.

.

Translate

Nota: Está prohibida la republicación, copia, difusión y distribución de mi novelas en otras páginas webs.

sábado, 15 de diciembre de 2012

Capítulo 19: Lunas Azules






Capítulo 19: Lunas Azules

–Si con mis alas no puedo llevarte al cielo, espero, con mi cuerpo, proporcionarte esa dicha –susurró Larissa al oído de Jerom, acercándose tanto que sus desnudos pechos casi le rozaban.
–Al cielo voy cada vez que te miro, Larissa, cada vez que oigo tu voz –manifestó él mientras le acariciaba los labios con su dedo pulgar.
Ella consintió que sus ojos se cerraran.
Oh Dios.
–Yo resucito cada vez que me tocas.
–Para eso, tendrías que morir primero.
–Lo hago, muero de goce al tenerte cerca.
Jerom le cogió una mano antes de besar cariñosamente su palma. Se lamió los labios luego, pretendiendo catar el sabor de la piel de ella.
Larissa no podía apaciguar el deseo tan incandescente que le suscitaba el verlo pasarse la lengua por encima de esos jugosos labios. Se imaginaba tener esa voraz lengua dentro de su boca, moviéndose con el frenesí que le caracterizaba. Se lo imaginaba saboreando cada segmento de su cuerpo.
De la manera más dulce posible, el vampiro se empujó a si mismo contra ella, dejándola encerrada entre su divina complexión y la corteza del tronco del árbol rosa. Larissa sintió el golpe de sus caderas, su pelvis adherida a su desnudo vientre. Dejó escapar un sonido gutural.
Cada parte de ese pecaminoso cuerpo la estaba tocando, incendiándola, oleadas de calor le recorrían la sangre como fuego. El fuego más dócil, apacible y decadente que pudiera existir.
Nunca el infierno había sido así de ameno.
Jerom estaba excitado, podía sentirlo. Su piel ardía, su musculatura estaba rígida, tensa contra ella. Él hizo resbalar su boca hacia su cuello, besándola de forma lenta, suave, casta.
–No tienes una idea –murmuró el muchacho, exhalando el aliento contra su garganta expuesta– de lo hermosa que eres para mis ojos, para mis manos, para mis labios.
–Toma lo que quieras de mí –gimió Larissa, trepidando. Una parte de ella sentía miedo, demasiado. La otra parte había perdido todo el juicio. Cualquiera enloquecería en sus brazos.
Él deslizó sus comedidos besos hacia sus hombros, trazando un camino hacia su clavícula, abriéndose paso hacia el hueco de su garganta para, finalmente, hacer una parada en sus pechos. Larissa lloriqueó de satisfacción.
Su boca la tentaba; con su lengua, dibujaba tenues círculos en sus senos, lamiéndola despacio. Sus labios le daban gentiles golpecitos, su respiración chocaba contra su piel, provocándole sacudidas. No parecía haber nada que ella tuviera que enseñarle. No parecía él tan inexperto como decía ser. Sabía hacerla morir y revivir a cada segundo.
La cubrió de besos, dejando un reguero de ellos tatuados en su piel. Eran tatuajes invisibles, pero exquisitamente dolorosos. Ardían. Inclinándose en una rodilla, besó sus abdominales altos, ahí donde se unen sus costillas, besó su vientre, sus caderas, la parte interna de sus muslos, sus piernas. Sus inocentes besos se convirtieron en mordidas breves, apasionadas lamidas. Sus colmillos la rasguñaban, sus dientes aferraban su carne cuidadosamente, dejando su tez enrojecida.
Y sus dedos no pararon de estudiarla, conocerla. Se tomó el tiempo adecuado para reconocer la textura tersa de su piel, cada curva, cada depresión, con su boca, con sus manos. Atesoró en su memoria su perfumado aroma, el cual era similar al de las flores, la naturaleza, el agua, el fuego, el aire.
Cuando regresó a sus labios, Larissa atrapó entre sus puños el dobladillo de su camiseta blanca y lo arrastró hacia arriba, desnudando sus perfectos abdominales definidos. No pudo resistirse al arrebato de tocarlos, de sentir contra sus dedos la solidez de sus fuertes músculos debajo de su deliciosa piel.
Entre los dos se deshicieron de la camiseta blanca de Jerom. Él emprendió a desabrochar sus pantalones sin poder esconder su urgencia, Larissa besaba su pecho, su abdomen. Tan pronto como degustó su sabor, se hizo completamente adicta a él, igual que una insaciable dependiente.
Los gemían, se palpaban, se probaban, hasta que toda la ropa del muchacho estuvo amontonada a sus pies. Ella nunca había visto un cuerpo masculino tan deseable, tan hermoso, tan dotado. Estaba espléndidamente constituido, delineado por la mano de un artista celestial, labrado por un ángel.
Era alto, mucho más que ella. Era atlético, esbelto, delgado, pero bien formado. Sus músculos conformaban su magistral definición. Tenía ancha espalda y hombros, delgada cintura, protuberantes bíceps, tríceps, del tamaño conveniente para que se sintiera delicada en sus brazos, pero no al punto de poder quebrarse como un pájaro de cristal. Tenía pectorales planos, pero delimitados, abdominales que ondulaban su endurecido estómago, apetitosos huesos hundidos en sus caderas y masculinas piernas fuertes. Era una paradisiaca tentación.
Él introdujo la  lengua en su boca con indómito ímpetu, demostrándole que podía llevarla a la cima del placer con solamente besarla. Sus rodillas le separaban las piernas discretamente.
–Espera –Larissa protestó con un gemido–, túmbate.
Por un momento Jerom se mostró confundido, luego lo comprendió. La enganchó de la cintura y tiró de ella hacia el suelo, donde había un lecho de hojas secas, que se habían desprendido del gran arce que se cernía sobre sus cabezas. Larissa cayó encima del vampiro al tiempo que le repartía besos tiernos por toda la cara. Ambos reían, mordisqueándose el uno al otro. Ninguno de los dos había experimentado jamás una felicidad tan grande.
El delgado cuerpo de Larissa estaba adherido por completo al del muchacho, cada sinuosidad encajando en cada arco, cada pedazo de piel, cubierto con la piel del otro. Pero querían tenerse todavía más cerca, más dentro. Larissa quería sentir a Jerom debajo de su piel.
Él deslizó las manos por encima de sus hombros, acariciándole el cabello con sutileza, hizo discurrir sus caricias a lo largo de su columna vertebral, a través de sus alas, e instaló sus manos en sus glúteos. Cuando la miró a los ojos, Larissa se sumergió en aquella candorosa, letal mirada apasionada. Amaba esos ojos grises, esos labios suaves, esas masculinas manos con agarres que eran inmoderados algunas veces, y otras, tenues como plumas.
–¿Cuánto me quieres, Jerom?
–Más que a mí mismo –le respondió sin dilación.
Más que a la humanidad entera.
–¿Cuánto es eso?
–Te amo.
Sujetó la parte trasera de su cuello para atraerla cerca de su boca y darle un beso violento, profundo, que les hizo estremecerse a ambos. Entretanto, hicieron coincidir sus caderas, como engranajes que no pueden funcionar uno sin el otro. Al momento en que la penetró, los dos gimieron fuertemente dentro de sus bocas, haciendo más furioso su beso.
Jerom empujaba a Larissa cada vez más cerca de su cuerpo, anhelando tenerla plenamente. El hada se meneó lentamente contra él, intentando sosegar sus más salvajes instintos. Él tenía una mano detrás de su cabeza, la otra sobre sus caderas, apremiándola a que continuara.
La fricción de sus cuerpos les provocaba un éxtasis sobrenatural. Ella dejó de besarlo para enderezarse, completamente sentada a horcajadas encima del vampiro. Sus delicadas manos dejaron de sujetar su rostro para posarse sobre ese inmaculado pecho vigoroso. Asimismo, sus movimientos se hicieron más profundos, firmes.
Cada vez que se inclinaba para besarlo, su cabellera de plata hacía una cortina sobre sus rostros y, cuando volvía a erguirse, le hacía cosquillas a Jerom en el pecho, el cual estaba surcado por algunos rasguños que se desvanecían inmediatamente y enrojecido por las marcas que sus dedos le hacían al clavarse en su carne. Era consolador saber Jerom tenía un corazón vampírico que palpitaba tan apresurado como el suyo, saltando urgentemente bajo su palma extendida.
Ninguno de los dos podía dejar de largar sonidos guturales de euforia en estado puro, él mantuvo sus manos en las caderas de Larissa, guiándola diestramente en cada asenso, o descenso. En cada golpe de su cuerpo.
Los hombros de Larissa comenzaron a temblar, su cuerpo daba irrefrenables sacudidas de placer, Jerom se sentó para sostenerla en sus brazos mientras ella largaba un exasperado grito por las prodigiosas y alucinantes sensaciones que la anegaban.
Sintió que era golpeada, en principio, por una deslumbradora explosión de colores, sabores, sentimientos. Su pecho se apretó, pero de un modo agradable, su estómago se contrajo, al igual que su pobre, desesperado corazón, que no hacía otra cosa que latir con premura. Casi no podía respirar, o moverse, ni siquiera se sentía capaz de hablar.
Sus labios continuaron levemente separados luego de su ronco grito, en su vientre seguían revoloteando cientos de mariposas. Se sentía como cuando los capullos de las flores se abren en primavera, pero dentro de sí. O como cuando te elevas y permaneces en el firmamento, conociendo el fulgor de las estrellas.
Un precioso estallido de las sensaciones más sublimes del universo, que la dejó sin habla, prácticamente desmayada en los brazos de su amante. Ella nunca había sentido nada parecido. Ahora lo sabía, el sexo, probablemente, había sido inventado para los dioses, no para los simples mortales. Era la más cercana conexión celestial que jamás había experimentado. Se acurrucó contra el pecho de Jerom, tan débil que pensó que no podría seguir.
–¿Te sientes bien? –consultó él después de darle un corto beso en la frente.
Larissa asintió, pero le tomó un momento poder pronunciar palabra alguna.
–Gloriosamente.
Complacido y sonriente, Jerom rodó para ponerla bajo su cuerpo. Nadie nunca lo había estimulado tanto como Larissa, nadie era tan sexy, tan provocadora. Todavía la recordaba subida sobre sus caderas, tomándolo a su manera, con su aire salvaje, con su largo cabello rozando sus voluptuosos senos, sus coloridas alas asomándose tras su espalda, lanzando destellos cada vez más cegadores. Le había costado infernalmente contener su arrebato.
Él comenzó a dar embestidas contra Larissa al tiempo que le acariciaba uno de sus pechos, ahuecándolo en su palma, masajeándolo con cuidado. Jerom era fuerte, superando por mucho a cualquier humano. No obstante, sus movimientos y agarres eran delicados en extremo, gráciles. La trataba como si estuviera hecha de cristal, como si pudiera romperse.
Las ligeras alas del hada estaban presionadas bajo su espalda, el cuerpo del vampiro la aplastaba, a pesar de que éste estaba afirmando un codo en el suelo para equilibrarse. La sensación de sopesar su peso era inmaculada. Ella le recorrió la espina dorsal con los dedos, tocó su divina espalda, deslizando lentamente las manos sobre sus duros músculos, recubiertos de lisa piel, en la cual hundió sus uñas.
–Oh, Jerom –murmuró mientras el vampiro la besaba en la boca.
Los embates contra su cuerpo se volvieron un poco más agresivos, rápidos, las indomables manos de su agraciado hombre se aferraban de forma más vehemente a sus caderas. Y, por el amor de Dios, le encantaba.
No se demoró en regresar a ese lugar de apogeo sagrado. Jerom lo supo en seguida, porque nuevamente el esplendor de sus alas iluminaba toda la calle más poderosamente que un faro en medio del mar. Sus sensibles ojos ardían, pero no quería cerrarlos, puesto que no quería perderse un solo segundo de mirarla. De ver esa entera hermosura inusitada, o el modo en que se retorcía en sus brazos.
Él no tardó en unírsele en aquella cúpula celeste.
Larissa sintió los espasmos que lo dominaban, notó la forma en la que se volvía vulnerable, contempló su semblante bañado en éxtasis. Jamás había conocido un rostro más bello.
Cuando sus ojos se encontraron, su mirada gris perdió poco a poco ese tono lóbrego, mostrándose cada vez más clara. Su cabello teñido en negro le caía hermosamente sobre la frente, sus labios llenos estaban enrojecidos, hinchados, rasguñados. Pero eran tan apetecibles, rosados, tiernos. Cada una de sus facciones era aristócrata y cándida al mismo tiempo, como las de un niño.
Tenía cejas pobladas que le daban intensidad a su mirada, nariz perfilada, angulosa, la cara de un esplendoroso ángel. Ella respiró hondo para colmarse los sentidos de su suculento perfume mientras Jerom se liberaba hacia la cúspide del placer divino.
Él se dejó caer sobre su cuerpo, descansando la cabeza en lo alto de su pecho al tiempo que Larissa le acariciaba el cabello con los dedos. Estaba sin habla, inmóvil. Lo único que ella podía escuchar, por encima de cualquier cosa, era su alterada respiración, que golpeaba suavemente su busto, causándole temblores internos.
Luego de numerosos minutos en silencio, el vampiro largó una risa de auténtico júbilo. Era el hombre más feliz del mundo. Se abrazó de la cintura de su chica, repartiéndole besos y mordidas juguetonas cerca de las costillas, sobre su ombligo.
–Qué suerte que seas infatigable –comentó entre un beso y el siguiente–. Porque, preciosa, creo que yo soy insaciable. Nunca podré tener suficiente de esto, nunca podré tener suficiente de ti.
Larissa lo comprendía, se sentía peligrosamente cerca de volverse una adicta a Jerom. Él era igual que una droga. Se sentó, acunando el rostro del muchacho entre sus dos manos para obligarle a mirarla. El nudo que se le había formado en la garganta le impedía hablar, sus ojos comenzaron a ponerse húmedos y cristalinos.
–¿Qué pasa, nena? –le preguntó Jerom con dulzura, poniéndole algunos cabellos detrás de su oreja.
Ella empezó a llorar, no solo con lágrimas, sino con verdaderos sollozos.
–No, no, no llores –le dijo él con urgencia nerviosa–. Todo está bien, ¿sabes? No tienes que llorar.
Larissa lanzó los brazos alrededor de su cuello.
–¡No tienes una idea de todas las cosas que me hiciste sentir! –sollozó la chica.
–¿Estuve mal? ¿Te lastimé? –demandó Jerom con preocupación.
–¡No! ¡Al contrario! ¡Has estado maravilloso! ¡Jerom, lo que acabo de sentir, nunca lo sentí con nadie! –intentó limpiarse las lágrimas con el dorso de su brazo, pero éstas seguían fluyendo a chorros–. Es como... como si hubiera sido mi primera vez. No sabía siquiera que hacer el amor pudiese ser así de bueno. Te amo –lo besó con torpeza en los labios–, nunca nadie podrá amarte de la manera en que yo lo hago, estoy tan segura.
Él sonrió.
–También te amo.
Larissa cerró los ojos con fuerza, apretujándose contra él.
–No quiero perderte.
–No lo harás.
–Prométemelo.
–Te lo juro.
Jerom la besó con sutileza. Del mismo modo, le abrió la boca con los labios para penetrar en su cálido interior con su lengua. Paulatinamente, el beso se iba transformando en uno hambriento, famélico. Él empezó a recostarla, encimándose sobre ella.
Pero de pronto advirtieron que algo extraño estaba sucediendo a su alrededor. Abrieron los ojos ampliamente, recorriendo su entorno con la mirada. Hasta que se dieron cuenta de lo que ocurría. Las hojas secas amontonadas en el asfalto estaban recuperando su color natural. Cambiaban del naranja, marrón, o rojo, tornándose nuevamente azules antes de elevarse por los aires y regresar al árbol rosa, prendiéndose de sus ramas.
–Oh, no –musitó Larissa.
–¿Eso significa lo que creo?
Ella asintió con la cabeza.
–La humanidad muere, el árbol vive.
Una sonrisa lenta se extendió sobre el rostro de Jerom.
–La humanidad muere, el árbol vive –repitió en un murmullo–. Creo que, sin quererlo, me he puesto del lado de Anker.
Larissa se incorporó.
–¿Cómo puedes decir algo así? ¡Jerom, miles de personas están muriendo en este momento! ¿Cómo puedes incluso sonreír de esa forma?
El cielo fue quebrantado por el estruendo de un estallido. Seguido de otro, y otro, tal como si fuesen truenos en una tormenta eléctrica, salvo que estos eran bombardeos, cañonazos de armas que hasta ahora no habían podido escuchar, pero que en ningún momento habían cesado.
Mientras hacían el amor, el mundo había desaparecido para los dos, convirtiéndose en un planeta en el que únicamente habitaban Larissa y Jerom, en el que únicamente se escuchaban sus sonidos, en el que las únicas sensaciones eran el sabor, tacto y olor que podían obtener el uno del otro. Nada más que eso.
Habían olvidado la guerra, la muerte que rondaba en la proximidad.
A Jerom se le ocurrió que, si todos los amantes estuvieran haciendo el amor, en lugar de disparando armas, las cosas fuesen distintas. Si las personas se preocuparan por amarse los unos a los otros, por besarse, por disfrutar de un cálido contacto, nadie estuviera por ahí matando.
Excepto que nadie amaba a nadie eventualmente. El amor había desaparecido, manifestándose igual que un mito del que todos se ríen. ¡Semejante ridiculez! Se escuchaba por todas partes. ¡Estúpidas las personas que en el pasado pensaban que el amor existía!
Estúpidas aquellas, que en el presente, rechazan algo tan hermoso. Pensaba Jerom. Sí, le dolía que tanta sangre fuese derramada. Pero no le dolía tanto como el imaginarse su vida sin Larissa. Además, ¿para qué salvar a una humanidad que no quería ser salvada?
Él alargó una mano para limpiar las lágrimas de Larissa. Ella era el ser más bondadoso que conocía,  quien no pensó dos veces en apagar su vida para salvar a los mortales, quien ahora lloraba, no por sí misma, sino por todos aquellos que estaban cayendo.
No es como yo, un vil egoísta, dijo Jerom dentro de las paredes de su mente.
–Está bien, Larissa, deja de pensar en eso –farfulló luego de besarle el cabello.
–No puedo.
Despacio, la besó en los labios.
–¿Qué tal ahora?
Ella gimió.
–Eres perverso.
Volvió a besarla.
–¿Y ahora?
–Eres un ángel.
La besó reiteradamente.
–¿Mejor?
Le tomó un segundo a Larissa recuperar el aliento y poder hablar.
–Mucho mejor.
Jerom se puso de pie con gracia para coger su ropa y vestirse. Larissa sufría mientras su desabrigada piel era cubierta por toda esa tela, no podía parar de escudriñar libidinosamente ese lujurioso cuerpo.
Le observó colocarse sus bóxers, sus pantalones y sus pesadas botas de cuero. Casi lloriqueó al ver que tenía la intensión de ponerse la camiseta también. Jerom se detuvo para estudiarla con la mirada, esbozando una sonrisilla traviesa.
–¿Qué pasa?
Larissa se elevó por los aires, recogió su vestido rosa, que se hallaba tumbado sobre las hojas apiladas en suelo, se lo puso encima y ató el nudo sobre su nuca.
–Deja de torturarme –se quejó con voz de niña.
–¿Torturarte? ¿De qué manera?
Continuó vistiéndose con expresión maliciosa. Larissa largó otro lloriqueo, se le acercó y le arrebató de las manos la prenda superior.
–Si no hubiese jurado liberarte de mis castigos, te lanzaría un feo, terrible maleficio. ¿Sabes que nunca debes hacer enojar a un hada?
Él se rió.
Incluso el sonido de su risa era cadencioso.
–¿Qué clase de maleficio me lanzarías, princesa enojada?
–Uno que te obligaría a estar desnudo, por el resto de tu vida.
Él hizo una mueca, formando una letra "O" con los labios.
–¿Incluso si tengo que pelear?
–Especialmente si tienes que pelear.
Jerom la cogió por la cintura, poniéndola cerca de su cuerpo.
–Uhm, eso no es tan malo –comenzó a mordisquear su cuello y deslizó una mano por debajo de su vestido para acariciar las partes más palpitantes de su cuerpo–. Deberías utilizarlo contigo mis...
Ella sonrió astutamente.
–¡Oh, cállate y hazme el amor! –exclamó antes de robarle un beso en los labios y envolverlo entre sus brazos.
Él fingió estar ofendido.
–¡Hey! Pensé que era yo el que daba las órdenes.
Al estar hundido en el cuello de Larissa, se hipnotizó con el latido constante de esa delicada vena, que era visible a través de aquella traslúcida piel. No podía hacer otra cosa sino imaginarse la suave carne entre sus dientes, el sabor de su sangre contra su lengua, quemando en su garganta.
Sus colmillos crecieron, su mandíbula comenzaba a doler. Era extraño que ni siquiera hubiese pensado en su sed antes, pues el deseo aumentaba el hambre en los vampiros. O, más que el hambre, la tendencia a morder.
Dejó caer su cabeza en el hombro de la chica, empleando toda su fuerza de voluntad para evitar morderla. Sus ojos cambiaron de color a un escarlata vampírico. En ese momento, de lo único que era consciente era de la sangre, de su olor, resguardado bajo la piel de Larissa.
No escuchaba su voz, ni percibía su fragancia floral, escasamente la sentía prendida de su cuerpo. Todo lo que escuchaba era el fuerte palpitar de su corazón, retumbando en sus oídos como una melodiosa canción.
El dolor de su mandíbula aumentó a tal punto, que necesitaba gritar. En lugar de eso, gruñó igual que un animal herido. Sus colmillos se desplegaron enteramente fuera de su boca, rozando la sedosa piel de la joven, enterrándose lentamente...
Hasta que escuchó una frase que lo sacó por completo de su ensimismamiento:
–Tú y tus hermanos son los únicos vampiros hijos de Adán y Eva, ¿verdad?
Su semblante se oscureció, haciéndose severo.
–Soy hijo de Angelique y Joseph Blade.
–Los islandeses piensan que las hadas también provenimos del vientre de Eva –parloteó la chica–. Cuenta la historia que Eva se encontraba lavando a sus hijos a las orillas de un río en el paraíso terrenal, cuando Dios le habló. Ésta, asustada, escondió a los niños que todavía no había lavado. Entonces Dios le preguntó si se hallaban todos sus hijos allí, a lo que contestó que sí. Como no le convenció esa respuesta, le advirtió a Eva que aquellos que le habían sido ocultados, quedarían ocultos al hombre también. Estos niños se convirtieron en elfos y hadas.
Jerom no tuvo tiempo de responder, porque, de repente, advirtió la presencia de peligro. Podía olfatearlo en el aire, podía sentirlo acercarse. Agudizó todos sus sentidos.
Lo que escuchaba era un torbellino confuso de acontecimientos al azar, agua corriendo calle abajo... No, espera. Podía apostar a que era sangre, derramándose de las cabezas de los inocentes, ensuciando el negro pavimento. Podía escuchar pasos veloces, personas huyendo, respiraciones jadeantes. Llanto, gritos. Podía olfatear el miedo, el sudor adherido a las espaldas, la sangre ácida de los Vanthes. Podía oír las armas detonar una y otra vez, el ahogado sonido que hacían los cuerpos al caer sobre el asfalto. Un sordo ruido húmedo.
La velocidad de su corazón incrementó su ritmo, éste daba trompicones acelerados bajo sus costillas. Lo que había en la atmósfera era una mezcolanza de peligro y miedo, sofocándolo, asfixiándolo. Estaba más cerca de lo que pensaba.
Súbitamente, sintió la plata calcinando su espalda... Una estaca.
Era demasiado tarde.

Jerom abrió sus ojos despacio, sintiéndose como si hubiese sido aplastado varias veces por un camión de carga. Sus extremidades se sentían pesadas, cada minúsculo movimiento que hacía, era el infierno. Le dolía la cabeza, justo detrás de uno de sus ojos, igual que una punzante migraña. Le ardía la espalda, como si su piel estuviese abierta, con sus órganos vitales expuestos, o algo parecido. Esa clase de ardor.
Cuando finalmente sus ojos se adaptaron a la oscuridad, observó el suelo empedrado donde yacía boca abajo. Y un trozo de tela rosada, salpicada de rojo. Extendió su mano para coger el pedazo de tela entre sus dedos. Era como la seda al tacto, o incluso más delicado, como el pétalo de una flor.
–¡Larissa! –gritó, incorporándose de golpe, solo para darse cuenta de que estaba encadenado.
Gruesas cadenas de plata rodeaban sus muñecas, manteniéndolo unido a un muro de concreto. En la esquina más alejada del aposento, halló a Larissa. Ella se encontraba tumbada sobre sus rodillas e intentaba afirmarse de la pared. Nada la ataba, nada le impedía huir, salvo su debilidad.
Su vestido estaba destrozado, pintado de sangre por todas partes. Sus alas estaban rotas, extrañamente dobladas en imposibles ángulos. Su rostro, oculto entre las sombras, estaba mojado con lágrimas.
–Jerom –susurró el hada. La voz se negaba a salir de su garganta, se escuchó como un mortecino gemido desgarrado.
Él estaba trastornado.
–Lo siento… lo lamento tanto.
Ella luchó para arrastrarse hacia el vampiro, lastimándose las desnudas rodillas, sollozando con desespero.
–Pensé que no despertarías –balbuceó entre llanto–, tuve tanto miedo.
–Santo Dios. ¿Qué te han hecho?
Jerom consiguió adelantarse también para sostenerla en sus brazos, la plata de las cadenas escaldaba sus muñecas, chamuscándolo. No le importó, acunó a Larissa contra su pecho tan pronto como la alcanzó.
La joven estaba tan lastimada y frágil que sus fuerzas no eran suficientes para alzar los brazos y rodearle el cuello. Tampoco podía mantenerse de rodillas. Se recostó sobre uno de sus bíceps, cerrando los ojos lentamente.
–No fue tu culpa –lo consoló en un murmullo.
Él la tomó de la mano, entrelazando los dedos con los suyos, y la sujetó como si no quisiera soltarla jamás.
–Lo fue. No pude protegerte, no pude cuidarte.
–Estoy bien.
–Estás herida –le refutó.
–También tú. Y tampoco pude protegerte. Nunca voy a perdonármelo.
–¿Quién nos atacó, Larissa?
–Guerreros Vanthes. Eran seis, o siete de ellos. Estaban en su forma humana, pero se comportaban de manera más cruel e infame que cualquier bestia.
–Sí, así es exactamente como nos gusta que nos describan –surgió una nueva voz desde las penumbras, una voz masculina.
El hombre estaba acompañado de seis guerreros más, que aguardaban pacíficamente a su lado. Ahí estaba de nuevo la sensación de ahogo que anteriormente había asaltado a Jerom. Se trataba de la poderosa presencia de los guerreros ciegos. Era casi como tener a una manada de demonios cerca.
El Vanthe se adelantó algunos pasos y tiró del cabello de Larissa, arrebatándosela a Jerom, cuyos ojos lanzaron destellos escarlatas de odio. El sentimiento de pérdida lo dejó vacío, el sentirla lejos de sus brazos hizo que el alma se le partiera en pedazos.
–¡No! –vociferó.
Su piel comenzó incinerarse debido a la presión que ejercían las cadenas sobre sus muñecas. Éstas se enterraban en su carne, lacerándola hasta los huesos.
–Nuestra misión –habló el principal Vanthe, cerrando sus dedos en torno a la garganta de Larissa– es acabar con la maldad del mundo. Es solo que, piénsenlo, si hacemos eso, ¿cuántas personas quedarían? ¿Dos? –su tono era siniestro, como una imitación del de Eustace. Esbozó una sonrisa maquiavélica–. No, ustedes no serían esos dos. Son demasiado egoístas. ¿Qué clase de cínicos tienen sexo mientras el mundo se cae en pedazos? Mientras corre tanta sangre... –sacudió la cabeza–. Un momento, creo que ahora lo entiendo, es esa filosofía hippie que estaba de moda en los años sesenta, ¿no? Haz el amor y no la guerra. Lindo.
El hombre ciego presionó a Larissa boca abajo contra el empedrado, descansó un pie por encima de su espalda baja y empezó a tirar de sus alas para arrancárselas, al tiempo que ella chillaba y se revolvía.
–¡Suéltala, maldito infeliz! –demandaba Jerom, dando alaridos de pánico y dolor.
Cada vez que tiraba de las cadenas, el ardor en su piel se acrecentaba, las quemaduras provocadas por la plata eran peores que el mismo fuego.
Los angustiosos gritos de Larissa hacían eco dentro de la estancia mientras, poco a poco, le eran extraídas sus alas. Nunca había conocido un dolor similar a ese. La piel se le desgarraba a tiras, la sangre corría tibia sobre su dorso.
–¡No, no! ¡Déjala en paz, te lo ruego! –clamaba Jerom con desconsuelo e ira.
En su tentativa por liberarse de las cadenas, se sacudió igual que un animal salvaje, precipitándose hacia el Vanthe, sin importarle cuánto daño se hacía a sí mismo. El muro empezó a ceder, el polvo del concreto llovió sobre su cabello. Lo estaba logrando, salvaría a Larissa aunque perdiera las manos en el intento.
El Vanthe, al notar su desespero, se apresuró. En menos de un segundo, las chispeantes alas del hada se habían desprendido de su cuerpo, la luz dorada que manaba de las mismas se extinguió gradualmente. El hombre las sostuvo, una en cada mano, con una victoriosa carcajada de alegría.
El vampiro dejó de forcejear, desplomándose de rodillas en el suelo, abatido, enmudecido. Era un inútil que no sabía hacer nada bien, que había dejado que lastimaran a su más preciada posesión. Nunca iba a perdonárselo, nunca.
Larissa no paraba de llorar, su espalda desnuda estaba surcada por dos enormes heridas que formaban una "V", y cubierta de ese líquido carmesí que brotaba desde su interior, entintando su ropa y haciendo un charco a su alrededor.
Había silencio en abundancia, como si todos los Vanthes hubieran abandonado la habitación, salvo que no lo habían hecho. Ellos continuaban observando sádicamente la escena, sin hablar, o moverse, o respirar. Lo único que se escuchaba era el sonido que hacía Larissa al retorcerse adolorida en el suelo, o sus remisos sollozos, interceptados por esos constantes jadeos y siseos de agonía.
Jerom no hacía ningún ruido, tampoco se movía, o parpadeaba. Su rostro comenzó a enrojecer, al igual que sus ojos, los cuales se llenaron de lágrimas. Se odiaba, se odiaba a sí mismo más de lo que alguna vez había odiado a nadie. ¿Cómo había permitido que Larissa fuera herida de esa manera?
Su pecho se elevaba y se hundía con diligencia, el sonido de su respiración alterada interrumpía los lamentos del hada. Estaba furioso. Herido. Cuando el guerrero Vanthe volvió a aproximarse a Larissa, gruñó desde su garganta con ferocidad. Mas no hizo nada, la rabia lo mantenía inmóvil.
La bestia, en su forma humana, se hizo un profundo corte en la palma de la mano antes de presionarla contra las rendijas sangrantes de la piel de Larissa. La pobre estaba tan lastimada que no podía rehuir, ni escapar.
Todo estaba perdido, no podía luchar más, de modo que no lo intentó. Cerró los ojos, aguardando el momento de su transformación luego del intercambio de sangre. Pensó en Jerom, en su fastuoso rostro, su angelical sonrisa, sus ardientes ojos.
–Por favor, no me hagas esto –masculló al demonio Vanthe, gemebunda–. Te lo suplico, por lo que más quieras, no me prives de mirarlo.

45 comentarios:

Alba Maestre dijo...

SOY LA PRIMERA POR FIN HE SIDO RÁPIDA!!!
¿Como haces para escribir tan bien.
He leído las letras rojas, lo siento, pero había muchas y no me podía quedar sin saber que pasaba.
A lo mejor no te escribo mucho en el comentario porque he tenido un día malo y estoy en mi habitación con la musica ha tope.
Me metí esta mañana(de aquí) y todavía no habías publicado, miré los comentarios y pensé: bueno espera que todavía no se habrá ni levantado que tiene otra hora so lela.Me metí luego, más tarde y ponía capitulo 19 pero no estaba y le di a recargar entonces salió(menos mal).Así que me he currado ser la primera.
Gracias por hacerme reply y mi pregunta era por que aquí sale mucho en las noticias, noticias sobre la salud del presidente y como cuando hubo elecciones hablaste de ello quería saber tu opinión ya que vives allí.
ES EL PENÚLTIMO CAPITULO como vas a hablar sobre otros personajes y sobre si Larissa es o no Vanthe y que va a hacer Jerom al respecto, si el sigiente es es último(o me equivoco)(aunque cuando me leí tus otras novelas en un capitulo podías hacer cualquier cosa, que hiciera falta y lo arreglabas todo para el final como tu querías).
¡OJALÁ TERMINE BIEN!
Y sigue publicando después si necesitas seguidores aquí tienes una.
Love Ya!

Anónimo dijo...

OH POR DIOS, ESTOY LLORANDO MARES, STEPH, POBRE LARISSA, POBRE JEROM. OH GOOOOOOOOOOOOOOD.

Me encantó el capítulo, ellos se aman, ohgod lo último que dijo larissa, me mato. oiewqioqweio :(

THAT WAS PERFECT.

ya se termina wqiuiuoeuowq, ya quiero saber como, quiero que joseph se arregle con sus hija y que viva feliz con aita qwioqe eso carcome viva, quiero que jerry este con charity otra vez, quiero que damien salga de la carcel y que ania reviva, igual dimitri que vuelva y que este con becca, quiero que las cosas se solucinen con anker y que los hermanos este juntos y en paz iqoewuorwoeriu, y buenoi eustace, realmente no sé que quiero de Él, siento que el ya recibió lo que merecía.


<3


------------
Hermosa, iras a ver a los Jonas qwiuiueiuwooiueiuew, otra vez wiqoeuiiowweu yo quiero ir pero Perú no está incluido en el tour, :'(
Ojala después digan de si. <3

-----------

Amé el capitulo. Un beso y abrazos del oso.


atte: Terelú xxxxxxxxxxxxxx.

Susy dijo...

No puede ser solo falta un capitulo para que acabe.
Confieso extrañare a Anker.
No puede ser leí que gane el concurso.
Confieso que nunca estuve pendiente de los puntos y no es porque no me interesaba sino porque tus capítulos siempre me dejaban en estado de shock como este.
En fin ha sido un placer recomendar tus novelas y las seguiré recomendando hasta que me canse de hacerlo.
Se siente tan bien ganar un concurso tuyo, aunque es el primero en el que participo.
En fin comentare el capitulo.

1. Que letras rojas, fueron Super románticas. Jerom y Larissa son realmente tiernos y egoístas pero tiernos.

2. El vanthe tiene razón ellos teniendo sexo y el mundo muriendo.

3. El final se que me impactara por el echo de que cualquier desicion que se tome cambiara el mundo.

4. Que intriga sobre Larissa ¿Será Vanthe o no? Esa es la pregunta jajaja.

5. Anker corazon ¿Porque no salistes? Ok no odio a los gemelos pero el menor es mi amor.

6. Steph haz lo que tengas que hacer con el final, sorprendeme porque hubieron capítulos que no lo hicieron

7. Creo que debes odiarme yo siempre siendo sincera y directa pero así soy jajaja.

8. Aita y joey extraño a esos dos.

9. Tengo una duda cuando murió Dimitri dijo que le dijeran a becca que la ama. ¿No se supone que ella también muriera o algo así?

10. No aguanto quiero leer el final YA esto es mucha angustia.

11. El nombre que quiero para los agradecimientos es el mío junto con mi primer apellido - Wilmeliz Bonet -

12. El nombre con el que quiero ser mencionada en el capitulo es - Wilmeliz -

13. Bueno es verdad Jerom tenia que tomar una desision difícil y el tomo su felicidad Larissa.

14. Ya entiendo porque es que la mayoría ama mas a Jeróm que a Nike. Jerom tiene un corazon de pollo.

15. Jerry donde estas aparece

16. Zukunft si que ha sido una novela de mucho análisis escribistes tantas cosas ciertas.

17. Eres una excelente escritora.

18. Bueno ya me voy

19. Cuidate bye

Anónimo dijo...

COMO PUEDES HACERME ESTO!!!!! Nooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo Larissa Pobrecita le arrancaron las alas y Jerom no pudo hacer nada!!! HE LLORADO MARES MUJER!!! Eso era lo que querias? T-T yo quiero final feliz!! y quiero a Ania,Damen,Cole Y Miranda de vuelta!! yo se que no puedes dejar esa historia asi! lo admito AMO todas y cada de tus escritos pero Hotel Nightmare, Charlotte's bones y Cementerio para tamposos me encantaron.Porfavor dale la paz a esta novela me tiene mal!!! Jerom y Larissa deben ser felices para siempre!!! no se como lo haces pero con cada cosa que escribes me haces enamorarme mas de la escritura.Gracias por eso :D QUIERO MAS!!!!!

Att: JUls

PD1:Sabias que lei este cap escuchando a Ed Sheeran y llore como niña de un año con hambre? bueno pues ya lo sabes hahahaha el es genial por si no lo sabias muy inspirador :D
pd2: AHORA SI ME VOY ciao!!!

Anónimo dijo...

Ay! No! todo es el fin de todos!
No quiero perder la esperanza, pero esta cada vez peor encontrar una luz al final del tunel de caos y guerra, todos son malos!
Me alegro tanto que jerom y Larissa hallan estado juntos!! si ya hacian falta las letras rojas hahahaha me encantan! y fue super romantico, considero que es la escena hot más romantica que has escrito! me gusto mucho.
Si tu has llorado escribiendo los proximos capitulos, no me imagino como llorare leyendolos, no quiero que llegue el fin!
xoxo
Att: Camila Cruz

Mora dijo...

Ow! Hola Steph :D

¿Que hay de tu vida? Hace mucho que no nos cuentas nada de ti. :P

Antes que nada, presentare una disculpa, no comente el capítulo pasado U.U .Fue una semana muy loca.
Quiero contarte algo que me sucedió. Caminaba por las calles del "Rodadero" (En santa marta) buscando un sitio donde comer con mi familia. Cuando captó algo hermoso ¡Era un furgón! Como el de Miranda. Casi me desmayo de la emoción. Aproveche, ya que adentro del furgón había una exposición de accesorios y observe su interior. Pude recordate a ti, a los chicos, Miranda, Colin, Damien y Ania , recordé sus locuras allí dentro, sus peleas y las escenas calientes. Recordé la muerte de Ania y con ella la "Muerte" de Damien. Miranda y su música. Colin y sus discusiones.... Cuando pude salir de mis pensamientos, tenia algunas lágrimas en mis mejillas
. Es increíble como el simple hecho de solo mirar ese furgón hippie haya traído con sigo emociones y recuerdos ocultos. Es algo que nunca olvidare :'D

Cambiando de tema, creo que ahora es mas probable que valla a Venezuela!! :D
Solo tengo que investigar un poco sobre sitios turísticos, clima y esas cosas. Por supuesto también quiero pasar y saludar a la persona que tiene tantas ideas "locasgeniales" en la cabeza, tu. Seria un lindo regalo de cumpleaños. Quince no se cumplen todos los días .

Amo Zukunft. Sus personajes. Lo que nos enseña... Wow. Es difícil de describir cada vez que entro al blog y veo un que hay un nuevo capítulo *-* .

Pero... Estoy tan ansiosa por saber la suerte de los demás personajes. Y... Tengo una duda ¿Si Dimitry muere, Becca también, verdad? Me pareció leer algo así, en un capítulo de "Ángeles Noctambulos"

Me despido.
Exitos ;)


PD : No pude evitar llorar al final de este capítulo.

PD2: Aun no supero la muerte de
Ania :'(

Valen Biggestsmile dijo...

ksnjsbn VOLVIIIIIIIIIIIIIIIIIII!!!!! Ya comento bien bien.. :') nos leeamos ahorita steph..... ASHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH VIENEEENNNN LOSSS JONAAAAAAAAAAAAAASSSS KDNDKDNKDNKD! 24-02-2013

Anónimo dijo...

Alejandra Trejo
holaaa steph tiempos sin poder pasar por aqui pero quiero que sepas que siempre seras una de mis escritoras favoritas pronto estare de vacaciones para poder ponerme al dia que emocion podre leer tus novelas espero y pases unas felices fiestas junto con tu familia y que dios te llene de bendiciones bueno aqui me despido hasta pronto :D

Valen Biggestsmile dijo...

Aknsksjksskjsksjsksjsk !QUIERO QUE JEROM SE CASE CONMIGO! :( HAHAHA ES HERMOSO.. son hermosos.. todos skndkdsnkd como su papi... Estuvo E S P E C T A C U L A A A A R, el capitulo, haha eso de haz el amor y no la guerra me dio mucha risa, quedo perfecto en ese momento.. extrañaba comentar :l Me encanto el capitulo en serio... NO QUIIEROOO QUEE TERMINEEEEEEEEEEEEEEEEEE SKNDKD NOOOOOOOOO! los amo a todos, me quiero casar con ellos skhndk okya! Y LARISSAAAAAAAAAAA NOOOOOOOOOOO NOOOOOOOOOOOO... POR QUEEEEEEEEEEE ... En serio, esto va a acabar con mi corazon !DAMIEN TE AMO... NOS VEREMOS EL 24-02-13 Y SERA GENIAL :') noss leemos pronto steph!
Love, Valen

k-ren_Tp's dijo...

Hola por empezar te quiero pedir perdon por no comentar tu novela, se me complico mucho cn la escuela y basquet sali escolta, pero ahora estoy en vacaciones y me puse a leer esta novela y... sinceramente me dejaste sin palabras es genial como entralazaste todas la novelas. te lo he dicho antes pero te lo voy seguir repitiendo siempre eres un gran escritora y estoy mas que segura que tienes un gran futuro escribiendo. con esta ultima novela me has echo pensar en muchas cosas y se que cuando logres publicarla haras pensar a millones de personas!!! tienes una imaginacion increible para escribir todas esas cosas!!!
algun dia espero viajar a tu pais y poder conocerte en persona. te quiero mucho
realmente quiero que escribas otra novela

Anónimo dijo...

Ok estoy solo sin palabras
Me encanto el capitulo
Jerom como lo amo
Larissa no me gusta para jerom
Nike donde lo dejastes ? Es mi favorito
Anker lo amo
Estoy loca por leer el final

Anónimo dijo...

Siguela
Que me estoy volviendo loca por culpa de tu novela
Amo cada una de tus novelas
Escribes estupendo

Anónimo dijo...

No puede ser pronto será el final
Genial
Escribes genial

Anónimo dijo...

Siguela siguela siguela
Estoy que me jalo los pelos
Siguela siguela
Eres la culpable de mi obsesión

Anónimo dijo...

Amo como escribes

Amo a jerom

Extraño a Eustace

Prefiero a Nike jajaja

Anónimo dijo...

No no nooooooooooooooooooooooo
No quiero que se acabe
No quiero que termine
No me gustan los finales
Pero ya solo falta el final de esta novela
Anker lindo se bueno

Anónimo dijo...

Sube sube

Ya quiero que sea sábado

Quiero leer el final

Espero que se sepa todo

Anónimo dijo...

Siguela siguela siguela

Amo esta novela

Espero poder leer pronto el final

Att; sam

Anónimo dijo...

Steph
Ese final me ha dejado sin habla
Que excena tan romántica la de JYL
Pero que va a pasar en ese final
Estoy que me como las uña

Anónimo dijo...

Sube pronto
Me estoy volviendo loca
Que pasara?
Es lo que me pregunto
No lo se
Es lo que me contestan
Escribes genial

Paulina Martin dijo...

No, no, no, lo ultimo "–Por favor, no me hagas esto –masculló al demonio Vanthe, gemebunda–. Te lo suplico, por lo que más quieras, no me prives de mirarlo." si, si, si eso!, fue hermoso de una manera extraña talvez, pero el caso es que me recordo a una pelicula :3, y cuando lo hicieron me senti una niña de 10 años, cada que leia 3 o 4 parrafos me hiba a twitter , no se de alguna manera yo... me senti rara, pero estuvo bonito (muy lindo) y lo volvi a leer >:D ¿Como escribes eso? Bueno, ya son varias veces que pones las sexys letras rojas pero, de donde o como... bueno ¿como sabes como es eso de tener eso? si lo entiendes, ¿no? ah ): Parece que solo comento para preguntar, ¡ESQUE QUIERO SABER! D: ok ya, Me encanto! perooo de verdad me imagine (encerio) que pondrias un trio, desde eso poquito que paso en el coche wow!
Cambiando cuando le arrancaron la alas a Larissa, no se pero me lo imagine y me gusto, no que le hayan arrancado las alas si no lo que vi. Bueno ya espero el capitulo 20, odio los finales de verdad que los odio, asi como odie leer Finale, Fue tan... nose! pero espero a ver que nos traes para el futuro, go Steph! :)

Paulina Martin dijo...

¿Ah por cierto, de verdad habra entrevista con Eustace? (oh si!)

Anónimo dijo...

Hola el capitulo me gusto
Esta novela ha estado genial
No quiero pensar en lo que hubiera pasado si hubieras dejado de publicarla
Podrías darnos un adelanto de tu próxima novela aunque no la publiques?
Estoy con los nervios de punta

Anónimo dijo...

Las palabras de larissa a lo ultimo me dieron tanta lastima
Aunque cualquier desicion que tomes con la novela esta bien
Porque yo creo que no es necesario que todas las novelad terminen con un final feliz
Aunque tampoco me gustan los finales triste
Me gustan esos tipos de finales que te dejan con la boca abierta bien en suspenso
Se que tus finales siempre son buenos
Aunque no lo creas el de obsesión me encanto porque fue como dije diferente

Anónimo dijo...

Eustace esta muerto??
Estraño a ese viejo narcisista y egoísta
El siempre era único y sinceramente una novela de el te haría rica a ti porque a la gente le encantara
Steph sube pronto estoy que no aguanto

Anónimo dijo...

Amo

A

Nike

Anker

Jerom

Esos

Tres

Hermanos

Los

Extraño

Juntos

Y

Que

Hay

De

Aita

Y

Joey

Y

Jerry

Y

Charity ?

Los

Extraño

A

Todos

Tu

Escribes

Waoo

Super

Tienes

A

Una

Fan

Mas

Anónimo dijo...

Steph te diviertes haciendo ese tipo de capitulo
Creo que tus intenciones eran hacer que me jalara de los pelos
Estoy bien en shock
Quiero que sea sábado

Anónimo dijo...

Steph felices Navidades para empezar
Bueno el capitulo estuvo espectacular
Debes saber que amo tu forma de escribir y la forma en la que mezclas todas tus novelas
Sin duda esta novela ha estado espectacular.
Debo decir que amo a anker sea como sea

FlooM1 dijo...

INCREIBLE, GENIAL, GRANDIOSO, EXPLENDIDO ok. Eres la mejor Steph, la mejor. Tengo muchisimooo que decirte, pero lo haré corto porque no tengo mucho tiempo y ademas con el gran final que se que nos darás tengo mucho que decirte.
Sabes? Amo que me respondas es como si tu idola te respondiera un tweet y cuando me haces esa scarta stan largas me siento mmmm ¿Como una consentida? y en el fondo me encanta, porque se que cuando te vuelvas una gran escritora de fama mundial mientras un monton de pobres chicos hagan filas para solo conseguir un autografo yo les voy a decir. ¡Hola, soy su fan numero uno, ella me respondió con largas cartas, envidienme! y ya sabes, será genial.
Steph tengo un mundo de cosas para decirte, pero te juro que ahora no tengo el tiempo ni la mente despejada como para hacerlo, solo el capitulo fue increible, no puedo creer que ya acabe, Jerom Larissa será un Vathe? por favor no acabes con la poca vida que queda. Que pasa con el resto? Joey Aita Anker Nike Damien Cole. Steph se acerca el ultimo capitulo, en tus manos está que ter ame para toda la vid ao que te odie. ok no es como si pudiera odiarte, te admiro y te quiero mucho.
Estoy escribiendo cualquier cosa, no estoy segura de que sea coherente siquiera xd, eso pasa cuando dejas todo para ultimo momento.
Espero un gran final Steph, aunque sinceramente por mucho tiempo crei que sería el final sin embargo no estoy tan segura de que vaya a ser el momento de decir Adios aún.
Stephany mil gracias por todo prometo darte un gran comentario. Es lo menos que se merece esta maravillosa historia.
'Haz el amor y no la guerra' cínico, egoísta, terrorífico y todo lo que quieras pero ¿Que quieres que te diga? por mi que siga el rock and roll, supongo que es una buena manera de acabar no? Jerom, se atrevió a olvidarse del mundo
P.d1 Leí las letras rojas, dicen que lo prohibido atre... fueron jsdhzjkdhsjhdsjhdfskjhfa♥
p.d2 Dale al mundo una segunda oportunidad.
p.d3 Tienes esa magia de hacer que todo cambie con un solo capitulo, de verdad me estoy esperando un capitulo bastante largo, QUE NO QUEDE NADA NI NADIE AFUERA STEPH.
LO SIENTO LO SIENTO LO SIENTOOOOO, NO ES NI POR LEJOS EL COMENTARIO QUE TENDRIA QUE HABER DEJADO DESPUÉS DE ESE HERMOSISISMO REPLY Y DESPUÉS DE SEMEJANTE CAPITULO, PERO PROMETO RECOMPENSA ?
No se cuando volverás a leer comentarios así que...
Te deseo una hermosa navidad en familia, llena de amor, de felicidad, de magia, de sueños. Es tiempo de creer, de soñar, de amar no tengas miedo, es tiempo de abrir el corazón a las oportunidades y de dejarse llevar por las cosas bellas que aún permanecen en este mundo loco.
De corazón todos mis mejores deseos para estas fiestas♥
Te quiero muchisimo

p.d numero no se cuanto: Perdoname por el comentario tan feo :c

FlooM1 dijo...

p.d numero no se cuanto 2: Perdona que haya escrito taaaaaaaan maaaal, me duelen los ojos de ver lo que escribí.
Cuidateeeeeeeeeeeeee, hasta mañana :3

Anónimo dijo...

siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa la amoooo
pobre becca!!!!

Anónimo dijo...

JEROM!!!!!!!!!!!!!!!!
ES SEXY JAJAJA
POBRE BECCA :(
SIGUELAAAAAAAAAAA
esta geniaaal
sigue asiii

Eunicess dijo...

Steph estoy tan desesperada
Me voy a volver loca
Las letras rojas Super románticas pero
Tenían razón
¿A quien se le ocurre que mientras el mundo se acaban hagan el amor?
Solo a Larissa y Jerom
Siempre supe que Larissa se quedaría con Jerom
Por eso siempre tenia la esperanza de que quizás Larissa se quedara con Nike y así la historia no hubiera sido tan predecible
Espero que el final me encante porque la novela si me encanto
Bueno estoy con los nervios espero que todo se arregle

Angela dijo...

Steph sube pronto
dejame decir que me ha gustado el capitulo
Estoy que me muero por saber que pasara en el final
Haber conocido tus novelas es lo mejor que me ha pasado
Sin duda seras una escritora admirable en el futuro y tus novelas apareceran en el cine
Lo ultimo que escribio larissa waoo
sube pronto

Steph dijo...

Para mis lectores: les pido disculpas, no podré subir capítulo hoy, he tenido problemas técnicos.

Les explico: No tengo internet y los cybers no abrirán hasta enero :S

Intentaré resolverlo en los próximos días

FlooM1 dijo...

En el fondo me alegra ver que no has subido el ultimo capitulo, no se si estoy preparada para tanto. No quiero que termine :c

Deen dijo...

QUE CAPITULOS POR DIOS! SOY LA PEOR DE LAS LECTORAS HACE COMO MILES DE AÑOS QUE NO COMENTABA, PERDON PERDON PERDON, NUNCA DEJARÍA DE LEER AMO ESTA NOVELA MAS QUE MUCHAS OTRAS, TIENE UN TOQUE DEMASIADO ESPECIAL.
ES DIFERENTE Y CON ESTOS ÚLTIMOS CAPITULOS ESO ME HA QUEDADO MAS QUE CLARO, PERO DIFERENTE STEPHANY ES UN ELOGIO.
¿COMO QUE YA SE ACABA?¿COMO QUE SE TERMINA EL AÑO? QUE ALGUIEN ME PELLIZQUE, NO PUEDE HABER PASADO TAN RAPIDO EL TIEMPO, ESTO CADA VEZ ME DA MAS MIEDO.
EL CAPITULO! JEROM ES INCREIBLE AL IGUAL QUE ANKER Y NIKE PERO TIENE ESA TERNURA E INOCENCIA ENTREMEZCLADA CON ESE CARACTER Y ESE ANDAR TAN DE CHICO MALO QUE ENAMORA A CUALQUIERA.
MI LUCHA ESTÁ CON ANKER, NO ME IMAGINO VIVIENDO EN UNA HUMANIDAD ASÍ, CREO QUE PREFERIRÍA ESTAR MUERTA A VIVIR ESO. ESA SITUACIÓN ES PEOR QUE EL PROPIO INFIERNO.
ESPERO QUE LOS SERES HUMANOS SEAMOS CAPACES DE DARNOS CUENTA A TIEMPO, TOMAR CONCIENCIA, CREAR ARMAS PARA HACER UN MUNDO MEJOR, COMENZAR A PENSAR COMO ESPECIE, COMO LA PIEZA FALTANTE DE UN ROMPE CABEZAS, COMO UN TODO Y NO COMO UN UNO, ESPERO PODER SER CAPACES DE PENSAR COMO PERSONAS Y NO SOLO COMO HUMANOS.
NO QUIERO QUE ESTA NOVELA TERMINE, EXTRAÑARÉ TODO ESTO DEMASIADO, ADEMAS QUIERO UN LINDO FINAL PARA ANIA DAMIEN COLE MIRANDA DIMITRI BECCA JERRY CHAR JOEY AITA JEROM NIKE ANKER. UN FINAL FELIZ, O AL MENOS UN FINAL NO CORTA VENAS .__.
ERES TERRIBLE ESCRITORA, NO DEJES DE HACER ESTO, TE DESEO UNA HERMOSA NAVIDAD Y QUE SANTA TE TRAIGA UN MILLON DE OPORTUNIDADES, DE APRENDIZAJES, DE SUEÑOS.
NOS LEEMOS LUEGO, FELIZ NAVIDAD STEPH!

FlooM1 dijo...

Steph había pensado responderte tu comentario, pero no lo haré no ahora, dejaré todo lo que tengo que decirte para el gran final, pero que quede claro, fue un gran capitulo. lo amé desde el comienzo hasta el final!
P.d. quieor creer que hay esperanzas!

Anónimo dijo...

HOLA STEPH :3
Tanto tiempo God. No sé porque de repente te dejé un poco de lado. No puedo esperar a leer las nuevas historias que tenés. Ni siquiera sé si te acordarás de mí (no creo que lo hagas) En fin, lo que quería preguntarte es sobre tu escritura. Has leído por casualidad la saga de los Cazadores de Sombras? O las Crónicas Vampíricas? Porque, durante estos últimos meses que no he entrado a tu maravilloso blog, los he estado leyendo y me parece todo muy similar. No te digo que los estés copiando, solo te pregunto si estos libros te han influenciado a escribir tan preciosamente como la hacés. (Re chupa-media xd) Y además tengo curiosidad hdkjaskdhs. En fin, espero que estés muy bien. Ahora en el verano me pongo a leer todo.
Nos vemos, girl
Luuh...

FlooM1 dijo...

Sigues sin aparecer y esto ya me esta dando miedito, la menos pasa a decir que estás bien y que no has subido porque estás esperando que hayan la gran cantidad de comentarios que se merecía ese increible cap.
Steph me muero por saber que pasará, una noche SOÑE CON ESTOOO!
un arbol rosa, un chica de pelos de colores no era el mismo tono de larissa pero era de colores y ya ni me acuerdo pero estaba Damien y Cole reconciliandoseeeeeee y se decían algo de 'Te odio, pero somos hermanos'' y sdkjhzks algo así. ESTOY MAL STEPH, JURO QUE EUSTACE NO ME HABÍA CONVIDADO CON NADA RARO! estoy quedando loquita :3

Iveeth Luna Gámez dijo...

Hola Steph.
Comienzo disculpandome por no haber pasado antes pero me mude, luego las fiestas navideñas y familia y todo eso..
Y aun estoy muy ocupada pero me paso a dejarte un rapido y hermoso comentario.
ME ENCANTO EL CAPITULO Y LLORO COMO IDIOTA PORQUE NO ME GUSTA QUE YA CASI SE ACABE ;C
OMJ mi madre me busca jaja espero no se de cuenta que estoy dentro del armario de su cuarto xD jajajajaja.
Esta vez no estoy segura si padirte que la sigas pronto... porque me duele que estemos llegando al final...
¿Voy a morir? Ya sabes mi personaje ._. jajajaj la duda me carcome D:
JODER!!!! Mi madre se hacerca... ME VOY XD jaja.
Chau Steph te amo ;)

FlooM1 dijo...

Se nos va este 2012 Steph, espero que te haya dejado un montón de cosas hermosas, recuerdos de momentos inolvidables, renovadas esperanzas, oportunidades,enseñanzas, sueños realizados, metas cumplidas pero ante todo espero que haya dado fuerzas para creer, para creer en para creer en la magia, en la vida, en el amor, en las personas, para creer en ti.
Quienes tenemos fe desconocemos el gran tesoro que poseemos, no hay nada mas grande y mas fuerte que creer que se puede, creer que existe, creer que vale la pena. Soñá en grande, compartí esa fuerza con el mundo entero, compartí tus sueños, déjale a las personas un poquito de tu fé, un poquito de esas convicciones, de esas creencias, el mundo sería un lugar mucho mejor si en cada persona existiera tan solo un poquito de todas esas cosas que nos has dejado a lo largo de todo este tiempo y de todas estas novelas.
Con respecto al 2013 ¿Que te puedo decir? espero que te encuentre feliz y contenta, rodeada de seres queridos, de mucho amor, llena de sueños y de nuevos propósitos, estoy muy intrigada con ese deseo tuyo de hacer literatura infantil, yo le leería tus libros a mi hermano, creo que lo harían ser mejor.
Espero que este año nos vuelva a encontrar juntas, yo quiero seguir leyendote, de corazón Steph que el 2013 sea un GRAN año, con todo lo que eso pueda significar para ti.
Amores, amistades, sueños, aventuras, locuras, experiencias, enseñanzas, oportunidades, alegrías,lectores, comentarios, ganas de seguir, fuerza, coraje... que nada de eso falte en este nuevo año que comienza
Te quierooooooooooooooooo♥
Hasta el 2013 (:

FlooM1 dijo...

El primer comentario que tendrás en el año 2013 será el mio :D
Feliz 2013 Steeeeeph♥

Susy dijo...

Lo estuve pensando y quiero que aparezca en los agradecimiento así :
Wilmeliz Bonet Narváez (susy)

Lamento las molestias : )

Paulina Martin dijo...

Hola espero que hayas tenido un buen inicio de año y te deseo lo mejor para este 2013.
Saludos desde Mexico a donde quiera que estes :D

VISITAS

.

.