.

.

Translate

Nota: Está prohibida la republicación, copia, difusión y distribución de mi novelas en otras páginas webs.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Capitulo 13: La Ventana Infausta.



Capitulo 13: La Ventana Infausta.


No lo es. –Articulé tan despachadamente como un reflejo, pensé por un momento antes de continuar–. Él es muy masculino. –titubeé–. Bueno, no tanto, quizás es extrovertido, pero a su manera es muy masculino. Jerry no es gay. Él sabe como seducir y me ha dicho que soy hermosa.
Joe cruzó sus brazos en su pecho, arqueando sus cejas y torciendo su boca provocativa.
–Sí, seguramente lo ha hecho. –afirmó–. Te ha dicho que eres hermosa de la misma manera que Nina lo ha hecho.
Me giré para ver a Jerry, que se encontraba unos metros alejado con la vista en el piso, meneándose ociosamente pasando su peso de un pie al otro.
–Él me besó, tú estuviste ahí. –repliqué.
–Créeme, si yo hubiera estado más cerca me podría haber besado a mí. –alegó Joe. Después de sondearme con la mirada durante unos instantes de silencio agregó–. Te gusta él, por eso no lo aceptas, verdad?
–Qué tonterías dices! –Vociferé ensanchando mis ojos–. Ese chico es encantador, pero no me gusta de esa manera. De todas formas, por qué demonios estamos discutiendo sobre la sexualidad de Jerry?
Joe se mofó.
–Porque siempre discutimos. –Repuso pasando sus manos por su cabello–. Esto no está funcionando.
–Qué cosa?
–Tú y yo. –dijo. Sentí frío recorrer mi espalda–. No podemos estar juntos, lo único que hacemos es discutir, y pelear, se está convirtiendo en la tercera guerra mundial. Y sé que mucho de esto es mi culpa, pero… Maldita sea! Ya no puedo más!
Me paralicé y enmudecí, sentía como si algo se hubiera quebrado en mi pecho.
–Qué significa eso? –musité, mi voz laboriosamente había brotado de mi garganta.
Él me aferró del brazo y me separó más de Jerry de manera que no pudiera escuchar si empezábamos a gritarnos.
–Que estoy harto! –Su voz era fuerte, matizada de furia–. Sé que los últimos días he estado perdiéndome, no hemos tenido demasiado tiempo juntos, y cuando queremos estar juntos sólo conseguimos pelear. Me está destruyendo, estoy destruyéndome. Deberíamos terminar con lo nuestro de una vez por todas.
Así de fácil? Pensé yo.
Su pasajero amor se había desteñido, pero tristemente el mío estaba allí. Mi corazón acababa de ser quebrado en pedazos. Un nudo comprimió mi garganta, estaba asimilando sus palabras mientras me saciaba de antipatía y cólera.
–Qué propones? –Traté de que mi voz sonara indiferente, y sonó llena de frialdad–. Vivimos juntos, quieres que sigamos siendo amigos? Que nos demos un tiempo? Esas serán tus excusas? He repetido ese mismo cuentecillo mil veces antes, dime la verdad. Hay alguien más? Algo que me ocultes? Si vas a terminar conmigo quiero escuchar verdaderas explicaciones.
Él se aclaró la garganta, tenía la mirada fija en mis ojos, así que luché para contener el desconsuelo que sentía de manera que no se evidenciara en mi mirada.
–No hay nada que explicar, está claro que lo nuestro no funcionó. –espetó. Yo apreté la mandíbula–. Podríamos tratar de ser amigos…
–Eso no funcionará. –Concreté interrumpiéndolo, mi voz se disparó casi en chillido–. Joe, nosotros nunca hemos sido amigos! Desde que te conocí jamás hemos tenido una relación siquiera parecida a una amistad. Y con esto creo que mucho menos. Sabes? A veces siento que me odias. Qué pasó con eso de que me amabas y que querías compartir tu vida conmigo? También era otra de tus bromas? Qué bien que te salió!
Enfurecido se frotó la frente con una mano.
–Yo también a veces siento que te odio! –dijo a gritos. Una punzada de congoja me apretó el pecho al escucharlo–. Debes madurar, Angelique. A las personas se les agota el amor, quizás ya no te amo! Nunca vamos a poder estar juntos, los dos somos extremadamente celosos y posesivos, yo creo que de eso no se trata el amor. Y por favor, no quiero que empieces a lloriquear.
Mis ojos se habían empañado, estaba conteniendo la respiración.
–Qué bueno que el odio es mutuo. –pude decir sin llorar y lo empujé por el pecho con fuerza, tenía la exigencia de golpearlo, de gritarle. Él no se había tambaleado siquiera con mi embiste, pero sujetó mi muñeca en un rápido movimiento evitando que yo lo agrediera una vez más. Su tacto sobre mi piel me causaba un calor abusivo y copioso–. Por qué no te alejas de mí y me dejas en paz?
Solté mi muñeca de su agarre, mis labios estaban apretados y mis ojos comprimidos por la furia. Y Joseph Blade con su perfecto cuerpo y su despampanante cara de estrella de cine parecía hermosamente enfadado, todo su rostro encendido en un tono escarlata de ensañamiento y exasperación. Por qué diablos tenía que parecerme tan resplandeciente y atractivo aún cuando deseaba abofetearlo?
–Eso intento! –clamó–. Que no ves? Quiero alejarme de ti. Tengo toda esta ira en mi interior que no puedo controlar. Yo no te convengo, no te merezco!
Mientras él gritaba daba pasos hacia mí, acercándose peligrosamente, su respiración fría colisionaba contra mi rostro, podía ver esos llenos labios de cerca y esos ojos repletos de emociones que no dejaba salir.
Resoplé.
–Y tú no ves que lo único que deseo es tenerte a ti? –le increpé. Mi voz era una mescla de gritos y sonidos agudos que salían cuando estaba a punto de llorar. Con los ojos empañados era forzado distinguirlo todo–. Pero. Sabes qué? Vete a la mierda! –Volví a empujarlo ésta vez más fuerte–. Ya no debo enredarme más con tipos como tú. Eres un… un… maldito imbécil. Eso eres.
Cuando quise volverlo a empujar él se echó hacia adelante y me empujó ligeramente apretando mis hombros para que yo me apartara de su camino. Sus ojos eran pura furia y aflicción.
–Y tú no entiendes que puedes tener a cualquier tipo del planeta, que debes conseguir otro hombre y olvidarme porque no mereces andar con un maldito imbécil como yo. –Continuó a gritos–. En serio, eres hermosa, cualquier hombre del planeta estaría encantado con tenerte. Yo sólo soy un miserable infeliz que no sabe hacer otra cosa aparte de dañar a la gente!
–Yo no quiero a ningún otro hombre! –me quejé al tiempo que él sujetaba mis hombros una vez más haciéndome temblar. Yo me aparté dándole golpes en pecho hasta que finalmente me soltó.
–Caprichosa! –me insultó con suficiencia.
–Engreído! –dije con los dientes apretados y la respiración agitada. La distancia entre ambos era tan corta que me sentía cerca de desmayarme.
Con toda la pelea casi no había notado que había dejado de nevar y el suelo estaba convirtiéndose en una capa de hielo resbaloso, brillante y derretido. Busqué con la mirada a Jerry.
No estaba. O nos habíamos alejado demasiado, o él se había marchado para dejarnos solos.
La cercanía de Joe estaba perturbándome en demasía, me separé de él en busca de mi amigo humano que había desaparecido.
–Angelique, espera. Todavía no hemos terminado de hablar. –vociferó.
Dirigiéndome una mirada iracunda me agarró de un brazo impidiendo mi avance.
–Estoy harta de tus juegos, ya no quiero escucharte más. –le dije en voz alta–. Si quieres terminar conmigo, está bien. Se acabó.
Me volví caminando sobre el hielo y, torpemente, no pude evitar patinar, mis zapatos con un ínfimo tacón se deslizaron por la superficie resbaladiza, mis rodillas se flexionaron esperando la caída y lancé un pequeño grito. Igual que uno de esos chicos que trabajan para atraparte si te caes en una pista pública de patinaje sobre hielo, Joe se deslizó y me agarró de las caderas precipitosamente. No me dio tiempo de responder a eso, de pronto los dos estábamos cayendo, él rodó para caer sobre su espalda de manera que fuera él quien recibiera el impacto, no soltó mis caderas mientras los dos éramos un solo ser combinado aventurándonos al suelo frígido.
Extenuado él gimió un poco cuando cayó, debido al golpe de su espalda supuse, yo había caído sobre su cuerpo, su duro cuerpo escabroso. Podía sentir su cuerpo rezumado en montañas de músculos endurecidos debajo de mí. Los dos jadeábamos, sus manos todavía me apretaban en mi espalda baja.
Percibí la calidez de su aliento dulce en mi cuello, su rostro tan próximo que casi sentía que podía atravesar sus ojos cenicientos irradiados en tonalidades violáceas, lilas y añiles. Me hallaba amarrada a él en esa misma posición, igual que la vez que los cazadores nos habían atrapado, yo era más novata, y el atractivo sexual de Joseph me había cautivado.
Encerrada entre sus brazos escapé de su hipnótica mirada, del mismo modo quise levantarme, apoyé mis rodillas en el suelo, él estaba entre mis piernas apretujándome contra su cuerpo, sin facilitarme la libertad de mover siquiera mis brazos.
Nuestros labios apenas se rozaron accidentalmente por la cercanía de nuestros rostros, ese leve roce me hizo devanear.
–Suéltame! –le pedí intemperantemente.
Obedientemente él apartó sus manos de mis caderas, pero entonces cuando me moví para ponerme de pie me sujetó con fuerza de la parte trasera de mi cuello y me atrajo hacia su boca. Con los dedos entrelazados en mi pelo devoró mis labios, me forzó a abrir la boca con sus labios e indagó el terreno de mi boca con su lengua danzante. Las veces que intenté detener el beso él me apisonaba más tomándome por la nuca, haciendo su beso más profundo.
El placer hizo que mi cuerpo cediera, como un crudo instinto saboreé sus labios en un movimiento salvaje y furibundo. Nos besamos famélicamente con avidez, mis colmillos rasguñaron sus labios una y otra vez, tenían un profuso sabor dulce. Su pecho debajo del mío se contraía y se expandía apretado bajo mi peso, su corazón latía con fuerza.
En mis vanos empeños de recuperar la cordura me separé de sus labios durante tan solo un segundo, apenas tuve tiempo de tomar un poco de aire, al verlo tan dotado, precioso, exigente, apetecible y salvaje, lo único que conseguí fue ahuecar su rostro en mis manos y volver a besarlo hambrienta. Su corta barba me pinchaba la cara, esa sensación se sentía familiar y placentera.
De mala gana separé mi rostro del suyo, ambos respirábamos por la boca agitados y retomando el aire perdido, nuestros alientos se mezclaban en uno solo. Apoyé mis manos sobre su rígido pecho que subía y bajaba.
–Eso no debió pasar. –logró jadear él.
Y como él pensaba que eso no debía haber sucedido yo me levanté de su cuerpo y me recliné contra un muro de piedra para no caerme una vez más.
Él se puso de pie velozmente luego de haber dado un suspiro.
Me miró mientras yo fingía ignorarlo, pero no podía, era tan consciente de su apremiante presencia estimulante.
Entre jadeos intenté peinar mi cabello con mis dedos.
–Por qué? –Me volví a hablarle a Joe–. Por qué siempre lo haces todo tan difícil? –En un arranque de furia comencé a gritarle y cerré mis puños en su camisa para sacudirlo como se merecía–. No entiendo para qué tenías que besarme!
Nadie terminaba con alguien y luego le daba un beso tan caliente que derretía el invierno.
Iracunda y enajenada lo sacudí arrugando su camisa en mis puños.
Con una mirada que yo no lograba entender él también alargó sus brazos y sujetó mi camisa entre sus puños.
–Lo siento! –me gritó–. No pude evitarlo, no puedo evitar cosas como esa. –Me sacudió también con violencia–. Tú tienes la culpa, por ser tan torpe, y sensual, y diabólicamente hermosa.
Los dos habíamos tenido un arrebato de insólita ira y nos estábamos tomando de la ropa zarandeándonos el uno al otro como si quisiéramos repentinamente saltar a devorarnos. Mientras me agitaba ferozmente, sus manos en mi blusa comenzaron a desabrochar mis botones. Yo no me había dado cuenta pero mis manos temblorosas e impacientes habían desabrochado con apremio los primeros botones de la camisa de Joe.
Mi sed iba más allá del hecho de ser un vampiro, mi mirada había adoptado una forma fiera y bestial, igual que la de él. Mis dedos trepidaban tanto que sabía que era incapaz de desabotonar el resto de su ropa con paciencia.
Consumida ante la majestuosidad de ese vampiro le abrí su camiseta desgarrándola, los botones volaron. Él se movió sinuosamente y se desprendió de mi abrigo. No podía haber estado más hechizada por la masculinidad y pasión de ese hombre. Mi espalda se encontró con la pared de piedras, él había empezado a levantar mi falda corta plisada. La pared había sido firme unos segundos antes, pero después sentí vacío tras mi espalda, el muro se había dado la vuelta como esas puertas giratorias de los centros comerciales. Joseph y yo rodamos hasta caer en frío césped, observé con perplejidad que habíamos aterrizado en otro lugar traspasando esa engañosa pared corrediza. La misma luna violeta se podía vislumbrar en lo alto, el mar de estrellas nacaradas y bruñidas. Pero aquí no había hielo, sólo frío césped bajo mi espalda y todo estaba solitario. Excepto por Joe y yo, él me aplastaba con su cuerpo haciéndome ardua la tarea de respirar.
Él le echó una rápida ojeada al lugar sin parecer impresionado, seguidamente me besó con la misma ferocidad al tiempo que corría sus manos por debajo de mi camiseta.
Hice intentos de sacarme de encima a Joe, pero me estaba volviendo loca de deseo y ardor, con sus rodillas él abrió mis piernas, la sensación de sus jeans rozando piernas desnudas ya era familiar. Su camisa estaba abierta, su pecho visible, hociqueé sus pectorales y abdominales con mi boca y mi rostro.
Él levantó mi camisa para besar mis pechos, se paralizó, observó mi delgada cintura y recorrió con sus dedos el borde de mi sujetador con encaje. Se inclinó un poco más besando y manoseando todo mi torso mientras yo me estremecía y gemía, me sentía ardiendo y fundamentalmente necesitada.
–Ya basta! Joe. –Gemí mientras él me acariciaba con la lengua–. Eso ha sido suficiente!
Él tocó sutilmente mis labios con su dedo índice.
–Shhh. –dijo y después me besó–. Yo también puedo hacerte enojar y luego seducirte. Y luego… –se interrumpió para besar mi cuello–. …y luego hacerte el amor.
Por qué tenía que hacerme perder la cabeza?
Joe era todo un hombre, masculino, voraz, tenía una manera experta de tocar que me hacía trastornarme, y a cualquier mujer. Se veía tan sediento y con una pisca de cruda fiereza en la mirada, como si codiciara devorarme. Yo conocía perfectamente su sabor, cada sabor de su cuerpo entero, y aún así sentía que cada vez sabía mejor, si eso era posible. Sabía dónde tocarlo para hacerlo retorcerse de placer, conocía todos los aspectos de su faceta de amante, era mi único amante.
Enloquecida adentré mis manos en el cálido interior de su camisa abierta, toqué su pecho deleitándome con la suavidad de su piel y me aferré a sus fuertes hombros anchos. De la misma manera deslicé su camisa hacia atrás, raudamente, deseosamente, impetuosamente.
Él levantaba mi falda al mismo tiempo que yo me deshacía de su camisa, necesitaba devorarlo, tenía hambre de su deseable cuerpo masculino y musculoso, él era como una escultura en perfectas proporciones, era imponente, experimentado, experto, hábil, como si alguien le hubiera entrenado para proporcionarle placer irracional a las mujeres. Como si hubiera sido hecho para ser saboreado, lamido, mordido. Me encontraba jadeando sin saber hasta qué punto exactamente él me había desnudado. Nada más sabía que me hallaba mareada sintiendo el enloquecedor tacto de su piel caliente.
Aferrada a su cuello y su nuca lo besé para después buscar el botón de sus pantalones, sin soltar nuestros labios continuamos despojándonos de nuestras prendas.
Deseé con locura tomar todo lo que él tenía, y quería que él se apoderara de todo lo que yo podía ofrecerle. Él continuaba acariciándome y lamiéndome, pero yo necesitaba todo de él. Mis labios palpitaban más con cada beso.
Posé mis manos en su bello rostro, deleitándome al mirarlo, tracé el contorno de su mandíbula rasposa por la barba, sus ojos estaban entrecerrados de forma pícara y juguetona, como solía hacerlo cuando sonreía de esa manera, curvando sus apetitosos labios contorneados ligeramente hacia un lado. Aún su agraciado rostro era juvenil, un poco adolescente. Acaricié el lunar que tenía a un lado de la barbilla y nada más lo miré mientras él traspasaba mi mente con su mirada traviesa. Muy dolorosamente me di cuenta de que no sólo lo deseaba físicamente, sino que lo amaba con locura. Si yo lo perdía, yo me perdía también.
Me costaba creer que él alguna vez me había amado tanto como yo lo hacía, no obstante él había dado su vida una vez por mí, eso jamás se me iba a olvidar. Ese era el acto más grande de amor que me había demostrado, a pesar de todo yo nunca le había agradecido, la idea de perderlo de nuevo me mataba. Justo en ese momento quise oírle diciéndome que me amaba, que me quería, que lo perdonara, que no había querido lastimarme. Y las palabras no salían de su parte, quizás él sólo me deseaba muy apasionadamente, tal vez él había confundido el deseo y el amor.
–Tú eres mío, Joseph. –pensé en voz alta.
Él no dijo nada, entre caricias y besos él entró en mí, poseyéndome. Yo grité y gemí, sintiendo un éxtasis paradisiaco fluir por mi cuerpo. Mi estómago se contrajo y clavé mis uñas en su espalda.
–Jamás debí haber sido tuyo. –él susurró.
Cerré los ojos, las palabras me habían hecho daño lastimosamente.
Él me acarició con la nariz por todo el pecho, el cuello y el rostro mientras tomaba posesión de mi cuerpo enteramente. Lo oí gemir, sentí el pasto clavarse en mi espalda pinchándome.
Mis colmillos ardieron y se desplegaron.
–Te juro, Joseph Adam Blade. Que te volveré loco, me desearás tanto que nunca podrás separarte de mi lado. Jamás. –el juramento había sonado igual a una maldición.
Tras haber mencionado las palabras el cielo crepitó, se escucharon estruendos de truenos seguidos de luces coloridas atravesando el cielo negro, violeta y plateado; y una fresca llovizna cayó sobre nosotros, dulces gotas de agua mojaron mis mejillas y el suave cabello de Joe en el que entrelacé mis dedos.
–Acabas de condenarme, Angelique Moore. –susurró por lo bajo, con dificultad yo lo había escuchado–. Y también has firmado tu sentencia de muerte.
Mientras él me embestía con su cuerpo yo meditaba sobre sus palabras.
–Qué? –dije.
–Oh Angelique! –se regocijó de placer, me besó y apartó el cabello de mi cara con ternura.
Extasiada hundí más mis uñas en la espalda de Joe, podía sentir la humedad de su frío sudor mezclado con las gotas de lluvia.
En mi último aliento él se apartó de mí, se tumbó en el césped a mi lado mientras abotonaba sus pantalones. Incliné mi mirada hacia el cielo estrellado siguiendo la vista de Joe, devolví mi ropa interior a mi cuerpo y bajé mi falda de mi cintura hasta mis caderas.
Lágrimas se deslizaron por mi cara, yo las había dejado salir porque se confundían fácilmente con las gotas de agua de la lluvia. De nuevo había pasado, luego de gritarnos y pelear como perros y gatos terminábamos físicamente así de unidos. Si algo había aprendido era que si se mesclaban la ira y el amor el resultado se convertía en pasión.
–Por qué dejaste de amarme? Cuando? –murmuré.
Él suspiró, sin responderme.
–Me has maldecido. –dijo él–. En Somersault los dioses y demonios se aseguran de que cada juramento y maldición pronunciada se cumpla. Y tú acabas de maldecirme con mi nombre completo, me has atado a ti a través del placer carnal.
Jadeé un poco, me debatía entre mirar las estrellas o verlo a él, con su perfecto pecho desnudo, sus labios sobrenaturalmente deseables.
–Supongo que para ti es una mierda. –balbuceé–. Debe molestarte como el infierno estar atado a mí.
Él me rodeó con un brazo atrayéndome hacia su cuerpo, mi pecho contra sus costillas.
–No es que no quiera. –masculló–. Es que no puedo, no puedo ponerte en peligro manteniéndote a mi lado. Pero da igual, con o sin tu juramento te deseo imposiblemente demasiado, de otra manera no estaríamos lanzados aquí.
–Lo he notado. –Le dije buscando su mirada que estaba perdida en el infinito cielo–. He notado que no eres tú mismo por unos instantes, te pierdes. Eso sucede desde que volviste de la muerte, cierto?
Pensé que él nunca me hablaría sobre eso, pero, para mi sorpresa, él asintió.
–Por favor, nena. –Me rogó, no le gustaba suplicar, así que noté el tono desganado y contrariado cuando dijo por favor–. Necesito que me hagas más fácil esto, debes alejarte de mí. No sé lo que puedo llegar a hacerte mientras no soy yo mismo.
Gruñí totalmente hastiada.
–Entonces deja de rodéame con tus brazos.
Él casi sonrió con picardía, la comisura izquierda de sus labios se curvó hacia un lado tenuemente, pero no dejó de abrazarme.
–Cuando pensé en… –él vaciló–. Casarme contigo, quise venir aquí, para la boda, y para vivir en éste lugar. Quedé encantado con Somersault desde el momento en que Deborah me lo mostró.
La mención del nombre de Deborah mandó un hatajo de celos a mi pecho.
Miré al cielo percatándome de que había parado de llover. Ignorando sus palabras cambié el tema sintiendo sus fuertes y rígidos brazos comprimiéndome contra su cuerpo.
–Tú mataste a Donovan. –le reclamé.
–Eso te molesta?
–No lo sé. Es sólo que… estás convirtiéndote…
–En un asesino? Pero qué descubrimiento! –Él tragó, su manzana de Adán se movió y su cálida mano se situó en mi estómago causándome cosquilleos–. Él iba a matarte, a ti y a los chicos. No le dejaría hacer eso, ni siquiera sobre mi cadáver.
Una vez más cerré los ojos. Quizás Donovan no me habría matado después de todo, yo le había visto dejarme huir. Y Joe, por qué él…?
–Cuando rechacé tu propuesta de matrimonio lo hice porque tenía miedo que dejaras de amarme con un compromiso de tanta seriedad, pero eso sucedió de todas formas. –dije. Guardé silencio un instante y seguí–. Por qué te preocupas por mí? Si no me amas por qué sigues actuando como mi guardián nocturno?
Él afianzó su abrazo y me colocó encima de él, sobre su pecho.
–Estás llorando? –notó al ver mis ojos. Ahuecó mis mejillas en su manos y frotó mi rostro con su pulgares limpiando mis lágrimas–. Oh! Mi princesa. Cómo no podría preocuparme por ti? Daría mi vida una vez más para mantenerte a salvo. Aunque estuviéramos separados, alejados a miles de calles y ciudades, yo siempre estaré ahí, siendo tu guardián nocturno. –Él olfateó mi cabello–. Siento tanto lastimarte.
Hice un renuente esfuerzo por secar mis ojos, con malicia me dispuse a cumplir mi juramento de volverlo loco de deseo, me incliné hacia su pecho desnudo y musculoso y lo besé, después lo lamí, degustándome con su delicioso sabor tan dulce como sus dedos de cereza.
Joseph siseó complacido y perversamente me puse de pie, tuve la plácida oportunidad de mirarlo por al menos unos segundos tendido en el césped debajo de mí con su pecho desnudo hasta que él se levantó ofreciéndome mi camisa, inclusive me la colocó y la volvió a abotonar. Yo me tensaba al sentir el roce de sus manos cerca de mi pecho y mi abdomen mientras él abrochaba los botones de la prenda, uno a uno, lentamente, arteramente, deliberadamente, intencionadamente, siendo totalmente consciente de que él también podía derretirme igual que un poco de hielo bajo el sol de verano.
–Cretino endemoniado. –le insulté.
No me respondió, me sonrió pícaramente asomando ligeramente sus colmillos. Se volvió dándome la espalda mientras buscaba su camisa en alguna parte del herbaje, yo vi curiosamente en sus hombros y en la parte alta de su espalda las marcas rosadas donde había clavado mis uñas y el símbolo tatuado en su omóplato.
–Debemos encontrar a Jerry. –mascullé al tiempo que Joe se enfundaba con su camisa. En mi interior me lamentaba, debía haber desgarrado esa prenda por completo, pues se veía mucho mejor sin ella–. Dónde estamos?
–Ayúdame con esto. –Gruñó él, se acercó al muro de piedra y lo empujó gimiendo un poco.
Parecía una locura, pero me uní a él y empujé el muro empedrado hasta que éste se giró lanzándonos al otro lado hacia la calle fría y mojada por el hielo derretido. Mi abrigo continuaba en el suelo, donde Joe me lo había quitado, lo recogí del piso y estaba empapado, por eso decidí amarrarlo en mis caderas.
–Jerry? –le grité. Tal vez podría escucharme.
Joe examinó todo a su alrededor, algunas personas revoloteaban por ahí caminando como ciudadanos normales en un ciudad normal, pero yo sabía que no era así. Ahí nada era simplemente normal.
Como una exhalación Jerry franqueó la calle húmeda, jadeando y corriendo, hice una mueca arrugando el rostro cuando lo vi perder el equilibrio y comenzar a derrapar en el terreno húmedo. Sería un golpe muy fuerte.
Pero Joe alargó un brazo. Antes de que el humano pudiera tocar el piso lo sujetó de la parte trasera de la camisa y lo alzó como si no pesara más que un niño.
–A dónde crees que vas? –le preguntó Joe y ladeó la cabeza echándole una rápida ojeada al muchacho.
–Me… me están… siguiendo. –Jadeó el mortal todavía colgando en la mano de Joe, sus pies no tocaban el suelo–. El clan de los niños de Donovan y Deborah quiere matarme. Deberíamos correr y salir de aquí.
Oh! Mierda.
Bufando Joe puso a Jerry en el piso nuevamente.
–Conozco un modo más rápido de llegar hacia la entrada. –dijo Joseph.
–La Ventana Infausta. –completó Jerry.
Joe asintió hacia el mortal y corrió, no sin antes tomarme de la mano.
–Estamos jodidos, la pandilla de vampiros me confesó que han conseguido ayuda de las hermanas Salem para asesinarlos, a ustedes. –admitió Jerry para Joe mientras corría.
–Eso no es problema. Al contrario. –Expuso Joe–. Hace un tiempo las hermanas Salem nos engañaron de la misma forma, esa es su manera de cazar, dijeron que nos protegerían de los Zephyrs, en lugar de eso nos cazaron, sobrevivimos porque Alan estaba con nosotros, ellos no sobrevivirán.
Una calle más lejos estaba esa “Ventana Infausta”. Cuando habían hablado sobre eso yo me había imaginado una ventana, o algo parecido. Pero esto sólo parecía un agujero negro en medio de una pared. Las extravagantes personas iban sin asomos de sorpresa atravesando el hoyo negro.
Los tres nos colamos en medio de la multitud para aproximarnos hacia La Ventana Infausta, Joe me rodeó la cintura con un brazo apretándome contra su cuerpo, lo suficiente como para que el mío entero se calentara.
–Angelique, escúchame, correrás a través del agujero, yo estaré detrás de ti. –Me indicó Joe–. Sólo dobla las rodillas y cae.
Con un salto me sumergí en la oscuridad.
Dobla las y rodillas y cae, había dicho Joe. Aunque eso no se sentía como caer, era más bien como ser absorbido por una ráfaga de aire, doblé las rodillas y tuve un turbulento aterrizaje que me causó nauseas. El ambiente se llenó de luz nuevamente, luego de tragar saliva observé con reconocimiento aquello que me rodeaba.
Maldición! Gruñí para mis adentros, esa era la entrada de la calle de las pesadillas.
–No pienso entrar ahí de nuevo. –me negué rotundamente.
La sonrisa que Joe esbozó hizo resplandecer el sitio y aflojar mis rodillas.
–La princesita tiene miedo? –me retó.
Estreché mis ojos, sintiendo la cólera aguijonearme.
–Así solían llamarme. –recordé yo–. En mi antigua secundaria, era la princesita, nunca fui de esas chicas que tenía problemas con el cabello, nunca tuve un novio nerd. ni desadaptado, ni freak, en mi casa dos de los cinco autos eran míos, y tenía un gran club de fans. Pero era tan perversa que seguramente nadie me extrañó cuando me fui.
La sonrisa de Joe se aplacó, su mirada se llenó de culpa, remordimientos contra sí mismo por haberme arrebatado mi “perfecta vida”. Él no sabía que yo le había perdonado por eso hace mucho tiempo, porque yo nunca se lo había dicho, sin embargo yo sabía que había valido la pena el cambio, puesto que ahora lo conocía a él.
–La Calle de las Pesadillas fue construida con sangre de Succubus. –dijo Joe abruptamente desviando el tema, no me miraba al hablar–. Ya que son los únicos vampiros que pueden entrar en los sueños de los seres humanos, y de ésta manera actúa sobre tu mente alterando la percepción de la realidad y enviándote a una pesadilla mortal. –supe que estaba citando, había algo en su tono de voz que me lo decía. Él se volvió hacia mí–. Estaré justo detrás de ti, no lo dudes. Sólo cierra los ojos y no los abras.
–La última vez que le pedí eso no me hizo caso. –Bramó Jerry–. Terminó lloriqueando como nenita.
La sonrisa de Joseph reapareció.
–Puedo imaginármelo, es tan terca.
–Oh! Seguro, señor flexibilidad. –Hablé con ironía–. Como sea, no entraré ahí.
–Al menos no ando buscando problemas cada vez que puedo, tú vives para frustrarme, en eso eres excelente. –Joe resopló en tono tajante–. Entra en la maldita calle, tú te has metido en esto, ahora afróntalo. Son sólo sueños, qué tan malo puede ser, lindura?
–Eres increíble! –Gruñí con irritación–. Y no en el buen sentido.
–Puedes dejar tú actitud de diva durante unos segundos? –Alzó la voz–. No tengo tiempo para berrinches, están siguiéndonos! SI-GUIÉN-DO-NOS! Y ya he peleado demasiado en un solo día. Estás demasiado acostumbrada a tener lo que quieres, a mi parecer.
Mi rostro había cambiado de color a un carmesí incendiado por la indignación.
–Chicos… –la voz de Jerry se disolvió con mi grito.
–Hola! Planeta llamando a Joe! –exclamé teatralmente–. Si no hubiera sido por ti mi vida continuaría siendo perfecta y tendría cualquier cosa que mi papi pudiera comprarme, eres el culpable de mis desgracias, siento si te desagrada si soy una caprichosa niña y…
Ouch! Golpe Bajo, me dije, arrepentida de haber dicho esas inútiles y falsas palabras.
El semblante de Joe se endureció.
–Pues no todo puede ser cómo tú quieras…
–Chicos! –protestó Jerry más alto.
–QUE?! –gritamos Joe y yo al unísono girando nuestras miradas más fulminantes y asesinas hacia el humano.
Jerry se sobresaltó, dio un brinco y luego se frotó la nuca distraídamente.
–Siento interrumpir ésta linda y amistosa discusión. –nos dijo–. Pero ahí vienen nuestros más grandes seguidores.
Con horror giramos hacia el otro lado de la calle, donde descubrí a ese grupo de vampiros insolentes caminando hacia nosotros.
–Jerry, trata de llevarte a Angelique, quizás a ti sí te escuche. –Le ordenó Joe–. Yo haré algunos negocios con ésta bandada de idiotas.
Utilizando ese encantador porte de supremacía Joe se encaminó hacia los vampiros, sentí que Jerry tomaba mi brazo.
–Vámonos de aquí. –dijo el muchacho.
Negué con un gruñido.
–No iré a ningún lado sin Joe. –clavé mis pies al suelo.
–No te entiendo. –Bufó Jerry con irritación–. Lo amas o lo odias?
Sin vacilar le contesté:
–Ambas.
Había personas rodeándonos lo suficiente como para ocultarnos, por lo que Joseph presumiblemente conjeturó que ya nos habríamos marchado. Yo lo distinguía caminando con la perfecta gracia y equilibrio de un ángel, daba la impresión de que nada podía vencerlo, de que era intocable.
–Joseph! –Exclamó Caroline con diversión–. Qué agradable sorpresa el verte de nuevo.
La mujer se acercó a él y acarició su pecho, sin darme cuenta solté un gruñido amenazante y luego me sonrojé al notarlo. De manera violenta Joe tomó a Caroline del cuello, advertí que apretaba su garganta con fuerza, ya que ella chilló y se sacudió, hasta yo sentí pavor helando mi piel.
–Te dejé huir una vez, Caroline. –Le habló Joseph–. Para tu fortuna lo haré de nuevo, pero si piensas seguir con éste jueguito de la venganza de tu reina no dudaré en dispararte en el pecho como hice con tu amiguillo Donovan.
Ella asintió haciendo una mueca de dolor e intentando sacar las manos de Joe de su cuello.
–Ves esto? –Joe le mostró el medallón de su cuello–. Eso significa tengo protección mayor, y si lastimas a uno de los míos la pasarás realmente mal. Así que, –Joe se rió y soltó su cuello–, vete al infierno.
La amenaza me congeló, el tono de voz de Joe, a pesar de ser cadencioso, era aterrador y diabólico.
–Debemos irnos. –Murmuró Jerry–. Tu novio va a flipar si sabe que aún estamos aquí, y creo que hemos escuchado más de la cuenta.
Asentí, estaba de acuerdo.
–Bien. –Dije con desgana–. Atravesemos la maldita calle.
Me aferré del fuerte brazo de Jerry, y por un momento lo miré, preguntándome si le agradaría tenerme colgada a su brazo, dudé de masculinidad. Él terminó dirigiéndome rodeando mis hombros con su brazo, sin parecer incómodo, ni demasiado encantado.
–Recuerda cerrar los ojos. –me aconsejó.
Cerré los ojos mientras dejaba mi vida en manos de Jerry, ese chico nos había traicionado, todavía me sentía usada por eso, pero dependía de él ésta vez, no quería volver a revivir mis pesadillas.
Incluso con los ojos cerrados podía escuchar voces, susurros, no debía tener miedo, o sería peor. Mi cabeza se llenó de malignos bisbiseos y murmullos. Una voz áspera se acercó mi oído, podía sentir un aliento glacial chocar contra mi piel.
–Nunca te amé. –sonó Joe en mi cabeza.
Y sin poder evitarlo abrí los ojos dando un grito ahogado.
Jerry estaba delante de mí sonriéndome satisfactoriamente.
–Está bien, ya lo hiciste. –me animó Jerry.
Respiré profundamente, vi la arena suave bajo mis pies y más lejos la cabina telefónica por la que habíamos entrado. Luego de un segundo apareció Joe con el ceño fruncido y corriendo desde la oscura calle de las pesadillas.
–Debemos irnos. –Nos informó Joe–. Pero antes quiero saber algo, bolsa de sangre. –Se dirigió a Jerry–. Cómo demonios han entrado a Somersault? Hasta dónde tengo entendido no puedes entrar aquí sin la ayuda de un brujo o hechicero. Y no veo a ninguno de esos con ustedes.
Fruncí el ceño.
–Nadie nos ayudó, Jerry lo hizo solo. –diserté.
Joe dio un paso hacia Jerry, el humano con palidez extendió las manos frente a mi vampiro.
–Escucha. –Balbuceó el mortal–. Antes de que me mates o algo parecido. Sí, tengo herencia y sangre de hechicero. Es por eso, Angelique, que no puedo convertirme en vampiro. Pero estoy con ustedes, no trabajo para nadie. Puedo jurarlo.
Joe asintió sin decir una sola palabra y señaló hacia la cabina de teléfono. Los tres entramos en el diminuto espacio con apenas aire para respirar. Jerry hizo el mismo procedimiento fingiendo marcar un número en el teléfono. De pronto todo se desvaneció convirtiéndose en New York, y era de día. Joe abrió la puerta de la cabina con una patada, salimos de allí rápidamente.
Acto seguido, Joe desenfundó una daga y amenazó a Jerry con el arma azotándolo contra un muro.
–Ahora sí me dirás lo que estás buscando con nosotros, niñito. –Joe apoyó la daga en el pecho de Jerry.
El humano se puso más pálido que antes y miró su pecho asegurándose de que no estuviera herido. Quedé petrificada como estatua.
–De acuerdo, bien. –Jadeó el chico entrecerrando los ojos–. Estoy buscando algo que tú tienes, Joseph.

25 comentarios:

Anónimo dijo...

PRIMERAaaa?? o si!!! jaja me fascino simplemente sin palabras te puedo decir q tambn gfue uno de mis capitulos preferiodos.. aunq amo la nove entera..
lamento muxo lo de tu abu.. ami me paso lo mismo ace 2 meses, asiq te entiendo.. me gusta la idea de abrirte acia otros lectores.. eso te ayudara muxo en tu futura y gran carrera q tienes por delante.. amo tu nove....

tattyJb

Floppy! dijo...

aiiii steph q buen cap.! me encanto! es uno de mis preferidos!
siento mucho lo de tu abuelo, yo se lo q se siente y es horrible, te repitoy te doy mis condolencias,lo siento mucho.
en fin, tambien lo siento x tu pc! ajjaj bueno me encantaron las 2 canciones, amo esas canciones!
eres lo mas steph! te adoro!
ya espero el prox. cap!
cuidate y besitos!
Floppy!

AndyKrats dijo...

OMG! Estoy :O!
No se porque siempre termino de esa forma. tengo tantas dudas perto voy a tener que esperar. AME COMPLETAMENTE EL CAPITULO. Joe es taaaaan bipolar xD me hace acordar a mi ex ¬¬ .Jjajaja pero me encantaria saber que tiene en esa cabezita linda. alguna vez saber que es lo que piensa o siente en verdad. lo comprenderia mejor, porque tengo ganas de asesinarlo. Wooooh es tan emocionante este cap... me comi todas las uñas hasta lo de los pies jajaja mentira =P.
llore y todo, de rabia y tristeza.
Yaaaa quiero saber que es lo que quiere jerry! todos son demasiados misteriosos y sospechosos. y yo que pensaba que jerry era el mas normal y tranquilo.. pero bue pense mal JA!

Sos la mejor... y la novela es unica, tendrias que ganar premios ! :)
y tenes mi apoyo incondicional para tus futuros proyectos sea el protagonista joe o sea quien sea. Lo que vale es tu creatibidad que la verdad la bendigo.
Gracias a vos me entretengo.. ya bue entretener.. mas bien ME VICIO! este es el primer cap que leo tan repido, me enganche y no deje de leer ni un segundo. es mas lo voy a leer otra vez porque ME ENCANTO..!
ahh y gracias por la recomendacion :) nunca vi la pelicula creo pero la vere y depues me compro los libros!

Seguilaaa, mucha suerte!

Aandy!

Cecy dijo...

Hola Steph perdon por lo de tu abuelo enserio yo eh pasado por lo mismo :( pero bueno haci es la vida y no podemos detener el tiempo... ahora con tu novela ME ENCANTA y si hasta ahora es el mejor capitulo de "Seduccion" me encanta y ya quiero ver tus proximas novelas, tanto la de los Jonas que se me olvido el nombre xP y la proxima novela del sexy extraño xD jaja bueno me encantan tus novelas me FASCINO la novela de"Mas ayà de la atracciòn" me encanto y aww el final :D bueno mucho rollo xP ya me voy cuidate y espero que sigas bien con lo de tu abuelo y tu PC Bye

By: Cecy

Anónimo dijo...

Mi mas sentido pesame por lo de tu grandpa :(
Amee este cap! Enserio, amo tu nove steph owen.
Siguelaaa y no sabes la frustracion que me causaba
No leer tu nove desde hace unos 2 dias!
Ya de por si 4 son muchos!!! Espero que tu compu
Se arregle u.u. Bueno bye te amo steph.


Una De tus mas fieles fans,
-aless

yess d jonas dijo...

OMG!!!!

wooo!! estuvo muy muy emocionante y tan hot! ayy cada da vez me enamoro mas de joseph adam blade eh! esk estan loko y sexi no kiesiera saver si fuera asi el verdadero joe serie una lokura !!!

pero me encanto muxo este capitulo y me enoja xk lastima a angi y se nota k ella si lo ama pero saver k se trama joe xk x algo lo a de hacer no??¿
en otra parte me mori esperando el capitulo !! y haste k hoy lo subiste ayyyy grite de emocion!!!

y tengo unas pergunta?
sensacion ya va llegar su fin?
digo xk ya estas empezando con otras nove no?
espero k tenga un final geniasl!!

graciasz x esta nove k me trae bien loka con todas esas emociones !!

eres super y sigue asi espero k este capitulo no tarde muxo!!

cuidate!!

Anónimo dijo...

OH MY JONAS!!! STEPH ME MATASTE Y LO DIJO EN TODO EL SENTIDO DE LA PALABRA, NO ME QUEDAN UÑAS Y HASTA ME DUELE LA CABEZA POR ESTAR ENOJANDOME, EMOCIONANDOME, LLORANDO EN FIN...TENIA MAS CAMBIO DE SENTIMIENTOS QUE UN SEMAFORO Y ESO QUE SOY BIPOLAR (CAMBIO DE ANIMO CONSTANTEMENTE) ASI QUE YA TE IMAGINARÁS!!

LAMENTO LO DE TU ABUELO, TE COMPRENDO, YO TAMBIEN PERDI A MI ABUELA, A MI BISABUELA Y A MI TIO HACE MENOS DE UN AÑO!! MI MAS SENTIDO PESAME!!

DEBO DECIRTE QUE AME ESTE CAP!! ENSERIO TAMBIEN FUE MI FAVORITO!! ME ENCANTO EL HECHO DE QUE VAYAS A HACER OTRA NOVE ASI DE MISTERIO!! ME ENCANTA COMO ESCRIBES, ERES GENIAL Y NUNCA ME CANSARÉ DE DECIRLO!!

OH CIELOS!! ME QUEDE PETRIFICADA CUANDO ANGELIQUE MALDIJO A JOSEPH, Y QUERIA MANDAR LA COMPUTADORA A VOLAR CUANDO LEI EL NOMBRE DE DEBORAH (ESPERO QUE SE ESTE QUEMANDO EN EL FUEGO DEL INFIERNO) ENSERIO..TU NOVE HACE RELUCIR MI LADO MÁS OSCURO Y PERVERSO.

UNA PREGUNTA ¿ES O NO ES JERRY GAY? ESO NO ME QUEDO PARA NADA CLARO. BUENO TE DEJO PORK DEBES DE ESTAR YA HARTA DE LEER MIS LOQUERAS, ADEMAS DE QUE TENGO QUE HACER MI TAREA DE MATH, ARTE, SOCIALES...RAYOS T_T!! BYE. CUIDATE ERES LA MEJOR ATT: PERLA (JOEJONAS15)

Anónimo dijo...

por sierto...ame la cancion de rihanna con eminen!! puedo decir que fue hecha pensando en tu nove!! todo lo que dice es 100 por ciento joseph y angelique!! att:perla (joejonas15)

HaNnY dijo...

HoOlLa Girl siento mucho lo de tu abuelito :( enverdad que si pero te aseguro que el ya esta en otro lugar mejor a ya arriba y siempre estara a tu lado .....
Girl enverdad que me gusto este cap. bueno toda tu nove me gusta incluso hasta llore ¬¬ jaja no es bueno leer novela triste y si a eso le agregas escuchar una cancion triste ps las lagrimas son el resultado peroo es bueno llorar y desahogarse y muyy muyy buena la novela enverdad que si me gusto bastante como siempre Felisidades !!!

Y enverdad lo siento mucho pero animos chica duele si pero la vida sigue que las personas que se nos van te aseguro que no les gusta vernos tristes por ellos asi que animo !!!

Y recuerda aqui tienes una chica que siempre va a estar para lo que se te ofresca aunque no hablemos mucho siempre tendras mi apoyo !!

romina dijo...

DIOS AMO TU NOVELA!! ENCERIO LA MEJOR NOVELA QUE HE LEIDO!! Y VEO QUE TE ENCANTAN LOS VAMPIROS NO?? BUENO AMI TAMBIEN ME ENCANTAN LOS VAMPIROS!! AMO LEER COSAS SOBRE VAMPIROS!! Y AWWW PUSISTE LOVE THE WAY YOU LIE <3 MI CANCION FAVORITA! TE JURO QUE YO LA ESCUCHABA Y PENSABA EN TU NOVE)? ES PERFECTA PARA ELLA!!

Paula dijo...

Amé cada palabra de este capitulo!!! Steph eres mi escritora favorita..!!! Lo siento muchisimo por tu abuelo y comprendo que no hayas subido cap, pero la espera valió la pena :)

Tienes mucho talento y espero con ansias tus proximas novelas! :D

Janerkis JB dijo...

Ya si pueden enterrarme. Dios
como una nove puede ser tan buena??
es qe he leido historias de escritores famosisimos y como
esta no he encontrado ninguna.

Steph mi pesame por tu abue. Sii yo
pase por eso y es super duro esa
perdida. Recuerdo qe mi abue solo
vivia consintiendome jaja tan lindo
qe era

Pero buehh si Dios lo qiso asi
pos debes de aceptarlo.

Bueno mi Geme cuando vea este capi
dedicado a ella saltara de
felicidad. JOJO por si sola es
loca qe sera con un capi como este jaja

Ayy mori. Siempre digo me encantan
los celos y discusiones de
Angie y Joseph siempre terminan
en lo qe me gusta.

Cuanto desearia hacerle todo eso
al Joey jaja
Es mas solo 5 minutos con el
en esos minutos yo logro hacerle
lo qe qiero ayy Dios Joe
como me prendes pendejo jajaj

Steph muero con las otras noves
ya se qe estaran geniales.

Una pregunta
Donde publicaras Another JB Story??
Y
Ya tienes la protagonista??

Qiero mas adelantos
muy golosa yo no??
wii qe emocion
Mas noves para leer y de la mejor
escritora.

Steph siguela pronto cuando puedas.
no te olvides de nosotras qe aqi
estamos para apoyarte.

Weoh qiero saber cual es el protagonista de la nove El Hotel Nightmare. JUJU

Siguela plizz

Steph otra preguntita
Seduccion tendra los mismos capis qe Tentacion o sera mas corta o mas
larga? o como?? jaja
se muchas preguntas sorry

Siguela

Te adoro niña

PD: Tenemos un chico en el blog.
Qe hable el afortunado jaja
No de verdad qe comente aunqe sea
hola jaja

Steph dale confianza para qe nos diga
su nombre juju

Katita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Katita dijo...

¡AAAHHH! Ya puedo morir tranquila x_x Naaah primero tengo qe violarme a Joseph hahahaha!

Ay TE AMOOOO STEPH! Fue maravilloso el capii! Me encanto..mmm ¿qué esta buscando Jerry de Joe? ._. Joe esta raro. Ya me da hasta miiedo, uh juju pero lo amoo! No Steph enseriio Joe me da miedo. Weeeh no te habia dicho pero el apellido Blade me parece super sexy jajja no se porq pero cuando Ange diice su name completo me para...SEXY! Jajajaja!

No weeh yo kiiero sabes ya en qe se metiio este hombre >.< Stoy bn preocupada. Mmmm creo qe te hare otro testamento. OMG Te digoo? Me encantariaa qe Alan se enamorara de otra mujeer ya hahahaha! Odio verlo digo leerlo sufrir :( Me pone maal Jajaja y sii tiene mi name mucho mejor jajajaja! o si soy yo naah es pedir muchoo!

Waah esta novela atrapa muchiisimo enserio, empiezas a leer y ves la parte roja y ya kiieres llegar jojo claro las qe tiienen una mente perversa MUAJAJAJA!

Uy..de donde salio esa risa perversa? jojo! Jajaja ay yaa mii Steph =) Jaja seriio qe me puse a hperventilar cuando vi: "Este capitulo va dedicado a Katita: Mega divertio tu comment" Ahhh jajaja! Me mataste Steph WOW. Ademas el capi estuvo de lujo y pusiste letras en rojo algo qe me encantaa xDD! Jajaja

Bueno ya dejo mii bobada, ah y espero impaciientes tus proximmas novez =) Nos aviizaas ehh! Que yo tengo qe estar ahii si o si 8)

Jajaja ay vdd hoy es el cumple de Nick apodo: Alan xDD!

Naah waah 18 años, me lo como hahaha ya le tengo reservado para sus hermaniitos tambn! jojojo!

Ah y hablando de sus hermanos, cada dia Kev me atrae mas, no se porq ¿Sera porq es prohibido? Ash no tendria qe haberse casado tan joven ¬¬" Mendigo, la virginidad se la tenia qe quitar yo a los tres xD¨

Y como Joseph se case juro qe me mato T.T

Weeh ya me desviie del tema jaja ya ya dejo la tonteriiaa!

Ay 3 diias para el proximo cap , te voy acosar durante esos tres dias osea qe ten alarma en tu casa jajaja!

Te amuuu♥

Psd: Siento mucho lo de tu abuelito u.u Yo ni siquiera los conoci, osea a ninguno abuelo. Pero tengo a mis abuelitas qe me consiente todo jaja! Mi mas sentido pesame nena =)

Att: Katita (=

Fernanda Jonas dijo...

wooow estuvo muii poadre el capitulo y mui hott jeje, ya estaba desesperada xqe subieras, mm espero que se arregle tu compu para que `puedas subir caps mas seguidoo ok...aah y no pude comentar en el cap anterior pero igual estuvo muy bonito...adiooss te cuidas y sigue asi,aah y siento muchho lo de tu abuelitoo no te deprimas tkm ...chao..........AAAW HOY ES EL CUMPLE DE nickk...t3 AMOOOOO

Anónimo dijo...

desde hace muchisiisimo , yo creo que desde que empezo la novela de tentacion eh querido comentar y no eh sabido como JAJAJAJA diras que tonta pero pues es la verdad pero bueno por fin comentare ....
Pues dire que tus novelas son la sensacion de mi mente no puede ser como escribes esas novelas tan maravillosas , espectaculares la vd no se con que palabras descubrirlo pero debo decirte que eres una GRAN ESCRITORA desde tu , yo y el hasta seduccion aunque no esta terminada S: ! jaja ! bueno espero que tu compu se le quiten los viruus y seintooo muchisismo lo de tu abuela enserio Q.E.P.D u.u y pues cuidate steph Y YA SUBE EL CAP QUE ME MUERO DE SABER QUE PASARA LA INTRIGA ME COME VIVA :)
bueno dejare de hablar porque me canse ah y una ultima cosa me pasas tu msn :D ??
bueno cuidate ahora asii
BYEEE !
Ilsevzla - (L)

*Lawis Jonas* dijo...

ok ok si lo que querias era matarme de intriga lo has logrado
en verdad estuvo genial el cap y digo que estuvo genial poruqe tengo la piel chinita me hiciste emocionarme y tratar de seguir leyendo mas y mas pero cuando mas bueno se ponia el cap justo llega el final de este.
wow aveces pienso que mientras en mi casa ya pasaron 5 horas mientras leo tu historia ami solo se me hace que pasaron 5 minutos porque se me hace muy poquito, pero es que cuando algo te gusta quisieras que no terminara nunca.
tienes 100000000000000..... de calificasion me encanto el cap me emocione como nunca en mi vida lo habia hecho tu lograste emocionarme al 100

tkm

nena a porcierto espero que leas mi nove http://lawispidealtiempo.blogspot.com


bueno nena me voy
tkm



bye


=)

Gallethiitha Jonas dijo...

Hola nna buena pues lamento mucho lo de tu abue y se como te sientes hace ya 7 meses que fallecio mi abuelita y se uqeno es facil de superar y mucho menos cuando es la personas favorita pero bueno....Tu capitulo estuvo delujo de verdad me facion aunque aun no logro entender algunas cosas se que pronto lo entendere gracias.A si po cierto estoy apunto de terminar mi novela y necesito algunas ideas ¿Crees que me puedas dar algunas? espero qeu si pies no se me ocurre nada jiji
bueno cuidate bye

IsabellaBreakingDawn dijo...

Primero que Nada..Steph Disculpa por no Haber comentado mas :( Es que no estaba en mi casa...
OH MI DIOS..QUE CAPITULO TAN ESPECTACULAR...Jurooo quee es mi FAVORITO..Llore,Griteeeee,Lloree xD Me ENOJE..WOw!!MUCHAS EMOCIONES JUNTAS..Fue Tan Romantico Molesto Y Triste..CASI ME MUERO CON JOE DIJO:DEBORAH :@ Hahaha..Steph, Quiero que sepas que eres mi IDOLA..Tienes un talento GENIAL, Eres ORGULLO Para lo sociedad xD Hahaha PARA VENEZUELA..Y Quiero que sepas que estare ahi en todo momento apoyandote..y me encanta la idea de una novela de misterio :D GRacias por promocionar la pagina :D Hahaha SIGUE LA NOVE :D QUE ES LA MEJOR DE TODO EL MUNDO...Y Tambien quiero leer mas, y quisiera que me recomendaras libros :D De Vampiros..Te adoro Linda..MUCHO EXIIIIITO..Besos!

Bea dijo...

Me encanto este capitulo. También es el que más me gusta :)
Siento comentar tan tarde pero estoy en mi último año 2ºde Bachillerato y no tengo tiempo para comentarte :)
Pasate por mi blog pronto habrá nuevo capitulo.
Besos

Anónimo dijo...

Steeeephhhhhh como se te ocurre dejarla asii ?? ME QUIERES MATAR ??

Al final no me quedo claro Jerry es gay ?
Como que Joseph me dejo ?? Agg IDiota, Cretinoooo !! Ni lo piense que se va a quedar tan panchoo voy a cumplir mi promesa ;)

SIGUELAAA SIGUELA SIGUELA SIGUELA ME EnCANTAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA! =)

Bea dijo...

nuevo capítulo: http://entrelassombras-bea.blogspot.com/2010/09/capitulo-15.html
Espero que te guste :)
Besos y publica pronto :)

elba montes dijo...

Hola Stephhhhhh!!!!!!

1000 disculpas por no comentar antes, me siento terriblemente mal por no haberlo hecho, espero me disculpes, ME SIENTO PESIMO, espero me perdones te lo prometo que no va a volver a pasar, nunca, nunca, ya casi termino de leer los capitulos que tenia pendientes y me has dejado con la intriga, espero con ansias el siguiente.

cuidate nena

byeeeee

y espero me perdones por no haber comentado durante tanto tiempo, no volvera a pasar.

byeeee

bessoss

ElBa

Beecky dijo...

Waaa Muero Y Revivo!!

Steph tu nove es unicaaa!!!!...

Waaa...ademas me matan los cap *-* y mas los que tienen rojo =D WIIII

Bueee...Mis pensamientos y yo...Waaa...amo que cada cap sea larguisimo!!!

Aunque ahora no xD Jhajha si lo notaste (Igual si no xD) Pff mi tiempo ahora se reduce a entra a tu face salte y ya...

¬¬ Lo peor de tener trabajo...Waaa...esque estoy haciendo mi sueño realidad de estudiar arte =D

Me desvie T.T ok...Pues solo eso...

Jhajha aver repaso:

Que el cap fue genial YA
Hablar de lo rojo YA
Desir mis babosadas xD YA

Bueee ahora si me voy =D
Vuelvo cuando pueda >.<

AMO TU NOVEEEEE!!!

Por sierto sientolo de tu abuelito U.U..El mio ahora esta malito porque tiene diabetes...Buee...Pero el al inicio no se queria cuidar...Y me tengo que enfrenter a que eso es hereditario en mi fam >.<...Pero buee aprendere a cuidarme

†††Beck†††

Jsolsi dijo...

Hola steph! sorry x no entrar, leer y comentar antes. Despues de tiempo que entro__ estuve muy ocupada con los trabajos de la universidad y sobretodo con lo de mi tia....ella murio la semana pasada.. Tenia cancer y estaba en la ultima face de esa enfermedad! Estuve en el hospital en sus ultimos momentos apoyando a mi mama y con lo del funeral y del entierro, y con todos los tramites que se tiene que hacer, ni cabeza para pensar en leer novelas__

No lo tomes a mal pero creo que me comprendes ya que por lo que lei tu abuelo fallecio hace poco. Mi mas sentido pesame! te comprendo perfectamente y no solo por lo de mi tia, sino porque mi abuelo mas querido esta enfermo... tambien tiene cancer y hace dos dias fui a verlo y se veia un poco mal___ no es por ser mala pero talves mi abuelo no dure mucho poque tambien tiene el cancer avanzado si mal no recuerdo :(

Bueno girl! no quiero aburrirte con mis cosas... dejame decirte que el ultimo capitulo que lei de tu nove fue el capitulo 10 creo =O .... si hace mucho!
Me encanto este cap no puedo creer q joe me haya dicho q no me amaba y que jerry me haya usado x) enserio en este cap he aclarado algunas dudas.... enserio no se de donde sacas tanta imaginacion. Eres una excelente escritora, eso ya lo sabes todas te lo hemos dicho miles de veces. Quisiera saber si me puedes dar tu msn.. o bueno agregar al msn sol_leo_6@hotmail.com <<< ese es mi e-mail.

Sube el cap 14 pronto please... quiero saber que quiere jerry de joe!.. y tambien saber si en realidad jerry es gay xD
cuidate mucho querida!
exitos y bendiciones
bye

Sincerely,
Jhelen Solsire

VISITAS

.

.