.

.

Translate

Nota: Está prohibida la republicación, copia, difusión y distribución de mi novelas en otras páginas webs.

lunes, 9 de agosto de 2010

Capitulo 5: Pasión Criminal.


Capitulo 5: Pasión Criminal.

La mujer se tambaleó sobre sus zapatos de tacón y corrió con acelerados trancos hasta desvanecerse a lo lejos.
Con un suspiro de alivio Joe se aproximó hacia mí mientras tiraba de su corbata como si ansiara arrancársela.
–Déjame ayudarte. –murmuró él levantando al joven rubio, en sus brazos parecía saco de plumas en lugar de un corpulento muchacho con kilos y kilos de músculos macizos.
El chico mortal a duras penas entraba en el asiento trasero, Joe lo dejó extendido allí y fue de vuelta al volante. Tomé asiento a su lado en la parte delantera, el rostro de Joseph parecía tenso, tal vez estaba enojado, yo había arruinado la noche.
–Ex-novia? –pregunté y Joe avanzó con el auto. Él sabía a la perfección que yo estaba refiriéndome a la chica pelirroja vampira que le había llamado por su nombre.
Le eché una ojeada al humano en la parte trasera del Impala, todavía estaba vivo. Joe apretó los dientes y aceleró aún más, algo de su expresión me hacía sentir pánico, mi piel se erizó, casi sentí que él estaba odiándome. Y él nunca estaba tan callado, respiró profundamente con un suspiro.
–No exactamente. –me contestó con voz neutra–. Pasé un par de noches con ella, nada serio, algo del pasado, no lo volvería a hacer.
Asentí con pesadez cambiando la dirección de mi mirada hacia el oleaje de autos en las vías. Nos dirigíamos de regreso a casa con éste humano. Su maldito nombre se me había olvidado y estaba esforzándome de forma monumental para someter mis instintos y dejar de lado la sangre que sabía que corría por su garganta.
–Te has acostado con todas las mujeres de la ciudad. –esos eran celos retorciéndome las entrañas.
–No lo he hecho. –Negó Joseph–. He estado con cientos de chicas, pero no creo que con todas las de la ciudad, eso sería exagerar.
Silencio. Otra vez él mantuvo la boca cerrada y la vista en el horizonte y yo hice lo mismo.
–Lo siento. –Me excusé–. Lamento haber arruinado la cena, lo siento, Joe.
–No te disculpes. –me contestó finalmente–. Seré tu esclavo, señorita Moore, dije que haría cualquier cosa para complacerte. No sé para qué quieras a ese sujeto, pero bajaría una estrella del cielo si tú me lo pidieras.
Sonreí, a veces era tan tierno.
–No me digas! Puedes hacer eso? Y fuiste tú el que puso la luna y las estrellas en el cielo? –le interrogué.
Él me sonrió de manera fugaz.
–De hecho sí, y fui el primer vampiro en llegar a Plutón.
–Y sabes qué quiero ahora? –dije.
Él me miró y negó con la cabeza.
–Dime que no es un elefante púrpura, o una estrella fugaz o un hombre lobo desnudo.
Solté una risita por lo bajo.
–Por qué no? No estoy hablando con el tipo que devolvió a la vida a Walt Disney?–le mencioné sonriendo.
–Oye, no es fácil atrapar una estrella fugaz y los hombres lobos son un asco…
–Quiero que me beses. –concluí.
Con brusco frenazo Joe detuvo el auto, eso era peligroso, necesitaba prepararme para algo intenso. Él agarró mi cara entre sus manos, se inclinó hacia mí y besó mis labios. Estaba devorándome. De pronto un intensivo y abrasador calor habitó mi piel y mi cuerpo. Deseé arrancarme la ropa, todo mi organismo y mi sangre ardía en llamas mientras él deslizaba su lengua dentro de mi boca y sus manos daban un paseo a través de los senderos de mis caderas. Mis colmillos estaban dolorosamente necesitados, olía a sangre, pero no era la sangre de Joe sino la del humano la que estaba alterando mis sentidos y provocándome un agudo arranque de sed. Me obligué a detenerme a mí misma.
El recorrido a casa fue corto, placentero y silencioso, ambos habíamos estado recuperando nuestro estado natural después de ese candente beso.
Cada vez que él me tocaba lograba encenderme. Lo amaba, como nunca había amado alguien. Estaba segura de que jamás podría olvidarme de él, de que ni siquiera lograría vivir si él no estaba. Podría detenerme a mirarlo el resto de la eternidad, nada quería más que ser inmortal a su lado, tenerlo para siempre, lo único que deseaba era él, mi única y más preciada adicción era él, mis únicos sueños y anhelaciones las ocupaba él, con él a mi lado no necesitaba nada más. Estaba completa cuando tocaba mi piel, me sentía segura estando junto a su cuerpo sintiendo su calor. Me aterrorizaba el sólo pensamiento de perderlo. No obstante, me sentía egoísta, porque una parte de mi ser quería atraparlo junto a mí por el resto de mi existencia, sentía la necesidad de encerrarlo en una jaula, encadenarlo, o esposarlo a mí exclusivamente para que permaneciera cada minuto atado conmigo. Porque ese era mi único miedo. Perderlo a él, que se apartara de mí, que me dejara, que se marchara. Yo lo necesitaba dolorosa y humillantemente. Me sobresalté al recordarme atada en el pecho de Joe cuando los cazadores de vampiros nos habían atrapado. Así era como deseaba tenerlo el resto de los tiempos, sobre mi pecho, a medio vestir y aglutinado por completo a cada centímetro de mi piel.
Mi musculoso y fuerte hombre vampiro arrastró hacia el interior de nuestra moderna guarida al humano que sangraba. Dejó al chico en el sofá, se lanzó en un sillón y empezó quitarse los zapatos.
–Y… quién éste individuo? –me interrogó Joe mientras arrancaba su corbata.
Miré al chico… quién es? Me pregunté a mi misma.
Oh! es un chico que me salvó la vida cuando tuve una pequeña lucha con Donovan, nada importante.
Sí, claro.
Esa era una respuesta que no iba a agradarle.
Evadiendo la respuesta me encaminé hacia el cuarto de baño más cercano, tomé una cajita de algodón, pañuelos y un antiséptico para curar las heridas del joven. Volví a la antesala principal donde Joe seguía esperándome y desnudándose, o algo así. Mientras mi nerviosismo aumentaba Joe lanzaba la mayoría de sus prendas por toda la sala, su calzado italiano estaba lanzado en la alfombra, el abrigo colgado en el apoyabrazos del sofá, la corbata en el perchero, y ahora él estaba desabrochando los botones de su camisa. Evité mirarlo para no soltar babas sobre el humano cuando desinfectara la mordida de su cuello.
Deslicé un pañuelo por el cuello del mortal, limpié su sangre antes de comenzar.
Joe aclaró su garganta para recordarme que seguía ahí.
–Es un chico que salvó mi vida. Le debía esto. –le respondí de manera rezagada. Toqué las manos frías del humano, él chico estaba inmóvil, pálido, sin señales de vida–. Nada de signos vitales! Está vivo?
–Eso es lo que sucede cuando dejas a tus víctimas con vida después de haberlas mordido. No está muerto, está parcialmente anestesiado, o algo parecido. –respondió Joe que estaba deshaciéndose de su camisa blanca–. Cómo ha salvado tu vida? Cuándo lo hizo?
Diablos!! Joe podía pasar de un tema a otro sin dejar entre renglones ningún detalle.
Para mi completo alivio Adolph emergió desde la entrada del patio de la piscina, traía lentes oscuros, jeans y un sweater de rayas.
–No los esperaba tan pronto. –Intervino Adolph, pasó su mirada de Joe hacia mí y por último hacia el chico mortal–. No me dijeron que traerían invitados… –se interrumpió para hacer una mueca de desagrado–. Muertos.
–No está muerto. –reclamé.
Después de haber vendado el cuello del mortal me erguí y vi directamente a Joe.
Me paralicé.
Por Dios! Él no llevaba camisa, sus pantalones estaban ajustados a sus perfectamente esculpidas piernas y le colgaban en la zona baja de sus caderas dejando a la vista las profundidades en los huesos a cada lado de la cadera, justo donde sus músculos empezaban a formarse en su abdomen desnudo.
Cielos! Él era como una escultura personificada, con músculos de piedra sólida y cada zona de su cuerpo cincelada impecablemente por algún buen artista.
–Angelique, en qué problemas nos has metido ésta vez? –preguntó Adolph.
–Fue mi culpa. –Se culpó Joe–. He sido yo quien trajo al chico aquí.
Él siempre debía asumir la culpa por todo? Eso me molestó ligeramente.
–Diablos, no, eso no es cierto, yo le obligué. –refunfuñé inusualmente preocupada por el humano inconsciente.
Joe resopló irónicamente.
–De verdad crees eso? –le dijo a Adolph.
Adolph lo miró ceñudo.
–No sé quién es el culpable, y honestamente no me importa. –Terció Adolph–. Pero deberían sacar a éste mortal de aquí lo más pronto posible. Voy por un café.
Me incliné a escudriñar de cerca al rubio grandulón, oí los pasos de Adolph mientras se retiraba hacia la cocina. El vendaje en el cuello del mortal estaba manchado de rojo con su sangre, todos mis sentidos se alertaron, al olfatear su sangre mi percepción se agudizaba, mi corazón palpitaba pausada y dolorosamente en mi pecho, mi vista se hacía menos enfocada, únicamente podía ver la sangre, oler la sangre, degustar la sangre, sentir la sangre corriendo por sus venas, oír esos débiles latidos en el pecho del muchacho. Como un impulso dejé a la vista mis colmillos adoloridos y necesitados, sin poder evitarlo acerqué mi nariz al cuello del chico, no podía ver nada más, sangre era todo lo que me apetecía y que aparecía en mi mente y mis pensamientos. Desplegué los labios para abrir mi boca ampliamente mientras olfateaba su cuello impregnado en ese delicioso aroma, mis dientes tocaron su piel.
–Supongo que no querrás morderlo, o sí? –me detuvo la voz de Joe.
Me alejé del humano velozmente como una exhalación, respiré de manera agitada apaciguando mis instintos primitivos y mis sentidos aturdidos.
–No me dejes morderlo. –jadeé–. Si notas que quiero hacerlo detenme.
Joe se reclinó de una pared sobre su hombro mientras me analizaba con la mirada.
–Cómo quieres que lo haga? Te sujeto fuerte? –preguntó con seriedad.
–Exacto. –asentí entre jadeos.
–Te encierro en una habitación? –siguió.
–Aja.
–Te azoto contra la pared y te arranco la ropa?
–Sí. –respondí. Vi la sonrisa maliciosa en su rostro–. No, eso no, de ninguna manera.
El sensual vampiro que estaba ahí coqueteándome se forzaba para contener la risa, su risa se confundía con el sonido quebradizo de las ondas de viento que entraban desde la puerta abierta de cristal que comunicaba la sala con la piscina y su figura se oscurecía entre las sombras.
Suspiré.
–Solamente quiero que despierte y sepa que le he devuelto el favor. –hablé.
Di un paso más hacia el sofá y entonces el mortal jadeó desesperadamente como si tratara apresuradamente de respirar, inmediatamente comenzó a toser y abrió los ojos. Joe estaba detrás del sofá observándolo sin menor asombro en sus facciones. Aquel chico musculoso se levantó lánguidamente sobre sus pies, alzándose delante de mí. Clavó sus ojos negros igual que el carbón en mi cara sobresaltada.
–Angie? Vaya! Estás viva, preciosa. –dijo el mortal arrancando de su cara sus anteojos quebrados–. Tienes que escuchar esto…
–No me llames Angie!! Nadie me llama Angie! –Intervine con rigor–. Te dije que era Angelique.
El sonrió irónicamente.
–Angelique, claro, lo tengo. –se corrigió–. Creí que ya estarías muerta.
Inesperada y rápidamente el humano de los cabellos dorados ahuecó mi cara entre sus manos, me atrajo hacia su rostro y besó mis labios de manera veloz y con su boca cerrada. Lo siguiente que sé es que el joven estaba tendido en la alfombra con un moretón en el ojo y Joseph se encontraba de pie delante de mí con las manos hechas puños a cada lado de su cuerpo.
–Oh Dios! Lo golpeaste! –Exclamé para Joe–. Lo dejarás de nuevo inconsciente!
–Será mucho peor que eso si vuelve a tocarte. –rezongó Joe.
Para mi sorpresa el humano se levantó tambaleándose medio mareado y con la mano en la cabeza.
–Un novio vampiro, debí imaginarlo. –Balbuceó el mortal–. Ninguna chica tan sensual es soltera.
Joe tensó la mandíbula, los músculos en sus brazos se notaban más apretados y con una sobresaliente vena tensada bajo la piel.
–Llamas a mi chica “sensual” en mi cara? –preguntó Joseph incrédulo.
El chico soltó una risita relajada y profunda.
–No pienses que quiero robar a tu chica, amigo, soy muy espontáneo, si me encuentro de buen humor acostumbro a besar a las chicas o a cualquiera que esté cerca. –testificó.
–Bien, ahora que estás a salvo deberías marcharte antes de que corte tu yugular. –Dijo Joseph casi con diversión–. Sería más apropiado que alejes tus labios de éste lugar. Y no soy tu amigo, niño.
–Mira Henrie, sólo quería que supieras que mi novio y yo hemos salvado tu vida. –comencé–. Esos vampiros iban a matarte y por suerte yo estaba en el lugar correcto.
–Quién es Henrie? –Interrogó el muchacho–. Soy Jerry, nena. Éste juego de nombres está empezando a ser divertido. Pero, no deberías preocuparte tanto por mi vida, sino más bien por la tuya. Los escuché hablando sobre ti, ellos quieren matarte, a ti y a tus amigos.
–De qué estás hablando? –Dijo Joe–. Por qué ellos querrían matarnos, si no habíamos hecho nada en contra de ellos hasta hoy?
–Sabía que esto significaba problemas. –La voz de Adolph resonó en mis oídos, él entró a la habitación con una taza de café–. Empieza a hablar, niñito. Qué novedades tienes?
–Angelique. –Jerry habló y me miró–. El chico con el que peleabas la otra noche, él forma parte de ellos. Buscan venganza porque has asesinado a la mujer que ellos adoraban, has asesinado a la reina que les entregaba poder.
Joe y Adolph intercambiaron una mirada y se sobresaltaron un poco.
–Hay una parte de la que me he perdido. –aseguró Joe, su rostro estaba sonrojado y tenía los labios apretados–. Quién es el chico con el que peleabas la otra noche, Angelique? Y por qué demonios yo no estoy enterado?
–Sólo forcejeé un poco con Donovan la noche que creí que habías muerto. –Confesé bajando la mirada al suelo–. Y Jerry ha sido quien me ayudó a sacármelo de encima.
Donovan aquella noche había llamado a Deborah su dueña. Alan había mencionado que Donovan se reunía con los vampiros equivocados y que le entregaban poder a cambio de hacer lo que ellos desearan y por ser un Succubus. Jonathan había comentado que Deborah era la reina de los Succubus. Y ahora éste extraño humano me decía que aquellos vampiros junto con Donovan querían vengar la muerte de su reina, Deborah.
Todo tenía sentido cuando todos los cabos se ataban.
–Genial! –Me dijo Joe con una punzada sarcasmo–. Tu novio y sus amiguitos quieren venganza.
–Woah, espera. –Intervino Jerry–. Sé que estás bastante sexy, pero, dos novios? Si no te importa me gustaría ser el tercero.
Sin ruborizarme escudriñé a Jerry con aburrimiento.
–Primero, Donovan es mi ex-novio, segundo, no creo que sea buena idea salir con humanos, y tercero, Joe te daría una paliza si lo intentaras. –departí pensativa–. Entonces… Donovan trabajaba para Deborah, cierto? Es por eso que es un Succubus, ella le daba poder a cambio de sus servicios, él también estaba bajo su influencia, también estaba vendido a esa mujer, no es así?
Si él trabajaba para ella todo tenía mucho más sentido, su inesperada maldad y el estúpido hecho de que quería separarnos a Joe y a mí.
–Ese maldito bastardo de Donovan puede besarme el… –Joe fue interrumpido por Adolph que se aclaró la garganta audiblemente antes de que su amigo pudiera continuar. Joseph se rió ante la evidente interrupción y se puso de pie frente a Jerry–. Angelique, deberías sacar a tu amiguito de aquí, estoy empezando a sentirme sediento y no es que tenga muchas ganas de dejarlo con vida.
–Jerry, deberías irte. –suspiré.
–La cosa es que… –comenzó Jerry, su cabello dorado caía en su frente y sus labios estaban fruncidos–. No tengo a donde ir ésta noche, solía ser el sirviente de ese grupo de vampiros que intentó asesinarme ésta noche, vivía con ellos, no podría volver allí.
–De ninguna manera dejaré que pases aquí la noche. –Espetó Adolph–. Realmente no me interesa si mueres al salir por esa puerta, seguramente tienes algún familiar humano al cual acudir.
Jerry sonrió.
–No lo tengo, nunca tuve padres, ni hermanos, ni tíos, ni abuelos. Vivo para los vampiros. –contestó Jerry.
La expresión en el rostro de Adolph era rígida y rigurosa, estudió a Jerry a detalle con sus impasibles ojos verdes. Joe con su apariencia imperturbable, los ojos entrecerrados y la mirada en alto se acercó hacia mí sujetándome y atrayendo mi cuerpo hacia su pecho caliente, musculoso y desnudo. El aire se me escapó súbitamente, casi trepidé mientras mi cuerpo enardecía aprisa.
–Ve a una las habitaciones vacías, sal de aquí mañana a primera hora. –Adolph dio esa orden discrepante y precisa al humano.
Jerry asintió, se lanzó su mochila al hombro y caminó a través del pasillo junto con Adolph.
Joe largó un resoplido burlón, no le agradaba la idea de que el chico pasara la noche en casa. Él estaba rodeándome con sus brazos, sus inquisitivas y hábiles manos bajaron desde mis caderas hasta mi trasero, mi estómago se agitó como una lata de soda a punto de hacer explosión, la sensación de su pecho desnudo sobre el mío casi provocaba espasmos en mí. Sus labios ardientes estaban cerca de los míos, deseaba mordisquearlos, saborearlos y degustarlos con mi lengua.
–Oye, grandulón. A dónde llevas tus manos? –dije. De manera tierna aparté las manos de Joe de ese íntimo lugar en el que descansaban, aunque yo le permitía esas libertades, sin embargo, algunas veces me agradaba provocarlo. Él sonrió aposentando sus manos en medio de mi espalda y aprisionándome con más potencia entre sus brazos y su pecho bronceado.
–Quiero hablar contigo. Necesito hablarte. –su voz era seria pero mantenía una sonrisilla curvada en esos perfectos labios.
–Sucede algo? –curioseé.
–Nada malo. –negó.
Él se inclinó para levantarme en sus brazos, me alzó con facilidad en demasía. Conmigo entre sus brazos se dirigió hasta el jardín trasero, se sentó en una de las sillas de plástico delante de la piscina colocándome en su regazo de frente a él. Tomó mi rostro dentro de sus fuertes manos y se permitió mirarme a los ojos durante segundos y más placenteros segundos en los que mi corazón latía en mi pecho con tanta fuerza que dolía.
–Qué pasa? –le pregunté en voz baja acariciando al mismo tiempo sus sonrojadas mejillas.
Parecía más hermoso que cualquiera, su mirada me transmitía una distintiva añoranza, él me amaba y mi pecho se contraía al saberlo, no dejó de mirarme y sostenerme entre sus manos con tanta delicadeza como era posible.
–Quiero cuidarte, Angelique. –La manera en la que dijo mi nombre era tan íntima que conseguía helar mis huesos y calentar mi sangre–. Jamás sentí nada parecido por nadie, nunca he amado a una mujer, y te amo, no puedes imaginarte cuanto.
Me estreché contra su pecho hundiendo mi cara en su cuello, olfateé su aroma esperando recordarlo para siempre, no hablé, no podía hacerlo con ese nudo atravesando mi garganta, yo lo amaba también. Él acarició el largo de mi cuello con su nariz al tiempo que yo me encogía en sus brazos. Cerré los ojos regocijándome con el tacto de piel.
–Linda, mírame. –me dijo. Me separé de su rostro para mirarlo, la luz de la luna reflejada en su mirada y su cabello lo hacía resplandecer–. Eres lo único que tengo, nunca dejaré que nada te haga daño. Quiero saber si me amas.
–Dios! sí, Joe. Cómo puedes preguntar eso? Yo te amo. –respondí mirándolo a los ojos.
Él curvó una sonrisa sesgada.
–Amo escucharte decirme que me amas, es algo de lo que nunca podré cansarme. –enunció–. Eres hermosa, muy hermosa.
Me ruboricé, Joe besó mi cuello mordisqueándome suavemente, me besó en la boca de manera feroz saboreándome con su lengua y sujetándome del cuello fuertemente para profundizar el beso. Abandoné sus labios para besarlo, mordisquearlo y lamerlo en los hombros y en el pecho, lo escuché gemir. Él se levantó conmigo enredada en sus caderas, me apresó contra la barra del bar, besó mis hombros y me abasteció de excitantes mordidas afables. Me besaba de manera vertiginosa, vehemente y voraz, saboreando todo mi cuerpo con impaciencia.
Me sujeté de su espalda con fuerza y soltando gemidos cuando sentí sus besos bajar a mi pecho a través del escote de mi vestido, jadeé exasperada hundiendo mis uñas en sus omoplatos. Me encontraba en un estado de efervescencia desfavorable para mi salud, estaba en una ardiente situación siendo dominada por mis fogosas hormonas. El cuerpo de Joe me embestía más hacia la barra de madera del bar, oí algunas copas caerse y quebrarse al colisionar contra el suelo. Le proporcioné una cantidad innumerable de besos apasionados a Joe en todo el cuello, y hombros, y pecho, y espalda, y labios, y en ese bello rostro de ángel.
Él con arrebato buscó el cierre de mi vestido en mi espalda y comenzó a deslizarlo hacia abajo.
–Joe. –Comencé a jadear entre besos–. Joe, vas… a… desvestirme… aquí?
Él se detuvo a sí mismo, lo escuché tragar saliva, sus manos en mi espalda volvieron a deslizar el cierre de mi vestido hacia arriba. Haciendo intentos para mitigar su respiración me escudriñó con la mirada, se acercó y recorrió el contorno de mis labios con su lengua. Escalofríos corrieron por mi columna vertebral, sobre mi piel sentía hormigueos, palpitaciones y ardor.
–Estoy realmente sediento. –El sonido de la voz de Joe se quedaba a mitad de un gemido y un gruñido–. Estoy sediento de ti, de tu cuerpo y de tu sangre. Siento que ha pasado una eternidad desde la última vez que te saboreé por completo.
Habían surgido tantos altercados y problemas que no habíamos tenido algún tiempo para contemplarnos el uno al otro, yo también me sentía realmente sedienta, hambrienta y desesperada. Deseaba hincarle los dientes a ese precioso cuello colmado de músculos y beber de él hasta no poder más. Necesitaba sentirlo encima de mí con su cuerpo desnudo y llenarme del sonido y del sabor del placer que me brindaba su íntimo contacto.
–Por una vez desearía ser yo la que tenga el control. –las palabras brotaron de mi boca inconscientemente.
–Qué quieres decir? –masculló él.
Acaricié su pecho pecaminosamente con lujuria mientras examinaba su atractivo.
–Siempre eres tú el que me llevas al cielo y me traes de vuelta. Por una vez desearía ser yo la que te seduzca tanto como para que te quedes inmóvil y caliente como el mismísimo infierno. –le respondí con una maliciosa sonrisa.
–No tienes que esforzarte para hacer eso, contigo eso sucede cada vez que te acercas a mí, o cuando dices mi nombre, o cuando me miras, o incluso con sólo pensarte. –me dijo devolviéndome la sonrisa y recorriendo mi mandíbula con mordisquitos–. Sabes una cosa? esto se está poniendo caliente, deberíamos darnos un chapuzón.
Señaló con su barbilla la piscina que se hallaba en medio del jardín cuya agua en movimiento estaba siendo iluminada por la tenue luz del reflejo de la luna.
–Oh no! –proferí.
–Por qué no? –Joe me levantó del suelo a la fuerza. Grité y él se arrojó al agua conmigo en sus brazos.
Ascendí al exterior nadando, había una amplia profundidad desde el suelo de la piscina hasta la superficie. Respiré una amplia bocanada de aire, nadé para mantenerme a flote y lo vi a él. Joseph estaba sonriendo mientras se abría paso cruzando el agua en dirección hacia mí. Su cabello mojado estaba chorreando, su rostro estaba cubierto de gotas de agua que bajaban recorriendo su piel, su pecho desnudo también goteaba, sus labios estaban más enrojecidos al igual que la punta de su nariz y sus mejillas, sus pantalones ahora estaban mucho más adheridos a la piel de sus esculturales piernas de acero. No sabía si estaba jadeando por haber perdido el aire al mirarlo o por haber perdido el aire al nadar. Respiré y aspiré aire por la boca intentando con urgencia de aplacar mi respiración y los latidos exaltados de mi corazón apresurado junto con el movimiento de mi pecho en ascenso y descenso.
–Porque eso sólo te hace más caliente. –le contesté a su pregunta aferrándome a su cuerpo, rodeando con mis piernas sus caderas y con mis brazos su cuello.
Ese hombre era condenadamente deseable.
Besé los labios empapados de Joe, nunca podría olvidar el sabor que tenían sus perfectos labios suaves y jugosos.
–Has estropeado mi vestido, Joseph Adam Blade. –me estremecí al escuchar de mis labios su segundo nombre. Yo nunca lo había llamado por ese nombre en voz alta.
Después de las confesiones de Jonathan Ravenwood sobre nuestras vidas pasadas no podía dejar de pensar en eso como algo verdaderamente extraño.
–Oh! No, ahora está mucho mejor. –me contestó Joseph despreocupado, con esa mirada picante con la que parecía estar viendo mi cuerpo como si yo me encontrara desnuda delante de él.
Cuando él me miraba de esa manera yo me atragantaba y me entorpecía mientras que mi rostro y el resto de mi cuerpo se sonrojaban. Ese chico me estaba poniendo tan caliente que era fácil ignorar el frío que estaba haciendo en los alrededores, mi cabello empapado estaba adherido en mi cara y espalda al igual que mi vestido rojo que parecía pesar una tonelada, se conglomeraba en mi piel, se hacía más transparente con el agua y me impedía nadar con desenvoltura.
–Bebé, quiero hacerte una pregunta. –Joe sonrió al escuchar la palabra “bebé” dicha por mí. Mi vestido rojo me había recordado algo que me daba miedo preguntar debido a que no sabía si quería escuchar su respuesta. Él asintió para que yo preguntara–. Deborah dijo…
–Huh, nada que empiece con las palabras “Deborah dijo” puede ser bueno. –se apresuró a intervenir Joe.
–Escucha. –comencé–. Deborah dijo que te gustaba el color rojo porque ella lo utilizaba, es eso cierto?
La mueca de medio disgusto y medio asombro en su cara me dejó más tranquila.
–Amo cuando te pones rojo. –dijo él–. No es por ella, es por el color, siento atracción hacia ese color. No has escuchado que es el color de la pasión, del amor, de la sangre y… las manzanas. Jugosas manzanas rojas.
Parecía lógico después de todo, él era mi eterno amante Adam, desde el principio de los tiempos.
–Ahora yo quiero hacerte una pregunta, señorita Moore. –Joe me besó repetidamente antes de continuar dialogando, el sabor a piscina en sus labios cada vez era una pizca más exquisito–. Creo que… –él movió los mechones de cabello castaño de mi cara–. Estoy preparado para vivir el resto de mi vida a tu lado, hablo de toda la eternidad.
Continuó besándome entrelazando sus labios con los míos y haciéndome sentir suya por completo. Toda la eternidad incluso sería poco tiempo para tenerlo. El tiempo nunca alcanzaría para saciar mi sed de él.
De pronto me encontré tiritando en sus brazos, estaba empapada y hacía frío, pero yo ni siquiera había notado que mis dientes castañeaban.
–Voy a hablar rápido antes de que te congeles, baby. –Dijo Joe–. El asunto es que siento la necesidad de que seas mía, únicamente mía, oficialmente mía, para siempre. Y no estoy hablando de celos, estoy queriendo decirte que, te necesito, te amo, que jamás quiero tenerte lejos de mí, que quiero compartir mi vida contigo, hasta mi último día. –La frase “último día” me causó miedo hasta en los huesos–. Quiero que me pertenezcas y a nadie más. La razón por la que quería que cenaras ésta noche conmigo es pues… que yo… quería darte esto.
Lo vi rebuscar en sus bolsillos con sus manos inquietas, parecía nervioso. Luego sacó algo de su bolsillo trasero, sostuvo en sus manos un pequeño estuche de terciopelo rojo empapado de agua y lo abrió para que yo pudiera ver su contenido.
–Quiero que te cases conmigo, Angelique Eve Moore. –dijo decidido. Tragué. Él sujetó entre sus dedos algo brillante. Un anillo plateado con diminutos diamantes centelleando como un microscópico mar de estrellas. Era hermoso.

28 comentarios:

*Lawis Jonas* dijo...

ola
nena
wow
estuvo genial el cap
me encanto como puedo agradecer
tan buena escritura
bueno pues simplemente
leyendola
y agradeciendo a la amejor escritora
joven del mundo tkm

no olvides pasar


http://lawisdangerouslove.blogspot.com


http://lawispidealtiempo.blogspot.com



tkm
me tengo que ir


bye


=)

Marina dijo...

waa! diooos! me encantaaa!! que romantico!!! porfavor que le diga que si!!! xd sube pronto porfavor!! no querras ser la causante de un ataque al corazon verdad? xd estoi intrigadisima!! porfavor sube prontooooo!!!! bye^^

*Lawis Jonas* dijo...

wow nena
en verdad que si em encanto el cap
de hoy es la segunda
vez
que lo leo
y sigo diceindo lo miso
el final es impresionante
espero con ancias, y desesperasion el proximo cap
en verdad
creeo que el proximo cap
me dejara helada
sabes aveces imagino que tu escribes lo que paso en tu vida pasada
lo escribes con cada detalle como si enverda tu lo hubieras vivido
oie una pregunta alguna vez te has imaginado con joe en una situasion como la de angelique y joe
wow eso seria emosionente saberlo
porque tu como escritora lo ves de un punto nosotras como lectoras
lo vemos de otro y nos imaginasmo como hacen esos escritores tan maravillosos para enconctrar la palabra perfecta aveces pienso que escomo si lo vivieran


jijij

bueno ne a me tengo que ir ahora si devo prepararme mañana escuela
bueno tkm

nos vemos


bye


=)

Anónimo dijo...

AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!!!!!!!!
No me lo puedo creer!! estare soñando? Dios Claro que Sí !! Por supuesto ! Sí Sí Sí y mil veces SIIIIIII!! =)
SIGUELA me encanta la nove !!Steph eres una maravillosa escritora

Anónimo dijo...

dios mio,, ya esta oficialmente dixo sos la culpable de pronta-futura muerte.. quieres q te mate???
Los besos que escribes haces que me enamore mas y mas y mas de joe... q escena la de la silla y la piscina, dios mio alucinante...
q bello le dijo te amo.. y todo lo demas solamente HERMOSO y le pidio matrimonio bueno no se lo pidio.. solo le dijo.. -quiero que te cases conmigo angelique eve moore

fascinante el cap.. sos la mejor escritora
cariños y muxos besos TattyJb

AleJA dijo...

O POR DIOS! NO PUEDO CREERLO ME DUELE EL PECHO DE LOS GRANDES LATIDOS QUE DIO MI CORAZON AL LEER LOS ULTIMOS PARRAFOS STEPH TE READMIROOO ERES LA MEJOR ESCRITORA DE TODO EL MUNDO! DEBERIAS DE GANARTE UN PREMIO NOBEL DE LITERATURA POR LA NOVELA MAS HOT Y ROMANTICA DEL MUNDOOO! TENGO UNA PREGUNTITA: SI PUDIERAS SER UNA DE TUS PERSONAJES SERIAS
SABRINA O
ANGELIQUE

Beecky dijo...

Jaaa¡¡¡, tenias razon en lo
de que nos iba a gustar el cap¡¡¡
Jjaja lo AME, creo que hasta
me lo imagine *-*
Jajaja y quien sabe
la imaginacion es buena¡¡¡

Jjaja creo que mi corazon
esta tirado en el suelo de tanto latir
Jjaja bueno le tengo una
dedicacion a Joseph Adam Blade:

Yo solo dejare de amarte el dia que un pintur dibuje el sonido de una gota de SANGRE al caer *-*

Y bueno, con eso de las
preguntas tengo una:

¿Que es lo que mas te gusta de Joseph?,
digo se que es casi perfecto, lo mas cercano a lo perfecto que conozco *-*

Pero quisiera saber que l lo que mas te gusta de el de actitud y cuerpo.

*Rebeca Elizabeth

Jaja te gusta el segundo nombre??

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cecy dijo...

AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHH!! QUE EMOCION ENSERIO AAAAAAAAAAAAHHH!1 ESTUVO GENIAL EL CAP AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHH!!!


SIGUELA

Bye

By: Cecy

Anónimo dijo...

AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH! NO LO PUEDO CREEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEER! dhfgbvaiegcbbgsrbg MORIRE! PUBLICA PRONTOOOOOOO!

floppy dijo...

ayy steph mori con este capitulo!es lo mas lo volvere a leer una y otra vez TOODOS LOS DIASSS hasta q subas cap. nuevo. me encanto! , me facino! estubo excelente! increible! no se cuantos mas adjetivos podre poner pero te aseguro que son todos los buenos q existen! te amo steph! sin duda eres mis escritora favorita y muchas gracias por responder mi comentario! yy te queria hacer una pregunta:¿ vas a abrirte un nuevo msn?¿o un nuevo twitter?¿o facebook? o algo para que nosotras podamos hacerte entrevistas yy todo eso. cuando puedas contestame!
un beshito floppy!

elianne dijo...

AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!! VOI A MORIR SINO PONES EL CAPITULO Q SIGUE :D...MUY PERO MUY BELLA ME...ENCANTO DEMASIADO EST CAPITULO :3 BUENO CUIDAT
BESOS
BYEEE

Anónimo dijo...

DIANA YAZIEL JONAS DIJO:

Ooolah!!steph!! me encanto tu capitulo de hoy enserio bn romantico amo a joe jonas se xq amas tanto a joe sentimos lo mismo bno no lo mismo distinto pro casi lo mismo el es es.. sexy tierno bna onda un amor un mismisimo angel caido del cielo es tan hot tan romantico lo amo simplemente lo amo te sigo desde MAS ALLA DE LA ATRACCION ame la pareja de JOSEPH Y SABRINA oye no podrias hacer una segunda temporada de esa nove estuvo geneal ame el fin sabrina se reencuentra con Joseph el chico qe pinto en su cuaderno bno otra pregunta ojala puedas contestarla
¿sera muy larga esta 2da temporada de la saga DE TENTACION?
xq si no la haces larga haras qe me de un paro cardiaco seras la culpable de mi muerte ntc
¿si crees poder poner dos capitulos juntos?
¿escribiras otra novela terminando esta?
ezpero puedas responder mis preguntas xfavor me tendras aqii en tu pagina en el proxiimo capitulo muchas gracias enserio eres una gran escritora e estado recomendando tu novela a unas amigas ii les encanto solo qe ellas no comentan pro les dire que lo hagan muchas gracias x subir la nove ii perdon x el comentario tan grande biie!!

Anónimo dijo...

WIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII
JOSEPH ME PIDIO MATRIMONIO!!! ME IMAGINO QUE LA RESPUESTA SERA....SI, YEAH, WI, EH... SIIIIIIIIIIII!!! CONTINUALA PRONTO PLISSSS!! ANTES DE QUE MUERA POR INTRIGA!!! ERES GENIALLLLLL. Y NO ME CANSARE DE DECIRLOOO!! POR CIERTO TE TENGO UNA PREGUNTA ¿CUALES ELEMENTOS CONCIDERAS IMPRECINDIBLES A LA HORA DE ESCRIBIR UNA NOVELA DE MISTERIO? ME AYUDARIAS MUCHISIMOO!! GRACIAS. ATT:PERLA(JOEJONAS15)

yess d jonas dijo...

dios ya no se k decir de ti en serio !!!
me encanto mucho esta capitulo y woo! mas las cosas hot k hacen joe y angelique ay me encanta eso dos y lo k mas m dejo con la boca abierta esk le dijo k se carara con ella !!!!
dios ya kiero leer el siguiente capitulom y si seria muy increible k subieras dos capitulos de verdd!

cada vez tu nove se esta poniendo mas buena y tu vienes recargada sigue asi me esta gustando mas la nove en serio!!

y creo k tenemos los mismo gustos xk tambien pienso k joe es muy sexi y hot !!!! y tambien me gustaria serun vampiro seria muy interesante sere inmoratalmente y bella y econtrara un vampiro como es joe en tu nove!!
eso seria lo mas increible del mundo!!

cuidate!!

eres la mas increible escritora joven k eh conosido!!
nunk cambies ok♥

yess d jonas dijo...

una pregunta?

¿ cual fue el motivo para meter a los jonas brothers en tu nove?

y ¿ kien te inspira hacerla tan apasionada?

yess d jonas dijo...

jejejje genial fueron dos?¿
sorry

Janerkis JB dijo...

OK juro qe muero. Awwwww ame este
capi en particular ya lo pongo
como mi favorito. juju

AWWWW Joseph pideme matrimonio
a mi qe yo me qedo contigo hasta qe
me muera jaja y en el cielo cuando
lleguemos seguimos nuestra relacion
jujuju OK NO estoy loca lo se.

Siguela plizz. Qeremos dos capis al
para la proxima jeje.

Qe bueno qe te gusten mis comentarios. Yo los hago para divertirme y divertirte.

Ohh yo qiero qe Joseph me haga
todo lo qe le hace a Angelique.
awww ese seria mi sueño hecho realidad.

El Jerry es muy divertido. Lo amo aunqe se pasa, qe es eso de un beso
en los labios pero el heroe de Joe vino y pom!!!! tremendo golpe en un ojo le dio. ajaja

Qiero una piscina y a Joseph a mi lado jujuuju cuantas cosas le haria jaja

Siguela Steph. awww yo tambien tengro cuatro años siendo fans de los Jonas y desde siempre he amado a Joe es lo mas bello, hot, sensual, sexy tierno, del mundo. AWWW ESTOY ENAMORADA jaja

Ya me voy jaja

ohh Steph te qeria preguntar algo:

¿Cual es tu cancion favorita de los Jonas?
¿Y tu album favorito?? jeje

Bueno ya si siguela plizz
amo esta nove. Y desde ya este capi me pertenece jaja neh broma pero es verdad jaja

te qiero Steph siguela plizz

Anónimo dijo...

ALEJANDRA TREJO:
OOOOOOOOOOOOOOOOOHHHHHHHHHH MMMMMYYYYYYY GGGOOOOOOODDDDD AAAAHHHHHH YESSSS YEEEESSS YEEESSS ME ENCANTA AMO EL FINAL GENIAL STEPH QUE CAPITULO MAS GENIAL:7O
:) SIGUELA RAPIDO QUE ME DA ... ME DA ALGOOO AY POR DIOS JOE LE PIDIO MATRIMONIO A ANGELIQUE ESTUPENDO QUE ADORABLE QUE ES JOE Y ES TAN SEXY HOT Y COMO SIEMPRE EL CERDO DE DONNOVAN OJALA Y LO APLASTE UN TREN JAJA Y SI STEPH VOY LEER ESA HISTORIA DEL ANGEL AUN NO LA LEO LA BUSCARE.
Y STEPH ME ENCANTARIA LEER TU MANUSCRITO DE MIEDO DE VERDAD PORQUE TU ESCRIBES ZUPER INCREIBLE ESPERO LA SIGAS MUY... PRONTO PLEASE TKM XOXO OYE STEPH AS ASISTIDO A ALGUN CONCIERTO DE LOS JONAS? YO NOP ;( TODAVIA NO AN VENIDO AQUI A MI PAIS Y QUIEN SABE QUE VENGAN :( PERO ME IMAGINO QUE HA DE SER GENIAL OK HASTA PRONTO STEPH ♥♥♣♣♣ :*)

Bea dijo...

AAAAAAAAAHHHHHHH! Pon pronto el siguiente capitulo :)
no se si voy a poder esperar 3 días para el siguiente =)
Amo esta novela ♥

Espero que sigas la mía:)
Una pregunta: ¿cómo se te ocurrió hacer esta novela?

Anónimo dijo...

hola stehp soy yo de nuevo jeje!! estaba investigando sobre mitos y leyendas, para mi novela y encontre una muy buena pagina que tenia informacion sobre la demonologia y la cultura vampirica ahi encontre la leyenda de una demonia llamada Abrahel. segun la pagina ella es la reyna de los súcubos y me gustaria saber si en esta historia te basaste para hacer el personaje de devora para la novela? gracias!! att:perla (joejonas15)

Anónimo dijo...

SSSSSSSSSSSSIIIIIIIIIIIIIIGGGGGGGGGGGGGUUUUUUUUUUUUUEEEEEEEEEELLLLLLLLLLLLLLLAAAAAAAAAAAA!!!!!!!
Me pidio que me casaraaa con el!!! No me lo creooo tiene que haber una trampa !!
Vivieron felices y comieron perdices? venga ya ... SEGURO que va a pasar algo interesante !! UN MOVIDON xD y estoy impaciente por leerlo !! Asi que... SIGUELAAAAA !! PORQUE ME ENCANTA ! =)

Anónimo dijo...

attentamente:jonatica_joe&nick

jaja se me olvido ponerlo xD!! bueno siguelaa Stephh aah y por cierto gracias por subir el capitulo antes de tiempo =)

Lilaa♥ dijo...

siento que voy a morir... si es que ya no estoy muerta sobre la computadora de mi madre...! Steph: lo lamento tanto...! no se como disculparme...! me siento tan deprimida! de verdad...! no comente ningun cap anterior! sabes como me siento!!! HORRIBLE.....!!! muy mal... me siento tam mal, que creo que soy capaz de tirarme al canal del Beagle (un canal/rio que hay en mi ciudad)!!! te lo juro... debes perdorme, porque yo no puedo hacerlo. perdoname, perdoname, perdoname!!! oh no...! este sentimiento de culpa es terrible! si no me perdonas, creo que tomare un frasco de veneno, como hizo Romeo. por favor, Steph, perdoname, te vendere mi alma si deseas, pero perdoname. te vendere mi alma, mi cuerpo, mi corazon, y todo lo que poseo para que me perdones. tienes que saber que estube muy ocupada (mi nueva novela, la escuela, mis amigos, mi familia, etc.) y no pude leer tu nove hasta ayer, y hoy recien pude comentar. otra vez mas: perdoname, perdoname por lo que mas quieras (Joseph Adam Jonas Miller, obvio)!!! te heredare hasta mi ultimo suspiro, te dejare mis huesos, para que te hagas un collar... por favor, perdoneme! esto me mata! me carcome viva! perdoname! espero que puedas, ya que de otra forma... estoy pensando en el suicidio o en pedirle a mi hermano que me rompa la cabeza con un bat de beisbol o con una llave inglesa... aunque eso creo que le va a traer problemas con la policia... cuantos años serian de prision? 20 años por homicidio calificado en primer grado? tal vez... por favor, perdoname. es todo lo que te pido. podras? ojala, no espero menos de ti... bueno... creo que te dije todo.
tu novela: no encuentro palabras para describirla. es excelente, magnifica, esplendida, rebosa de talento, desborda pasion, regala emocion y accion, demuestra el cariño, me corrigo, el amor delirante, entre un hombre y una mujer. es indescriptible... hace llorar, hace reir y te hace reflexinar en la vida misma, en el amor hacia tu pareja... si es que de verdad es amor. ya no se que mas decir... me duelen los dedos de tanto escribir... pero creo que lo merezco, si eso sirve para que perdones mi ausencia. muchas gracias. Lila Perez

elba montes dijo...

Steph

me encanto el capitulo gracias por subir antes de tiempo este va a ser un comentario corto, pero mañana pondre mi comentario bien

ok me encanto parece que estoy viviendo en un sueño

gracias por ser tan maravillosa

Gallethiitha Jonas dijo...

Ola Steph
bueno aunque no habia podido pasar
poruqe tengo mucha
tarea
e escabilli y deje a un lado , po un rato, la tarea para leer la nove. La verdades ke este capitulo esta mejro y si kiero kasarme con Joe Jonas , aunque no sea AngeliquE Moore claro
Bueno espero que ella le dia ke si
porke si no muero
bueno kuidathe bye bye

elba montes dijo...

hola Steph!!!!!!!!

ahora si te voy a dejar mi comentario ame este capitulo es el mejor que he leido por fin el sexy Joe dio su brao a torser y por fin hablo de compromiso y se va a casar con Angelique ahhhhhhhhhhhhh que romantico, quiero que esten juntos por fin, y me has dejado mega intrigada, como que quieren matar a Angelique la maldita de Debora aun muerta le sigue causando problemas.


por fa Steph me muero de ganas de ke subas el siguiente capitulo

Cuidate nena

bssoss

byeee

Valen Isabella Jonas dijo...

Ohhhh Mii Diiiiios! Me Da Algoo! Esta Novela Cada Diiia Se Pone MEJOR! Sinceramente eres la Mejor escritora del Mundo! Esta Novela es PERFECTA! Laa Amo Cada Diia mas! y Te Admiro Muchisimo! Te felicito tu Nove es un EXITO!
Oye Steph...Tenia Pensado Crear Una Pagina en el Facebook De Las Fans Oficiales De Tentacion y Claro tu Tambien serias Administradora,Tendriamos Noticias, y Le hariamos Publicidad en la Pagiina! y Tendremos Entrevistas Exclusivas Tuya :D! Que te Parece la Idea? Quiero Saber Para empezar Pronto! Besos! Se te Quieree! <3
Tu Fiel Lectora y Gran Faaaaaaan !

VISITAS

.

.