.

.

Translate

Nota: Está prohibida la republicación, copia, difusión y distribución de mi novelas en otras páginas webs.

viernes, 15 de octubre de 2010

Capitulo 20: La Dama del Caos.



Capitulo 20: La Dama del Caos.

Con las manos sangrientas Joe se irguió frente a nosotros, sus ojos, con las venas inyectadas en sangre, reposaron en mí, expidiendo ardor a través de mi piel. No daba créditos a lo que estaba viendo, era como si él estuviese luchando contra sí mismo, estaba pasmado, agarrotado, sus dientes comprimidos, sus cejas fruncidas, su respiración alterada, sus manos hechas puños, la piel de una coloración sutilmente escarlata y la mirada poseía malevolencia y pavor.
–¡Muévete! –increpó Joe a Alan para que él pudiera llegar hasta mí, su voz era un inextricable embrollo de sufrimiento, sonaba tan entrecortada, resquebrajada y temblorosa, que era fácil imaginarse que tenía un nudo atascado en las cuerdas vocales.
Alan utilizó su brazo para expulsarme más hacia su espalda en gesto protector, me aferré a su camisa.
–¡Déjame hablar con ella, hijo de perra! –prosiguió Joe a gritos, cuando hablaba se escuchaba moribundo, como si alguien estuviera apuñalándolo una y otra vez.
Me enfrenté cara a cara a Joe, no podía evitar tenerle miedo, mi garganta se estrechaba y mi pecho se prensaba.
–Escucha, Joe, tienes que calmarte y mirarme –intenté que mi tonalidad pareciera constante, casi funcionó.
–Calmarme y una mierda. Me temes, en este momento me temes, ya no confías en mí –él me sujetó de los hombros y un espasmo hizo que me sacudiera–. Me traicionaste, ¿por qué lo hiciste?
Negué con apremio, trepé mis manos hacia su pecho y aprehendí las solapas de su abrigo muy osadamente.
–Eso no es cierto –repliqué en voz alta–. He sido la única que te ha apoyado en esta jodida locura, porque te quiero, ni siquiera sé cómo terminará todo esto, y aun así te seguí.
Él hizo un gesto burdo y se alejó echándose hacia atrás, apartándose de mí.
–Quisiste que yo te creyera, eso fue todo, y después me traicionaste. Todo lo que yo he hecho ha sido por tu bien, para protegerte. Y todo lo que soy es tu culpa. Tienes la culpa de todo esto.
Me puse pálida, no sabía que escuchar eso pudiera lastimarme tanto. Quizás él tenía razón y era mi culpa…
–No tienes la culpa de nada –desde atrás advertí la voz de Alan zumbando en mi oído y sus manos asentándose en mis hombros.
En menos de lo que dura un parpadeo Joe se lanzó a correr hasta la luz que provenía del final de la cueva, Alan y Julieanne se movieron de manera imperceptible, como si ambos hubiesen desaparecido de un minuto a otro. Emprendí a correr detrás de Joseph. Pero era jodidamente vertiginoso, sus pisadas retumbaron en la tierra seca, me desplacé tan ágil como pude a lo largo de ese conducto de piedras, Joe se encaminaba hacia lo que ambos sabíamos que era la salida. Lo perseguí hasta quedarme sin aliento y mis pantorrillas dolieron por el esfuerzo muscular. Podía oír su agitada respiración alejándose.
Afuera el cielo era púrpura y rojizo a mitad del crepúsculo, Alan y Julieanne se encontraban de pie bloqueando las puertas del Impala que se hallaba aparcado en medio del camino.
Empecé a avecinarme a Joe cuando él disminuyó la velocidad un poco. Salté encima de él, pescándolo por la espalda y derribándolo. Durante dos segundos nos detuvimos a jadear y él entonces se levantó lanzándome a la grava.
–No puede ser –maldijo Joe, examinando el ambiente que lo rodeaba–. Ya no me queda tiempo, está anocheciendo.
Él se puso de hinojos en el suelo y gritó. El estruendo se difundió en el aire igual que el sonido estridente de un trueno o de las olas rompiéndose contra los arrecifes. Abatido ubicó sus manos sobre su cara, enredando sus dedos en su pelo y frotando su frente, mostrándose vulnerable, arruinado, destrozado.
Quería abrazarlo con fuerza, me sentía tan terrible por dentro, sentía que estaba agonizando lentamente, me faltaba el aire, tenía ganas de llorar.
Con mesura Joe se levantó y se trasladó hasta donde yo me encontraba. Estaba segura de que arremetería contra mí o querría agredirme, en lugar de eso me tomó de la cara y el cuello, acercó mi boca a la suya y me besó de manera vehemente, arrebatada e impetuosa. Me abrumé de su aroma y me sumergí en su fervor, fue tan impactante el roce con sus labios que me sentí mareada, cerré los ojos y una lágrima se disgregó de mis ojos y viajó por mi cara. Me sentía necesitada, desesperada, mis labios ardían y palpitaban mientras chocaban con los suyos en un movimiento apasionado y frenético. Su mano estaba firmemente afianzada detrás de mi cabeza, aferrada a mi cabello para atraerme hacia su boca, su lengua se movía contra la mía mientras penetraba mi boca profundamente. Yo rodeé su cuello con mis manos y esa intolerable vibración asaltó mi cuerpo hasta debilitarme. ¡Cómo lo necesitaba!
¡Dios! Quise llorar de amor.
–Te amo –me susurró él dejando mis labios.
Joe se apartó y descubrí que sus ojos estaban húmedos. Me dio la espalda y emprendió a correr a través de la carretera de manera tan fugaz que difícilmente parecía una silueta intangible y trémula. Alan dejó escapar un suspiro de fracaso y me dijo en voz baja que no lo siguiera.
–Iré a avisar a mi padre –dijo Julieanne.
–¡Espera! –exclamó Alan para que ella se detuviera. Él disminuyó la distancia que los separaba–. Si me muero hoy yo quería…
Abrí los ojos como platos cuando él se inclinó y la besó en los labios, un beso breve y grácil. Advertí que la chica acogía el beso, primero sorprendiéndose y luego cerrando sus ojos regocijada. Él se separó un centímetro de Julieanne y de pronto ella lo golpeó con una fuerte bofetada en el rostro.
Alan dio dos pasos hacia atrás, un poco absorto y patitieso, pero con una sonrisa que no cabía de satisfacción.
Antes de que alguien pudiera hablar Julieanne avanzó dos pasos y volvió a besar a Alan, pero esta vez muy apasionadamente, apretando sus puños en su camisa y tomando sus labios de manera salvaje. Tuve que apartar la mirada.
–Ah –jadeó ella unos segundos más tarde, volví a mirarlos–. Te prometo que si estás con vida después de la medianoche te volveré a ver para enseñarte el truco de desaparecer.
La joven sonrió y se esfumó en el aire.
Alan, ruborizado como nunca antes lo había visto, se llevó la mano hasta la mejilla.
–Voy por Joe. Espera aquí, en el auto, si quieres –dijo él y corrió de manera diligente por la envergadura de la carretera donde Joe estaba desvaneciéndose en la lejanía.
No pasó un minuto cuando Alan volvió forcejeando con Joe.
–Suéltame, está anocheciendo, tengo que buscar la daga, tengo que irme, maldito –vociferaba Joe meneándose como una fiera poseída entre los brazos de Alan.
A lo lejos se oyeron pasos, al instante miré de soslayo a la distancia y Jonathan se avecinaba, en forma de pantera, era un animal salvaje de ojos ambarinos que avanzaba a toda velocidad. Luego de tomar la forma de una sombra el demonio se materializó haciéndose hombre, de carne y hueso.
–Estoy teniendo problemas –dijo Alan en cuanto lo vio aparecer–. Creo que necesito ayuda, porque estoy solo en esto y Angelique también se ha descontrolado, tuvo un ataque de ira.
–Debo succionar la sangre mala que ella tomó de Blade –refutó Ravenwood estudiando el escenario–. Pero para eso debes dejarme beber de ti, Angelique. Tengo que beber tu sangre contagiada para erradicarla de tu cuerpo, tomando en cuenta que yo soy un demonio no me afectará.
Joe dejó de bracear y retorcerse, enmudeció y su rostro tomó un transparente tono blanco ceniciento.
–No te atrevas a morderla –gruñó él.
–¿Puedo confiar en ti? –escrutó Alan dirigiéndose a Ravenwood.
Jonathan sonrió.
–En todo lo demás, no. En esta situación, sí
–No, Angelique. No dejes que te muerda –me increpó Joe–. Robará tu alma, te matará, se aprovechará de ti. ¡No lo hagas!
Jonathan me miró a los ojos.
–Es tu decisión, puedo morder tu muñeca si te incomoda que sea en el cuello –me propuso el Zephyr.
Tuve que girar a mirar a Joe antes de tomar una decisión, él me odiaría si yo aceptaba. Había voces atormentándome. Hazlo, no lo hagas. Si Joe estaba en lo correcto sería mi fin. Si me negaba y Jonathan decía la verdad entonces permanecería contaminada con la sangre endemoniada de Joe.
Tomar decisiones, ése siempre es el mayor desafío de la vida, consta en tomar diferentes caminos sin conocer lo que te espera, es como dar un paso a ciegas en la negrura, podrías sobrevivir, o tal vez no, nunca hay vuelta atrás, no puedes retroceder, una vez que has entrado por la puerta ésta se cierra detrás de ti. Luego de que te adentras en una decisión ésta marca tu destino. De por vida.
–¿Por qué quieres ayudarnos, Ravenwood? –le pregunté.
–Porque estoy cansado, estoy aburrido de ustedes –su tono era tan honesto que espantaba–. Yo conozco la historia de ambos, desde que dejaron el paraíso y se convirtieron en mortales. Ninguno de ustedes aceptó su condena de morir, desde el principio de los tiempos ustedes se buscaron el uno al otro, sus almas se encontraban aunque estuviesen a miles de millas apartados, la historia se repite cada vez que mueren. Una y otra vez cometen el mismo pecado. Sé que ustedes se aman, contra eso nadie puede competir –él pausó para mirar a Joe–. Pero esta vez es diferente, porque han tomado un camino al que no debieron adentrarse, nunca debieron filtrarse al mundo inmortal, eso no les correspondía. Cada vampiro en la tierra es parte demonio, cada vampiro tiene algo de Lilith, y al ser como ella rompieron la línea de su destino, si mueren siendo vampiros no podrán volver al cuerpo de un hijo de Eva. Con esto quiero decir, no podrán seguir reencarnando. Irán al infierno. ¿Y saben lo que es el infierno? ¿Alguna vez han pensado en ello? ¿Las llamas, el diablillo rojo con tridente?
El vacío de silencio fue terrible, lo único que se escuchaba era el aire vapuleando nuestra ropa.
–Un gran amigo mío solía decir: “No quiero ir al cielo porque en el cielo no hay alcohol.” –continuó él–. Cuánta razón tenía. En el cielo no puedes anestesiarte, no hay alcohol, porque no hay vicios, ni gula, ni lujuria, ni envidia. Un paraíso donde todo es perfectamente pacífico y… Bueno, aburrido. En cambio el infierno –él pausó–, el infierno es más bien como el árbol de los placeres. Placer, placer, placer. No obstante, no te permiten amar, te separan de todo lo que alguna vez amaste, es por eso que los que van allí están perdidos, tan perdidos que se llenan de hambruna y sed. Lo único que puedes hacer es saciarte de placer –Jonathan largó una carcajada–. He estado ahí, el pecado es placer, el placer es pecado, puedes hacer lo que te plazca. Puedes tener sexo, comer, beber, hasta reventar, literalmente reventar, y no puedes morir. El placer es una droga, primero te satisface, luego te destruye, por eso es un pecado sentir tanto placer. Bajo tierra puedes abusar de los excesos hasta sangrar. Puedes narcotizarte con afrodisiacos y tener todo al alcance de tu mano, pero se abusa tanto de los placeres que al final te destruyes, y es ahí cuando no quieres más sexo, no quieres más drogas, no quieres más alcohol, ni más comida, ni bebida, ni sangre, ni riqueza, porque sabes que estás loco y descarriado, pero no puedes dejar nada, no puedes parar, porque te haces adicto, adicto a los excesos, a la pasión, al libertinaje, a las depravaciones, tan adicto que no puedes seguir viviendo, tan adicto al sadismo que sabes que sangrarás y de todas formas tocas la herida una y otra vez.
La mirada de Jonathan era centrada, como si relatara un recuerdo, algo que a él le había sucedido.
–Por eso, la tierra es el punto perfecto, es un infierno pero en menores proporciones, porque cada ser que habita aquí sabe que abusar de los excesos significa morir, y todos le temen a eso, gracias a ustedes, Adán y Eva, gracias a ustedes cada humano le teme a morir –tragué saliva, todos escuchábamos enmudecidos–. Eva, cada ser humano vino a la tierra desde tu vientre, tú eres la madre de todos los hombres, y con tu pecado condenaste a tu especie a ser mortales. Pero como dicen, la vida es demasiado monótona en blanco y negro, los matices intermedios son mejores, así como la sal sirve para aderezar, tú pecado les sirvió a los mortales para medir las consecuencias de sus acciones, fue una lección, para que ustedes dos aprendieran –mientras hablaba daba lentos pasos, asegurándose de mirarnos a todos a los ojos para saber si estábamos escuchándolo–. ¡Y aun así! aun así siguen cometiendo el mismo pecado, sus hijos fueron condenados por algo que sólo ustedes dos hicieron, un pecado que cometieron y del cual no se arrepienten. Es por eso que me tienen enfermo, hastiado de ver la misma tediosa película, pienso que lo mejor es que estén juntos siendo inmortales, es la única manera de que su condena se termine. Y digamos que no quisiera estar en el lugar de ustedes –él me miró entonces con dureza, de una manera tan gélida que un escalofrío me asaltó–. Ésa es la razón por la que quiero ayudarlos. ¿Dejarás que beba de ti o tengo que dar otro largo monólogo y citar otro discurso?
Alargué mi brazo ofreciéndole mi muñeca a Ravenwood para que me mordiera, él asintió y sujetó mi mano entre la suya.
–No, Angelique, no –dijo Joseph derrotado.
Joe no entendía que yo también pensaba en él cada vez que tomaba una decisión, cada vez que elegía un camino pensaba únicamente en él.
Ravenwood besó el dorso de mi mano antes de comenzar, sus frígidos dedos acariciaron la piel blanca que cubría mis venas, lentamente el demonio acercó mi mano a su boca al tiempo que perforaba mis ojos con una mirada.
El dolor me hizo caer de rodillas cuando sus dientes hendieron mi piel, lancé varios quejidos de dolor, Ravenwood no me soltó, cerró sus ojos y tomó sangre de mis venas. Me vi obligada a cerrar los ojos y apretar la mandíbula, mis puños estaban cerrados, solté gemidos y percibí que Joe ultrajaba a Alan pidiéndole que lo liberara. Nunca una mordida había sido tan dolorosa para mí. La noche caía sobre nosotros mientras mi sangre era extraída quemando la zona de mi muñeca, ardiendo como tuviera una pulsera de fuego rodeándome.
Hasta que sus colmillos salieron de mi interior.
Jadeé.
–¿Seguirán mi plan? –cuestionó Ravenwood en voz alta mientras yo me recuperaba.
Mi sangre goteaba desde las dos perforaciones que sus incisivos caninos me habían hecho.

El famoso plan de Ravenwood, lo que perfectamente podría ser una trampa. Se acercaba la medianoche, Jonathan se había marchado, dejando a Joseph profundamente dormido en el interior de la cueva. Cómo me dolía verlo así. En cuánto despertó él quiso saber si aún quedaba tiempo para buscar La Daga de Fuego. Sólo restaba alrededor de una hora para que la medianoche nos acechara.
–Sam –dijo Joe al teléfono. Lo escuché atentamente–. No lo he logrado, no pude hacerlo, lo siento, no conseguí la daga… Sí, lo sé, por favor, devuélveme a mí, soy yo quien merezco el infierno, ella no… –Joe se detuvo–. Me doy por vencido, sólo haz lo que quieras conmigo.
Joe, iracundo, le echó una ojeada a la pantalla del Blackberry. Sam había cortado la llamada y él arrojó el teléfono móvil contra el piso haciéndolo pedazos.
Quien realmente parecía hecho pedazos era aquel vampiro, se sentó en el piso y se quedó callado, con la mirada extraviada, aislado.
–Joe –le llamó Alan, y él no respondió a su llamado, ni siquiera giró la mirada, ni siquiera parpadeó o se movió–. Si salimos de esto espero que me perdones por todo lo que te hice pasar.
No hubo respuesta.
Quería aproximarme a Joseph y pedirle que me abrazara, tenía frío y necesitaba su calor, aunque sabía que eso no pasaría. De modo que me recosté sobre el hombro de Alan y él me acarició el pelo durante unos veinte minutos, mientras lo único que hacíamos era estar aterrados en silencio contemplando al fantasma que había sustituido a Joe, quien parecía una escultura de piedra, sin vida, sin corazón ni razón.
El teléfono de Alan sonó. Él se alejó para contestar, oí sus susurros a lo lejos.
–Era Adolph –terció Alan–. Tenemos una emergencia, Sam ha robado La Daga de Fuego, Jonathan quiere que nos dirijamos al santuario para ayudar. Ayúdame con Joe.
Entre los dos hicimos entrar al auto al vampiro. Alan condujo muy silencioso, yo no sabía adónde nos dirigíamos, el camino se hacía eternamente infernal, duradero y más silencioso que la muerte. Me sentí confundida cuando aparcamos delante de lo que parecía ser un templo, una iglesia.
–¿Podemos entrar a estos sitios? –pregunté mientras bajábamos del automóvil.
–No, pero este lugar está maldito –murmuró Alan.
Joe caminaba con la vista en el suelo.
–He cometido un gran error –escuché que él susurraba y me detuve–. Jamás debí haber regresado.
Las puertas dobles de roble se abrieron para nosotros, desde el interior de la iglesia la claridad brotó encandilando la negra noche.
El terror me quitó el habla, Adolph apareció bajo la luz bañado de sangre, no podía ver si estaba herido, pero era seguro que había mucha sangre, manchas en su ropa, en su rostro y su cabello, parecía haber estado peleando. Nina vino detrás de él con la cara llena de lágrimas y rociada de sangre.
–Ya es tarde, es muy tarde –chilló Nina sollozando.
Adolph sujetó mi muñeca y tiró de mí hacia el interior del templo, las puertas se cerraron cuando todos estuvimos dentro.
¡Era aterrador! El interior de ese lugar era alguna especie de santuario satánico, era colosalmente enorme, las paredes estaban cubiertas de símbolos diabólicos que parecían haber sido pintados con sangre, había crucifijos colgados de cabeza, figuras y estatuas de criaturas aladas como monstruos de varias cabezas y enormes colmillos, como fieras malignas, las esculturas de piedra parecían reales, era como si tuvieran vida. En el centro de la capilla se desprendía luz igual que destellos de oro y plata desde una fuente. Aquella fuente era inmensa, un monumental pozo de agua con una figura de oro en medio, una escultura dorada de una criatura mítica, algo parecido a un hombre de cuatro fornidos brazos, con el cabello largo hasta sus hombros y la boca ampliamente abierta soltando agua resplandeciente y traslúcida, formando una formidable cascada.
Tres dagas con empuñaduras iridiscentes se encontraban enterradas alrededor del borde de piedra de la fuente, una daga parecía ser de oro, otra de bronce, y la última de cristal.
Era cierto, era demasiado tarde.
El demonio Samael se hallaba de pie al lado de la cascada luminosa, Jonathan también, con el rostro esclarecido bajo los radiantes resplandores, aguardando en silencio.
–Ven a mí, mi dama del caos –exclamó Sam con esa sensual y profunda voz hipnotizadora.
Mi rostro había perdido todo el color, la cascada de agua comenzó a serpentear y a brillar más intensamente, cegadoramente. Mi piel se erizó cuando distinguí que se formaba una silueta parecida a un reflejo en el agua que descendía igual que una cortina desde las fauces de la escultura de oro. El reflejo cada vez se hizo más preciso y visible, era una efigie femenina que se formaba del agua como si ésta estuviera solidificándose, pude apreciar mucho fulgor dorado, destellos tan agudos que herían mis ojos.
Parpadeé varias veces antes de discernir que se trataba de una rubia cabellera, largos risos de oro y rojizos que enmarcaban una alargada cara con esplendorosos ojos indecorosos, el contorno de su cuerpo apareció, su piel llameaba como si irradiara luz, piel blanca de la cual salían relámpagos de manera inexplicable. La mujer surgió muy lentamente del torrente líquido de la fuente. Ella era tan alta que parecía descomunal, sus risos dorados y rojizos sobrepasaban el largo de su torso cayendo igual que una cascada, recorriendo su cuerpo desnudo, cubriendo sus pechos voluptuosos y bajando hasta su cadera femenina. Lo único que cubría la desnudez de sus curvas eran sólidas tiras de oro que se enroscaban como una enredadera a través de su cuerpo mojado. Digamos que cubrían exclusivamente lo necesario. Tenía una boca con soberbios labios definidos, delineados con precisión como si alguien los hubiera ilustrado. Y su mirada, dotada con perversos ojos verde aceituna, era tan maligna, despiadada, cruel. Jamás había visto a alguien que tuviera tanta maldad impresa en su rostro.
Lilith. Era ella. Deborah.
¡Maldita zorra! Era hermosa, su belleza era magnánima, sobrenatural. Pero no parecía un ser de esta tierra, y probablemente no lo era. Su cuerpo no era el mismo que yo había conocido. Ahora parecía un ser apocalíptico, un personaje fantástico sacado de un libro.
Muy despacio ella salió de la fuente, goteando y mojando el mármol del suelo, enfoqué mis ojos hacia sus pies, en uno de ellos tenía un tatuaje, el más reluciente y colorido que yo hubiera visto jamás, era el dibujo de una serpiente que se envolvía alrededor de su tobillo. Los colores del perfil de la víbora eran tan vivos que parecía ilusorio, este tatuaje parecía estar vivo, fluctuándose y enroscándose en su pierna.
Su proterva mirada se encontró con la de Joe, cuando ella le sonrió unos afilados colmillos blancos se asomaron de su boca. Un estremecimiento recorrió mi piel.
–Dulce Samael –dijo ella en una armoniosa exclamación–. Liberarme ha sido lo más dulce que has hecho por mí, después de esto prometo que procrearemos unos lindos bebés demonio.
Ella dio más lentas zancadas hacia Joe, dejando huellas húmedas y brillantes en el mármol, goteando agua, mientras ella se movía de un modo malévolo, contoneando sus caderas. Joseph estaba fosilizado y atónito, tenso y rígido contemplándola. Tuve que respirar profundo, una punzada dolor atravesó mi pecho, yo sabía muy dolorosamente que él miraba su cuerpo, hechizado.
Cuando la distancia entre esa mujer y Joe se hizo más reducida él dio varios pasos hacia atrás, tropezándose hasta por poco caer. Ella largó una risotada femenina y fatal.
–Adán, tú todavía me deseas –le susurró ella con un acento exótico.
–Joseph –dijo él, su voz temblaba–. Mi nombre es Joseph.
Deborah ensanchó su retorcida sonrisa.
–Sí, Joseph Adam. Eres mío –ella se adelantó y lo sujetó de la camiseta.
Él giró su rostro y cerró los ojos cuando ella acercó su boca a su cara. Y me enfurecí, pensé un apresurado plan, debía correr hacia la fuente y hurtar una de las dagas. Mataría una vez más a esa diabla. Escasamente me moví cuando todo el peso de Sam cayó sobre mí, había dado un sigiloso salto desde la oscuridad y me atrapó entre su pecho y el suelo. Dejé de respirar, una ola de calor me recorrió.
Los chicos alarmados se lanzaron a correr hacia Sam.
–¡Atrás! –los detuvo Jonathan con una orden y alzando su mano delante de ellos.
Alan, Nina y Adolph no se movieron, se quedaron petrificados en su sitio. Joe por su parte aun estaba entre las garras de Deborah, tenía los ojos cerrados con fuerza y esquivaba los labios de ella.
–¿Sabes quién soy yo? –me susurró al oído la majestuosa voz de Samael–. Yo soy el hombre que pone el deseo en tu cuerpo –sentí su aliento en la parte trasera de mi oreja–. Soy yo el ángel que poseyó el cuerpo de la serpiente para seducirte, para hacerte pecar. Nunca te has resistido a mi voz, Eva, nunca lo has hecho –me estaba aplastando, yo giré mi rostro hacia mi costado para no mirarlo–. Te tenté a comer del fruto prohibido, y lo hiciste. Te tenté a besarme, y tampoco pudiste resistirme.
Lo empujé con mis brazos y no funcionó. Escuché que Joe gritaba y lo busqué con la mirada, cuando lo encontré se hallaba en el suelo, con esa mujer encima de él. Ella estaba bebiendo su sangre.
No pude evitar gritar, me encontré con la mirada abismal de Sam, el hombre sonreía, yo quería llorar.
–¡Joe! –grité yo.
Inesperadamente algo golpeó a Sam, el demonio fue arrojado hacia la cascada de la fuente, el agua lo empapó y su rostro se atestó de cólera al darse cuenta de que Ravenwood lo había embestido. Me puse en pie aturdida.
Deborah cesó de morder a Joe, la mujer demonio me miró, con sus colmillos ensangrentados escurriendo, Joe jadeó mientras se sentaba tocando su cuello que chorreaba sangre hasta su pecho, observé que él venía hacia mí, pero la diabla extendió su brazo y Joe salió volando metros y metros más lejos, el pánico me dominó, la mirada de esa mujer se concentró en mí y del mismo modo fui arrojada contra la pared, al igual que el resto de los chicos.
Sentí que mi espalda se estrellaba duramente contra la superficie plana y me quejé de dolor, traté de respirar.
–Eres una puta, vieja cabrona –insulté a Deborah.
Me horroricé cuando noté que no podía mover mi cuerpo, la mirada de Deborah me perforó. Me quedé estampada contra la pared sin poder moverme y un dolor demoledor se apoderó de mí, un sabor metálico subió a mi boca. Sangre.
¡Oh por Dios!
¡Oh por D…! ¡Darius!
Que Darius me ayudara, lo necesitaba ahora.
La sangre se escapó de mi boca a raudales, y grité. El dolor estaba consumiéndome, las lágrimas se me escabulleron. Sentía que estaba desgarrándome por dentro, como si todos mis huesos estuvieran quebrándose, como si estuviera siendo aplastada bajo una demoledora.
Retorciéndome de dolor advertí lo que sucedía a mi alrededor, Jonathan estaba de pie jadeando y Sam ascendía lentamente desde el agua, su rostro se había transformado, el cabello largo le goteaba y sus ojos parecían los de una bestia, como un animal salvaje. Su vestuario estaba empapado, su cuerpo tenso. Igual que un animal predador se aproximó hasta Jonathan, quien se echó para atrás más despacio y repentinamente nos miró.
Sollocé, la sangre me estaba bañando y Joe gritaba sin poder moverse.
–¡Deborah! –aullaba él–. Seré tuyo, pídeme cualquier cosa, pero déjala, por favor.
La mujer lo miró por el rabillo del ojo.
–Ya hemos pasado por esto antes, chiquito. No volveré a caer en tu actuación barata.
–El muchacho, Gerardo –nos gritó Jonathan–, él es quien puede salvarlos, sus tatuajes son la clave.
Mi nariz también sangró.
–Me prometiste que la mantendrías a salvo, lo juraste, Sam –vociferó Joe con la voz afligida y ronca.
Sam se rió de manera siniestra.
–¡Oh! Muchacho, para empezar, tú hiciste trampa en el póker –el refinado tono de Sam ahora sonaba más sagaz y frívolo, cubierto de saña–. Y tampoco has hecho nada bien, tuve que conseguir las dagas por mi propia cuenta. Así que literalmente no tenemos ningún trato.
–Pero… –protesto Joe, y luego pausó–. Entonces mi alma no te pertenece tampoco, el trato figuraba que yo ganara el juego, no lo hice, nunca lo hice.
Me percaté de que Joe forzaba con su propio cuerpo, luchando para moverse, pero el poder de Lilith se lo impedía.
–Exacto. Ahora soy yo el que decidirá quien de ustedes se irá y quién se quedará.
Joe gimió como si sintiera dolor y luego continuó.
–Un trato, hagamos otro trato –propuso Joe.
–Joe, no, no lo hagas –rezongó Adolph.
–Moriré, de todas formas –balbuceé yo.
Sentía que empezaba a perder mis sentidos, mi visión se hacía difusa, todo comenzó a escucharse distante. De repente el dolor cesó, el alivio me llenó.
–No dejaré que mueras tan aprisa –me dijo Deborah con una sonrisa en el rostro.
Parpadeé tratando de mirar todo con claridad.
–Ven aquí –Sam le susurró entre dientes a Jonathan–. ¿Estás asustado, gallina?
Sam estaba empezando a parecer una bestia, por primera vez distinguí sus largos y afilados colmillos que se desplegaron como si crecieran, en sus manos aparecieron largas garras puntiagudas, el hombre se aproximó hasta Ravenwood y de manera inesperada enterró las garras en el pecho del Zephyr.
Jonathan gritó mientras Sam hundía sus garras más y más profundamente, perforando la piel, haciéndolo sangrar. Cuando Sam tiró hacia atrás de su brazo y removió las garras de su tórax el corazón de Jonathan estaba en la mano enguantada de Samael, aún parecía latir.
Momentáneamente la sala se quedó en absoluto silencio, Ravenwood dio un último parpadeo y cayó muerto.
–Qué asco –se repugnó Sam al tiempo que analizaba el órgano que sucumbía entre sus dedos.
El demonio dejó caer el corazón.
–Joseph, Joseph, Joseph… –chasqueó Sam recobrando su sonrisa y su voz volvió a ser indulgente y melódica mientras cruzaba la habitación para llegar hasta Joe–. No soy un mal tipo, voy a cuidar de Angelique como a mi propia vida –Joe estaba contra la pared, inmóvil al igual que yo, con sus brazos extendidos como si hubiera sido crucificado–. Pero tienes que confiar en mí.
El hombre se había arrimado tanto a Joe que su respiración caía directamente sobre su cara, por un momento parecía que se estaba preparando para morderle el cuello. Joe tuvo la reacción de estremecerse, su cuello se tensó de tal manera que sus venas sobresalieron.
–Mírame, muchacho –Sam lo tomó del rostro y le besó la mejilla con suavidad–. Tú no puedes estar con ella, tienes que entregarte a Lilith o le harás daño a Angelique. Sabes que la dañarás, lo sabes. No necesitas tener sangre de demonio para lastimar a la gente –los ojos de Sam encontraron los de Joe–. Eres un monstruo, mataste a tu familia, mataste a tu hermano, y la mataste a ella. Nunca fuiste un buen chico –todo, cualquier cosa que Sam dijera era creíble, aún sabiendo que mentía, su voz seducía de un modo que podías creerle cualquier cosa, su tonalidad era plácida, grata, apacible y exquisita, te hacía creer que todo lo que decía era un consejo, todo por tu bien–. Mientras tus padres y tus hermanos pasaban un mal momento tú no hacías más que dar problemas, eras un vándalo, un criminal, lo único que hacías era drogarte y correr detrás de vampiros. Los condujiste a todos a casa y dejaste que mataran a tu familia, eres un cobarde, dejaste que todos murieran, los mataste
Mi garganta se apretó, reparé en Joe lloraba, sus ojos estrechados despedían lágrimas dándole brillo a sus mejillas.
–Yo no quise –chirrió Joe en voz baja– No quise…
–Sí, si quisiste –atestiguó Sam–. Querías deshacerte de todos, querías estar solo. Mataste a tu hermano a sangre fría, ni siquiera te dolió haberlo hecho.
–Joe… –intervine con un gruñido–. Joe, tienes… –me costaba respirar–. Tienes que saber que tu hermano, Christian te… Christian te perdona, él te liberó de la culpa.
Los ojos llorosos de Joe encontraron los míos, me miró asustado como si yo le hubiera abofeteado.
–También terminarás acabando con ella –le susurró Sam a Joe–. Ya lo hiciste una vez, lo harás de nuevo, vas a matarla. Por eso debes dejarla ir, vas a entregarla, me entregarás a Angelique. Yo te juro, por los dioses, que la cuidaré, la mantendré a salvo, la protegeré de ti. Sólo acepta el trato.
Deborah nos dejó caer, mi cuerpo recuperó la movilidad, mi vestido negro estaba repleto de sangre, me levanté tambaleándome, trepidando.
–¡Está mintiéndote, Joe! ¡Él va a matarla! –chilló Nina en cuanto pudo moverse.
–Confía en mí, ellos no son tus amigos, ellos no te quieren –decía Sam. Joe también había sido liberado y de forma disimulada comenzó a alejarse–. Quisieron matarte, quisieron matar a tu mujer. ¿Aceptas o no?
Joe asintió con la cabeza mientras tragaba saliva.
–Quiero escucharlo de tus labios, ¿aceptas o no?
–No –Adolph gritó–. Nosotros te queremos, Joe. El hombre está manipulándote, él me lo dijo, me dijo que esa mujer mataría a Angelique de cualquier modo, tienes que creerme. Niégate, tienes que decirle que no.
Las palabras de Adolph fueron inútiles cuando Sam volvió a susurrar palabras al oído de Joe.
–No aceptes, Joe, hazlo por mí –murmuré y me acerqué a él.
Con débiles pasos arrastré los pies para aproximarme hasta aquellos viles demonios.
–Es por ella que aceptarás –la voz de Sam me puso en trance, me sentí adormecida, confundida–. Mírala, toda esa sangre, fuiste tú el culpable, aceptarás para salvarla de ti.
Desesperadamente busqué la mirada de Joe, cuando él me miró yo negué, suplicándole con los ojos que no lo hiciera.
–Lo siento, pero es por ti, lo hago por ti –me explicó Joe, le faltaba el aire. El silencio se extendió, yo continuaba negando con la cabeza–. Sí, yo acepto, te entrego a Angelique, y me entrego a Lilith.
Una risa diabólica cortó la ferocidad del silencio, era Deborah, que lamió sus colmillos manchados de rojo y me miró con crueldad.
–Arderás en el infierno, mi querida niña –me dijo ella.
–Todo esto, todo es por Joe –mascullé–. ¿No tienes vergüenza alguna? Eres una zorra.
Ella se rió.
–¿Yo soy una zorra? Linda, ¿quién condenó a la humanidad por ofrecerle el fruto prohibido a Adán? ¿Tú o yo?
–No me hables de toda esa mierda, me importa un cuerno si hace millones de vidas Adán y Eva fueron condenados, me importa un cuerno si aún estás resentida porque tu primer hombre te remplazó por mí –limpié la sangre de mi cara usando mis manos–. No me hables de cosas que no recuerdo, pelear por un hombre va en contra de mis principios. Prefiero que lo tuyo y lo mío sea algo personal.
–¿No es tierna? –le dijo ella a Sam, quien la ignoró–. Ahora yo inventaré mi propia profecía, te enviaré al purgatorio al que nunca fuiste, te haré arder en el infierno al que debiste ir. Te haré sangrar para que pagues por todos tus pecados.
–¡Maldito! –exclamó Joe tomando a Sam del cuello con la dos manos–. Si esa mujer o cualquiera le pone una mano encima a Angelique te juro que el infierno va a ser tu menor preocupación. Me encargaré de que me implores piedad.
–Nunca llegará ese día –espetó el demonio entre risas–. Al menos no para ti –susurró en voz más baja.
Asimismo Sam atacó a Joseph con sus garras, él se desmoronó golpeando el suelo con su cuerpo, yo grité y observé las cuatro aberturas de sangre que atravesaban su pecho, su camisa rasgada manchada en color escarlata y las heridas se veían profundas y patentes.
Adolph salió corriendo hacia la fuente, desenterró la daga bronce de su soporte de piedra y la empuñó en su mano.
–Nina, no te muevas, deja que yo haga esto –aclamó Adolph.
Con velocidad sobrenatural Alan se abalanzó sobre Sam, el demonio lo atajó en el aire tomándolo por el cuello y lo hizo gritar.
Aterrada, Nina también gritó y entonces Deborah me agarró del cabello, tiró de mi pelo para atraerme hacia ella, mi cuero cabelludo dolió. Desplegué mis colmillos en un intento por defenderme, pero ella me lanzó contra el suelo con fuerza.
Por un momento sentí que el mundo daba vueltas demasiado rápido, tuve que cerrar los ojos, oí que los chicos lanzaban gritos, pero no podía entender lo que decían. Repentinamente comencé a sudar, un calor mortífero me abrasó, una intensa irradiación se filtró a través de mis parpados.
Y abrí los ojos, no vi nada más que luces borrosas.
Cuando me levanté distinguí implacables llamas confinándolo todo. No podía ver a nadie, ni a los chicos, ni a Joe, ni a Deborah, ni a Sam, ni siquiera al cuerpo fallecido de Jonathan. Sólo fuego, haciendo todo arder, encendiendo todo con destellos calientes.
–¿Joe? –mascullé con la voz ahogada–. ¿Joe, dónde estás?
Lo escuché gritar de suplicio en alguna parte.
Me sentí aterrada, mi corazón latió tan acelerado que dolió, corrí traspasando el fuego y no alcancé a ver nada, no podía encontrar a nadie. ¿Dónde estaban todos?
Mientras corría vislumbré las enormes puertas del templo, traté de abrirlas pero en cuanto hice el intento el manillar caliente quemó mis manos y me obligué a desistir.
De improviso las puertas se abrieron y Jerry apareció del otro lado, sus ojos estaban blancos, incluso sus pupilas, y él estaba hablando, decía palabras en voz neutra como si rezara pero en algún extraño idioma. Vi su piel bajo la luz naranja, no llevaba lentes, mis ojos se abrieron ampliamente al notar que los tatuajes de Jerry se movían como si danzaran en su piel. Él se adentró en la capilla, yo retrocedí.
–¿Jerry?
No me respondió, era como si no pudiera verme, seguía caminando con las pupilas blancas y recitando palabras en un lenguaje desconocido para mí. Estaba como en algún tipo de trance. Sus manos de pronto se alzaron al aire y despidieron rayos de luces añiles y celestes.
Yo corrí, alejándome de él y sus chispas refulgentes. Jerry se quedó atrás mientras yo correteaba arrastrando mis pies, tambaleándome mareada, a duras penas podía ver. Creí sentir que algo estaba persiguiéndome, pero no estaba segura de si era la foránea sensación de haber dejado a Jerry a mis espaldas o si realmente alguien venía detrás de mí.
–¿Dónde estás, Joe? –jadeé–. Darius, ven aquí, pendejo.
Mis rodillas fallaron y resbalé en la superficie, no estaba segura de si era capaz de ponerme de pie nuevamente, así que me tumbé sobre mi espalda, tratando de respirar. Comencé a parpadear y mi visión se aclaraba.
¡Espera! Pensé.
Mi visión no se estaba aclarando, esto era diferente, el fuego estaba descendiendo. Las luces fueron disminuyendo hasta que se extinguieron por completo, el fuego se apaciguó en menos de un minuto y todo de nuevo volvió a ser oscuro y sombrío. Débilmente iluminado por el resplandor de las esculturas de oro.
Respiré profundamente, cabeceando para mirar el entorno que me rodeaba. Había cenizas, oscuridad, cuerpos lanzados a lo largo del suelo. Conseguí ver que Adolph gateaba hacia Nina, ella se encontraba de rodillas en una esquina, llorando, su cabeza sangraba humedeciendo su cabello, ella jadeó cuando vio a su esposo.
Al otro lado, cerca de la fuente, yacía Ravenwood, me espanté al darme cuenta de que su cuerpo estaba quemado, deformado con la piel rugosa y chamuscada. Aún ardía.
Distinguí a Alan aproximarse entre las sombras, cojeaba, respiraba de forma entrecortada. Él me tendió la mano para levantarme. Adolorida tomé su mano sintiendo sus fríos dedos y me puse de pie muy lentamente.
–¿Estás bien? –preguntó él.
Ésa era una pregunta difícil.
No podía ver a Deborah ni tampoco a Sam, entonces el miedo se apoderó de todos mis sentidos. ¿Se habían llevado a Joe?
–¿Dónde está Joe? –jadeé.
Alan señaló hacia lo lejos, pude distinguir las demoniacas figuras y estatuas mirándome como si tuvieran vida, los símbolos en las paredes titilando y finalmente me fijé en Jerry, su cabello rubio lustroso, su ancha espalda, sus ojos aún blancos. La daga con empuñadura de bronce se hallaba en su mano, y Joe agonizaba tendido a sus pies.
–Los tatuajes de Jerry son poderosos seres que poseen su cuerpo, él abrió un portal hacia el infierno y envió a Lilith y a Samael de vuelta –musitó Alan.
El mortal se hincó a un lado del cuerpo de Joe y entonces comenzó a acuchillarlo con la daga que traía en las manos. Con apenas fuerzas Joe comenzó a lanzar gritos de agonía.
Sentí que perdía estabilidad, me precipité a correr pero de súbito Alan había sujetado mi brazo.
–Angelique, no te muevas –me dijo él–. Jerry tiene La Daga de Sangre, está revirtiendo el ritual, está drenando toda la sangre infectada de Joe.
Jerry permanecía declamando palabras desconocidas en otra lengua como si hiciera un canto o alguna especie de rito, y trazaba cruces con el puñal por todo el cuerpo de Joe, quien había dejado de gritar, ahora sólo tenía energía para gemir y quejarse, yacía en condiciones deplorables en un charco gigantesco de sangre.
–Eso podría matarlo –escuché que gruñía Adolph–. Si la sangre de demonio es demasiada podría morirse desangrado.
–¡Es suficiente! –proferí, ansiando correr hacia Joe, pero Alan no me lo permitió, me sujetó tan fuerte que mis huesos dolieron–. ¡Deténgalo! ¡Hagan que se detenga, por favor!
–No dejaremos que muera, ¿verdad? –habló Nina entre llanto y gimoteos.
La aureola de sangre que circunscribía el cuerpo de Joe cada vez se hacía más grande. Había tanta sangre, todo un lago de color escarlata, y Jerry estaba todo salpicado, sus vaqueros empapados, su cabello, su camisa, su rostro.
Joe dejó de luchar, sus ojos se cerraron, su rostro se apagó en un color lánguido y grisáceo. Jerry también se detuvo y un segundo después desfalleció, cayendo junto a Joseph, sus pupilas volvieron a tornarse negras y luego cerró los ojos. Parecía haber muerto, y también Joe.
El agarre de Alan se aflojó y me dejó ir, sentí algo húmedo en la cara.
Lágrimas.
Fui hasta Joe casi arrastrándome, me lancé a su lado, su sangre me rodeaba, mis ojos no dejaban de llorar, difícilmente distinguía algo tras la capa de lágrimas que me ceñían. Sollozando me atreví a tocar el cuerpo exánime de Joe. Él no parecía respirar, su corazón parecía haberse paralizado. Tenía heridas por todas partes, cruces gravadas en su frente como finas líneas rojas, sus muñecas desgarradas. Le acaricié el cabello, acomodé su cabeza en mi regazo mientras el pánico paralizaba mi corazón.
Algo presionaba mi pecho de forma horrible, era como si algo pesado estuviera sobre mí, una sensación asfixiante, no conseguía respirar.
Y de pronto hice algo que no había hecho en mucho tiempo. Recé.
Dije súplicas en mi mente, oraciones, plegarias.
Besé sus azules labios de forma suave deseando que todo se acabara, que todo se acabara para siempre.

27 comentarios:

elba montes dijo...

genial primera en checar el cap!!!!! lo siento no pude resistir, mas tarde te dejo el comentario grande

Fernanda Jonas dijo...

olaa genial soy la segunda en leer el capitulo...
te juro sthep que estoy temblando, que capitulo, llore mucho encerio que crueldad. no me imagino todo eso es horrible y joe, llorando y diciendo todo eso, todo lo que hizo por amor, por angelique, se que eso es verdad, porque yo aria lo mismo por nick... awww quiero seguir llorando`porque es bellisimo, magnifico, perfecto encerio, no encuentro palabras para describir lo que siento, es algo asi como si yo fuese angelique, oooh xdios mi joe, cuanto lo amo, pero mas a nick que, quede claro....:(
aaaw porfavor quiero un final lindo lo meresen por todo lo que han sufrido el uno por el otro...aunque si no es asi, pues ya que...
encerio aun lloro, no quiero que joe muera, nooooo, nooooo. mi joe noooo....deveras, deveritas, es como si fuera angelique sufro tanto como si todo lo que paso, yo lo estuviera viviendo, si joe muere yo muero con el deveras con este cap...sufro mucho
te juro que eres la mejor...
xdios aun falta el epilogo, aaah sube plizz, no quiero que joe muera, nooo...huum que fuerte...
eres la mejor.
ya quiero leer mas...no quiero que termine nos dejas pasmadas.
bueno grasias por contestarme...
oye no podrias ayudarme a crear un blog, esque yo no ehhh podido...no se...
hummm todo mi dia sera triste por pensar y pensar en joe y en todo esto si muere, no, no quiero ni pensarlo...lloro y lloro.
diran que, que dramatica soy, pero no es eso esque soy muy sensible y romantica, cursi y todo eso...
adioss sthep siguee...que capituloo final tan interesante y genial y...triste
ahora si adios sthep. mi escritora favorita.

Fernanda Jonas dijo...

eres la mejor sin duda alguna...
te queremos mucho sthep...
es la mejor novela que eh leido en mucho tiempo...y encerio eh leido varias...
pero no igual de hermosas que las tuyas...
quisiera darte las grasias por escribir esta novela has echo que mi mente vuele y se eleve lo mas alto, por hacer que mi corazon y mi mente sintieran cosas hermosas, por hacernos volar con esos momentos de pasion, jejeje...hastaa por hacerme llorar te doy las grasias...
nunca, nunca voy a olvidar esta novela, ni a ti, que creo que eres una persona muy linda, con una imaginacion inmensa. te deseo lo mejor del mundo y espero que seas una muy famosa escritora...
humm ya llore mas de emocion.
adioss niña te queremos...eres la mejor.

ashanti dijo...

no manches estoy echa un mar de lagrimas XD wou eres la mejor steph
eres megaultragenial te admiro!!!
pobre joe lo manipulan pero es k es un idiota hace cosas sin pensar bien pfff y angelique pobresita ahi sufriendo y alan,nina,adolf son unos grandes amigos y jeerry q bueno q recreso a debora a donde deve estar ñañañaña waa espero y joe y angelique puedan ser felises sin ninguna interrupcion

ashanti dijo...

te queremos y nunca dejes de escribir!!

Paula dijo...

Wow... es tan wow! Stephany te admiro! es como si encontraras las palabras justas para el cap y no dejas de sorprenderme en cada capitulo este me dejo boquiabierta! hahaha esta increible, no puedo esperar para el otro caap!

Saludos

HaNnY dijo...

:OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
Noooo puede ser :O que Pasara con mi joseph no se puede morir no puede noo waaa dios te juro que deje de comer po0r leer tu capitulo estuvo , esta tan emocionante tu novela que Dios mio !! que cosas queee cosas no ´pdre resistir hasta el martes noo podre no loo are waa me encanta tu nove y muero por leer el epilogoy no sabes cuanto me fasino toda tu novela deveras que con cada novela creces como escritora y este fue un exelente trabajo deveras que me encanto no sabes cuanto :D y me agrada que te gustes los caps. largos peroo stephany Siguela plis plis plis !!!! creemelo no puedo vivir sin tus novelas e vuelto a leer tu yo y el por 5 vez me encantan tus novelas y siempre seguire siendo tu lectora pase lo que pase Siempre seguire leyendo tus novelas son un magnifico escrito :D y ya se de que are mi tarea de español jaja era leer un libro pues yo ya lei 2 Tentacion y Seduccion asi que de esos 2 lo are por que para mi tus novelas son como el mas famoso libro del mundo. !!!

Anónimo dijo...

Steph por favor no, por favor que no se muera, por favor...! Que va a a pasar con el? Steph dime por favor que no se esta muriendo, que no se murió, que todo va a estar bien, que todo etará bien...! Lo necesito Steph, lo necesito de verdad, y estoy llorando en este momento porque no puedo creer que él, mi Joseph, mi Danger se haya ido...
Perdón por no comentar en TODOS los capítulos anteriores pero no sabia que debía comentar, ya que me encanta como escribes y probablemente mi comentario no sea tan bueno como tus novelas, así que no comenté. Pero siento que esto es algo por lo que debo comentar, porque amo a Joe, Steph, con locura, de verdad. Y si él se muere yo moriré...!
Dime que al menos va a estar bien...

micaela dijo...

no lo puedo creer....
ahhii sthep xq me aces esto siempre me dejas con los ojos aviertos de par en par es icreible a lo largo de esta historia cuanto sufrieron por estar juntos siempre pero siempre hay algo que los separa y resien cuando paresia que ellos porfin podian estar juntos simplemente vuelven a separase cuantas lagrimas derramadas...
pero siempre que nos haces sufrir nos das mas y mas intriga saber como va a poder terminar esta historia.
no tengo palabras para decir cuanto te apresio y cuanto te admiro porfavor nunca pero nuca dejes de escribir un gran beso

Cecy dijo...

Ay no estoy temblando y las lagrimas corren por mis mejillas una tras otra, una tras otre :'( aww no puedo creer que haiga pasado esto esque AHH! no pliss sigue la novela porfavor esto tiene que seguir has una saga algo :( no puedo vivir sin el blog, porfavorr!! :/ por lo que mas quieras... o tan siquiera no cierres el blog lo màs problable es que vuelva a leer tu historia !! esque es tan genial! ay no esteph senti orrible cuando hicieron suplicar a Joseph y aww empece a llorar cuando al principio joseph tomo a anqueline del rostro y depositò sus labios en los de ella y despues salio de ahi con una "te amo" ay no puedo creerlo esque mira leì hace como cuatro meses tu otra novela de "Màs ayà de la atracciòn y uff!! en diversos momentos llore como loca desquisiada! pero sinceramente llore màs con esta novela, es increìble los sentimientos que tratas y logras trasmitirnos a nosotras tus lectoras eres tan directa y haces que hasta nuestro punto màs fuerte devilite con unas simples palabras que les das vida con tus historias, les das sentido, sentimiento, etc. Siempre nos haces sufrir al leer tus historias pero es un sufrimiento placentero, queme encanta...

bueno porfavor espero tu proxima novela o lo que resta de esta gran historia de anqueline y Joseph! Hasta luego cueidate te mando saludos desde Monterrey, Mèxico

Bye

By: Cecy

Cecy dijo...

Hey Steph! :) puedes volver a subir a la zona de descargas la novela de "Tu, Yo y El" es que dice que tiene un error y el de Tentaciòn.. porque viene en un formato (que no es word) que no lo abre mi compu :/ pliss :) si puedes pliss azlo :D

Janerkis JB dijo...

Y ahora qien me saca de este shock
qe tengo?
Joe murió? Es una broma no? Una
de muy mal gusto Steph.

OMG muero junto con Joe y Jerry.
Muero de angustia. Muero con lo qe
vaya a pasar. Muero por todo.
Muero.

Ayy estoy traumada. Qiero saber como
acabara esta historia
Ay Dios esta nove es mi droga.

Ay Dios bendice a Steph para qe
siempre escriba.

Ay Dios nunca le qites ese don de
los sueños qe tiene.

Ay Dios ya basta de tantos Ay Dios.

Waahh horrible como siempre Deborah.
Como Lilith peor todavia.

Ayy Steph como aguanto hasta el epilogo.

Ahhh qiero gritar y no puedo.
Ya qe si lo hago mi mama me mirara
raro y creera qe estoy chiflada.
Aunqe algo estoy pero no tanto.

Ayy esta nove me hace delirar.
OOhhh desaparecio Darius para
siempre.

Ame esta parte. Me dio muchisima risa

–¿Dónde estás, Joe? –jadeé–. Darius, ven aquí, pendejo.

jaja pobre Angie. Ayy muero y resucito.

Qe bueno qe el puto de Sam se
fue al infierno. Y de ahi nunca
salira jum

Waahh Steph amo esta nove. No qiero
qe se acabe. Qiero mas de Jongelique jaja suena raro.
Bueno tu me entiendes.

Steph vi qe donde publicaras
la nove Anothers JB Story decia
proximamente.
Cuando es proximamente?
Es mucho o poco?

Qiero mas de Seduccion.

Siguee Steph te amu. Eres la mejor mi vida.

Anónimo dijo...

OSEA ECHENME UN BOTE DE AGUA QUE ME QUEDE ATONITA , OMG !! STEPH QUE HISSTES CON JOE , ERES MALA ¬¬ ENERIO QUE SII : ) EC EC , PERO AUN ASI PORQUE LO MATASTES AUNQUE EN EL EPILOGO PUEDE REVIVIR JSJS .. PERO AUN ASII Y A JERRY TMB ¬¬ , ESPERO QUE EL EPILOGO SEA LINDO Y FELIZ PORQUE ENSERIO QUE SE LO MERECEEN SUFRIERON MUCHOO DMC U.U ! POOOOBRES ANGIE Y JOE !! AUN NO LO PUEDO CREER POBRE ANGIE , ESTA DESTROZADA Y BESO SUS LABIOS HAAAY NO Y QUIERO LLORAR Y LUEGO CON LA CANCION QUE ESTOY ESCUCHANDO MAAAS MAAALA ¬¬ STEPH EEENSERIOOOOOO QUE FEA LILITH JAJAJA Y SAMAEL ESTA GUAPO PERO NO TANTO COMO JOE .. POBRES ALAN , NINA , ADOLPH , ANGIE Y JOE Y PUES TMB PARA JONATHAN TAN BIEN QUE ME ESTABA CAYENDO POBRECITO ENSERIO NO SE LO MERECIA NI JERRY , ASESINA JAJA :) ESPERO EL EPILOGO CON MUUUUUUUCHAS GAAAANAS ENSERIO QUE SII Y TUS DEMAS NOVELAS TMB ;) YAAA EL FINAL NOOOOO ! ESPERO QUE LUEGO LA SIGAS OKS ? PORQUE ENSERIO ME SORPENDIO MUCHISISISIMO LA NOVELA EREEES UNA GRAN ESCRITORAA , A TU CORTA EDAD PERO USAS ALGUNAS PALABRAS QUE NO ENTIENDO JAJAJA , PERO AUN ASI ME GUSTA :D , ME ENCANTO LA ESENA DEL BESO , TODOO ME ENCANTO NO TENGO PALABRAS PARA DESCRIBIRLO Y SOBRE EL VIDEO QUE COMENTAS QUE HAGAN ME ENCANTARIA HACER UNO PERO PUES NO TENGO GENTE QUE ME AYUDE Y PUES ESTAMOS DMC LEJOSS BUENO NI TANTO PERO AUN ASI ESO TMB ME ENCANTARIA MUCHO ESO VER UNO , Y SOBRE EL MSN YA TE AGREGE PERO NO ME ACEPTAS VUELVO A PONER EL MSN Y NADA , U.U PERO QUE TIENE XD MEJOR TU AGREGAME OKS ? :D BUENO STEPH ME BOY YA QUE MI MADRE SANTA ME HABLA 8-) , COMENTARIA MAS PERO NO TENGO TIEMPO ESPERO CON ANSIAS TUS DEMAS NOVES , Y EL EPILOGO EREEEES UNA GRANDIOSA ESCRITORA FELICIDADES : )


Ilse:)

dominique mora cuellar dijo...

aaaaaaaaaaaa el fin! pero waa no!! josehp!Ñ ya qiero leer el epilogo!!!
tu eres una escritora muyyyy talentosa te admiro! ejeje
me encanto!!!
:D

micaela dijo...

yo ya te deje un ccomentario pero me olvide de hacerte estas preguntas:¿cual fue tu primera nove? ¿que es lo que mas te gusta de joe? y la ultima y mas importante para mi ¿que opinas sobre la relacion entre joe y ashley greene?(porque para mi estan llendo muy rapido) bueno ojala puedas responderme y una cosa mas NO MATES A JOE PORQUE SINO ME VOY CON EL...besos!

elianne dijo...

AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH MUJER AME ESTE CAPITULO AMO TODOS TUS CAPIULO Y TUS NOVELAS SON BUENISIMAS ME ENCANTARON MUCHISIMO!!!
TENES Q PONER EL EPILOGO URGENTE!!!!
BUENO ME VOY A DORMIR JEJJE :D
CUIDATE...BESOS
BYEEE

MaYa dijo...

HOLA!!!
NO SE NI COMO DESCRIBIR TODO LO KE SIENTO CUANDO TERMINO DE LEER CADA UNO DE TUS CAPÍTULOS Y MAS EN ESTE!! EN EL FINAL DE UNA DE LAS NOVELAS KE MAS ME HAN INSPIRADO NO SOLO PARA ESCRIBIR SI NO PARA PENSAR!!!
SORRY POR NO SER COMO AKELLAS CHICAS KE TE COMENTAN SIEMPRE PERO RECUERDA KE ERES UNA DE LAS ESCRITORAS KE MAS ADMIRO!!! Y NO LO DIGO POR DECIR ESKE ES LA VERDAD TIENES UN TALENTO INNATO KE YA KISIERA TENER!! EH LEIDO TODAS TUS NOVELAS EN ESTOS 2 MESES KE EH DESCUBIERTO ESTA PAGINA!! Y TE FELICITO ENCERIO!! TE MERECES MUCHOS APLAUSOS Y SI FUERA POSIBLE UN GRAMMY XD
ME ENCANTARIA KE LEYERAS MI NOVELA Y ME DIERAS TU OPINION SERIA UN HONOR!!
http://mayalove-life.blogspot.com/
TE MANDO UN GRAN SALUDO DESDE COLOMBIA!! Y SEGUIRE PEGADA A CADA PROYECTO EK HAGAS!!
ME MORI CON ESE FINAL ( MI AMIGA ES LA TESTIGO DE KE LLEGUE AL COLE GRITANDO POR CADA CAPITULO KE LEO POR LA NOCHE XD, ME DEJAS CON UN MONTON DE EMOCIONES) Y NUNKA LO DEJARE DE DECIR PERO ERES UN EJEMPLO DE ESCRITORA A SEGUIR! KIERO ESTUDIAR PERIODISMO Y COMUNICACION Y ME ENCANTA APRENDER TU FORMA DE ESCRIBIR!
NOTA: ( ME ESTOY VOLVIENDO FAN DE LOS VAMPIROS GRACIAS A TI, HASTA ME DISFRAZARE EN HALLOWEEN DE ESO XD.. ME INSPIRASTE MAS KE TWILIGHT )
SALUDOS DESDE COLOMBIA!!!
NO PUEDO ESPERAR POR LA SIGUIENTE TEMPORADA! Y NUNCA OLVIDES KE TIENES TODO MI APOYO Y UNA ADMIRADORA COLOMBIANA XD
me encantaria hablar contigo si puedes
mayaparra-lulu@hotmail.com
BYE!
CUIDATE!
ATT: MAYA (:

AleJA dijo...

steph quede patidifusa despues de leer este cap te juro que todavia estoy temblando! este cap me dejo muda es que se me acabaron las palabras para describir lo que me hiciste sentir aun sigo estupefacta, mis manos siguen temblando y aun no recupero la mentalidad suficiente como para continuar escribiendo este coment. solo te digo que tienes un don es en serio tienes un gran don para la escrituta te felicito. espero el epilogo con ansiedad, esto no se puede qudar asi no no no no joe no puede morir por favor te lo suplico no lo mates! por favor no lo mates no lo mates! deja que angelique y joe vivan juntos para siempre dale un final feliz por favor esto es demasiado desgarrador para mi se me acabo de salir una lagrima!! como puedes? como puedes hacerme sentir tantas emociones en tan solo un capitulo? aun me quede con las ganas que me dedicaras un cap :( pero bno eso ahora no es lo importante lo importantes es que ahora estoy 100% segura que este es la mejor saga que e leido en mi vida! mejor que twilight mejor que harry potter mejor que vampire diaries, mejor que todas las sagas que e leido alguna vex! ahora espero nightmare la espero con muchas ansias porque mis libros, mis historias favoritas son :

1. tentacion
2. seduccion
3. twilight
4. harry potter
5. mas alla de la atraccion

ves? 3 obras que has escrito estan en mi top 5 de favoritos! entiendes cuanto amo como escribes? entindes que tienes un don sobrenatural! y estoy mas que segura que proximamente nightmare va a estar en ese top 5 porque tus historias son lo mejor que e leido en la vida siempre me meto practicamente diariamente a ver si has publicado porque tus historias me inspiran!! tu trabajo es inspirador! te admiro realmente! espero que sigas asi !

att: tu fiel lectora y tu admiradora y fan # 1! :D

:)

yess d jonas dijo...

dios!!!no lo puedo creer mira no tengo palabras para explicar !!!
este capitulo estbo :O muy genial k excelente mejor dicho perfecto, expetacular no en serio estuvo muy BUENO!!
nooooo nos puedes dejar asi verdd!! ose joe no pudo a ver muerto k no es y vivieron felices para siempre?¿

xk !!!!!
angelique se va a kedar sola!!!
noooooo ella devio de ser feliz !!!

ahhhh !! kiero saver k pasara!!

oye te pondre en un altar eres super nunk havia conocido alguien tan genial como tu te mereces una corona por ser la reina escritora !!!

estoy alabandote desde mi ksa!! aun sigo llorando como angelique xk joe esta muero!!

ere super sigue asi !!!

para mi eres la mejor escritora joven de este año!!
yakiero leer el epilogo k pasara?¿
:O
soy tu fan ♥♥

Anónimo dijo...

hola!!gracias por el consejo jeje
ya tengo mi cuadernito!!!
otra cosa...algo k aun no me keda claro
es...jerry es gay o no??
xke dejame decirte k cualkier gay
puede besar a una chica!!!
pero yo tambn admito k llore
ke lastima k ya termino u.u
lo juro k novela tan bueena!!!
jamas dejes de escribir
tienes muxo talento

att: **konata***

Anónimo dijo...

Ahhhhhhhhhhh!!!
me quiero morir!!!
MAGNIFICO Capitulo!!
encerio me encanto!
no puedo esperar a leer el epilogo...pero a la vez me da nostalgiiaa siempre que terminas alguna de tus noves!!
quiero llorar!!! XD encerio!

Si me dieran a elgir entre todas tus noves no sabria por cual ir todas las ame en el momento y las sigo amando!!
y obvio esta no es la excepcion!

eres la mejor!=)

y Ahhhh no puedo esperar para "ANOTHER JB HISTORY"
la imagen de la nove simplemente me encanto!
y claro tambien espero con ansia tu otra nove y no importa si es con joe o no ...siempre te apoyare por que se que lo qque sea q escribas sera bueno!!
y aunque no siempre comente por falta de tiempo..nunk dejo de leer!

cuidate muxxxo!!
y plz di cuando subes el primer cap de la sig nove!!

besossss!!

*Ella

*Lawis Jonas* dijo...

ola nena
pocas personas nos dan un leccion devida pocas logran que muchas personas la aprendan tu fuiste una de esas personas
laleccion del amor que se puede llegar a hacer por el amor verdadero
no me voy con las manos vacias me dejaste un mensaje,alegrias,tristesasy hasta aprendijsajes
me encanto el cap de hoy me giciste llorar desde que comenze a leerlo
ovio que te sehguire hasta donde tu quieras llegar es por eso que quiero saber cuando subes la proxima historia espero con ancias
tkm
me encanto el cap el mejor de todos
lo lei desde el dia que lo publicaste pero tenia que estudiar y hacer n trabajo asi esque me fue imposible comentar
pero aqui esta mi comentario
tkm

nso vemos

bye




=)

Anónimo dijo...

waoooooooooooo steph me mataste con este cap!! nooooo joseph plisss no muerassssss, te amo, te nesecito demasiadoooo!!

ahahhaha se paso angelique vaya forma de llamar a darius insultandolo hahaahaha!!

ya no puedo creer que es el ultimo cap!! T_T no puedo esperar para leer el epilogo!!

PD: el 16 de este mes los jonas dieron un concierto aqui en mi pais y dejame decirte que nuestro joe esta algo flaquito!! no de los brazos claro esta porque tiene unoss musculos, pero el cuerpo ahi no c esta mas flaco!! pero de todas formas no deja de ser bello!! att:perla(joejonas15)

AndyKrats dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
AndyKrats dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
AndyKrats dijo...

Tendría que estar feliz, pero la verdad no. No quiero que termine, no quiero aceptarlo. Me quede boca abierta =O Que loco todo, que fascinante! Ni me imagine que pasaría todo eso, y mucho menos lo de joe y jerry .GRANDIOSO Steph , eres la mejor escritota de esta generación =D! Ame por completo toda la novela, espere ansiosa cada capitulo, agonizaba esperando, me volví una obsesiva de esta espectacular historia, como todas tus novelas maravillosas una mejor que otra, inigualable. Este ultimo cap fue único…
No deje la computadora hasta terminar de leer. Cada cosa que pasaba era algo nuevo para mi. WOOH Te juro que todavía no caigo, estoy igual de shockeada que cuando fui a ver a los JB en el concierto xD… AME TODO, Cada palabra, cada capituló, cada personaje, casa situación y sentimiento. TODO FUE EXELENTE.
Cuantos recuerdos, =( Jajajaa mas dramática era =P… Pero por surte vas a subir … ANOTHER JB HISTORY!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Estoy muy emocionada por leerlo.
Waaa espero que en el epílogo aparezca Darius Ross :O ;) Me encanta! No se porque pero quiero que aparezca, lo extrañaba xD! Y esa fea y maldita perra de Deborah que se muerda una vez, que se queme en las llamas del infierno, que se quede hai y no rompa mas las bolas. Este Joseph, desata en las mujeres lo peor de una JAJAJA.
Bueno Steph, sabes que soy una admiradora tuya. Siempre lo fui y lo seré, te apoyare con cada idea que tengas :D estoy muy orgullosa de tu éxito. Te admiro en todo sentido eres increíble. Siempre acordarte de eso …

Mucho suerte
Aandy!

IsabellaBreakingDawn dijo...

Dios Mio! SIN PALABRAS! Parecia una Psicopata cuando lei este capitulo...Llore, Grite Wow! Muchas Emociones Juntas! No Puedo Creer que Despues de Tanto Tiempo Leyendo esta explendida Novela, Ya Llego el momento que acabara =( Cosa que no me pone muy FELIZ! haha! Dime que es una broma que Joseph Muere? haha DIMELOOOO! Dios estoy en SHOCK Todavia! estoy como en las Nubes! no sale de mi mente esta frase ´´Besé sus azules labios de forma suave deseando que todo se acabara, que todo se acabara para siempre.´´ Senti un Vacio cuando lei esto! no se senti como si todo se desplomara! Sisis! lo ADMITO! que OBCESIONE Con esto! una loca Fanatica xD! y ahora que acabo, haha me siento vacia! siempre andaba contando los dias..tenia hasta un calendario xD! y me emocionaba tanto cuando era el dia que Bajabas la Novela! una emocion difil de explicar! Gracias por hacer que esta novela me hiciera sentir emociones que nunca habia sentido con una novela..Llorar gritar saltar reir..temblar xD bueno de todo! me adentre mucho a tu novela! era como si viviera eso!Muchos recuerdos...el Capitulo esto PERFECTO! TODO ESTUVO A LA PERFECION CADA PALABRA CADA EXPRESION CADA SENTIMIENTO! TODO TODO TODO! Eres un Orgullo! eres una Exelente escritora..y me atrevo a decir que la MEJOR! Estoy muy emocionada por tus nuevos proyectos ya quiero leer todas tus nuevas Novelas..:´D! quiero que sepas que siempre estare ahi para apoyarte en cualquier cosa que quieras hacer...tienes muchisismo talento, y wow! espero que seas una escritora exitosa o directora, lo que quieras hacer..MUCHO EXITO LINDA! Te Quiero...Recuerda que siempre seremos tus GRANDES FANATICAS! Y TE QUEREMOS MUCHISIMO!
Espero te guste la pagina..
ah..voy a volver a leer toda la saga xD Y Hare que muchas personas la lean! estoy en eso ;) bueno mejor no sigo..haha!
mucho EXITO! GRAN IDOLA!
Valen Isabella..tu gran fan

venezuela...

VISITAS

.

.