬.

Enserio que ahora comprendo porque dijiste que la parte de shakespeare fue lo más lindo que alguna vez leí, fue lo mejor del capitulo sin duda, fue tan romántico jajajaja y luego Jerry modificandolo con su poesía vulgar jajajajajja me reí mucho en esa parte jajaja es que este hombre no puede estar un momento hablando seriamente sin pensar en sexo o algo referente a eso jajajjaja

Y el final WOW ni que decir del final fue...no me lo esperaba, realmente no esperaba que Chris saliera, fue tan...tan...tan... no tengo palabras a explicarlo, es que no me lo esperaba enserio.

Me encantó este capitulo, así de fácil, fue genial, leeré el otro y veré como termino al final, no se si pueda soportar otro ataque como el que sufrí con este capítulo.

Anónimo dijo...

Ósea pobre charity no puedo creer que se le apareciera chris. La verdad tus capítulos siempren me dejan mal.

Susy dijo...

Que bueno que me sacadura de la duda mi cabeza ya comenzaba a doler. En fin este capitulo quedo de show. Esa parte estilo Romeo y Julieta quedo súper tierna. Jerry hace que uno se enamore mas de el. La parte de las flores hermosa. El único problema de jerry es que quiere a la zorra de morganá pero en el resto el es perfecto.

Susy dijo...

Aaahh se me olvidaba sigue escribiendo que lo haces estupendo. Tu sabes como hacernos reír, como hacernos llorar, como hacernos enojar tus historias son estupendas.

Star dijo...

Ok debo reconocer que enviio a morganá. Que suerte tiene la perra esa por acostarse con jerry pero mi modo. Char y jerry hacen la pareja mas hermosa de la historia.
Desde un principio me gusto la pareja que hacían. La excena de las letras rojas waoo estuvo brutal. Mas por la parte de las flores. Pero la parte de shakespeare fue la mejor.
Aunque jerry siempre encuentra la manera de dañarlo. Aunque la verdad este capitulo me entinto.
Para rematar se aparece el novio muerto de char para complicar la cosa.

Anónimo dijo...

Me quede impresionada. Es que cada vez que leo tus novelas así me quedo. Lamento si mi comentario es corto pero es que me están botando de la computadora. Sigue escribiendo.

Maria24 dijo...

Las letras rojas waaoo. Jerry si sabe como enamorar aúna mujer. La versas es que lo de cuando cito a Shakespeare y después lo daño a su estilo que aun así lo hizo ver hermoso. El si sabe como volvernos loca. El final me sldejo con la boca abierta con la aparición de chris. Si hubiera sido una pelicula de seguro me hubiera asustado.
Tengo que felicitaste.
Oye como le haces para dividir el blog en dos me explico. Como le haces para decir lo que dices y subir los videos aparte de los capítulos. Es que me dio curiosidad como se hace.
En fin creo que sin mas que decir. Solo a leer el otro capitulo.

Anónimo dijo...

Sigueme sigueme. Ya no se si podré esperar todos los lunes. La verdad entre este capitulo y el otro me han dejado súper picada. No puedo creer lo romántico que puede llegar hacer jerry. La verdad es que este capitulo me dejo en shock con la aparición de chris. Pero debo decir que odio a morganá/Ana como se llame la tipa esa.

micaღ dijo...

NO!,por favor decime que esto es una broma..CHRIS? REALLY? okey shock apoderate de mi!..como puede ser que seas asi! y claro mi amiga me dijo!l:a amo a steph pero te juro que cuando deja los finales asi la mataria!,se llama belen y estoy molestandola todo el dia para que se digne a comentarte aunque sea dos lineas,ya la tengo arta,pero yo le dije que tiene que comentarte xq te lo mereces,yo me acuerdo empeze a leer tentacion despues me devore seduccion y apenas teremine te comente y bueh,de ahi no pare mas X)..bueh ya me fi por las ramas,yo te estaba retando por dejar asi el cap diosss osea sssee todavia tengo para leer el prox cap pero dios steph me matas de todas las personas al que menos me esperaba era a chris,te juro pense que era François pero wow la pregunta el año y ahora que? huumm conociendote ni me lo imagino podes hacer cualquier cosa y eso es lo que amo de vos xq siempre sorprendes..bueno y con respecto al resto del cap.. o.O sin palabras..fue asi requete super fucking perfect de esos que quedan grabados en la retina,desde las hotties red letters hasta los besos complices en el cuarto real de char..lo ame,y cheeeee esa fantasia,dios cuando aparece morgana y char se despierta yo me dije: bien mica estas por precenciar uno de los mejores trios,obviamente sin contar los multiples trios entre D joe y dim,o joe jerry D,o D colin y joe,o colin D y dim,o colin D y jerry..o pensandolo mejor seria genial una super orgia entre los 5 y ya.. porque esa es la ley .. mm eso seria genial acaso huelo a one shot? seee waa seria super gay y hot al mismo tiempo..ahhhh te das cuenta lo que le hiciste a mi pequeña y hermosa mente,la convertiste en super-mega pervert!! diioss te culpo steph! xD..haha ok,weno ya no me lo aguanto mas asi que me voy a leer el cap 13.. :) bye!

Anónimo dijo...

Char decia que mientras lo hacian se sentia como si volara,MUY arriba!
y como no iba a estarlo si Jerry es un dios! debe hacerlo mágicamente jajajaja por eso es que tiene a todas esas mujeres atrasss babeando las banquetas por el.

Char deberia hacerlo con Jerry en su forma Leive! :D

Anónimo dijo...

Tus novelas son lo máximo. Sue pres. Nos dejas bien en shock. El capitulo genial. Jerry es realmente hermoso. La verdad no me esperaba lo de chris. Ya clasista de comentar para leer el otro capitulo.

Anónimo dijo...

No se creo que tus lectoras somos prever. Que capitulo Jerry es estremadamente hermoso y romántico a su maneras. La aparición del fantasma de cris me dejo en shock. Nadie lo invito. Porque existe morganá debías matarla la odio. Bueno estuvo muy bueno

Anónimo dijo...

Bueno no se como espesar. Tal vez con QUE CAPITULO! Quedo estupendo. Me gusto esa parte en la que el cita a shakpeare. Jerry siempre hace algo que lo hace único. La verdad me encanto. Cuando Charity vio a chris no me esperaba esta. La verdad es que tus novelas son únicas.

Anónimo dijo...

SIGUELA, SIGUELA, SIGUELA, SIGUELA
Ascribes estupendo. Este capitulo fue el mas que me gusto de todos.

Valen Biggestsmile dijo...

WOW! Es lo que tengo para decir ahorita hahaha Fue un capitulo que definitivamente revolvio todos nuestros sentimientos dskjgfnskl AMOR, TRISTEZA RISA haha de todo... Ese es el efecto que jerry siempre causa en mi y en todas ...
Noo puedo esperar de verdad a leer el proximo capitulo... WOW ..... pi pi pi mori (? okno! tienes un talento increible eso ya lo sabes, y que bueno que tu si lo haces valer no como otras personas que lo ocultan y eso es triste.. Buee, revisa el Fanpage de Facebook, le hice unos arreglos ! te comente que estoy leyendo con una amiga Hotel nightmare? WOW, esta vuelta loca, enamorada del libro no para de leerlo cuando nos vemos en el colegio nos ponemos ahi a leer tambien haha, ella es mi compañera de lectura, siempre estamos leyendo los mismos libros y ademas se llama como yo xd JE! Bueno steph nos leemos Pronto! Love, Valen

Anónimo dijo...

Me ha encantado el capitulo ha tenido de todos. Tu tienes un talento estupendo. La verdad jerry ha conquistado mi corazon igual que collin. Lo extraño espero que Miranda lo este cuidando muy bien. La verdad no me esperaba lo de. Cris lo cual me dejo con la boca abierta.

Anónimo dijo...

Estoy tan extrañamente nerviosa. Me estoy volviendo un caos con esto dos capítulos. Las letras rojas me dejaron con la boca abierta. La verdad charity ha sufrido mucho me alegro mucho que haya tenido mucha participación. Morganá es una estúpidamente alegro que muriera pero conociendo como eres te gusta dejarnos con la intriga apuesto que morganá vivi.

Obsesionada de Jerry dijo...

Es que este capitol ha sido UNO de Los majors. La Vedas Jerry cada vez hace que lo ame mas. Cuando else comporto tan tierno con charity. Cuando cito a shakpeare se vio tan hermoso y aun siendo vulgar es lindo. Es que el es unico. Escribes estupendamente

Anónimo dijo...

Eres extremadamente cruel porque nos dejas asi de mal. El capitulo 13 me dejo en shock con la muerte de morganá y con la supuesta boda de la reina con jerry. Sin contar el porque se estan metiendo con la hija de joe y angie. La verdad eso es cruel. Y este capitulo 12 estupendo me dejo también con la boca abierta con la aparición de chris. La versad cada capitulo tuyo me dejan mal.

Anónimo dijo...

El capitulo estuvo estupendo. Tus novelas son lo máximo.

Anónimo dijo...

Steph ok eres genial pero aunque seas genial no te salvas. Eres cruel muy cruel. Empecemos por el capitulo 12 las letras rojas genial como siempre y aunque no soy pervertida ni nada aun así amo esas partes. Segundo el momento de las flores eso quedo de show ya me imagino en la forma en que lo dirá. Segundo Chris?? A ese nadie lo invito a la fiesta. El único problema de Jerry es su "amor" por la zorra. Aunque ahora se sabe que su obsesión es charity. El miento de charity y jerry fue romántico. Sin duda jerry es mi Romeo
El capitulo 13 estuvo genial. La verdad me por lo menos creo que chris no volverá. No puedo creer espero que morganá este bien muerta. Que se cree la reina? Que se puede casar con Jerry? Estará loca. No puedo creer espero que no le hagan daño a la bebe de joe.

Anónimo dijo...

Escribes estupendo la verdad tus novelas son únicas. Jerry se a convertido en mi pequeña obsesión. Jerry y charity hacen hermosa pareja y presiento que moragana sigue viva.

Anónimo dijo...

Bueno el capitulo 12 estupendo. jerry es ese Romeo que tanto quiero. Charity u el son hermosos juntos. La verdad tu talento es impresionante. Tu imaginación es todo un mundo diferente al de nosotros. Espero que en el capitulo 14 no aparezca morganá viva y charity logre perdonar a Jerry. Espero que ni le hagan daño a la bebe sled Joe y Angie.

Lilaa♥ dijo...

Amo Romeo y Julieta. en mis momentos de tristeza o hasta de alegría, me encanta leer a Shakespeare, herencia de mi mami :) jaja
peroooooo que pasó aqui tio ?!? tiene al baby de Joseph y Angelique, eso no puede ser correcto :O pero estoy más que segura que Jerry lo arreglara todo, osea, él es algo asi como un heroe, no ? yo lo considero asi, siempre en el momento y luigar correcto ;)o talvez no lo es... no, que diablos, por supuesto que lo es, no del tipo Superman o Batman, pero heroe al fin para mi.
emmmm, bueno, los caps geniales, ya no se que otra palabra usar, necesito un diccionario de sinonimos creo, ya no que más decirte, además de que eres fabulosa. :D
ooooooh, queria hacerte una pregunta: cuales son tus libros favoritos? me daria una lista con los titulos y autores? porque mientras tu no subes caps me gustaria leer algo de lo que tú lees para inspirarte.
a mi me encantan las sagas, como Crepusculo, por ejemplo... nosé, tu mejor que nadie podrias recomendarme algo . desde ya, muchisimas gracias !
ti voglio bene ! (extraño a Joe parlando italiano (L )
kiss, Li :)

Iela dijo...

Bueno los capítulos estuvieron estupendos. Verdaderamente eres grandiosa. La saga de the violet city estuvo estupenda y la de tentación también lo esta jerry esagnifico. Sinceramente la única novela que empece y nunca termine fue mas allá de la atracción. Pero mi modo. De verdad con cada capitulo me dejas sin palabras.

Anónimo dijo...

Tengo que decir que me he quedado en shock los capítulos estuvieron. Estupendamente. La verdad tu imaginación no tiene limites.

Anónimo dijo...

Los capítulos han sido uno de los mejores de toda la novela. El capitulo doce fue estupendo me enamore de jerry y el final cuando apareció chris me quede con la boca abierta. El capitulo trece si que me dejo en shock me quede con la boca abierta cuando mataron a morganá. Ojalá y si este muerta. No puedo creer que tengan la hija de angie y yo. Tu si que sabes como dejarnos mal

Anónimo dijo...

Estvo muy buena tienes. Que seguirla amo a jerry.

Anónimo dijo...

Tus novelas son definitivamente las mejores. Haces que nosotras viajemos a lugares fantásticos. Sin duda el capitulo 12 fue el mejor. Jerry es el Romeo que tanto quiero. No puedo. Creer que en el capitulo 13 tengan a la hija de joe. La verdad quiero seguir leyendo.

Anónimo dijo...

Muy buen capitulo me ha gustado cada vez jerry me gusta mas. El es único y eso es lo que lo hace lindo

Anónimo dijo...

Lo ame simplemente lo ame. Es increíble lo bien que puede hablar jerry aunque sea por segundos. Jerry es el Romeo perfecto. Me quede con la boca abierta cuando apareció el fantasma del ex. La verdad me sentiré feliz el Dia en que vea en venta tus libros y sabré que fue una de las muchas fanáticas tuya en comentar. Te deseo lo mejor steph.

Anónimo dijo...

Ok primero en el capitulo 12 chris en serio?? El 13 torque se meten con la bebe de Angie y Joe Ella no tiene culpable. Estos dos capitulos estos dos capítulos estuvieron de show.

Anónimo dijo...

Ok steph eres la mejor escritora la verdad todo lo que escribes es estupendo. Collin, Jerry, Damien, Eustace, Dimitri, Joe entre los otros son los hombres mas sexy. Primero esta collin porque siempre ha sido mi favorito. La verdad los capítulos muy buenos.

Valen Biggestsmile dijo...

Donde esten letritas rojas, hasta mas de 40 comentarios, superamos ahahahahhahahaha MAAARAATOOOONNNN EHHHHHHH Okya !
Nos leemos steph
Love, Valen

VISITAS

.

.